ordenanza

Los vecinos reclaman que se apruebe cuanto antes la nueva ordenanza sobre ruido

La Plataforma de afectados por el ocio nocturno en Zaragoza ha instado este viernes al Ayuntamiento de la capital aragonesa a seguir adelante con la nueva ordenanza contra la Contaminación Acústica de Zaragoza por las consecuencias positivas que tiene para la ciudad y para que se apruebe en abril.

Esta plataforma, integrada por las asociaciones Escuela y Despensa, Lanuza, La Harta, La Huerva, Las Cuatro Plazas, Stop Ruido Casco Histórico y Vía Romana, ha comparecido por primera vez en rueda de prensa tras su constitución para afrontar el grave problema que provoca el ruido del ocio nocturno en la ciudad y para exponer su postura ante la nueva ordenanza de Zaragoza, en periodo de exposición pública.

Una normativa a la que la organización, como ha explicado Miguel Morte, ha aportado alegaciones durante todo el proceso participativo y que ahora “no se puede reducir al interés de los hosteleros o de la ciudadanía” en alusión a las críticas que desde el sector hostelero se ha lanzado contra la ordenanza y que piden paralizar.

En este sentido, desde esta organización se ha advertido que los bares “no tendrán que gastar ni un euro en reformas y si lo hacen es porque no cumplen la ley actual, no porque las normas las ponga ahora la ordenanza”, al recordar que existe una ley de rango superior, la estatal, de 2001, a la que la de Zaragoza está obligada a adaptarse.

Apelaciones a la hostelería

Desde Stop Ruido, su presidente, Antonio Pérez, ha subrayado que solo es una parte pequeña de la hostelería la que produce el daño y a la que hay que pedirle “respeto”, de ahí que la nueva normativa les reconozca como “responsables solidarios”.

Por eso, al portavoz de Escuela y Defensa, Pedro Martínez, le genera “inquietud” al tiempo que califica de “barbaridad” que el sector hostelero pida la paralización de la ordenanza cuando además, a juicio de Antonio Pérez, estos locales son el “germen” del ruido porque “cuando están abiertos hay ruido y cuando están cerrados, no”.

Entre los argumentos que utiliza esta organización para dar una solución al problema del ruido, que, recuerdan, lleva 40 años sin solución, figuran la vulneración del derecho a la vida privada, a la salud, a la protección contra la contaminación acústica y a la inviolabilidad personal y familiar que establece la Constitución y a la relación directa que existe entre el ruido exterior y la actividad de los locales de ocio.

Medición de ruido

Para demostrar sus argumentos, la plataforma ha recurrido a la medición del ruido que se produce en determinadas calles con una empresa homologada que ha constatado que en las calles Mayor, Espoz y Mina y Cuatro de Agosto, donde se han instalado los sonómetros, entre el 44 y 52 % de las noches los valores se sitúan por encima del máximo establecido en los objetivos de calidad ambiental y está generando un “problema de salud pública”.

Por su parte, la asociación vecinal Lanuza Casco Viejo ha decidido iniciar una campaña de información para advertir a los usuarios de las actividades entorno al Centro de Música Las Armas del problema sanitario que les supone el ruido y suciedad que se genera.

Todas estas organizaciones consideran un avance la nueva normativa y piden además la necesidad de declarar el distrito del Casco Histórico como zona de especial protección, estudiar la declaración de zonas saturadas y buscar un nuevo modelo de ocio.

La hostelería solicita paralizar la nueva ordenanza del ruido

Diversas asociaciones hosteleras y representantes del Ayuntamiento de Zaragoza se reunieron este jueves 14 de febrero para abordar la futura ordenanza contra el ruido que quiere poner en marcha el Gobierno municipal. Los hosteleros han pedido paralizarla y le han comunicado que rechazan esta normativa porque, a su juicio, pone en riesgo el futuro del sector.

La nueva ordenanza que Zaragoza en Común aprobó el pasado 31 de enero y que todavía debe superar un mes de información pública, y su posterior votación en Pleno, propone prohibir el consumo en el exterior de los establecimientos, endurecer las sanciones por ruido y hacer responsables solidarios a los propietarios de las conductas incívicas de los clientes.

