molestias

Los vecinos reclaman que se apruebe cuanto antes la nueva ordenanza sobre ruido

La Plataforma de afectados por el ocio nocturno en Zaragoza ha instado este viernes al Ayuntamiento de la capital aragonesa a seguir adelante con la nueva ordenanza contra la Contaminación Acústica de Zaragoza por las consecuencias positivas que tiene para la ciudad y para que se apruebe en abril.

Esta plataforma, integrada por las asociaciones Escuela y Despensa, Lanuza, La Harta, La Huerva, Las Cuatro Plazas, Stop Ruido Casco Histórico y Vía Romana, ha comparecido por primera vez en rueda de prensa tras su constitución para afrontar el grave problema que provoca el ruido del ocio nocturno en la ciudad y para exponer su postura ante la nueva ordenanza de Zaragoza, en periodo de exposición pública.

Una normativa a la que la organización, como ha explicado Miguel Morte, ha aportado alegaciones durante todo el proceso participativo y que ahora “no se puede reducir al interés de los hosteleros o de la ciudadanía” en alusión a las críticas que desde el sector hostelero se ha lanzado contra la ordenanza y que piden paralizar.

En este sentido, desde esta organización se ha advertido que los bares “no tendrán que gastar ni un euro en reformas y si lo hacen es porque no cumplen la ley actual, no porque las normas las ponga ahora la ordenanza”, al recordar que existe una ley de rango superior, la estatal, de 2001, a la que la de Zaragoza está obligada a adaptarse.

Apelaciones a la hostelería

Desde Stop Ruido, su presidente, Antonio Pérez, ha subrayado que solo es una parte pequeña de la hostelería la que produce el daño y a la que hay que pedirle “respeto”, de ahí que la nueva normativa les reconozca como “responsables solidarios”.

Por eso, al portavoz de Escuela y Defensa, Pedro Martínez, le genera “inquietud” al tiempo que califica de “barbaridad” que el sector hostelero pida la paralización de la ordenanza cuando además, a juicio de Antonio Pérez, estos locales son el “germen” del ruido porque “cuando están abiertos hay ruido y cuando están cerrados, no”.

Entre los argumentos que utiliza esta organización para dar una solución al problema del ruido, que, recuerdan, lleva 40 años sin solución, figuran la vulneración del derecho a la vida privada, a la salud, a la protección contra la contaminación acústica y a la inviolabilidad personal y familiar que establece la Constitución y a la relación directa que existe entre el ruido exterior y la actividad de los locales de ocio.

Medición de ruido

Para demostrar sus argumentos, la plataforma ha recurrido a la medición del ruido que se produce en determinadas calles con una empresa homologada que ha constatado que en las calles Mayor, Espoz y Mina y Cuatro de Agosto, donde se han instalado los sonómetros, entre el 44 y 52 % de las noches los valores se sitúan por encima del máximo establecido en los objetivos de calidad ambiental y está generando un “problema de salud pública”.

Por su parte, la asociación vecinal Lanuza Casco Viejo ha decidido iniciar una campaña de información para advertir a los usuarios de las actividades entorno al Centro de Música Las Armas del problema sanitario que les supone el ruido y suciedad que se genera.

Todas estas organizaciones consideran un avance la nueva normativa y piden además la necesidad de declarar el distrito del Casco Histórico como zona de especial protección, estudiar la declaración de zonas saturadas y buscar un nuevo modelo de ocio.

Cermi denuncia que los nuevos vehículos urbanos son un problema para los discapacitados

El uso y estacionamiento incorrecto de los nuevos vehículos urbanos supone un riesgo en la seguridad y accesibilidad para las personas con discapacidad, según advierte el Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Aragón (CERMI-Aragón).

El exceso de velocidad en las aceras y su silenciosa movilidad pueden producir que las personas con discapacidad no se percaten de su presencia y no puedan sortearlos, por lo que pueden producirse accidentes, atentando contra la seguridad personal en sus desplazamientos.

Respecto al estacionamiento, estos vehículos pueden suponer un gran obstáculo para las personas con discapacidad, ya que un mal aparcamiento supone la inaccesibilidad de la vía (en la imagen superior, un patinete aparcado en medio de una acera de una calle de Zaragoza).

