nieve

Regresa el tiempo invernal con bajada intensa de temperaturas, lluvia y cierzo fuerte

La primavera se altera de nuevo. Las temperaturas prácticamente veraniegas de los últimos días en Zaragoza van a dar paso a partir de este viernes a una situación meteorológica más parecida al invierno, con caídas de temperaturas de hasta 15º. Esta madrugada se espera que lleguen las lluvias por el oeste, que darán paso a cierzo fuerte (70-80 km/h), mientras en el Pirineo volverá a nevar, con precipitaciones de hasta 30 cm de nieve.

Las lluvias al norte de Aragón y al oeste de las provincias de Huesca y Zaragoza se espera que lleguen a partir de las 22:oo h de este jueves, con precipitaciones que en algunas zonas vendrán acompañadas de tormentas.

Las previsiones apuntan a que en zonas de las Cinco Villas se podrán llegar a acumular localmente hasta 20-25 mm en menos de una hora, mientras que en el Pirineo las precipitaciones serán también intensas.

Como el frente viene acompañado de una fuerte bajada de temperaturas, en los próximos días regresa la nieve al Pirineo. Por encima de los 1.500 metros se podrán acumular unos 5-10 cm de nieve nueva, aunque en zonas altas y expuestas al norte se podrán llegar a depositar localmente hasta 30 cm.

La nueva situación meteorológica que llega para los próximos días contrasta con el tiempo de cielos despejados y temperaturas estivales de las últimas jornadas. En el observatorio del aeropuerto de Zaragoza se ha registrado este jueves 16 de mayo una temperatura superior a los 30 grados, según informa Meteo Aragón (en la imagen superior de Aemet-Aragón, las nubes llegando a Zaragoza en la tarde del jueves).

Bajada de temperaturas

Las previsiones para Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncian para el viernes, en la mitad norte del territorio, nuboso o cubierto con precipitaciones, con probabilidad de que sean localmente fuertes y viento del noroeste moderado a fuerte, con rachas muy fuertes en la franja suroriental. Hay aviso amarillo.

En la mitad sur de Aragón se esperan intervalos nubosos con precipitaciones, menos probables e intensas y más dispersas cuanto más al sur, remitiendo durante la tarde.

La cota de nieve en el Pirineo y Sistema Ibérico bajará a 1.600 o 1.800 metros. Las temperaturas experimentarán un acusado descenso, localmente moderado en las máximas.

Por capitales de provincia las temperaturas oscilarán entre los 7 grados de mínima y 14 de máxima de Huesca, los 4 y 15 de Teruel y los 10 y 17 de Zaragoza, es decir, la máxima prevista en la capital aragonesa será en torno a la mitad de la registrada este jueves, lo que significa una bajada de 14-15 grados.

Predicción para los próximos días

Día 18 (sábado): En el tercio norte, nuboso con lluvias y en el resto, intervalos nubosos más abundantes por la tarde con probabilidad de chubascos ocasionalmente con tormenta en la Ibérica. Cota de nieve entre 1.400 y 1.600 metros, subiendo por la tarde a 1.800 metros. Temperaturas mínimas en descenso y máximas en ascenso. Viento del oeste flojo a moderado, sobre todo en el valle del Ebro.

Día 19 (domingo): Nuboso con precipitaciones en el Pirineo y la Ibérica y sin descartar en el resto. Cota de nieve entre 1.800 y 2.000 metros. Temperaturas sin cambios importantes. Viento del noroeste flojo a moderado en el valle del Ebro y flojo en el resto.

Día 20 (lunes): En el Pirineo, nuboso sin descartar precipitaciones débiles. Cota de nieve entre 1.800 y 2.200 metros. En el resto, poco nuboso aumentando de sur a norte a nuboso. Temperaturas mínimas sin cambios y máximas en ascenso. Viento del noroeste flojo, con intervalos de moderado en el valle del Ebro

Vuelve el invierno a Aragón con frío, lluvia y nieve en el Pirineo

Una borrasca de aire frío y húmedo procedente de Groenlandia es la responsables de la vuelta meteorológica a la situación invernal que se experimenta estos día, y al menos hasta el domingo, en Zaragoza y el resto de Aragón, con especial incidencia en el Pirineo, donde ya han caído nevadas que continuarán el viernes.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncia para este jueves temperaturas mínimas significativamente bajas en el Pirineo y la Ibérica, en el Pirineo, intervalos nubosos sin descartar precipitaciones débiles y aisladas.

