músculo

El bloqueo del Ayuntamiento al calendario de bomberos reabre el debate sobre el sexismo

Los bomberos de Zaragoza no mostrarán sus torsos desnudos en el próximo calendario navideño. La decisión del equipo de Gobierno municipal de no apoyar la publicación porque fomenta un canon de belleza del “heteropatriarcado” ha avivado un debate público sobre el sexismo en las campañas publicitarias.

A pesar de que la sesión de fotografías ya se había realizado, desde el Consistorio se niegan a que el logotipo, los materiales y las instalaciones municipales aparezcan en un calendario que “idealiza los cuerpos musculados” y que promueve unos valores de “fuerza y la virilidad” como modelo de éxito social.

“Igual que no pondríamos el logo municipal a un cartel donde apareciera una mujer con unas medidas de 90-60-90 y el cuerpo en posición insinuante, no lo podemos hacer aquí”, ha defendido el consejero municipal de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, en declaraciones a Efe.

“No es una cuestión moral”

El edil de Zaragoza en Común ha asegurado que no se trata de una “cuestión moral”, ya que su equipo apoyaría incluso una publicación con “desnudos integrales”, sino que no comparte el planteamiento del calendario porque no coincide con las políticas de género de su Gobierno.

“La propuesta que se nos plantea es el calendario de bomberos típico de todas las ciudades de doce meses y doce fotos con trabajadores del cuerpo de bomberos con el torso desnudo y posiciones de enseñar músculo”, ha explicado el consejero municipal.

En ese sentido, Cubero ha señalado la “frustración e inseguridad” que supone tanto para hombres como para mujeres enfrentarse a los roles culturales de belleza de la sociedad y ha recordado la responsabilidad de las administraciones públicas para mostrar otros puntos de vista.

La precipitada decisión ha puesto contra las cuerdas a los organizadores del calendario, que si quieren contar con el apoyo del Ayuntamiento de Zaragoza deberán modificar la temática de la publicación en apenas dos meses para garantizarse las ventas antes de que concluya el año.

Recaudación solidaria

La recaudación de los calendarios se destinará a la ONG Dona Médula Aragón, una asociación sin ánimo de lucro que realiza campañas para concienciar a la ciudadanía sobre la necesidad de aumentar el número de donaciones.

“Entendemos que el calendario tiene una labor social y solidaria, pero no todo vale; que vendan más mostrando un modelo corporal no lo justifica”, ha añadido Cubero, sorprendido por la trascendencia que ha alcanzado su decisión.

A pesar de que no esperaba encontrar la noticia en los medios de comunicación, el edil de Zaragoza en Común se ha mostrado satisfecho por que la difusión sirva para abrir un debate con la ciudadanía.

La próxima semana, los representantes de la Asociación Cultural de Bomberos de Zaragoza y de la consejería municipal de Servicios Públicos del Ayuntamiento se reunirán para tratar de acercar posturas y encontrar una solución de consenso.

Fuentes próximas a los bomberos de Zaragoza han manifestado su malestar ante la decisión del equipo de Gobierno municipal; sin embargo, la asociación cultural no ha contestado a las llamadas telefónicas de Efe para mostrar su punto de vista.

Carlos Villar Ortiga / Efe