pactos

Cs Aragón sigue vetando al PSOE y defiende los pactos con PP y la ultraderecha

El presidente del grupo parlamentario de Ciudadanos en las Cortes de Aragón, Daniel Pérez, ha reiterado la negativa de su partido en Aragón a negociar con el PSOE un acuerdo de gobierno o de apoyo a un ejecutivo liderado por los socialistas, mientras su líder territorial, Javier Lambán, no haga ningún gesto de desmarque respecto a las posiciones del PSOE ante los nacionalistas en Navarra y en Cataluña, como mínimo. Respecto a la crisis interna de su partido por los pactos con la derecha, Pérez ha asegurado que Cs en Aragón respalda sin fisuras la postura de la ejecutiva nacional de vetar a los socialistas.

Daniel Pérez ha insistido en que el partido en Aragón no está viéndose afectado por la crisis interna que ha aflorado en los últimos días en sus organismos estatales, con dimisiones de destacados cargos por la política de pactos con PP y Vox.

Pérez ha hecho estas declaraciones poco antes de presidir una reunión del grupo parlamentario de Cs en las Cortes de Aragón.

Afiliado a Cs

Una reunión que Pérez ya ha presidido como militantes de Cs, porque para refrendar su compromiso con las tesis del líder de Cs, Albert Rivera, de seguir escorando el partido hacia la derecha, Daniel Pérez, que se presentó como candidato independiente a la presidencia de Aragón dentro de la lista de Cs, ha anunciado que se incorporaba como militante de base en el partido liberal (en la foto superior, Albert Rivera (izda) y Daniel Pérez, en un acto electoral en Zaragoza).

Respecto a la situación en Aragón y la conformación del futuro gobierno, Pérez ha asegurado que Cs no se ha ‘autoexcluido’ de las negociaciones con el PSOE de Lambán “porque nunca hemos tenido intención de iniciar esos contactos”.

A ese respecto, ha subrayado que el partido en Aragón no tiene ninguna duda de que debe mantenerse el veto a los socialistas mientras estos no hagan un gesto claro que les desmarque de la postura del PSOE estatal. Una actitud que Pérez ha identificado como de connivencia “con independentistas y filoetarras”.

Puerta abierta a la negociación con el PSOE

No obstante la aparente rigidez de sus planteamientos, Pérez ha dejado la puerta abierta a un posible contacto con los socialistas aragoneses, si estos retoman posturas que, a su juicio, los distinguieron de las posiciones del PSOE estatal, en especial a su secretario general, Javier Lambán, sobre todo en referencia a la crisis catalana.

Respecto a la crisis interna que atraviesa Cs por sus pactos con la derecha y la ultraderecha, Pérez ha tratado de minimizar sus efectos y ha insistido en que el partido se mantenía “sólido” en torno a una estrategia política de pactar preferentemente con el PP y respaldado por los ultraderechistas de Vox, “que fue adoptada por unanimidad por el comité ejectuvo nacional, incluidas algunas personas de las que ahora se han desmarcado del partido”, ha destacado Pérez.

Pese a que el diputado ha insistido en el alineamiento total de los responsables y representantes parlamentarios aragoneses con la postura de la ejecutiva nacional de veto al PSOE, otras fuentes del partido consultadas por Ten! Zaragoza se mostraban proclives a facilitar la investidura de Pedro Sánchez en el Parlamento estatal, “exigiéndole a cambio algunos giros políticos en Navarra y Cataluña, por ejemplo”, y mantenerse expectantes respecto a los socialistas aragoneses por si un cambio de postura suyo pudiera facilitar un acercamiento.

 

CHA iniciará negociaciones para apoyar la investidura de Lambán y aspira a formar parte del Gobierno

CHA ha manifestado públicamente que quiere apoyar la investidura del candidato socialista Javier Lambán y seguir formando parte del Gobierno de Aragón sin que esto suponga dar un “cheque en blanco” al PSOE en las negociaciones que comenzarán la próxima semana y a la que acuden “sin líneas rojas”.