La cota de nieve se situará entre 600 y 800 metros. En el resto, poco nuboso aumentando a intervalos de nubes medias y altas por la tarde (en la foto superior de Meteo Aragón, la estación de esquí de Formigal con la última nevada).

Temperaturas mínimas en descenso y máximas en ascenso excepto en el extremo sur, en descenso, con heladas en el Pirineo y la Ibérica y débiles en puntos del resto.

El viento soplará del oeste flojo a moderado girando a componente este y sur flojo al final.Por capitales de provincia las temperaturas oscilarán entre los 0 grados de mínima y 14 de máxima de Huesca, los 3 bajo cero y 14 de Teruel y los 1 y 16 de Zaragoza.

Predicción para los próximos días

Día 5 (viernes): Nuboso o cubierto, con lluvias y nevadas en el Pirineo, sin descartar que sean localmente persistentes en cara sur, y más débiles y dispersas en el resto, avanzando de oeste a este. Cota de nieve entre 600 y 800 metros en el Pirineo al principio y entre 1.200 y 1.400 metros en el resto, subiendo en general a unos 1.400 o 1.600 metros.

Temperaturas mínimas en ascenso y máximas en descenso en la franja más occidental y sin cambios o en ascenso en el resto. Heladas en el Pirineo, débiles en la Ibérica. Viento de componente sur flojo tendiendo a componente oeste al final.

Día 6 (sábado): Nuboso, con precipitaciones en el Pirineo y la Ibérica y sin descartar en el resto. Cota de nieve entre 1.000 y 1.200 metros.

Temperaturas mínimas en descenso y máximas en ascenso o sin cambios. Heladas en el Pirineo y la Ibérica. Viento de componente oeste flojo, girando al final a suroeste.

Día 7 (domingo): Intervalos nubosos con precipitaciones en el Pirineo y la Ibérica y probabilidad de lluvias débiles y dispersas en el resto. Cota de nieve entre 1.000 y 1.200 metros.

Temperaturas con pocos cambios. Heladas en el Pirineo y la Ibérica. Viento de componente oeste flojo a moderado.

Vídeo de la nieve cayendo este miércoles en Sallent de Gállego:

La nieve complica el tráfico en el Pirineo y cierra Somport y Portalet

El temporal de nieve que afecta al norte de la Península Ibérica dificulta el tráfico en una veintena de tramos viarios del Pirineo aragonés y mantiene cerrados los pasos fronterizos con Francia a través del Portalet (A-136) y del puerto del Somport (N-330).

Según informa la Dirección General de Tráfico (DGT), el acceso al paso del Portalet esta cerrado desde la estación invernal de Formigal, y el del puerto del Somport desde la de Candanchú (en la imagen superior de Pirinews, nieve en Jaca este lunes por la mañana).

Para acceder al tercer paso fronterizo del Pirineo aragonés, el túnel de Bielsa, en la carretera autonómica A-138, es necesario el uso de cadenas o de neumáticos de invierno, y está prohibido el paso a camiones, autobuses y vehículos articulados.

Carreteras con cadenas

La nieve obliga, además, al uso de cadenas en A-1605 entre la Puebla de Roda y Montanuy (kms 40 a 53), en la HU-611 de acceso a Panticosa, en la N-260 (eje pirenaico) entre Fiscal y Sabiñánigo (468 a 479) y en el puerto de Cotefablo (464 a 505) y en la A-2617 en Cerler (5 a 12).

También son obligatorias las cadenas o los neumáticos de invierno para circular por la A-176 entre Puente La Reina y Ansó (kms 8 a 40), A-139 de Castejón de Sos a Llanos del Hospital, A-1206 a la altura de Loarre, A-132 de Puente La Reina a Villalangua y A-2609 entre Salinas y Bielsa (0 a 12).

En esta misma situación se encuentran los tramos de la A-1603 entre Santa Cruz de la Serós y Jaca (kms 0 a 17), A-2605 de Jaca a Aísa (0 a 24), A-136 de Biescas en dirección a Formigal (0 a 24) y N-260 de Montanuy a Castejón de Sos (354 a 385).

Todas las estaciones de esquí del Pirineo abren este fin de semana

Todas las estaciones de esquí del Pirineo oscense estarán abiertas a partir de este fin de semana, el último del mes de enero. Habrá más de 200 kilómetros esquiables.

