municipios

La población aragonesa crece un 0,7 % hasta 1.318.453 habitantes, de los que el 51,2% viven en Zaragoza

La población aragonesa aumentó en 2018 en 9.725 personas, un 0,7 por ciento, hasta llegar a 1.318.453 habitantes, aunque el incremento viene dado por los extranjeros, que pasaron de 136.692 a 1 de enero de 2018 a 148.724, con una subida del 8,8 %, la mayor de todo el país solo por detrás de Navarra. Más de la mitad de la población aragonesa reside en Zaragoza.

Una población, según el Padrón Continuo publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que tiene una edad media de 44,8 años (46,2 en los españoles y 33,7 en los extranjeros) y que se reparte casi a partes iguales entre hombres y mujeres, ya que los primeros son 650.242 y las segundas, 668.211 (el 49,3 y el 50,7 % del total, respectivamente).

Por provincias, en Zaragoza viven el 73,1 % de los aragoneses (964.287), mientras que en Huesca residen 220.124 y en Teruel, 134.042.

Destaca, asimismo, que más de la mitad de la población aragonesa, el 51,2 % en concreto, vive en Zaragoza, la única ciudad de más de 100.000 habitantes de Aragón.

El incremento de la población viene dado por la subida de los extranjeros, que han pasado de ser el 10,4 % del total en 2018 al 11,3 % en 2019.

Territorio envejecido

En cuanto a la edad, se constata que Aragón es un territorio envejecido, con solo el 14,9 % de la población con menos de 16 años, mientras que el 34,4 tiene entre 16 y 44; el 29 % entre 45 y 65, y el 21,6 % es mayor de 65.

En cuanto a los municipios, el INE revela que de los 731 existentes en Aragón, 627 tienen menos de mil habitantes, en los que reside el 11 % de la población, mientras que 91 tienen entre 1.000 y 10.000 (aglutinando al 19 % de los aragoneses) y 11 entre 10.000 y 50.000 habitantes (con el 14,7 % de la población aragonesa).

Solo hay un municipio entre 50.000 y 100.000 habitantes, Huesca capital, con el 4 % de la población aragonesa, y otro, la capital, Zaragoza, con más de 100.000, en la que viven el 51,2 % de los aragoneses.

En el conjunto del Estado, la población española aumentó en 2018 en 284.387 personas (0,6 %), lo que situó el total de habitantes en más de 47 millones, una cifra que no se superaba desde 2013.

Colau y Santisteve reivindican el papel de los ayuntamientos en la lucha feminista

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, han participado este viernes en las I Jornadas Internacionales Feministas, organizadas por el Ayuntamiento y la Revista Contexto. Allí han debatido sobre políticas públicas y feminismo, coincidiendo en señalar la importancia de las políticas municipales para afrontar un cambio feminista que afecte a todos los sectores.

Ada Colau ha comenzado situando al feminismo como una “política estratégica de ciudad”, que debe abarcar todos los ámbitos de la sociedad y no estar destinadas “solo a una parte de la población”. “Cuando hablamos de feminismo hablamos de que queremos una sociedad más justa e igualitaria para todos y todas, sobre todo para nuestros hijos”, ha explicado la alcaldesa de Barcelona.

Sin embargo, Colau ha asegurado que “todavía hay mucho por hacer” y ha lamentado “la resistencias” a las que todavía debe hacer frente el feminismo cuando intenta hablar de temas como “la igualdad de horarios y remuneraciones”, el reparto de los cuidados de las personas y el hogar o la feminización de la política.

Mundo económico

Colau ha explicado que estos cambios afectan al actual sistema económico, lo que puede generar reticencias entre los implicados. Con todo, ha opinado que “el mundo económico debe entender que o se apunta a esta revolución feminista ya en marcha o empezarán a sufrir el rechazo social”. “No hay alternativa, no hay otra opción, queremos un mundo mejor que necesariamente tiene que ser feminista”, ha concluido la alcaldesa de Barcelona.