Entre algunas de las propuestas está rebajar las necesidades de aislamiento requeridas de forma que los locales cumplan sus obligaciones y no molesten el descanso vecinal.

El Justicia, mediador

También aplicar un método de mediciones claro que proteja los intereses tanto del descanso de los vecinos como de los locales, de forma que todos locales sepan a qué atenerse en posibles cambios, mejoras o restructuración de sus locales.

Los hosteleros le han enviado al equipo de gobierno por escrito los puntos de desacuerdo y desde el Ayuntamiento se han comprometido a estudiarlos.

Ambas partes se han emplazado a una nueva reunión, con el Justicia de Aragón como mediador, el próximo 7 de marzo para seguir negociando.

Aragón Press

Los patinetes sólo podrán circular por carriles bici y vías de carril único limitadas a 30 km/h

Los patinetes eléctricos podrán circular únicamente por los carriles bici y por las vías de un sólo carril y con limitación de velocidad a 30 km/h o menos, mientras que tendrán prohibido circular por las aceras y por vías urbanas con dos o más carriles de circulación por sentido, según se establece en el proyecto de ordenanza reguladora de los vehículos de movilidad personal (VMP) de los tipos A y B, entre los que se incluyen los patinetes de movilidad compartida que desde hace unos meses circulan por la ciudad, y que ha sido aprobado por el gobierno municipal.

Las restricciones en la circulación de los patinetes y vehículos de movilidad personal (VMP) afectan tanto a los de categoría A (velocidad máxima de 20 km/h) como los de categoría B (velocidad máxima de 30 km/h).

Hasta ahora, los patinetes eléctricos venían circulando por aceras y por todo tipo de carriles destinados al tráfico rodado, puesto que no existía normativa para este tipo de vehículos y las ordenanzas municipales permitían los desplazamientos por zonas peatonales, puesto que habían sido pensadas para vehículos movidos por tracción humana y no por motor.

Estacionamiento

La nueva ordenanza municipal, que entrará en vigor este mes de febrero, también establece limitaciones respecto al estacionamiento de este tipo de vehículos. Los patinetes de uso particular del tipo A podrán estacionarse y anclarse en los aparcabicis. Los patinetes particulares de tipo B deberán estacionarse en las áreas reservadas para motocicletas y se atendrán a la normativa prevista para este último tipo de vehículos.

En cuanto a los vehículos de movilidad personal (VMP) destinados al arrendamiento individual o pertenecientes a sistemas de movilidad compartida “sólo podrán estacionar en los espacios y bajo las condiciones estipuladas en las autorizaciones o licencias que se otorguen para el ejercicio de esa actividad”, establece la nueva ordenanza.

Además, la nueva normativa dispone que “ningún tipo de vehículo de movilidad personal (VMP) podrá estacionar en lugares que obstaculicen el tránsito peatonal o de vehículos, el uso de mobiliario urbano ni el acceso a inmuebles o servicios, en especial el acceso a paradas de transporte público y, en ningún caso, junto a la fachada de edificios”.

Aportaciones

El proyecto de Ordenanza ha sido elaborado teniendo en cuenta las instrucciones y directrices emitidas por la Dirección General de Tráfico y la Fiscalía de Seguridad Vial, además de las normativas ya aprobadas en otras ciudades como Barcelona y Madrid, y las aportaciones ciudadanas recibidas en la consulta pública que se desarrolló en diciembre, han señalado fuentes municipales.

El texto no es definitivo, ya que se deberán tener en cuenta las alegaciones que se presenten en el periodo de exposición que ahora se abre, y posteriormente requerirá de una mayoría para su aprobación definitiva en el pleno del Ayuntamiento de Zaragoza.

El texto aprobado consta de 8 artículos, dos disposiciones transitorias y dos disposiciones finales. Pretende establecer una regulación mínima sobre la clasificación y condiciones de circulación y aparcamiento de los VMP, a la espera de contar con un marco normativo estable y común de carácter estatal, indica el Consistorio en una nota de prensa.