El sector Panticosa, que se había visto obligado a retrasar su apertura, ha podido estrenar la temporada este viernes. El director de marketing de Aramón Formigal-Panticosa, Jesús Agustín, ha dado a conocer que las intensas nevadas que han caído en los últimos días han dejado más de un metro de nieve en pistas, pero la acción del viento ha obligado a realizar un intenso trabajo.

“Hoy viernes es el primer día de apertura de Panticosa” ha dicho Agustín, que ha añadido que “las últimas nevadas que han dejado más de un metro en algunas zonas nos han permitido abrir Panticosa, pero ahora toca mucho trabajo de máquina pisa-pistas por la gran cantidad de viento que hay”.

De momento, Aramón Formigal Panticosa cuenta con 74 kilómetros esquiables y 63 pistas; Aramón Cerler con 60 kilómetros y 51 pistas y Astún-Candanchú 73 kilómetros y 75 pistas. Estas cifras todavía pueden crecer, ya que el temporal remite pero la nieve va a seguir cayendo.

Puente de San Valero

Además, se espera que el buen tiempo previsto para el fin de semana favorezca la ocupación y las reservas, al igual que el puente festivo de San Valero.

A pesar de lo tarde que ha llegado este año la nieve, todavía quedan tres meses de temporada por delante y las estaciones oscenses confían en recuperar el terreno perdido.

En este sentido, el director de marketin de Aramón Formigal-Panticosa ha trasladado que “está claro que el máximo número de kilómetros esquiables que podamos abrir los abriremos y progresivamente en los próximos días iremos abriendo más pistas y más kilómetros, porque las previsiones meteorológicas siguen dando nieve”.

La nieve dificulta el tráfico y causa numerosas incidencias en el Pirineo

El temporal de nieve, viento y frío que afecta al norte de la Península ha provocado numerosas incidencias en el Pirineo de Huesca, donde una gran cantidad de tramos viarios están cortados o exigen el uso de cadenas para poder circular, según informa la Dirección General de Tráfico (DGT).

Camiones embolsados en distintos puntos de la N-330 a su paso por Canfranc, Villanúa y Hostal de Ipiés y en la A-23 en Nueno, alrededor de 200 personas aisladas en el Balneario de Panticosa y numerosos escolares sin colegio tras ser suspendidas las rutas son algunas de las incidencias generadas por el temporal (en la foto superior, coches cubiertos de nieve en Benasque)

La nieve ha obligado a cerrar la A-136 entre la estación de Formigal y la frontera del Portalet, la A-2606 de acceso al Balneario de Panticosa y la HU-631 en Escalona, en el entorno del Parque Nacional de Ordesa.

Además de los camiones embolsados en el eje de la A-23 y N-330 debido a la prohibición de circulación de vehículos de gran tonelaje, las nevadas obligan al uso de cadenas en la A-132 en Bailo, la A-2605 de Jaca a Bernués, la A-1205 a su paso por Jaca y en la A-1604 en Lanave.

También son necesarias las cadenas en dos tramos de la N-260 (eje pirenaico) a su paso por el término municipal de Fiscal, en la A-2609 en Salinas de Bielsa, en la A-136 a su paso por Biescas y en Formigal, en la A-176 de Ansó a Hecho y en el camino vecinas HU-611 de acceso a Panticosa.

En la provincia de Teruel, las cadenas son necesarias en la A-1702, entre Cañada de Benatanduz y Cantavieja, en la A-226 en Villarroya de los Pinares y en la A-2520 entre la Puebla de Valverde y Camarena de la Sierra.

Además, la nieve condiciona el tráfico y ha obligado a prohibir el tráfico a camiones y vehículos pesados en la N-211 en Caminreal, en la A-2402 de Escucha a Palomar del Arroyo, en la A-1403 entre Jarque de la Val y Aliaga, en la A-227 entre Cantavieja y La Iglesuela del Cid y en la TE-V-8021 en Galve.

En Zaragoza, sólo se ven condicionados por la nieve dos tramos de la autovía A-23 entre Villadoz y Mainar y de Lechón a Mainar, éste último afectado también por la niebla.

Los equipos de limpieza de las administraciones central y aragonesa trabajan en coordinación con la Guardia Civil para actuar sobre las carreteras e informar a los usuarios de la situación de las mismas.

Las personas aisladas en Panticosa, entre trabajadores y clientes del balneario, se mantienen a la espera de que se reabra la comunicación.

Por su parte, el Gobierno aragonés ha confirmado la existencia de rutas escolares suspendidas por la nieve, aunque sin aportar por el momento datos sobre su número y la cifra de alumnos afectados.