La formación aragonesista ha celebrado este sábado su Comité Nacional en el centro cívico Casablanca de Zaragoza (imagen superior de Aragón Digital) y allí han decidido por unanimidad iniciar las negociaciones con la izquierda y el PAR después de unas semanas en las que sólo ha habido conversaciones informales a la espera de que se dieran las circunstancias adecuadas.

Después de la elección de la mesa de las Cortes el pasado jueves, de mayoría progresista, y de la decisión del PSOE de descartar la presencia de Cs en el futuro Gobierno hecha pública el viernes, el presidente de CHA, José Luis Soro, considera que es el momento de iniciar esas negociaciones.

Para acercar posturas utilizarán como “borrador” el acuerdo programático firmado por el PSOE y el PAR, que ha evitado que fructificara un Gobierno de derecha PP-Cs, ya que para alcanzar la mayoría necesitaba los votos de la formación aragonesista que preside Arturo Aliaga y de Vox.

Punto de partida

El presidente de CHA, en declaraciones a los medios de comunicación, ha apuntado que su formación no podría suscribir ese acuerdo tal y como está redactado ahora, ya que, a su juicio, faltan muchas cuestiones, si bien ha señalado que es un buen “punto de partida” para alcanzar un acuerdo programático.

Pero, además de eso, se ha mostrado partidario de continuar dando más pasos, y dejando a un lado la ambigüedad ha afirmado “claramente” que la opción de CHA es apoyar la investidura de Javier Lambán y formar parte del próximo Gobierno de Aragón.

“Nos sentimos plenamente legitimados para hacer este planteamiento; entendemos que los casi 42.000 aragoneses y aragonesas que nos votaron en las autonómicas, nos votaron para que siguiéramos en el Gobierno”, ha enfatizado.

Es más, Soro ha atribuido el crecimiento del 37 % de los votos en los comicios del 26 de mayo a la valoración positiva de la acción de Gobierno por parte de la ciudadanía.

“Decimos claramente que nuestra opción sería seguir formando parte del Gobierno de Aragón”, ha subrayado.

Puntos de fricción

No obstante, ha insistido en que esta voluntad de CHA de apoyar la investidura y de entrar a formar parte del Gobierno no es un “cheque en blanco” y que, en cualquier caso, esa decisión dependerá del Comité Nacional, el máximo órgano entre asambleas que volverán a convocar una vez finalizadas las negociaciones.

Éstas comenzarán con el PSOE la próxima semana con reuniones “discretas”, en las que se hablará de cuestiones programáticas conscientes de que existen “discrepancias” y puntos que generan “fricciones” como la política impositiva o la unión de las estaciones de esquí.

“Pero hay voluntad por parte del PSOE para encontrar puntos de encuentros”, ha dicho Soro, quien ha apuntado que, llegado el momento, también se podría “pactar la discrepancia” dejando claro las cuestiones imposibles de pactar, sobre todo aquellas que no dependan directamente del Gobierno de Aragón.

“Pero no vamos a ir con líneas rojas a la negociación”, sino con “buena fe”, ha recalcado.

Por último, a la pregunta de si cree que el PAR vería con buenos ojos que CHA entrara en el Gobierno, ha aseverado: “No he oído que nadie vete a CHA, pero es algo que no hemos hablado”.

Cs opta por un acuerdo de centro-derecha sin Vox y descarta por ahora al PSOE

El candidato de Cs a la Presidencia del Gobierno de Aragón, Daniel Pérez Calvo, se ha mostrado partidario de un acuerdo con los partidos de centro-derecha, en referencia a PP y PAR y en el que no incluye a Vox, tanto para las Cortes como para el Ayuntamiento de Zaragoza, y “no contempla” un acuerdo con el PSOE.

En declaraciones a los medios este viernes, Pérez Calvo ha insistido en que se decanta por un acuerdo con el centro derecha, con PP y PAR, con los que cree que podrían ser capaces de suscribirlo “al 99 %” en cuanto a empleo, fiscalidad, familias o territorio para el Gobierno de Aragón pero también para el Ayuntamiento de Zaragoza, aunque ha reconocido que son instituciones diferentes y que cada una tiene su proceso de negociación.

