mercado

Las obras del mercado de Parque Venecia comenzarán este año

El de Parque Venecia será el primero de los cinco nuevos mercados públicos proyectados para los próximos diez años dentro de la Estrategia Municipal de Mercados, que seguirán el modelo del ya instalado en Valdespartera. Según el responsable de Urbanismo, Pablo Muñoz, las obras comenzarán a finales de este año y está a punto de sacar los pliegos de condiciones para el contrato.

El Ayuntamiento cedió para la operación una parcela de 3.500 metros cuadrados a Mercazaragoza para que se ponga en marcha la instalación que contará con un supermercado privado, 12 puestos para detallistas, una cafetería y un aparcamiento subterráneo de entre 60 y 70 plazas.

Durante la inauguración del nuevo espacio ECO-Gastronómico del Mercado Hernán Cortés-Goya, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha destacado que el “plan ambicioso de crear cinco mercados en los próximos ocho años está ahí, el de Parque Venecia podría estar pronto, se puede ir a buen ritmo siempre pensando en que esto generará nuevos puestos de trabajo y dará salida a producto fresco de Mercazaragoza”.

Nuevo espacio

El nuevo espacio de Hernán Cortés-Goya se ha beneficiado de la convocatoria de subvenciones del Ayuntamiento de Zaragoza para el emprendimiento de mercados 2018, con lo que han podido llevar a cabo una actualización y desarrollo de una nueva imagen.

Los trabajos han consistido en pintado de las paredes interiores del mercado, abrillantado de suelos, colocación de cubiertas de lonas decorativas para los puestos vacíos con el fin de lograr una mayor uniformidad de la imagen del mercado (en la imagen superior de zaragoza.es, el mercado en funcionamiento en la mañana de este miércoles 27 de marzo).

La creación de espacios como el gastronómico en la plaza central uniendo varios puestos vacíos y realizando las obras pertinentes como el cambio de iluminación con bombillas LED con el fin de minimizar el contacto ambiental del mercado.

Además de esto, también se potencia su presencia en redes sociales y se trabaja en la rehabilitación de la calle interior del mercado en la que se accede desde avenida de Goya.

El nuevo mercado de Parque Venecia funcionará a finales de 2019

El nuevo mercado municipal de Parque Venecia estará en funcionamiento a finales del próximo año. Su fisonomía será similar a la del mercado de Valdespartera, con zona de puestos de detallistas para productos perecederos y anexo un supermercado. La empresa distribuidora que gestione el supermercado será también la encargada de construir el edificio de tres plantas, con aparcamiento subterráneo de 70 plazas, planta baja de mercado-supermercado y primera planta para oficinas.

Las previsiones municipales apuntan a que a principios de 2019 se adjudique el proyecto a una distribuidora e inmediatamente comiencen las obras para que el mercado esté operativo a finales de año (en la imagen superior, recreación del exterior de la futura instalación comercial).

Pese a que la fórmula de compaginar el mercado de abastos con la superficie comercial ya se ha ensayado con éxito en Valdespartera, en este caso será diferente el sistema de construcción del edificio.

En Valdespartera la financiación y ejecución del proyecto corrió por cuenta de la empresa pública Mercazaragoza. En esta ocasión habrá un concurso para que sea la adjudicataria del supermercado la empresa que se encargue también de la financiación y construcción del edificio, un proyecto que prevé una inversión de unos 2,7 millones de euros.

Concesión

La distribuidora dispondrá de una concesión a 25 años del supermercado, mientras la gestión de los puestos de productos frescos pasaría a Mercazaragoza y también la gestión del supermercado al cabo de esos 25 años, junto con la reversión de la construcción. Posteriormente, al cabo de 50 años, se cederán los puestos de detallistas y la propiedad del edificio al Ayuntamiento.

El proyecto de Parque Venecia forma parte de la estrategia municipal de mercados de barrio del Ayuntamiento para la creación de cinco nuevos espacios comerciales de venta de productos perecederos de proximidad en los próximos diez años en otros tantos distritos de la ciudad.

El Ayuntamiento ya ha cedido a Mercazaragoza por 50 años una parcela de 3.555 metros cuadrados en Parque Venecia, delimitada por la calle Ronda Hispanidad, avenida de la Policía Local, calle Batista Pranesí y la calle Tiziano.

