Movera

Mal olor en la ciudad por unos fangos en unos campos de Movera

Unos fangos utilizados como abono en unos campos del barrio de Movera han provocado este martes mal olor durante toda la jornada del martes en la capital aragonesa, debido a que el cambio en la orientación del viento ha trasladado la fetidez hacia la zona urbana de Zaragoza.

Desde mediada la mañana, el mal olor ha sido apreciable en casi toda la ciudad, cuyos habitantes han mostrado perplejos sus molestias por una pestilencia nada habitual y de origen, en principio, desconocido.

Según ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza, el origen de este olor se encuentra en unos campos del barrio rural de Movera en los que se han extendido unos lodos que se usan como abono y que proceden de una empresa papelera (en la imagen superior de Ayuntamiento de Zaragoza, un remolque deposita los lodos en los campos de Movera).

Aunque es una práctica habitual, este martes ha coincidido con vientos de componente este-sureste en la ciudad que han enviado todo el olor hacia Zaragoza, lo que ha causado molestias a los vecinos de la capital.

El Vivero de Movera, listo para acoger hasta 14 proyectos de huertas agroecológicas

El Gobierno municipal ha aprobado este jueves 26 de abril la licitación para el aprovechamiento durante cinco años del Parque Agroecológico Vivero de Movera, a la que podrán presentarse un máximo de 14 proyectos y un mínimo de siete, que ocuparán las 14 parcelas de entre 8.000 y 5.000 metros cuadrados que componen la finca.

En la rueda de prensa posterior al Gobierno de la ciudad, el consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, ha recordado que el Gobierno de Aragón cedió en 2017 los terrenos que formaban parte del antiguo vivero forestal de la DGA en Movera para potenciar la Red de Huertas Km0.

El consistorio ha realizado durante este tiempo obras de adecuación del terreno, como nivelación, parcelación y riego, por valor de 40.000 euros. Ahora, pasa a ser un vivero de empresas agroecológicas para la puesta en marcha de esta parque agrario que provea de alimentos saludables a la ciudad de Zaragoza.

Plazo de quince días

Las personas interesadas podrán presentar sus ofertas en el plazo de 15 días tras la publicación del anuncio de licitación en perfil del contratante del Ayuntamiento de Zaragoza y en el Boletín Oficial de la Provincia, desde el día siguiente de la publicación del último de ellos.

Las cinco anualidades se contemplan teniendo en cuenta que la campaña agrícola se establece del 1 de octubre de un año a 30 de septiembre del siguiente, comenzando desde la campaña 2018-2019, hasta la 2021-2022.

Rivarés ha asegurado que hay “agricultores y agricultoras interesados” y “faltan tierras” por lo que se impulsa este proyecto, que permitirá crear empleo y la recuperación de esta zona, en el marco del trabajo municipal para recuperar espacios periurbanos mediante la agricultura ecológica iniciado con el programa europeo Huertas Life.

Comida ecológica

El consejero municipal ha resaltado que este proyecto contribuirá a situar a Zaragoza “dentro del grupo de urbes europeas que apuestan por la comida de kilómetro cero y ecológica”.

Por otra parte, Rivarés ha anunciado la aprobación de un proyecto de restauración para recuperar las riberas en la zona de los antiguos viveros Sopesens, junto al río Huerva, entre las calles Manuel Lasala y Paseo Renovables, donde el anterior equipo de gobierno quería construir un aparcamiento.

Desalojadas dos urbanizaciones por la gran crecida del río Gállego

Los Bomberos de Zaragoza han evacuado dos urbanizaciones de viviendas próximas a los cauces del Ebro y del Gállego por el riesgo de inundación ante el elevado volumen de agua que portan ambos ríos a su paso por el término municipal de la capital aragonesa.

En concreto, se ha evacuado a cerca de 40 personas de la urbanización denominada “Torre Urzaiz”, en el barrio rural de Movera, dada su cercanía al cauce del Ebro pasada la desembocadura del río Gállego (en la foto superior de Aragón TV, momentos antes del desalojo de una de las colonias).

Asimismo, en el barrio rural de Peñaflor se ha desalojado la urbanización “El Soto”, de Pastriz, por la proximidad al cauce del río Gallego que baja muy crecido por los aportes recibidos del Pirineo.

En el casco urbano, el Cuerpo de Bomberos de Zaragoza ha realizado más de 30 servicios, de los que 25 han sido originados por filtraciones de la lluvia en tejados, terrazas y desagües atascados, entre otras incidencias.

Asimismo, se les ha requerido ante la caída de varios árboles en emplazamientos públicos como un ejemplar que se ha vencido sobre una casa en la plaza Escultor Bayod, en el barrio del Actur; otro ha caído en el tejado de una vivienda social.

El tercero que han tenido que atender ha sido en el parque Miraflores donde se ha tenido que cortar un árbol que ha caído sobre otro y corría riesgo de derribarlo; entre los últimos servicios, han tenido que acudir a la calle cuarta Avenida y en el camino Cabaldós.

Plan de Protección Civil

El Ayuntamiento de Zaragoza ha activado, a través del Área de Servicios Públicos y Personal, el Plan Municipal de Protección Civil ante la previsión del aumento de caudal del río Gállego y se ha organizado el desalojo de las urbanizaciones Torre Urzaiz, en Movera, y del Soto de Pastriz.

Como está regulado para estos casos, se ha puesto en aviso al Comité Asesor que, coordinado por el consejero municipal de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha puesto en marcha el Plan de Emergencias de Protección Civil, cuyo objetivo es minimizar los riesgos y molestias que pueda provocar la riada.

Bomberos, Policía Local, el Área de Infraestructuras, el personal de Limpieza Pública y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil están alerta ante la evolución de los acontecimientos.

Precaución

Por ello, se recomienda actuar con precaución en las proximidades de los ríos, abstenerse de acercarse demasiado a las riberas, no aparcar vehículos cerca de los cauces o en zonas que sean susceptibles de inundación pro crecida y evitar atravesar vados inundados.

Asimismo se insta a respetar las indicaciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad y de Protección Civil, no sobrepasando en ningún caso las zonas que hayan sido acotadas.

En principio ha sido activado el primer nivel del Plan, es decir, nivel de alerta, en una tarde en la que se han realizado numerosos servicios de bomberos, muchos de ellos relacionados con el colapso de canaletas en tejados, así como inundaciones en garajes y árboles caídos.