Vox, excluido

En ese acuerdo no incluye a Vox, ni en el gobierno ni en los pactos para cerrarlo, un partido que llegado el momento, según Pérez Calvo, “tendrá que elegir si quiere una opción de gobierno de centro derecha”, que es la que representaría Cs, PP y PAR, o si prefiere “optar por otra opción posible en otro espectro político”.

Se ha referido así a los 31 diputados que suman en las Cortes PP (16), Cs (12) y PAR (3) y a los 33 que alcanza el PSOE (24), con Podemos Equo (5), CHA (3) e IU (1), los dos bloques que no llegan a los 34 de la mayoría absoluta del Parlamento, compuesto por 67 escaños, en el que Vox se estrena con tres diputados.

No obstante, el presidente del PAR, Arturo Aliaga, dio este miércoles por descartado un pacto de derechas en el que esté o apoye Vox y se ha decantado por un acuerdo entre PSOE y Cs, que, por su parte, ha rechazado Pérez Calvo.

Declaraciones de Aliaga

En este sentido, no ha querido valorar las declaraciones de Aliaga dado que “no han empezado” a hablar ni a ver qué plantean, aunque sí ha dejado claro que Cs “cuenta con el PAR” para que forme parte del Gobierno.

“Estamos en un momento de inicio de negociaciones, empezando a hablar y a tantear para ver dónde podemos encontrarnos”, ha apuntado Pérez Calvo, quien se ha mostrado convencido de que, tanto con el PAR como con el PP, se puede conseguir esa opción de centro derecha por la que apuesta Cs para cuajar un programa para los próximos cuatro años, “de centro e integrador, abierto y aragonesista, en el marco de una España unida y que mire a Europa”.

Y, aunque ha pedido más tiempo para poder avanzar en las negociaciones, que a su juicio deberían empezar a producirse la semana que viene dado que hasta ahora solo ha habido tomas de contacto, ha apelado a que si algo ha demostrado el PAR a lo largo de los últimos 30 años es que, además de ser un partido fundamental en la constitución de Aragón, es un “partido de acuerdos, pactos y dialogante”.

Vox exigirá entrar en el gobierno municipal para llegar a acuerdos

Vox solicitará en las negociaciones tras las elecciones del domingo la entrada en los gobiernos municipales y autonómicos como parte de las condiciones para apoyar a otros partidos en la formación de los nuevos ayuntamientos y ejecutivos autonómicos. De esta forma, los dos concejales ultraderechistas del Ayuntamiento de Zaragoza exigirán entrar en el gobierno municipal que pudiera surgir del hipotético pacto que persigue el PP con Vox y con Cs.

Así lo ha acordado el Comité Ejecutivo Nacional de Vox, máximo órgano de decisión del partido, en su primera reunión tras los comicios, celebrada este jueves.

Además de la entrada en los gobiernos municipales y autonómicos, Vox ha acordado negociar con todas las formaciones políticas que estén dispuestas a liderar un proyecto que deje fuera a las fuerzas de izquierda, una clara alusión a Cs, cuya estrategia de llegar a acuerdos con PP ‘a la andaluza’, es decir, pactando sólo con los conservadores para conseguir luego el respaldo parlamentario de los neofranquistas, quedaría así dinamitada.

Negociar directamente con ellos

Para ello, considera como condición indispensable que todo aquel partido que quiera el apoyo de Vox deberá sentarse a negociar con el comité negociador, encabezado por su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros.

También forman parte del equipo negociador la diputada Macarena Olona; el diputado y vicesecretario Jurídico, Pedro Fernández; el vicesecretario de Presidencia, Enrique Cabanas; y el vicepresidente primero del partido, Víctor González.

Vox es fuerza determinante para la formación de un gobierno de derechas Aragón, junto con PP, Cs y PAR, aunque esta posibilidad parece remota después de que los regionalistas hayan descartado cualquier posibilidad de acuerdo con los ultraderechistas.