La parcela es colindante a la superficie comercial de Lidl, “pero esto no nos importa porque buscamos una clientela diferente”, ha precisado el director general de Mercazaragoza, Constancio Ibáñez.

Fórmula exitosa

A este respecto, el responsable de Mercazaragoza no duda de que la fórmula de mercado y supermercado funcionará con éxito en Parque Venecia, como ya lo ha hecho en Valdespartera, “puesto que se trata de perfiles de población similares, con demandas de consumo parecidas”.

Respecto a la novedosa fórmula de financiación y construcción del mercado, Ibáñez ha subrayado que se trataba de un nuevo modelo ventajoso para su empresa, que se libera de realizar una importante inversión, “lo cual nos permitirá dedicar esos fondos a nuestra función primordial de mercado de abastos”.

El responsable de Mercazaragoza ha alabado el programa de desarrollo de nuevos mercados públicos y ha abogado también por el impulso de los mercados de titularidad privada, “que también son de la ciudad”, además ha subrayado que “nuestra misión es que haya más detallistas, que a la definitiva son nuestros clientes”.

Por su parte, tanto el alcalde, Pedro Santisteve, como el concejal responsable de Mercados, Pablo Muñoz, han destacado que con el impulso a los nuevos mercados de barrio se pretenden fomentar unos hábitos de compra más saludables, con la adquisición y consumo de productos frescos y de proximidad.

En la presentación del proyecto del nuevo mercado y del programa conjunto en otros barrios de la ciudad han estado presentes también representantes del grupo municipal de Chunta Aragonesista, que en su día impulsó el mercado de Valdespartera y que el pasado año propició la introducción de una enmienda en los presupuestos municipales para desarrollo de la iniciativa en Parque Venecia.

El mercado agroecológico se traslada a la plaza San Bruno

La Muestra Agroecológica que semanalmente se celebra en la plaza del Pilar de Zaragoza, en el entorno de la Fuente de la Hispanidad, se trasladará a partir de este sábado, 17 de noviembre, y hasta el sábado 19 de enero, ambos inclusive, a la plaza San Bruno, detrás de La Seo, en su horario normal de 8.30 a 14.00 horas.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha explicado en una nota de prensa que este cambio de localización transitorio se debe a la celebración de las fiestas navideñas y la instalación de diversas atracciones asociadas a las mismas en el espacio que actualmente ocupa la Muestra Agroecológica.

La concejalía de Medio Ambiente ha invitado a las numerosas personas que compran habitualmente en la muestra a que continúen prestando su apoyo a quienes semanalmente venden fruta, hortalizas, frutos secos, pan, lácteos y legumbres en ella.

El Ayuntamiento se ahorrará dos millones anuales con la compra directa de energía

El Ayuntamiento de Zaragoza ultima los trámites para realizar la compra directa de energía en el mercado energético mayorista, lo que podría suponer un ahorro para las arcas municipales de en torno a dos millones de euros al año al eliminar la figura intermediaria de la empresa comercializadora. Los planes municipales se concretarán en los próximos meses y se espera que a principios de 2019 pueda iniciarse la compra directa de energía.

En la actualidad el Ayuntamiento de Zaragoza consume en sus 1.800 puntos de suministro unos 120 Gw/año, lo que supone un gasto de unos 18 millones de euros, aunque este año es previsible que la factura se rebaje hasta los 16,5 millones, según ha apuntado la concejala de Medio Ambiente, Teresa Artigas.

La edil ha subrayado que a lo largo de la legislatura se ha reducido en cuatro millones la factura anual energética del Ayuntamiento, además de que todas las fuentes de energía de que se nutren las instalaciones municipales están certificadas como de origen renovable.

Artigas ha subrayado que la incorporación del Ayuntamiento como consumidor directo de energía y comprador autorizado en el mercado mayorista se inscribe dentro de los planes municipales de que la Corporación “sea ejemplar en cuanto al ahorro de consumo de energía para luchar contra el cambio climático, además de que su origen sea de fuentes renovables”.