El texto completo de la nueva ordenanza puede consultarse en este enlace.

Consulta ciudadana para regular los patinetes, que no podrán circular ni aparcar por las aceras

El Ayuntamiento de Zaragoza pone en marcha una consulta ciudadana en la web municipal para determinar la ordenanza que regulará la circulación y aparcamiento de vehículos de movilidad personal (VMP), en especial, los patinetes eléctricos. La normativa definitiva no estará lista hasta febrero-marzo de 2019, pero es seguro que determinará la prohibición de que los patinetes eléctricos circulen por las aceras o zonas reservadas a peatones, donde tampoco podrán ser aparcados.

En la consulta ciudadana se podrá participar a partir de este miércoles 28 de noviembre o al día siguiente, jueves, cuando sus preguntas serán colgadas en la web municipal.

La concejala de Movilidad, Teresa Artigas no ha determinado con precisión el inicio de la encuesta, que se prolongará durante quince días, según ha explicado en rueda de prensa, donde ha explicado que la normativa actual obliga a realizar este tipo de consultas previas a la regulación de determinados aspectos de la vida ciudadana.

La encuesta no es determinante, pero Artigas ha asegurado que sus resultados serán tenidos en cuenta a la hora de regular la circulación y aparcamiento de patinetes eléctricos y bicicletas compartidas sin estacionamientos fijos, que desde la primavera pasada invaden las calles y aceras zaragozanas, generando problemas de desplazamientos a los viandantes, sobre todo a aquellos con movilidad reducida.

Cuatro preguntas

Al margen de los resultados de la consulta, la “voluntad clara” del Ayuntamiento zaragozano ha confirmado la concejala de Movilidad, es que los patinetes eléctricos no puedan circular por las aceras, tal y como ya informó Ten! Zaragoza.

Además, tampoco podrán aparcar en las aceras. Los de categoría A, donde se incluyen vehículos con velocidad máxima de 20 km/h según la clasificación de la Dirección General de Tráfico (DGT), deberán aparcar en aparcabicis o en zonas que se van a delimitar especialmente para estacionamiento de vehículos de movilidad compartida (patinetes y bicicletas). Los de categoría B y C, que pueden alcanzar velocidades superiores a los 30 km/h, deberán aparcar en las zonas delimitadas para motos.

Respecto a la consulta pública sobre la normativa relativa a VMP, contiene cuatro preguntas:

  • ¿Qué clasificación se debe establecer para este tipo de vehículos? ¿Qué características debe tener cada categoría de esta clasificación? Se adjunta la instrucción instrucción 16/V-124 de la Dirección General de Tráfico (DGT) como posible referencia.
  • ¿Qué zonas del viario existente considera adecuadas para la circulación de este tipo de vehículos, en función de la clasificación establecida en la primera pregunta?
  • ¿Dónde considera que deberían estacionar este tipo de vehículos, en función de la citada clasificación o de otras consideraciones?
  • Otros aspectos que considere necesario contemplar en esta Ordenanza.

El peatón, prioritario

Artigas ha subrayado que esta encuesta será muy útil para conocer la sensibilidad ciudadana respecto a la presencia de los nuevos vehículos de movilidad personal y ha subrayado que la normativa que finalmente los regule perseguirá la compatibilización de los desplazamientos mediante medios sostenibles, con la convivencia con otros medios de transporte y el buen uso de esos nuevos medios por parte de los usuarios.

También ha destacado la concejala que la ordenanza primará el tránsito peatonal y que el gobierno municipal tiene claro que “los peatones es a quienes más debemos proteger”.

En cuanto a la normativa para regular la movilidad compartida, Artigas ha estimado que podría estar lista a finales de año y que dicha regulación contemplará sacar a concurso el servicio de movilidad compartida, además de zonas específicas de aparcamiento para este tipo de vehículos.

Artigas confía en que a principios del próximo año pueda celebrarse el concurso para la adjudicación a empresas de servicios de movilidad compartida sin estaciones fijas.

