pacto de Estado

Aragón recibirá 4,7 millones del Pacto contra la violencia machista

Aragón recibirá 4,7 millones de euros procedentes del dinero del Pacto de Estado contra la Violencia de Género que el Gobierno de España repartirá entre las comunidades autónomas en 2019.

El reparto de esta partida ha sido el punto principal de la reunión de la Conferencia Sectorial de Igualdad que este miércoles ha tenido lugar en Moncloa, presidida por la secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo, y a la que ha asistido la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales de Aragón, María Victoria Broto.

A estos 4,7 millones de euros se sumarán otros 500.000 euros para atención a víctimas de violencia de género y sus hijos y de agresiones sexuales, informan fuentes del Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

María Victoria Broto ha destacado “la importancia” del Pacto contra la Violencia de Género que fue apoyado por todos los grupos parlamentarios, pero tras el acuerdo, ha reconocido que “hacía falta su financiación”.

Reparto de la partida

Ha recordado que la partida de 2018 fue transferida a las Comunidades el verano pasado por el Gobierno actual y ha destacado que se haya acordado un reparto de la partida de 2019 lo que permitirá “dar continuidad y afianzar los programas” que ya estaban en marcha, ha dicho.

Para la consejera es importante que el Gobierno les haya convocado y, por otra, que todos hayan sido capaces de llegar a un acuerdo respecto al reparto.

Otro de los puntos abordados en esta reunión ha sido el de la aprobación de una acreditación de la situación de violencia de género, recogida en la Ley de 2004 de Medidas de Protección Integral frente a la violencia de género.

Esta acreditación será válida para todo el país y evitará que las víctimas de violencia de género tengan que iniciar una nueva tramitación cada vez que cambian de Comunidad Autónoma.

Miles de personas, muchas de ellas aragonesas, ‘toman’ Madrid para exigir justicia con el mundo rural

El Aragón rural, el Aragón marginado, se ha dejado notar de forma especial en la manifestación que este domingo ha reunido a más de 100.000 personas en Madrid para exigir justicia con el mundo rural , atención y servicios para las áreas vaciadas de personas del Estado español, una situación que afecta a amplias zonas de Aragón, en especial de Teruel. Los manifestantes ha reclamado “igualdad, vertebración, equilibrio territorial y medidas contra la despoblación”, en una concentración convocada por ‘Soria ¡Ya!’ y ‘Teruel Existe’ a la que se han unido más de 80 plataformas.

La manifestación ‘Revuelta de la España vaciada’ ha congregado a 50.000 personas, según la Delegación del Gobierno, y más de 100.000, según los convocantes. A su término se ha leído un manifiesto en el que se ha pedido un “gran Pacto de Estado” por la España rural y contra la despoblación de los pueblos, y en el que se ha exigido “soluciones eficaces” y “medidas concretas”.

Las plataformas ‘Soria ¡Ya!’ y ‘Teruel Existe’ han reclamado que se tomen medidas ante la despoblación de ciudades y pueblos de España. Además, han explicado que el abandono de muchas zonas de España se ha producido por la falta de “equilibrio territorial” y de “desigualdad de oportunidades” por parte de los gobiernos.

Los organizadores han querido desarrollar esta multitudinaria manifestación en Madrid para concienciar de que se trata “de un problema de todos” los españoles y no sólo de los afectados, porque, a cambio de quedarse territorios sin poblar, las zonas pobladas “tienen el problema de la superpoblación”.

Somardismo turolense en la multitudinaria manifestación

Presencia política criticada

A la manifestación, que ha comenzado en la Plaza de Colón y ha concluído en la Plaza Cánovas del Castillo, frente a la fuente de Neptuno, han acudido cinco ministros: el de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Luis Planas; la de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio; la de Transición Ecológica, Teresa Ribera; la de Industria, Reyes Maroto; y la de Economía y Empresa, Nadia Calviño.

También acudieron el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera; la vicesecretaria de Sectorial del PP, Isabel García Tejerina; el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, entre otros.

La asistencia de políticos a la manifestación ha sido rechazada por las dos organizaciones que encabezan la convocatoria: “Nos parece muy mal, si estamos aquí y así, es por su culpa, aquí no pintan nada, esto es una manifestación del pueblo, si hubieran hecho su trabajo antes, no estaríamos aquí”, ha señalado la portavoz de ‘Soria ¡YA!’, Vanesa García, que ha reclamado “inversiones y hechos” para la España rural.

“Estamos mostrando que estamos hartos los ciudadanos de la España despoblada, que nos tengan abandonados, sin inversiones, y que nos utilicen en sus programas, y queremos hechos ya, queremos que se nos escuche”, ha pedido.

Por su parte, Tomás, portavoz de Teruel Existe, ha reivindicado la igualdad entre todos los territorios, y ha pedido que se “corrija” la manera de hacer política de los últimos 50 años, que ha consistido en “desarrollar unas partes del territorio a costa de otras”. En concreto, ha mencionado el reparto de infraestructuras, inversiones “reales” y una ejecución presupuestaria “prioritaria”.

“Hay décadas de olvido que hay que subsanar ya, porque si no los pueblos se nos mueren, en Teruel tenemos muchos pueblos que en 10 años desaparecerán, es el último grito de quien se está muriendo”, ha dicho Tomás, que ha exigido a los políticos que se tomen este tema “en serio” y que lo conviertan en una “cuestión de Estado”.

Un pacto de Estado

La manifestación ha arrancado algo más tarde de las 12.00 horas desde Colón y se ha desarrollado bajo la lluvia.

Amenizada con cánticos, tamborradas y bailes regionales, los manifestantes han ido coreando consignas a favor de los pueblos de España, portando banderas de sus respectivas comunidades como Aragón, La Rioja, Castilla y León o Castilla-La Mancha, entre otras.

La cabecera de la manifestación ha llegado a Neptuno sobre las 14.00 horas, donde se ha leído un manifiesto en el que se ha pedido un “gran Pacto de Estado” por la España rural y contra la despoblación de los pueblos, y en el que se ha exigido “soluciones eficaces” y “medidas concretas” para luchar contra el desequilibrio territorial de España. “Ser menos, no resta derechos”, han clamado los periodistas Manuel Campo Vidal y Paloma Zuriaga, que han leído el texto.

Para “relanzar la España vaciada”, los organizadores piden recuperar el talento de aquellos que emigraron a las ciudades, pero también quieren “facilidades para la creación de empresas”, así como “ayudas”. Según el texto, un total de 26 capitales de provincia pierden población, además de los pueblos.

“La despoblación es la antesala de la desertización. Un territorio sin hombres y sin mujeres no es sostenible. Se degrada irremisiblemente y perdemos todos”, indica el Manifiesto, que insiste en que “sin pueblos no hay futuro, pero tampoco lo hay para las ciudades ni para el medio ambiente tan deteriorado”.