Modificación presupuestaria

Para que el Ayuntamiento de Zaragoza pueda acceder al mercado mayorista energético debe modificar las bases de ejecución del presupuesto de este año, de forma que disponga de liquidez inmediata todas las semanas para acceder a la compra de energía, cuya cuantía se calcula día a día y cuyos pagos deben efectuar los consumidores directos en el plazo de dos días.

Para ello se llevará a la próxima comisión de Economía la propuesta de modificación de las citadas bases de ejecución del presupuesto, de forma que se habilite la figura de anticipo de caja. Este sistema le permitirá al Gobierno municipal disponer de dinero efectivo para hacer frente a los pagos de la energía adquirida de forma directa puesto que podrá disponer de 12 millones de euros al año para destinar la adquisición de energía.

En la actualidad, el Ayuntamiento de Zaragoza adquiere la energía que consume a través de un intermediario, que es la comercializadora de Gas Natural, ganadora del concurso convocado en su día. Esa gestión le cuesta unos tres millones de euros anuales.

Ahorro notable

En cuanto se constituya como consumidor y comprador directo de energía, esa factura se reducirá a tan solo 90.000 euros anuales, que son los que deberá abonar a la entidad que habrá de representarle en el mercado mayorista de energía, tal y como obliga la reglamentación.

En noviembre se prevé tener listo el pliego de condiciones para convocar el concurso para la designación de representante y en esas mismas fechas los responsables municipales quieren tener listos todos los trámites para iniciar la compra directa de energía.

La gestión de compra directa de energía se desarrollará de forma virtual durante uno o dos meses hasta ajustar todo el operativo.

La concejal de Medio Ambiente ha subrayado que en paralelo al proceso para la compra directa de energía, el Ayuntamiento continúa con el operativo para dotar a edificios municipales con placas fotovoltaicas de producción de energía solar limpia.

A este respecto ha indicado que el centro cívico Esquinas del Psiquiátrico, el CDM Pepe Garcés o los edificios de Bomberos y Policía, que funcionan las 24 horas y son los que más energía consumen, se encuentran entre las prioridades municipales para dotarlos cuanto antes de medios de autoconsumo energético.

El mercado de Valdespartera ya dispone de servicio a domicilio

Con tan solo un clic los vecinos de Valdespartera pueden disponer de productos frescos en su domicilio. Y es que el mercado detallista de este barrio se ha unido a la iniciativa de mizesta.com. De este modo, se ha convertido en un centro virtual que busca revolucionar el concepto de compra para unirlo a las nuevas tecnologías.

A través de esta web, cualquier vecino de la capital aragonesa puede recibir en el plazo de dos horas productos como fruta, verdura, carne o pescado. “Lo que hacemos es potenciar siempre la compra del producto fresco de este mercado”, ha comentado el director de estrategia digital del grupo Iberoebro, promotor de T-ZIR (Centro de Innovación en Retail de Zaragoza). “Aunque también se puede complementar con productos de los supermercados Día y Mercadona”, ha añadido.

Este servicio, disponible desde hace dos semanas, ha tenido una acogida “positiva” y, aunque todavía está por ver cómo será su evolución y si aumentará el número de usuarios, la empresa promotora no descarta ampliarlo a otros mercados de la ciudad.

Apoyo del PP

El concejal del PP, Jorge Azcón, ha comprobado la importancia de este tipo de iniciativas este viernes en los pasillos del mercado del paseo de los Olvidados. Se ha reunido con los impulsores de este proyecto, quienes les han explicado de primera mano en qué consiste la estrategia de venta que siguen y cómo, de esta manera, “se potencia el consumo de productos frescos”. Azcón ha alabado esta idea y ha exigido al Ayuntamiento de Zaragoza que invierta en este tipo de iniciativas ya que, según ha informado “potencian la economía de la ciudad”.

“Los nuevos puestos del mercado central no han tenido el éxito que nos hubiera gustado y el mercado de San Vicente de Paúl no ha tenido impulso suficiente” ha alegado Azcón. El concejal ha criticado que el Consistorio no pone en valor este tipo de mercados y ha exigido más estrategias de proyectos tecnológicos que promuevan la compra virtual en los mercados detallistas de la capital aragonesa.