La nieve, sin embargo, ha sido bien recibida en las estaciones de esquí del Pirineo aragonés, tras un inicio de temporada con pocas pistas en funcionamiento debido a la falta de precipitaciones

Llega un frente frío y las temperaturas se desploman

El frío llega este fin de semana a Aragón para quedarse y va a producir un descenso brusco de las temperaturas con mínimas bajo cero y posibles nevadas en Teruel y en el Pirineo. Para este sábado se prevén precipitaciones intensas y cielos cubiertos. El domingo la lluvia cesará y permanecerán los cielos encapotados.

Las temperaturas se desploman este fin de semana y llegará al Pirineo oscense el primer aviso de nieve de la temporada, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología, que ha activado la alerta amarilla por nevadas en el ámbito geográfico del Pirineo oscense para este sábado y domingo.

El aviso comienza el sábado a las 9.00 horas y se prolongará hasta las 12.00 horas del domingo en las que se podrá producir una acumulación de nieve de hasta 5 centímetros en 24 horas, informa la Aemet en su página web.

La cota bajará progresivamente hasta los 600 metros, pero la acumulación se espera por encima de 1.000-1.200 metros, preferentemente en la divisoria y en el sector más oriental.

Valores invernales

El delegado de AEMET en Aragón, Rafael Requena, ha destacado que aunque no se ha activado ningún aviso especial por temperaturas bajas, sí que va a ser un descenso extraordinario en el que se registrarán valores claramente invernales. Ha asegurado que “va a aparecer la nieve en las montañas, en el Pirineo, pero lo más destacado será la bajada de temperaturas”.

En la capital oscense, las máximas van a pasar de los 20 grados que se registraron en la jornada de ayer jueves a los siete grados del próximo domingo y las mínimas llegarán a cero grados el próximo martes.

Además, las previsiones de la AEMET indican que el tiempo invernal continuará la próxima semana en el Pirineo por la llegada de un segundo frente frío, que el miércoles dejará otro medio metro de nieve más en cotas altas.

Este sábado la lluvia protagonizará toda la jornada. Será especialmente intensa y persistente en la provincia de Teruel, donde las máximas serán de doce grados en Teruel capital y las mínimas de un grado en Montalbán y Calamocha. Además, se esperan nevadas durante todo el sábado con una cota que se situará inicialmente a 2000-2200 metros, bajando progresivamente hasta alrededor de los 1000-1400 metros.

Nieve en el Pîrineo

En Zaragoza el frío también hará acto de presencia, pero las máximas serán de 16 grados, bajando hasta los doce grados en Daroca. En Huesca la tónica será similar, máximas de 16 grados en Fraga, y de catorce grados en Huesca.

En el Pirineo la cota de nieve estará a 2000-2200 metros, bajando progresivamente hasta alrededor de los 600-800 metros y se esperan heladas al final de la jornada. En la Ibérica también se registrarán heladas a última hora.

El viento será del noroeste flojo aumentando a moderado en todo Aragón, con algún intervalo de fuerte en el valle del Ebro.

El domingo la lluvia cesará, pero los cielos encapotados persistirán durante todo el día. En Huesca el mercurio hará bajar el termómetro hasta los nueve grados y dejará mínimas de dos grados. En Teruel la situación será la misma, mucho frío y máximas de ocho grados, mientras que en Zaragoza las temperaturas serán algo más elevadas, registrando máximas de 13 grados.

Una cuarta borrasca para el fin de semana pone en jaque a Aragón

Tres borrascas consecutivas en una semana y una cuarta que se espera para el fin de semana ha puesto en jaque a las carreteras aragonesas y a toda la cuenca hidrográfica del Ebro y ha obligado a la administración autonómica a activar la fase de Emergencia Nivel 1 del Plan Territorial de Protección Civil.

Un nivel que implica, como ha explicado el consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, activar todos los medios naturales y personales de las distintas administraciones y alertar a la ciudadanía para evitar cualquier riesgo innecesario.

No obstante, ha advertido en una rueda de prensa con motivo de la reunión del Centro de Coordinación Operativa (CECOP), de que “alerta no significa alarmar a la ciudadanía” sino que todos los medios estén coordinados y pedir “prudencia para evitar riesgos”.