Retirado el plan para unificar la estética del centro histórico ante la falta de apoyo de la oposición

La oposición del Ayuntamiento de Zaragoza ha forzado al equipo de gobierno a retirar en la Comisión de Urbanismo una propuesta de ordenanza que planteaba unificar la estética arquitectónica del centro de la ciudad.

La normativa proponía conservar los elementos de más de cien años y adaptar comercios, fachadas y mobiliario. A pesar de que estaba consensuada, la oposición no ha querido apoyarla por la crisis abierta en las sociedades municipales, cuya gestión decidió copar el equipo de gobierno de ZeC el pasado 9 de febrero.

Tras conocer que no iba a contar con mayoría, el responsable de Urbanismo, Pablo Muñoz, ha optado por retirar la ordenanza para intentar buscar su aprobación en futuras comisiones.

Muñoz ha criticado duramente la actitud de PP, PSOE y Ciudadanos, que han provocado la retirada del expediente y ha tachado la posición como especialmente “sonrojante” y “vergonzosa” en tanto en cuanto el texto había sido pactado y también era “fruto de su pluma” y de un consenso que han tirado “por la borda”, ha asegurado en rueda de prensa.

Era tan “escandaloso” el bloqueo que pretendían estas tres fuerzas políticas que hasta CHA se ha salido por lo “absurdo” que era, ha añadido.

Plan de Aceralia

Muñoz, además, ha subrayado que esta normativa permitía que la ciudad preservara su patrimonio con una mayor homogeneidad, “poner a Zaragoza guapa”, por lo que estos grupos están traicionando sus propios principios, ya que no se retira por una cuestión de fondo, sino que se ha utilizado como “chantaje” contra el Gobierno.

Algo similar ha sucedido con el Plan de Aceralia de desarrollo de un “vacío urbano” en el barrio del Picarral, que el Gobierno municipal lo planteaba “mucho más moderado”, con menos viviendas y más zonas verdes.

El consejero ha lamentado que también haya sido “bloqueado” sin que la oposición haya ofrecido “explicaciones convincentes” y dejando como víctimas a los vecinos del barrio, pero ha manifestado que seguirán trabajando en el plan integral.

PP y C’s no apoyan la ordenanza de protección de animales por vetar circos que usen caballos o perros

Los grupos municipales de PP (voto en contra) y C’s (abstención) han rechazado aprobar la nueva ordenanza de protección animal porque en ella se introduce una prohibición expresa de que actúen en Zaragoza circos que incluyen espectáculos con animales. Ambos grupos de la derecha defienden que los circos puedan incluir números con animales no salvajes (caballos o perros, entre otros), mientras los restantes grupos (ZeC, PSOE y CHA) rechazan de plano tal posibilidad y con sus 17 votos mayoritarios se ha aprobado la nueva ordenanza de forma inicial en la comisión municipal de Servicios Públicos y Personal.

La sesión de la citada comisión se ha iniciado con intervenciones que ensalzaban la colaboración de todos los grupos en la elaboración de la nueva normativa protectora de animales y el amplio consenso logrado en la elaboración de unos requisitos que, entre otras cosas, incluyen que todos los perros deberán ser identificados y registrados por su ADN o que los animales serán considerados como seres preferentes a rescatar en caso de catástrofe.

Discrepancia con los circos

Sin embargo, ese aparente entendimiento ha sido quebrado por un voto particular del PP a favor de que los circos pudieran incluir espectáculos con animales domésticos. El concejal conservador Enrique Ceballos ha argumentado que la legislación aragonesa al respecto no incluye la prohibición de los animales en las actuaciones circenses y “esa normativa es de superior categoría a la municipal.

El concejal del PP ha agregado que por ese mismo criterio “deberían eliminarse la equitación y los concursos caninos. Prohibir por prohibir no es lo más adecuado”.

La concejala de Ciudadanos, Elena Martínez, ha compartido parecido criterio al oponerse a la prohibición “de forma tajante” de animales en circos. “Más que de prohibir, somos de regular, de aplicar mecanismos de control, de que estos eventos se supervisen”, ha indicado.