“Queremos que Zaragoza sea la ciudad de España en 2025 que más dinero invirtiera en nuevas tecnologías e innovación. Y yo creo que eso es posible”, ha asegurado. Además, ha apuntado que la gran transformación que vendrá en los próximos años “estará ligada a los cambios tecnológicos que tendrán lugar fundamentalmente en las ciudades”.

De esta forma, tanto desde la empresa impulsora de MiZesta, como desde el grupo municipal del PP, han asegurado que se puede multiplicar el comercio minorista en Zaragoza.

Iniciado el proceso para el mercado público de Parque Venecia

El Ayuntamiento de Zaragoza ha firmado el acta de cesión a Mercazaragoza del derecho de superficie durante los próximos cincuenta años de una parcela de titularidad municipal, para posibilitar la construcción del futuro nuevo mercado público en Parque Venecia.

Esta actuación, según ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza en un comunicado, constituye el primer paso del Plan Mercados Siglo XXI, que tiene como objetivo la construcción de cinco mercados municipales nuevos en los próximos cinco años.

Todo ello con el fin de extender a las principales zonas de la ciudad el servicio de mercado público municipal.

Similar al de Valdespartera

Consistirá en una parcela de suelo municipal delimitada entre la Z-30 (Ronda de la Hispanidad), la avenida de la Policía Local y la avenida de Tiziano, con una superficie de 3.556 metros cuadrados.

Según fuentes del Ayuntamiento, se tiene previsto comenzar de manera “inmediata” los estudios técnicos para construir un mercado similar al de Valdespartera (en la foto superior), donde se combina una superficie comercial con los puestos de detallistas.

Con esta cesión y puesta en marcha del proceso, el Ayuntamiento de la ciudad pretende impulsar la estrategia municipal para reforzar los mercados municipales, los de los barrios así como el modelo de ciudad vinculado a la creación y puesta en marcha en Zaragoza de un modelo de ciudad alimentariamente sostenible, de huerta y de mercados.

La Muestra Agroecológica: templo de la alimentación sana y sabrosa

¿En qué se diferencia una verdura, una hortaliza o una fruta ecológica de una convencional tratada con productos químicos, cosechada a destiempo, conservada largos días en refrigeradores y quizá transportada desde un centro de producción ubicado a miles de kilómetros?

Aparentemente en nada. ¿En nada? ¿Seguro? Vamos a la Muestra Agroecológica de la plaza del Pilar, ahora en la plaza de San Bruno por condicionantes navideños hasta el 20 de enero. Fijémonos bien. Mmmm… esas borrajas parecen más verdes, grandes y brillantes que las del supermercado, además de que sus hojas están perfectas; ¿y aquellas coliflores?, su amarillo pálido resplandece, brilla también; ¡andá!, el contraste del blanco inmaculado del tallo con el verde intenso de las hojas de esas acelgas es increíble.

Vamos a catarlas con otros sentidos. El tacto. Mmmm… en general son más blandas y si las aprietas un poco empiezan a soltar jugo. ¿Y las manzanas? ¡Qué suaves! ¿Y eso de ahí, qué es? “Achicoria”, aclara el tendero-productor, “pues parece perejil grande”. “Jajaja, te aseguro que no sabe a lo mismo, además, anda, huélela”. “¡Ostras! No es perejil, desde luego”.

El olor, otro distintivo. Estas hortalizas y frutas huelen mucho. Huelen a campo, a naturaleza, a vida. En el supermercado pasas por la zona de frutas y verduras y huele igual que en el resto, o sea, a nada. Todo aséptico y limpito. Pero con poca vida. En los puestos de San Bruno sin embargo se percibe la energía de la tierra.

Y ahora, la prueba de fuego: el sabor. Algunas frutas se pueden catar allí mismo. ¡Oh, cielos! ¡Una manzana con tremendo sabor a manzana! ¿Y esta pera? No es muy agraciada, pero la muerdes y su jugo te pringa deliciosamente los labios y hasta el gaznate. Con las verduras, ya en casa, se produce el éxtasis. ¡La acelga sabe como la que cocinaba la abuela en el pueblo! ¿Y esas cebollas de piel morada que se ponen blandas y jugosas al pocharlas? ¡Qué maravilla!