Por ello, CERMI-Aragón insta al Ayuntamiento de Zaragoza a acelerar la aprobación de una normativa efectiva de uso y circulación de estos vehículos, que contemple la prohibición de tránsito de bicicletas y patinetes por la acera.

Además, el comité también solicita a los usuarios que coloquen los vehículos en paralelo y en la parte externa de la acera para una convivencia respetuosa con todos los ciudadanos.

Las obras de Filosofía se inician el 21 de septiembre y durarán 3 años

Las obras de la facultad de Filosofía de la Universidad de Zaragoza comenzarán el 21 de septiembre, aunque serán perceptibles a mitad de octubre, cuando se coloquen los vallados, y durarán 36 meses, tiempo durante el cual el alumnado y el profesorado ocupará preferentemente la antigua facultad de Educación, en la calle San Juan Bosco, y el colegio Cervantes, en la calle Corona de Aragón.

El presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, y la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, han acompañado hoy al rector, José Antonio Mayoral, en una visita a las instalaciones, que ya han sido desalojadas tras una mudanza que ha implicado el traslado de 15.000 cajas.

El 21 de este mes, según ha explicado el rector, comenzarán las obras con las cuestiones previas, tales como asuntos de seguridad laboral, mientras que los vallados y la protección de árboles se colocarán a mitad de octubre y a principios de diciembre se verán ya algunos edificios demolidos.

Traslado de mobiliario este martes en la Facultad de Filosofía y Letras. Foto: Aragón TV

Plazos

“Estamos cumpliendo plazos”, ha aseverado Mayoral, quien ha precisado que ya ha sido trasladado “todo el mundo” -más de 3.000 alumnos y más de 400 docentes-, excepto el pabellón de Geografía, que es “un poquito independiente” y que se trasladará cuando ya esté construido el pabellón prefabricado que queda pendiente, a finales de noviembre.

En este espacio prefabricado, que se ubicará en el campus, junto a la zona deportiva y detrás de la antigua facultad de Educación, se ubicará también una nueva sala de estudios, lo que supuso aumentar el volumen del mismo.

Mayoral ha asegurado que las clases empezarán, “sin afecciones” en otras dependencias de los dos lugares citados y de algunas aulas cedidas por facultades del entorno en el propio campus de San Francisco.

También se han trasladado miles de libros, algunos de ellos (los incunables y primeras ediciones) al Edificio Paraninfo, donde se abrirá pronto la biblioteca central de la Universidad de Zaragoza, y otros a la biblioteca María Moliner, que ha liberado parte su espacio para ello. “Ha sido todo un juego de dominó”, ha reconocido Mayoral.

El rector ha mostrado su satisfacción por cómo se han acondicionado los espacios donde van a trabajar los docentes y donde se dará clase estos tres años.

Tres años de molestias

Antes de la visita, Lambán ha felicitado al rector, al decano, al profesorado y a los estudiantes porque aunque durante 36 meses van a tener que soportar las molestias derivadas de la provisionalidad, dentro de este tiempo podrán disfrutar de unas “magníficas instalaciones”.

El actual edificio, ha reconocido, no reúne “en absoluto” las condiciones de un edificio destinado a usos educativos “modernos”. “Literalmente se caía a pedazos y no exagero un ápice”, ha insistido Lambán (en la foto superior de Gobierno de Aragón, el presidente Lambán y demás miembros de la comitiva observan el desmontaje de un falso techo del edificio a reformar).

El inicio de las obras, ha asegurado, demuestra que el Gobierno “ha cumplido sus compromisos” con la Universidad, que es “el principal motor” de un país desde el punto de vista del conocimiento y el liderazgo.

Para Lambán, las facultades de Humanidades revisten una importancia añadida, porque “el conocimiento que a corto plazo se revela inútil para el aparato productivo, a largo plazo es el más útil de todos porque proporciona felicidad a las personas”.

Por eso, ha estimado que hay que “revertir” la “deriva inasumible” en la que han entrado muchos países en los últimos tiempos de postergar los estudios de las humanidades a favor de las enseñanzas técnicas, porque a la humanidad “le va literalmente su supervivencia en ello”.

Las obras de la facultad las ejecuta la UTE de FCC Construcción, FCC Infraestructuras Energéticas, Copisa y Estructuras Aragón por casi 19 millones de euros, un 17 por ciento por debajo del precio de licitación, que fue de 23 millones.