El problema de este temporal, que en forma de nieve está provocando incidencias en más de cuarenta tramos de la red de las carreteras de las tres provincias, es la “incertidumbre” de las predicciones meteorológicas, por lo que las previsiones del Gobierno de Aragón solo sirven “para este momento”, ya que se desconoce la evolución de cara al fin de semana.

El río Arba de Luesia desbordado en la localidad de Ejea de los Caballeros. Foto: José Antonio Jaca

Cortes de carreteras por las riadas

Así, la situación actual en la cuenca del Ebro es de “avenida ordinaria”, con una crecida prevista para el fin de semana de unos 1.500-1.700 metros cúbicos por segundo y debido a la nueva borrasca ya se ha comunicado que no será posible la acampada que unos 2.500 scouts tenían previsto celebrar en el Parque del Agua el fin de semana.

A consecuencia de la crecida de los ríos Arba de Biel y Alba de Luesia se ha tenido que cortar la carretera en Ejea donde coinciden ambos cauces, y aunque la cresta está prevista a las 14.30 horas, volverá a subir, según ha apuntado la directora general de Interior, María Ángeles Julvez, quien también ha incidido en la rápida crecida del río Gállego, que alcanzará un caudal de 500 metros cúbicos por segundo y causará incidencias en la desembocadura en Zaragoza.

El Gobierno de Aragón está pendiente por tanto de saber “cómo va a regular Navarra”, del desembalse de Yesa y de si suben las temperaturas, ha subrayado Vicente Guillén.

Problemas por la nieve en numerosas vías

Respecto a las carreteras, los mayores problemas se están localizando en la provincia de Teruel, debido a que la cota de nieve ha bajado a los 800 metros de altitud y la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha subido de 20 a 30 centímetros los espesores previstos en Gúdar, Javalambre, Maestrazgo y Jiloca.

Las carreteras de Teruel presentan 26 incidencias y está cortada el tramo entre la Virgen de la Vega y Alcalá de la Selva y por un accidente la A-23 en Ferreruela de Huerva. Son, fundamentalmente, cruces de camiones por la nieve, ha apuntado Julvez.

En esta provincia todavía se necesitan cadenas para circular, y está prohibido para camiones, articulados y autobuses, en las carreteras de la red nacional A-23 de Caminreal a Ferreruela y N-234 entre Calamocha y San Martín del Río, así como en Andorra; desde Alcalá de la Selva hacia Allepuz y hacia Cedrillas, desde este municipio hasta Corbalán y de Torrijas a Arcos de las Salinas.

También en Mosqueruela, de Ponzondón a Orihuela del Tremedal, de la Puelba de Valverde a Camarena de la Sierra, en Celadas y a la altura de Crivillén.

En Teruel hay nivel amarillo en Monreal del Campo, Villa Franca del Campo y en Caminreal por congestión de camiones así como entre Escucha y Mezquita de Jarque, de Cañada de Benataduz a Montoro de Mezquita y en Andorra.

Nevada en Cariñena, a sólo 590 metros del altura, en la mañana de este miércoles. Foto: Víctor Lorente

Dificultades de circulación

En la provincia de Zaragoza debido a la congestión, sobre todo de camiones, se ha tenido que cortar la A-1504 en Codo (Zaragoza), el tramo de Daroca a la autovía y la N-234 en Villafeliche y aunque se ha reabierto el puerto de Paniza en la A-23, las condiciones de circulación son difíciles debido al embolsamiento de camiones.

En Huesca siguen cortadas por riesgo de aludes el Parque Nacional de Ordesa y de Panticosa a Baños de Panticosa y en Tormos por inundaciones y se necesitan cadenas entre Roda de Isábena y Bonansa y de Guillué a Campodarbe.

Además, en la comarca de Sobrarbe se han registrado accidentes por meteorología adversa en Campodarbe, Abizanda y Escalona.

Según la Aemet, en las últimas 24 horas entre las precipitaciones más destacables se encuentran los 45,4 litros de Castejón de Valdejasa, los 41 en Sopeira, 35,6 en Almudévar, 34,4 en Daroca, 33,4 en Zaragoza, 32,4 en Leciñena, 31,8 en Ejea de los Caballeros y 30,6 en Quinto.

Cortes de suministro eléctrico

Por otro lado, unos 3.000 clientes han sufrido este miércoles, 11 de abril, cortes en el suministro eléctrico a causa del temporal de nieve y lluvia que afecta a Aragón. Las principales incidencias han tenido lugar en el sur de la provincia de Zaragoza y el norte de la de Teruel, todas ellas a causa de la nieve.