Educación

¿Conocen esto las consumidoras y consumidores de Zaragoza y Aragón? Rotundamente, no. “Falta una gran labor de educación y concienciación. Y ahí deben intervenir las instituciones. Para que no pase como en un colegio, que le aparece un pulgoncito a un niño en un plato de lechuga ecológica, se monta el cisco y se tiran todas las plantas. Si no se utilizan químicos, a veces se cuela algún bicho. Pero se quita y se puede comer el producto. Y no digamos los demás del mismo lote. Eso no lo saben ni los niños ni sus padres ni sus profesores ”, dice Carmelo, de la empresa Ecomovera, que también regenta un puesto cedido por el Ayuntamiento en el mercado de Valdespartera.

Y es verdad. También en las espinacas de la abuela salía alguna vez algún bicho. Pero lo quitábamos y seguíamos comiendo. No pillamos infecciones graves. De momento, aquí seguimos. Cultura del consumo natural. Justo lo que falta ahora en Aragón, donde se comen “tres o cuatro veces menos productos ecológicos que en País Vasco, Navarra o Cataluña”, incide de nuevo Carmelo. A Francia, mejor ni se la menciona para no sonrojarnos, aunque bueno sería imitarla.

José Carlos Sáinz, en su puesto de la plaza San Bruno

Cultivar en armonía con la naturaleza

Cultivo y procesos armoniosos con la naturaleza. Básicamente la agricultura ecológica se trata de eso: de recuperar modos tradicionales (aunque mecanizados) de cultivar, de laborar la tierra y las plantas sin intervención de productos químicos, de cosechar en su momento para lograr mejores productos y poder consumir más sano.

“Nosotras no hacemos sino trabajar como lo hacía mi abuelo”, asegura Laura Marcén (ingeniera agrícola), quien junto con su hermana (ex filóloga) dirigen Ecomonegros, una empresa productora de pan, harinas y semillas especiales (autóctonas) de trigo, con sede en Leciñena y con dos tiendas en Zaragoza.

Son de las pocas mujeres presentes en el mercado de la Muestra. A ellas les viene de familia. De hecho, su padre es el agricultor que se encarga de las 100 Ha con que cuenta la explotación. ¿Sólo él? “Sí, con buena maquinaria y siendo tierras de secano, se puede hacer”, aclara Laura, que junto con otras 11 personas forman ahora la plantilla de la empresa, “cuando empezamos éramos cuatro y sobrábamos tres, jajaja”.

Su empresa es una buena muestra de que de la agricultura ecológica se puede vivir. Los 23 productores presentes en la Muestra de plaza del Pilar (San Bruno), que funciona desde hace cinco años, salen adelante y colaboran para mantener a sus familias gracias al producto de sus huertas, que venden en el mercadillo fresco o envasado. José Carlos Sainz, agricultor de Tarazona y representante del mercadillo lo corrobora con una franca sonrisa. A este hombre se le ve feliz. “Sí, me gusta lo que hago y es muy satisfactorio saber que proporcionas productos sanos y que respetas el medio ambiente”.

Y eso que él no llegó a la agricultura sólo por gusto. De hecho, aterrizó de manera un tanto abrupta en la huerta donde ahora cultiva 9 hectáreas que generan hasta 40 productos distintos: “cerró la fábrica de una multinacional del automóvil en la que trabajaba”. Pero visto con perspectiva, casi le hicieron un favor, disfruta de su labor y señala orgulloso que de su huerta “viven seis personas”.

Compradores en el puesto de Ecomovera

Cooperativismo y comercialización

De las tierras de la cooperativa La Sazón también viven unas cuantas personas. La forman ocho socios con explotaciones (10 Ha) en varias localidades oscenses, ninguna de ellas distante más de 120 kilómetros de Zaragoza, requisito imprescindible para poder vender en la Muestra (a excepción de los cítricos, que vienen de Valencia). Llevan desde el año 2000 con la agroecología y desde 2014 forman cooperativa. Son un excelente ejemplo de cómo deben funcionar las cosas en este ámbito: asociarse, organizarse, planificar las campañas de siembra y producción especializándose cada uno en varios cultivos y compartir la distribución de los 75 productos que extraen a la tierra.