Frente a los argumentos de la derecha, los representantes de ZeC y CHA han puesto el acento en el inadecuado trato de los animales en los circos, “trasladados en jaulas y fuera de su entorno natural”, como ha indicado el edil de ZeC y responsable de Servicios Públicos, Alberto Cubero.

Por su parte, el portavoz de CHA, Carmelo Asensio, ha reiterado la oposición de su grupo a la utilización de todo tipo de animales en circos porque su trato “deja mucho que desear”. Ha recordado que en Europa se reconoce a los animales vertebrados “como seres capaces de sentir dolor y angustia” y ha insistido en que en muchos estados europeos está prohibida su presencia en circos, además de en 370 municipios del Estado español.

La concejala del PSOE Marta Aparicio ha sumado el apoyo de su grupo a la prohibición de animales en circos, entre otras cosas, “porque es algo totalmente asumido por la sociedad actual.Estamos regulando una realidad”.

Varias personas llevan perros a un bus de Marbella, donde sí están permitidos

La exigencia del ADN y perros en bus

En cuanto a la exigencia de la nueva ordenanza de que se les extraiga sangre a los perros para que se identifique y se registre su ADN (una operación que costará entre 10 y 15 euros, según el Ayuntamiento) para luchar contra el abandono y maltrato, el concejal Carmelo Asensio (CHA) ha precisado que su grupo inicialmente se oponía a la introducción de esta norma “porque perjudicaba por su coste a las protectoras de animales”, que en el plazo de un año, como el resto de dueños de perros, tras la entrada en vigor de la norma deben identificar a sus animales por ADN. “Pero esto se ha solucionado”, ha explicado Asensio, mediante la introducción de una enmienda en el presupuesto de 2018 para sufragar ese gasto por parte de las protectoras.

Por su parte, el grupo del PSOE ha insistido en que el requerimiento del ADN no debe servir para “una campaña de persecución de los dueños de perros por la deposición de heces en la vía pública”, sino para luchar contra el maltrato y el abandono.

Respecto a la posibilidad de llevar perros de más de 10 kg sin trasportín en los autobuses urbanos, que había solicitado el grupo de C’s, finalmente se ha retirado “pese al informe favorable de los técnicos municipales” ha indicado la concejala del citado grupo Elena Martínez, por lo que persistirá la prohibición de subir perros a los buses urbanos, algo que sí puede hacerse, con bozal y atados, en el tranvía.

Nuevas medidas

La nueva normativa sí incorpora otros nuevos requisitos, como los planteados por CHA sobre la posibilidad de confiscar animales cuando se demuestre su maltrato, limitar el tiempo de encierro de animales en vehículos o la creación de una unidad específica de protección animal en la Policía Local.

También C’s ha introducido, entre otras cosas, el requisito de que el sacrificio y esterilizado de animales se haga siempre bajo permiso y supervisión veterinaria o la ampliación del horario (de 1 de mayo a 31 de octubre, de 22 a 10 horas; de 1 de noviembre a 30 de abril, de 20 a 10 horas) para la suelta de perros en parques y otras zonas verdes de la ciudad.

El PSOE por su parte ha reclamado el posible traslado de colonias de animales dentro de la ciudad o ligar el teléfono para denunciar el maltrato de animales a un número municipal.

Los perros deberán identificarse y registrarse con una muestra de ADN

Los perros de zaragozanas/os deberán estar identificados y registrados mediante una muestra de ADN, lo que permitirá la localización de sus dueños para evitar situaciones de abandono o maltrato, según se contempla en la nueva ordenanza de protección animal elaborada por el equipo de gobierno municipal de ZeC.

La identificación de los perros será un proceso realizado en su totalidad por instancias públicas, tras el acuerdo alcanzado por el Consistorio zaragozano con el Colegio de Veterinarios, la Universidad de Zaragoza y el Gobierno de Aragón.

A partir de la entrada en vigor de la nueva ordenanza, que será debatida y previsiblemente aprobada en la comisión municipal de Servicios Públicos del próximo lunes 22 de enero, los dueños de perros residentes en Zaragoza tendrán un periodo de un año para que, a través de los servicios establecidos por el Colegio de Veterinarios, se le extraiga una muestra de sangre al animal, que será remitida al departamento correspondiente de la Universidad de Zaragoza para la determinación del ADN del perro, y desde ahí se trasladarán los datos al registro de animales del Gobierno de Aragón, donde quedará identificado y relacionado con su dueña/o correspondiente.