Fuentes de Endesa han informado a Europa Press de que sobre las 17.30 dos líneas de media tensión están fuera de servicio, una de ellas es la de Calatayud-Monzón, con 700 clientes sin suministro en los municipios zaragozanos de Acered, Alarba, Atea y Castejón de Alarba.

La segunda línea sin suministro es la de Santa Eulalia-Ojos Negros, en la provincia de Teruel, donde hay 1.700 clientes sin suministro en Monreal del Campo.

En el primer caso, la reparación no podrá realizarse hasta este jueves por lo que se van a enviar seis grupos electrógenos a la zona para facilitar el suministro, han apuntado desde la compañía eléctrica.

Igualmente, se va a enviar otro grupo electrógeno a Belsué, en la provincia de Huesca, donde hay 14 clientes afectados de la línea Monrepós-Arguis, desde las 8.00 horas.

Otras incidencias ya están resueltas, como la ocurrida en una línea de media tensión en el entorno de Daroca (Zaragoza), que ha afectado a unos 2.000 clientes.

Problemas por la nieve

Además, en Luna, también en la provincia de Zaragoza, ha tenido lugar una avería entre las 5.00 y las 13.00 horas, aproximadamente, que ha sido la de mayor duración y ha dejado sin suministro a unos 200 clientes. En este caso, varios chopos han caído sobre la línea Marracos-Barluenga, que ha sido preciso retirar y reparar después.

Desde Endesa han explicado que el origen de la mayoría de las incidencias se debe a la presencia de nieve sobre los apoyos y líneas eléctricas y han aclarado que los tiempos de reposición se han alargado por los problemas de desplazamiento y de acceso de los técnicos a los lugares afectados.

Cortadas la A-23, la N-330 y la N-234 por la nieve, que está afectando a 42 carreteras aragonesas

Las precipitaciones de nieve condicionan la circulación en 42 tramos de carreteras de las tres provincias aragonesas y ha obligado a cortar la autovía A-23 a la altura de Paniza (Zaragoza) por embolsamiento de camiones, y en Ferreruela, Santa Eulalia y Cerveruela por accidentes. Las carreteras nacionales N-330 y N-234 están cortadas al tráfico, a la altura de Cariñena y Villafeliche, en la provincia de Zaragoza, después de que sendos camiones se hayan quedado cruzados a causa de la nieve, ha informado el Centro de Gestión de Tráfico. El Gobierno de Aragón ha activado el Plan de Protección Civil por este motivo y por las crecidas de los ríos.

Asimismo, a las 4.00 horas de este miércoles, 11 de abril, ha volcado un camión que transportaba cerdos en el punto kilométrico 149,00 de la autovía A-23, en el término municipal de Santa Eulalia, en la provincia de Teruel.

Camión cruzado y co0rte de la N-234. Foto: Guardia Civil

También se ha producido un accidente en la misma vía en sentido Zaragoza, con un camión implicado, han apuntado las citadas fuentes.

En Teruel se necesitan cadenas para circular y está prohibida la circulación de camiones, autobuses y vehículos articulados entre La Puebla de Valverde y Camarena de la Sierra; de Escucha a Mezquita de Jarque; entre Torrijas y Arcos de Salinas; en Andorra; en Mosqueruela, desde Alcalá de la Selva a Allepuz y a Cedrillas entre este municipio y Corbalán.

Además hay nivel amarillo (prohibido camiones y articulados) a la altura de Andorra y entre Alcorisa y Gargallo y se recomienda precaución en la A-23 de Caminreal a Ferreruela de Huerva (en la foto superior de Aragón TV, corte de la A-23 en el puerto de Paniza).

También hay nivel amarillo por embolsamiento de camiones en la A-23 en Caminreal y a la altura de Monreal del Campo en ambos sentidos.

Debido al vuelco de un camión de cerdos a las 04.40 horas de la madrugada está cortada la A-23 en Santa Eulalia, y por el cruce de un camión en Ferreruela de Huerva.

Problemas también en Huesca

En la provincia de Huesca están cortadas por riesgo de avalanchas la carretera A-139 desde el cruce de Cerler a Llanos del Hospital, la A-2606 de Panticosa a Baños de Panticosa y desde Torla al Parque Nacional de Ordesa.