También es clave Vox para la formación de gobiernos en las comunidades de Madrid, Murcia y Castilla y León, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Respecto a ayuntamientos, además del de Zaragoza, Vox es determinante en varias capitales de provincia como Madrid, León, Santander, Burgos, Cáceres, Badajoz, Alicante y Córdoba.

El PAR descarta un gobierno de derechas por su veto a Vox e invita a pactar a PSOE y Cs

La posibilidad de un Gobierno aragonés de derechas parece que se desvanece, tras la negativa del PAR a negociar con Vox o a formar parte de un Ejecutivo cuyas decisiones dependan de los tres diputados ultraderechistas. Los tres escaños del PAR son fundamentales para formar mayoría de derechas junto a los 16 de PP, los 12 de Cs y los 3 de Vox. Por contra, el presidente del Partido Aragonés, Arturo Aliaga, sostiene que “lo lógico” es que PSOE y Cs, que suman 36 escaños de 67 en las Cortes de Aragón, “intenten” un acuerdo de legislatura, que su formación podría respaldar.

La unión de estos dos partidos “es lo lógico” y el responsable regionalista les pide “que lo intenten”. Aunque el PAR pierda con ese acuerdo la posibilidad de entrar en el Gobierno autonómico, Aliaga lo tiene claro: “Ahí, si se pone sobre la mesa algo, puedo aportar más que restar”.

La propuesta del PAR es que PSOE y Cs “asuman su responsabilidad”, ya que son los únicos dos partidos que uniéndose pueden gobernar -sin contar una prácticamente imposible unión de PSOE y PP-. Y les ha pedido que “primero hablen ellos y después me traigan un proyecto de lo que quieren hacer”.

Condiciones

En ese acuerdo pretende Aliaga que Cs rebaje su postura en cuestiones que no comulgan con el PAR. “Si vamos a quitar pueblos y comarcas, hacer un plan hidrológico que plantee trasvases…que no me hagan comulgar con ruedas de molino”.

En ese proyecto, ha remarcado, tendrá que contemplar cuestiones irrenunciables para el PAR como “identidad, Estatuto, no recentralización de competencias, negativa a los trasvases, enseñanza concertada o supresión del impuesto de sucesiones”, precisa Aliaga.

También pretende que se puedan “continuar conversaciones con Madrid sobre el desarrollo del artículo 108 del Estatuto de Autonomía, el desarrollo de la bilateralidad o las obras en Aragón que esperamos se desatasquen”.

Imposibilidad de un gobierno de derechas

Esas cuestiones también las ha utilizado para justificar la imposibilidad de apoyar un gobierno de derechas con la ayuda de Vox.  “Me parece kafkiano plantearle al PAR que entre en un gobierno con Vox”, ha sentenciado Aliaga tras la primera reunión de la comisión negociadora de su partido puesta en marcha este jueves para analizar los posibles pactos tras las elecciones del 26 de mayo (imagen superior de Aragón Press).

Respecto a la posibilidad de que Vox apoye la investidura de un gobierno PP, Ciudadanos y PAR, “es todavía más kafkiano”, ha asegurado, porque “no me voy a meter en un gobierno donde todas las políticas dependan de estos señores”.

Aliaga tiene claro por qué no quiere nada con Vox: “No vamos a permitir que nadie nos gestione desde Madrid la educación ni la sanidad. Hemos avanzado suficiente estos años en el desarrollo autonómico y no estamos dispuestos a retroceder en competencias, identidad y lo que hemos conseguido avanzar”. Aspectos que los principios de Vox ponen en entredicho, según valora Aliaga.

El presidente del PAR ha cerrado así la puerta a la posibilidad de que el dirigente del PP, Luis María Beamonte, se convierta en presidente de Aragón, y con ello manda un mensaje claro a PSOE y Cs.

Descartado el pacto con la izquierda

Respecto a la posibilidad de un acuerdo PSOE, Podemos, CHA e IU con el apoyo del PAR, que ha sido propuesta por CHA y apoyada más tarde por IU, Aliaga la considera “también kafkiana”. Y es que, “si durante cuatro años cuatro no se han puesto de acuerdo, ahora el PAR no va a aportar nada allí”.