“Desde los ayuntamientos se pueden hacer políticas de género y políticas de igualdad”, ha comenzado Santisteve, quien ha hablado de la transversalidad con la que se debe afrontar esta perspectiva feminista poniendo como ejemplo algunas políticas de Zaragoza en los últimos años. “Hay todo un trabajo que puede ir permeando y que va más allá de atender el terrible problema que tenemos con la violencia de género”, ha continuado Santisteve

Así, el primer edil zaragozano ha explicado “el esfuerzo” que está haciendo su Gobierno en medidas sociales como la creación de “viviendas sociales para familias monomarentales”, pero también en otras áreas como la deportiva, con “el impulso al deporte base femenino”; o la cultural, luchando contra la disparidad entre géneros y edades entre sus profesionales.

Aragón Press

Todos los municipios de la provincia reciclarán sus residuos en la planta del CTRUZ de Zaragoza

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, y el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, han firmado el convenio de colaboración para que 292 municipios de la provincia puedan llevar sus residuos al Complejo para el Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ) y cumplir con la directiva medioambiental de la Unión Europea que obliga a reciclar al menos el 50 por ciento de los desechos antes de 2020.

Para facilitar el transporte de los residuos de los municipios la Diputación de Zaragoza construirá seis plantas de transferencia estratégicas ubicadas en Paracuellos del Jiloca, La Almunia, Borja, Eja de los Caballeros, Alagón y Quinto de Ebro.

Tendrán un coste aproximado de seis millones de euros y el volumen máximo estimado serán 70.000 toneladas de fracción orgánica más resto. Los municipios llevarán sus residuos a estas plantas de transferencia y desde ahí, en vehículos de mayor tamaño, la comarca respectiva se encargará de llevarlos al CTRUZ.

Subvención de la DPZ a los municipios

El Ayuntamiento de Zaragoza aplica la tasa recogida en las ordenanzas por la recepción de estos residuos que es de 24 euros por tonelada de residuos, que será lo que aproximadamente paguen los municipios.

Este pago lo abonará la Diputación al Ayuntamiento y después la institución provincial facturará a los municipios la parte que les corresponda.

Además, para poder llevar sus residuos al CTRUZ los municipios deberán suscribir su correspondiente convenio con la Diputación de Zaragoza y una vez adheridos al servicio sus basuras se tratarán como las de la ciudad de Zaragoza y sus habitantes recibirán los mismos servicios que los de la capital (en la foto superior, área de compostaje de residuos en el CTRUZ).

Zaragoza “solidaria”

Tras la firma del convenio, el alcalde de Zaragoza ha indicado que el “espíritu de lealtad y colaboración institucional han permitido anteponer el interés general sobre una visión cortoplacista”.

Pedro Santisteve ha subrayado que las relaciones entre ambas instituciones son “excelentes”. “Ambos hemos mostrado la voluntad de llegar a acuerdos para mejorar la calidad de vida de los vecinos”.

“Zaragoza es, una vez más, solidaria con el resto de municipios de la provincia que no tienen estos servicios y la ciudad aporta la capacidad que tiene en el tratamiento de residuos”.

En tono enfático ha dicho que “Zaragoza cumple sus compromisos frente a otros que tiene una corta visión electoral” y ha dejado claro que la única línea roja para firmar convenios es el “bienestar de los ciudadanos”.

Antes de concluir, ha elogiado el “talante y actitud sincera del presidente de la Diputación de Zaragoza para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

Mejora del bienestar

Por su parte, Sánchez Quero ha dicho que este acuerdo radica en el cumplimiento de la directiva medioambiental de la UE y por eso se ha llevado a cabo este convenio que “ha buscado ser viable y en colaboración con los ayuntamientos de la provincia y las comarcas para que el coste del transporte al CTRUZ sea asequible para todos”.

Sánchez Quero ha agradecido al alcalde de Zaragoza que haya hecho posible este “acuerdo histórico a esta firma que permitirá salvar obstáculos para reciclar los residuos. El acuerdo es fruto de la colaboración y la sintonía entre dos instituciones y de esa relación personal. Es una colaboración mutua que se demuestra con este convenio”.

Ha trasladado su agradecimiento personal al alcalde y a toda la Corporación y ha confiado en que no solamente sea una firma, sino que esos convenios firmados entre las dos instituciones sirvan para mejorar el bienestar de los habitantes de los barrios rurales”.

En este sentido, se ha referido al convenio marco entre las dos instituciones para obras de mejora de equipamientos e infraestructuras en los barrio rurales de Zaragoza y que financia la Diputación con un importe de 9 millones de euros distribuidos en tres anualidades.