Asimismo se necesitan cadenas para circular, con la prohibición a camiones, articulados y autobuses, en la N-330 desde Nueno a Lanave; en el Puerto del Portalet; desde Cerler a Ampriú; de Roda de Isábena a Bonansa, de Noales a Bisaurri, de Fanlillo a San Julián de Basa y a la altura del paso fronterizo de Bielsa.

Por pavimento deslizable se recomienda precaución entre Escarrilla y Formigal, en Panticosa y en el Pueyo de Jaca.

En la provincia de Zaragoza la nieve causa cinco incidencias en la A-23, ya que está cortada entre los kilómetros 226 y 232 en Paniza por nieve y embolsamiento de camiones y en Cerveruela por un accidente y hay nivel amarillo desde Lechón hasta Cariñena.

Plan de Protección

El Gobierno de Aragón acaba de activar el Plan Territorial de Protección Civil (PLATEAR) en fase de Emergencia Nivel 1 debido a que los datos facilitados por la Confederación Hidrográfica del Ebro, AEMET y Guardia Civil de Tráfico indican que no se prevé una rápida mejoría de la situación de la crecida de los ríos y de las nevadas en determinadas zonas de Aragón.

La emergencia es declarada de nivel 1 cuando la situación generada o la evolución previsible de la misma puede ser controlada con los medios y recursos asignados al PLATEAR.

En este nivel se integran bajo una acción coordinada y bajo una única dirección la intervención de todos los medios y recursos adscritos al PLATEAR.

La nieve complicará el tráfico en zonas turísticas esta Semana Santa

La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé 1.400.000 desplazamientos por las carreteras de Aragón esta Semana Santa. La Operación Especial de Tráfico comienza a las 15.00 horas de este viernes, 23 de marzo, y concluirá a las 0.00 horas del lunes 2 de abril. A las dificultades habituales por congestión de tráfico, este año la circulación rodada en Semana Santa puede complicarse especialmente en zonas turísticas del Pirineo aragonés, donde algunas carreteras están cerradas por nieve y otras requieren el uso de cadenas.

De hecho, este jueves 22 de marzo se mantiene cerrado el acceso al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido desde la localidad de Torla (A-135), y la nieve obliga al uso de cadenas para circular desde Formigal hasta el paso con Francia por el Portalet (A-136) (foto superior de el paso del Portalet en la mañana de este martes 22 de marzo).

Además, el acceso al territorio natural de Ordesa a través del Cañón de Añisclo (HU-631) también está cortado desde la población de Escalona por las obras de seguridad acometidas desde pasadas fechas en un túnel.

También son obligatorias las cadenas para circular por la A-139 entre Benasque y la estación de esquí de fondo de Los Llanos del Hospital, y en la A-2617 de Cerler a la zona del Ampriu.

Además, la nieve hace intransitable el acceso a la localidad zaragozana de Alcalá de Moncayo.

Y la situación no parece que vaya a mejorar, sino al contrario. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado para el próximo sábado, en coincidencia con el inicio de la Semana Santa, la alerta amarilla por riesgo de nevadas intensas en el Pirineo aragonés.

Según informa el organismo meteorológico en su página web, la alerta estará activa desde primeras horas de la madrugada del sábado hasta la finalización de la jornada.

Las previsiones apuntan a la posibilidad de que se produzcan acumulaciones de nieve de hasta 10 centímetros en puntos del Pirineo situados por encima de los 1.000-1.200 metros de altitud. Es decir, también se prevé que nieve en localidades como Canfranc, Sallent de Gállego, Torla, Bielsa o Benasque, entre otras.

Así de nevada se encuentra en la actualidad la pradera de Ordesa. Foto: @ordesatorla

Operación de tráfico

Por lo que respecta a la operación especial de tráfico, la primera fase abarca desde las 15.00 horas de este viernes hasta las 0.00 horas del domingo 25 de marzo, que comprende el fin de semana que precede a la Semana Santa, para dar cobertura a la primera Operación Salida. En esta fase, las horas de más intensidad serán el viernes de 17.00 a 21.00 horas y el domingo, de 18.00 a 21.00 horas.

La segunda fase, más importante que la fase anterior por volumen y desplazamientos de vehículos a lo largo de toda la red viaria, que comenzará a partir del mediodía del miércoles 28 de marzo con la segunda Operación Salida de la Semana Santa 2018, y comprenderá los días miércoles 28 y jueves 29. Esta fase concluirá a las 0.00 horas del lunes 2 de abril, con la Operación Retorno, que se desarrollará durante el domingo 1 y el lunes 2 de abril..