En este sentido, también ha recordado que, como consecuencia de la gestión de los cuatro partidos de izquierdas durante la recién acabada legislatura, “no tenemos presupuestos en 2019, ni en Aragón ni el el Ayuntamiento de Zaragoza”, además de los “continuos rifirrafes entre ellos”.

Lambán conversará con todos los partidos, excepto Vox, desde “la centralidad y la moderación”

El secretario general de los socialistas aragoneses, Javier Lambán, llamará a partir de este miércoles a todos los líderes de los partidos con representación en Aragón, excepto a Vox, para iniciar conversaciones de cara a futuros pactos, aunque tiene claro que no intercambiará una institución por otra por considerarlo “absolutamente indeseable”.

Lambán, en declaraciones a los medios antes de presidir la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE Aragón (imagen superior de Europa Press), ha anunciado además que propondrá a la Comisión Ejecutiva Federal de su partido la creación de otra comisión en Aragón que esté ligada al órgano de negociación que designó ayer y que estará formada por el secretario de Organización aragonés, Darío Villagrasa, y los tres secretarios provinciales del partido.

En las últimas 72 horas, el también presidente de Aragón y candidato a la reelección ha estado en comunicación con la Comisión Ejecutiva Federal y ha hablado tanto con el secretario general, Pedro Sánchez, como con los secretarios de Organización y de Coordinación Territorial, José Luis Ábalos y Santos Cerdán, respectivamente, para acordar los mecanismos de cara a las reuniones, acuerdos y pactos a celebrar con otras formaciones.

Unas negociaciones que deben recaer en el partido, que es el único legitimado para hablar de pactos y “no en los candidatos”, ha dicho, aunque ha añadido que “en el último tramo” se podrán incorporar los candidatos de las distintas instituciones y es lo que él mismo pretende hacer cuando se hable del Gobierno de Aragón.

Gobiernos socialistas

Preguntado sobre si quiere un pacto global o por instituciones para Aragón, Lambán ha apuntado que cada una tiene “su idiosincrasia” y la comisión que propone intentará defender “gobiernos socialistas en todos los ámbitos”, aunque habrá que ver “en qué términos” responde cada una de las fuerzas políticas, pero sí ha sido rotundo al afirmar que le parece “perverso” el planteamiento de renunciar a una administración por otra.

“Quien lo practique y defienda esté haciendo un flaco favor a la democracia”, ha aseverado, toda vez que ha apostillado que los pactos de cada institución se tienen que alcanzar obedeciendo “a la dinámica propia de cada institución” y que los intercambios de una institución o de un gobierno por otro le parecen “absolutamente indeseables”.

En el caso concreto del futuro Gobierno de Aragón, Lambán ha abogado por “acuerdos de amplia base y centrismo” y ha subrayado que lo que marcará su trayectoria es “el cumplimiento cabal del Estatuto de Autonomía”, al tiempo que ha añadido que no concibe la investidura del nuevo presidente como el resultado de un acuerdo concreto sino “del esfuerzo continuo” que el Gobierno sea capaz de hacer para ir generando otro tipo de acuerdos.

Y en este sentido, ha señalado que se necesitará uno para la constitución de la Mesa de las Cortes el próximo 20 de junio, que dejará ver lo que pueda suceder después a la hora de la investidura del presidente.

Respetuoso

Ha afirmado que ha tenido ya conversaciones “con prácticamente todos” los líderes aragoneses, “pero sin entrar en harina”, y con respecto a posibles pactos ha aseverado que es “respetuoso” con lo que oye y lee y con las opiniones de otras fuerzas políticas, aunque no opinará de lo que transmitan mediante los medios de comunicación u otras fórmulas sino de lo que se hable “seriamente entre partidos”.

Ha respondido así a la condición que ha puesto este martes el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, para negociar con el PSOE de que los barones respalden la aplicación del 155 en Cataluña y que renieguen del “sanchismo”.