Comercialización y distribución son los grandes retos de los productores agroecológicos aragoneses reunidos en la Muestra de plaza del Pilar (San Bruno). Porque la clave para consolidar y expandir los negocios es llegar al consumidor y hacerlo con un solo intermediario (del productor, a la tienda).

La Muestra impulsada por el Ayuntamiento de Zaragoza ha abierto y sigue abriendo muchas puertas a los productores. Todos ellos así lo reconocen. Pero anhelan otro impulso institucional para educar a los consumidores, para promover el producto, para comercializarlo, para distribuirlo y para venderlo a un precio que es muy poco más caro que el convencional, debido a la mayor carga de trabajo que implica cultivar y cuidar la tierra sin fitosanitarios.

Un ejemplo: José Carlos Sainz subraya que el pequeño comercio de barrio es una buena vía para llegar al consumidor, él lo comprueba en Tarazona y ya tiene acuerdos con varias tiendas en Zaragoza. Carmelo, de Ecomovera, corrobora la tesis, pero matiza: “Es absurdo que yo tenga que cultivar y luego coger la furgoneta para ir a vender 20 o 30 euros a una tienda, donde coincido con otro productor-vendedor ecológico, que está colocando otros 20 euros de mercancía”.

Lo de llegar a más consumidores sin sobrecargas y de forma organizada y eficiente se lograría con mayor espíritu cooperativo y asociativo (La Sazón son un buen ejemplo). Ha habido intentos, pero de momento han fracasado. De hecho, los productores de la Muestra no se han puesto de acuerdo ni para ofrecer los productos en bolsas biodegradables con un logotipo unitario (la verdad es que llama la atención que en el mercadillo agroecológico se envuelva la mercancía en indecorosas y contaminantes bolsas de plástico).

Uno de los productores jóvenes de la Muestra

La dificultad de asociarse

¿Dónde está el problema? Quizá falte algo más de impulso institucional. Pero responsables del sector y los propios productores coinciden en que “hay mucho individualismo y mucha desconfianza típicos aragoneses”, como señala Carlos Polo, miembro del sindicato UAGA, entidad con la que el Ayuntamiento de Zaragoza mantiene un acuerdo para promover la agroecología y la Muestra de plaza del Pilar (San Bruno).

Polo, que coordina y supervisa este espacio de venta en el que los productores simplemente pagan la cuota municipal de 20 euros por ocupación de espacio público, asegura que lo ideal sería que los propios productores, con o sin respaldo institucional, crearan sus canales de distribución. “Pero es muy complicado. El campo es muy individualista. Y son aragoneses. Ponerse de acuerdo no es fácil. Lo hemos intentado sin éxito, de momento”, asegura Polo.

La situación contrasta con zonas vecinas como el sur de Francia o Navarra, donde los productores ecológicos funcionan asociados y coordinados. A ello les empuja también la fuerza de los propios consumidores, asociados también a su vez, “que reclaman eficacia, producción abundante y buena comercialización”, aclara Jonathan, uno de los productores más jóvenes de la Muestra.

Los recelos a integrarse en cooperativas pueden derivar también del riesgo que implica dedicarse a este tipo de agricultura. Carlos Polo indica que “la inversión mínima es de 10.000 euros por hectárea cultivada, pero se puede ir fácil hasta los 30.000 euros. Si además tienes que comprar las tierras, las cifras se disparan por encima de los 50.000 euros por hectárea”.

Esto explica que algunos de los 23 productores de la Muestra (10 de ellos incorporados recientemente a la agricultura) sigan adelante con muchas dificultades. Polo asegura que una buena distribución para llegar a más puntos de venta ayudaría a mejorar el panorama.

La precaria situación de algunos productores no pone en riesgo la garantía de producción ecológica. Todos los integrantes de la muestra deben contar con certificados emitidos por rigurosas entidades especializadas que los inspeccionan al menos una vez al año y deben estar registrados en el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica.

Impulso a la huerta zaragozana

Tanto Polo como Julia Mérida, responsable municipal del impulso a la huerta zaragozana y a la agricultura ecológica, coinciden en que Zaragoza podría alimentarse de su propia huerta con productos agroecológicos. Ofrecen datos. El término zaragozano cuenta con 12.000 hectáreas de suelo fértil. En la actualidad se cultivan de forma ecológica para consumo humano sólo 150 hectáreas. Se calcula que una hectárea puede producir unos 50.000 kilos de alimentos al año. El consumo medio aragonés de hortalizas y verduras es algo superior a los 150 kilos al año por persona. Con 1.500 hectáreas de cultivos ecológicos podría abastecerse toda la ciudad.