El día 2 de abril, Lunes de Pascua, es festivo en Comunidades limítrofes como Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra y País Vasco, por lo que será este el día de regreso a ellas, lo que generará grandes flujos de circulación a su paso por Aragón, especialmente en Zaragoza, de las 10.00 a las 22.00 horas.

Zonas conflictivas

En la Operación Salida, el flujo principal de tráfico será de los grandes núcleos urbanos hacia zonas turísticas de la costa, segundas residencias, zonas turísticas para la práctica de deportes de invierno, poblaciones con actos religiosos tradicionales y zonas de montaña.

En la Operación Retorno, el flujo predominante de tráfico será en sentido hacia los grandes núcleos urbanos, siendo especialmente conflictivos sus accesos a los mismos como la Ronda Norte de Zaragoza, sentido Barcelona. En caso de congestión en este tramo, se recomienda, estando en A-2 antes de entrar a Ronda Norte sentido Barcelona, tomar la salida 311A para acceder a Z-40 (Ronda Sur) y una vez allí: en salida 15 de Z-40, tomar N-II a Barcelona, o bien en salida 14B de la misma Z-40, tomar A-2 dirección Barcelona, para enlazar con AP-2 o N-II.

El Jueves, Viernes y Sábado Santos, días 13, 14 y 15 de abril, con motivo de los tradicionales actos de la Semana Santa, pueden presentarse dificultades en la denominada “Ruta del tambor y el bombo”, de fuerte arraigo y tradición en el Bajo Aragón. En concreto, hay que prestar especial atención a la N-211 -Alcorisa (km 212) y Calanda (km 226)- y a la N-232 en Híjar (km 165).

Igualmente, pueden presentarse problemas de circulación, por idénticos motivos, en Samper de Calanda, La Puebla de Híjar, Urrea de Gaén, Albalate del Arzobispo, Alcañiz y Andorra.

Tráfico restringido

En Aragón, se prohíbe asimismo la circulación de todo tipo de transportes en régimen especial (vehículos que precisan Autorización Complementaria de Circulación), mercancías peligrosas, maquinaria de servicio automotriz y grúas de elevación el domingo 25 de marzo (8.00 a 0.00 horas), el miércoles 28 (16.00 a 0.00 horas), jueves 29 (8.00 a 15.00 horas), viernes 30 (8.00 a 0.00 horas) y domingo 1 (8.00 a 0.00 horas).

Dado que se prevé un gran desplazamiento de vehículos por toda la red de carreteras, se desaconseja la circulación indiscriminada de camiones de más de 7.500 kilos de MMA, ya que, en función de las condiciones en que se desarrolle el tráfico, se podrá espaciar su circulación, e incluso detenerla temporalmente, si las circunstancias lo aconsejan.

La Dirección General de Tráfico recomienda consultar el estado de las carreteras antes de ponerse en marcha en el teléfono 011, en su página web(www.dgt.es), en las redes sociales (@DGTes y @informacionDGT), a través de las aplicaciones móviles disponibles o en el teletexto.

La nieve impide el acceso a Ordesa días antes de Semana Santa

El último temporal de nieve mantiene cerrado el acceso al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido por la carretera A-135 desde la localidad de Torla (Huesca), a unos pocos días del inicio del puente festivo de Semana Santa (en la foto superior de @ordesaymonteperdido, la localidad de Torla nevada hace escasos días).

Según informa la Dirección General de Tráfico (DGT) la gran cantidad de nieve caída hace intransitable la entrada al sector de la Pradera de Ordesa, una situación a la que se suma el riesgo de posibles aludes.

Además, el acceso a este territorio natural protegido a través del Cañón de Añisclo (HU-631) también está cortado desde la población de Escalona por las obras de seguridad acometidas en un túnel.

Cadenas

Por otra parte, la nieve hace necesario el uso de cadenas en la carretera A-136 desde la estación invernal de Formigal hasta el paso fronterizo con Francia de El Portalet, y en la A-2606 entre Panticosa y su Balneario.

También son obligatorias las cadenas para circular por la A-139 entre Benasque y la estación de esquí de fondo de Los Llanos del Hospital, y en la A-2617 de Cerler a la zona del Ampriu.

En la provincia de Teruel, la nieve obliga a circular con cadenas en la carretera TE-V-1521 en Cucalón (kms 0 a 26) y en la A-2511 (kms 0 a 42).

Además, la nieve hace intransitable el acceso a la localidad zaragozana de Alcalá de Moncayo.