“Vamos a mantener una ronda de conversaciones para saber qué piensa cada cual y comprobar en qué estamos de acuerdo”, ha insistido, porque tiene la presunción de que están de acuerdo en “bastantes más cosas” de las que difieren.

Centralidad y moderación

En opinión de Lambán, la centralidad y moderación que requiere la política, huyendo del frentismo y la confrontación, solo puede garantizarla el PSOE, un partido que en las elecciones autonómicas y municipales del pasado domingo “recuperó la hegemonía política” en Aragón, donde rebasó el 30 % del apoyo y se superaron las expectativas.

Además de confirmar el gobierno en las diputaciones provinciales de Zaragoza y Huesca y estar “en situación de igualdad” para optar a presidencia en Teruel, el PSOE ha conseguido “hitos” como la posibilidad de recuperar las alcaldías de Alcañiz y Andorra, perdidas hace años, ha conseguido la de Daroca y ha obtenido “excelentes resultados” en Calatayud y Tarazona.

Con estos resultados, el PSOE no solo ha refrendado la labor desarrollada en el Gobierno de Aragón y en muchas instituciones, sino también el trabajo realizado en los últimos cuatro años en la oposición, por ejemplo, del Ayuntamiento de Zaragoza, al que se ha sumado también la calidad y la labor desarrollada por la candidata a la Alcaldía, Pilar Alegría.

CHA propone un pacto con PSOE, Podemos, PAR e IU para “evitar un Gobierno de la derecha”

El presidente de Chunta Aragonesista (CHA), José Luis Soro, ha propuesto un pacto a cinco bandas con PSOE, Podemos, Partido Aragonés (PAR) e IU para “evitar un Gobierno de la derecha” en la Comunidad autónoma. Entre todos ellos sumarían 36 escaños sobre los 67 del hemiciclo de las Cortes de Aragón, dos por encima de la mayoría absoluta.

Este es el acuerdo alcanzado en el primer Consello Nazional de CHA tras las elecciones autonómicas y municipales del pasado domingo, 26 de mayo, que a lo largo de esta tarde y mañana se trasladará al resto de partidos que formarían el acuerdo a cinco (en la imagen superior, los integrantes del Consello Nazional de CHA, con Soro en el centro, tras la reunión de este martes).

“CHA está legitimado claramente para hacer este llamamiento a llegar a un acuerdo entre los cinco partidos para buscar fórmulas que permitan construir una mayoría que evite a la derecha que representan el PP, Ciudadanos (Cs) y Vox”.

Decisión en Aragón

En rueda de prensa, Soro ha explicado que CHA no quiere que el futuro de Aragón se decida en Madrid, sino entre los propios aragoneses. “Por eso reitero este llamamiento leal y creo que puede llegar a buen puerto”.

Ha instado a que los cinco partidos se sienten, “sin apriorismos”, y se ha mostrado convencido de que si actúan con responsabilidad “se puede llegar a construir una alternativa a un gobierno de derechas”.

Preguntado por la viabilidad de esta propuesta, ha recordado que “jamás en Aragón se ha dado una coalición de estas características”, pero precisamente por ser algo inédito “no se sabe hasta dónde pueden llegar las conversaciones”.

Única alternativa a la derecha

Soro ha aportado el dato de que el pacto a cinco suma 36 escaños y es la “única alterativa posible” a la derecha, en alusión a una hipotético acuerdo del PP, que ha obtenido 16 diputados en las Cortes de Aragón, Cs (12), PAR (3) y Vox (3) que suman 34 escaños o un Gobierno PSOE-Cs, que entre los 24 de los socialistas y 12 de la formación naranja alcanzarían los 36 escaños.

“Haremos lo posible para que fructifique este acuerdo que, de momento, es solo una idea”. Soro ha precisado que no tendría por qué ser un Gobierno de cinco partidos, sino que “algunos podrían estar fuera, pero prestando el apoyo. No es fácil, pero el pactismo es negociar”.