Pero aunque el Ayuntamiento está haciendo un gran esfuerzo para recuperar y ampliar la huerta, con reconocimientos por esa labor a nivel estatal e internacional, “no es fácil. Los productores de forrajes para animales, que son los mayores propietarios de los terrenos fértiles, son reacios a vender parcelas, porque les va bastante bien”, precisa Mérida.

La competencia con otros territorios peninsulares con climatología más benévola y mano de obra más barata también es difícil de afrontar. Pero el actual equipo de gobierno de ZeC tiene como objetivo tratar de alcanzar la cifra de más de 600 hortelanos con que contó en su día Zaragoza (ahora apenas hay unos 25), porque “merece la pena invertir en salud y en respeto al medio ambiente y a una cultura agrícola secular”, indica la responsable municipal.

La escuela de agricultura ecológica es uno de los arietes del proyecto. En dos ediciones se han formado 62 personas y surgieron 12 proyectos, de los que sobreviven 10.

El acceso a la tierra es uno de sus principales problemas. Ahora, el Ayuntamiento podrá paliarlo en parte porque cuenta desde hace escasos meses con una finca de 13 Ha en La Alfranca, cedida por la DGA, donde se prevé desarrollar un proyecto colectivo para varios agricultores ecológicos.

La muestra agroecológica se traslada a la plaza de San Bruno

La Muestra Agroecológica que semanalmente se celebra en la plaza del Pilar de Zaragoza, en el entorno de la Fuente de la Hispanidad, se traslada desde este sábado 18 de noviembre y hasta el 20 de enero a la plaza de San Bruno.

El cambio de localización temporal se debe a la celebración de las fiestas navideñas y a la instalación de diversas atracciones en el espacio que actualmente ocupa la muestra en la plaza del Pilar, ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza.

La Concejalía de Medio Ambiente invita a quienes compran habitualmente en la muestra que continúen prestando su apoyo a los agricultoras que semanalmente venden fruta, hortalizas, frutos secos, pan, lácteos y legumbres, todos productos ecológicos y de cercanía.

Hábitos de consumo responsables

El Mercado Agroecológico, que fue impulsado por varias entidades (Comité Aragonés de Agricultura Ecológica, UAGA – COAG y CERAI), con el apoyo de la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, ha conseguido afianzarse y demostrar que la sostenibilidad, la proximidad y la confianza son criterios de gran importancia a la hora elegir qué tipo de alimentación queremos.

Esta muestra agroecológica de Zaragoza es una herramienta de promoción de hábitos de consumo responsables entre la ciudadanía, dando a conocer y ofreciendo productos ecológicos de temporada de la zona del Valle del Ebro, ofreciendo un precio justo tanto para agricultor como para consumidor ya que no requieren de intermediarios.

Todos los productos proceden de la producción ecológica y están certificados por el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica, lo que asegura que la oferta carece de residuos químicos, de plaguicidas, pesticidas y la ausencia de transgénicos.

Los mercados necesitan renovarse: cierran dos por año

Los mercados zaragozanos se cierran a un ritmo de dos por año. Un total de 28 lonjas han cerrado sus puertas durante los últimos catorce años, desapareciendo con ellos 659 puestos de detallistas. La capital aragonesa cuenta en la actualidad con 45 mercados, aunque en ellos hay 869 puestos cerrados.

Desde el sector se han mostrado preocupados con esta situación, aunque aseguran que este tipo de comercio tiene futuro. Pero para ello, apuntan, hay que cambiar varios aspectos y adaptar este tipo de negocio a la actualidad.

Pese al estado “crítico” de algunos de esos mercados, otros funcionan bien. Es el caso del de Valdespartera, el Mercado Central, el de Delicias y el de Puerta Sancho, que se encuentran al 75% de su actividad.