El trámite costará entre 10 y 15 euros y deberá ser abonado por la/el dueña/o del animal.

Herramienta contra el abandono y el maltrato

El concejal de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, ha explicado que esta medida “resultará fundamental en la lucha contra el abandono y maltrato de perros”.

En la actualidad, el centro municipal de protección animal recoge unos 700 perros al año, que no siempre se pueden identificar. Es el caso de las camadas, que representan un 10% del total, cuyos responsables de su abandono no son localizables. Lo mismo ocurre con los animales a los que se les ha arrancado el preceptivo chip identificativo.

A partir de la nueva ordenanza municipal, la localización de los dueños “será infalible”, ha resaltado Cubero, y se constituirá en un elemento primordial en la lucha contra el abandono y maltrato de perros, puesto que la medida afectará sólo a esta clase de animales de compañía.

El concejal ha resaltado que Zaragoza va a ser de las primeras ciudades del Estado español en adoptar este requisito y ha abogado por que la norma se extienda lo más posible a otras localidades, tanto aragonesas, como de fuera del territorio, para garantizar la máxima protección de los perros.

Más medidas de protección

Cubero ha indicado que la reforma de la ordenanza garantiza un avance en la protección de los animales en la ciudad y consagra también la decisión adoptada hace dos años por el actual equipo de gobierno municipal de prohibir en el término municipal la presencia de circos que ofrezcan espectáculos con animales.

La nueva normativa prohibirá igualmente la colocación de azufre en las esquinas de los edificios, una práctica habitual para evitar las micciones de perros, porque resulta “contaminante para los animales que olfatean e incluso para bebés o niños” ha indicado el concejal.

Otra de las novedades que incorpora la remodelada ordenanza es la consideración de los animales como bienes a proteger en caso de catástrofes o sucesos. A este respecto, Cubero ha mencionado el caso de las pasadas inundaciones del Ebro, en cuyas riberas “padecieron y murieron muchos animales que no fueron rescatados”.

Ahora la ordenanza establece que bomberos y otros servicios de rescate entrarán en las propiedades particulares de modo preferente para rescatar animales en caso de que se encuentren en peligro inminente.

Ampliación de la suelta

Los cambios en la regulación de la protección y de la convivencia con los animales también incluirán una ampliación del horario y de las zonas de suelta de perros. En la actualidad, la suelta se permite de 9:00 h de la mañana a 21:00 h entre noviembre y abril; de mayo a octubre se amplía en una hora la suelta matinal (a partir de las 8:00 h). La nueva ordenanza permitirá la suelta en verano hasta las 22:00 horas y permitirá realizar en más áreas.

En cuanto a la presencia de animales en los buses urbanos (en el tranvía ya se permite llevar perros atados y con bozal), el concejal de Servicios Públicos ha indicado que se está estudiando su compatibilidad con la normativa aragonesa que impide la presencia de animales de compañía en autobuses discrecionales, así como los inconvenientes que pudieran ocasionar en el funcionamiento habitual del transporte urbano. “Si los técnicos determinan que en determinadas condiciones es asumible la propuesta que ha hecho un grupo municipal (Ciudadanos), no habrá problema para permitir los animales en los buses urbanos”, ha sentenciado Cubero.

En cuanto a las sanciones por incumplimiento de las normas de protección animal, el concejal ha indicado que no se contemplan en la nueva normativa. Y respecto al caso concreto de la presencia de heces de perros en la vía pública, Cubero se ha limitado a señalar que con la incorporación de la exigencia de la identificación mediante ADN “se podrán analizar las cacas y determinar sin margen de error quiénes son los dueños para sancionarlos”.

Cubero ha indicado que la propuesta de reforma de la ordenanza de protección animal ha recibido más de 40 aportaciones por parte de organizaciones animalistas y espera que “se enriquezca con las numerosas propuestas realizadas por los grupos municipales”.