Como ejemplo, ha expuesto que esta legislatura el PSOE y CHA han formado un Gobierno de coalición que “ha hecho grandes cosas” con apoyos externos puntuales de Podemos e IU. “Si acertamos en la fórmula, sería gobernable y sobre todo bueno para la aragoneses porque evitaría a Ciudadanos y, además, permitiría construir Aragón”, ha sentenciado

Cs tiene la llave para formar gobierno con el PSOE o con el resto de la derecha en el Ayuntamiento

Ciudadanos (Cs) tiene la llave para decidir si el Ayuntamiento de Zaragoza vuelve a manos del PSOE o si suma con las fuerzas de la derecha –PP y Vox– para dejar atrás 16 años de gobiernos de izquierdas.

Con ambas posibilidades se suma la mayoría absoluta establecida en 16 escaños sobre los 31 del Ayuntamiento de Zaragoza. Los 10 escaños PSOE y los 6 Cs alcanzan esa mayoría para gobernar el mandato, al igual que los 8 del PP, más los 6 de Cs y los 2 de Vox.

Se da la circunstancia de que esta combinación o parecida se podría dar en las Cortes de Aragón para conformar el Gobierno autonómico. Los 24 escaños del PSOE y los 12 de Cs alcanzan los 34 de la mayoría absoluta sobre un hemiciclo de 67 parlamentarios. Asimismo, la suma de los 16 diputados del PP, los 12 de Cs, junto a los 3 del PAR y los 3 de Vox, también permitiría llegar a esa mayoría absoluta

La propia candidata de Cs a la Alcaldía, Sara Fernández, ha declarado tras conocer los “buenísimos resultados” que el Gobierno de Zaragoza y –también el de Aragón– pasan por la formación naranja (en la imagen superior de Europa Press, Sara Fernández votando este domingo).

Esta observación quedaba sentenciada con las declaraciones del candidato de Cs a la Presidencia del Gobierno de Aragón, Daniel Pérez, al indicar lo siguiente: “Estamos legitimados para pedir absolutamente todo, y cuando digo todo, es todo”.

No ha querido entrar en detalles ni tampoco la propia Sara Fernández. Será a partir de este lunes, 27 de mayo, cuando se analicen los resultados y se comiencen a tomar decisiones y establecer contactos.

Líneas rojas

Las líneas rojas de Cs que han repetido a lo largo de la campaña pasan por la defensa de la Constitución y el rechazo a los nacionalismo y populismos.

Si se mantiene la máxima del presidente de Cs, Albert Rivera, en las elecciones generales de dar un no rotundo al apoyo al candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno de España, Pedro Sánchez, entonces Cs tendría que intentar consolidar gobiernos con la otra alternativa que pasa por la derecha.

En el Ayuntamiento de Zaragoza la fuerza más votada ha sido el PSOE con 10 escaños, es decir cuatro más que en el anterior mandato; le sigue el PP con 8 concejales, dos menos de los que tenía. Cs ha logrado 6 escaños, dos más; la plataforma Zaragoza en Común (ZeC) con Izquierda Unida, baja a 3 respecto a los 9 anteriores y Vox logra representación con dos escaños, los mismos que Podemos-Equo con una diferencia de 112 votos entre estas dos últimas. CHA tenía dos concejales pero se ha quedado sin representación al no alcanzar el 5 por ciento de sufragios.

Estos resultados se derivan de los 91.739 votos (27,68 por ciento) logrados por el PSOE que en 2015 fue del 18,67 por ciento con 6 concejales. El PP ha alcanzado 71.818 votos que suponen el 21,67 por ciento sobre el 26,88 por ciento de las pasadas elecciones con 10 concejales.

A Cs le han votado 59.677 zaragozanos, un 18 por ciento frente al 12,28 por ciento de este mandato cuando logró 4 concejales. ZeC ha recibido el apoyo de 33.005 votos, el 9,36 por ciento cuando hace cuatro años fue del 18,67 por ciento con 9 concejales. CHA ha tenido 15.511 votos, un 4,68 por ciento que le ha supuesto perder sus dos concejales de 2015 cuando alcanzó el 6,77 por ciento de votos.