Nuevos modos de venta y compra

Tal y como ha explicado el gerente de UPTA, Raúl Machín, es necesario introducir las nuevas tecnologías en el sector para mejorar la situación e impedir que se cierren más mercados. “Hay muy pocos mercados con página web, reparto a domicilio y hay muy poca experiencia en venta online”, ha apuntado Machín. Al mismo tiempo, ha lamentado que también hay pocas campañas de publicidad ya que, ha dicho, suelen ser “dispares y sin organización”.

Además, desde también instan a la administración a mejorar las condiciones fiscales. Según el secretario general de UPTA, Álvaro Bajén, habrá que hacer “aplazamientos fiscales, aplazamientos especiales en la Seguridad Social, implantación de la sucesión y el traspaso de negocios, fiscalidad cero para los nuevos autónomos, plan de fomento y abandono de la actividad y jubilación y relevo generacional y proyectos de implantación tecnológica”.

Jornada de debate

Todos estos temas serán tratados el próximo 2 de octubre en una jornada organizada por UPTA, Zamas, el Ayuntamiento de Zaragoza y la Cámara de Comercio, donde tendrá lugar el evento.

Bajo el lema “Los mercados de barrio, necesarios y con futuro” diversos expertos abordarán diferentes aspectos relacionados con este tema. Comenzará a las 16.30 horas y es de entrada gratuita.

Luz verde a la ampliación de instalaciones de MercaZGZ

El Consejo de Administración de Mercazaragoza ha dado luz verde este martes a la propuesta de ampliación de suelos de la plataforma logística agroalimentaria. La propuesta, defendida por el Gobierno, ha contado con los votos a favor de Zaragoza en Común, PSOE y de la propia Mercasa, así como con la abstención de CHA y Ciudadanos y los votos en contra de PP.

La necesaria ampliación de suelos Mercazaragoza evitará el más que probable colapso de la plataforma por la falta de suelos para la implantación de nuevas empresas y evitará la futura salida de otras compañías que han trasladado sus instalaciones a otras plataformas logísticas como Plaza. Es decir, que se trata de una oportunidad para atraer nuevas empresas e inversiones.

La propuesta se concreta en la futura adquisición de 92.000 metros cuadrados, ubicados junto al monasterio de Cogullada, propiedad de la Fundación Ibercaja que permitirán esa ampliación.

Intercambio

La propuesta se enmarca en un convenio general por el cual la ciudad obtendrá además el ansiado Espacio Goya, mediante la ampliación del Museo Camón Aznar y la colaboración municipal en ese proyecto. La ampliación se podrá llevar a cabo con la entrega de un solar del Ayuntamiento en la parte posterior del Palacio Camón Aznar, que a partir de ahora pasará a ser de equipamiento cultural para toda la ciudad.

En este convenio también el Ayuntamiento obtiene la titularidad de un equipamiento educativo situado en Vía Hispanidad nº 117, donde se ubica actualmente una guardería de la Fundación Ibercaja, que continuará con su uso. Otra parte de la parcela será destinada para uso residencial, con capacidad para la construcción de 62 viviendas, que recibirá la Fundación Ibercaja como contraprestación a las entregas al Ayuntamiento (ampliación para Mercazaragoza, guardería y suelo donde se ubica y participación en el Espacio Goya).

Esta propuesta aprobada este martes 25 de julio en el consejo de administración de Mercazaragoza deberá ser ratificada en la Comisión de Urbanismo y luego en el Pleno, ya que ex¡ge una modificación del Plan General de Ordenación Urbana y, por tanto, la mayoría absoluta de sus miembros.

Aumento de actividad

La ampliación de los terrenos de Mercazaragoza es otra de las demandas que la empresa ha manifestado como prioritaria en los últimos años para atender las necesidades de los operadores, el aumento progresivo de su actividad y el nuevo servicio denominado “Canal frío”, que se presta desde el pasado mes de diciembre a través de la Terminal Marítima de Zaragoza (tmZ) y que consiste en la logística de contenedores para el transporte de mercancías bajo temperatura controlada (reefer).

Es precisamente el imparable crecimiento de tmZ el que ha llevado a proyectar una ampliación de los terrenos en la zona anexa a las actuales instalaciones ferroviarias, sin renunciar a la ampliación futura de Mercazaragoza mediante la incorporación de terrenos disponibles al otro lado de la carretera de Cogullada.