padre

Una niña de 8 años, obligada a convivir con su padre maltratador y acusado de abusar de ella

Un niña de 8 años de Zaragoza debe de cumplir con el régimen de visitas establecido por la justicia tras la separación de sus progenitores y convivir con su padre, denunciado por la madre a mediados de 2016 por presuntos abusos sexuales sobre la menor, y además condenado por violencia de género. Tras 7 años conviviendo con este maltratador, la mujer decidió romper la relación y tras un periplo judicial fue condenado por malos tratos, pero no se le han retirado las visitas de la hija.

La larga batalla judicial emprendida por la madre de la niña para evitar la convivencia con el padre siempre ha encontrado una negativa como respuesta en los tribunales a pesar de las pruebas aportadas y de los reiterados ataques de ansiedad y afecciones sufridos por la niña cada vez que debe cumplir con la medida, según ha informado Radio Zaragoza.

Unas afecciones y unas pataletas que, según ha explicado la madre a Efe, han evitado en los últimos siete meses que el padre pueda llevarse a su hija a la salida del colegio porque, añade, “la niña se tira al suelo para resistirse a la entrega y los policías se niegan a entregarla por la fuerza”.

Primera denuncia en julio de 2016

La primera denuncia fue interpuesta en julio de 2016 tras una estancia vacacional de la menor con su padre y relatar esta a su madre que sufría escozores en la zona genital y que tenía problemas para orinar.

En la consulta médica a la que llevó la madre a su hija, la menor contó a la especialista que su padre le había introducido los dedos en su vagina “hasta un hueso”, testimonio que originó la interposición de la denuncia penal.

Esta primera denuncia, confirma la madre, fue archivada tras una exploración hecha por forenses del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) en la que la menor, que tenía entonces 5 años, se desdijo.

Nueva denuncia

La madre volvió a denunciar a su expareja, de la que se separó tras denunciarle por malos tratos, en septiembre de 2017, tras volver a constatar, explica, que su hija era intimidada por su padre para que no hablara de lo ocurrido.

Las numerosas pruebas aportadas desde entonces por su letrado, el abogado Óscar Esp, no han evitado la reciente decisión del titular del órgano instructor del caso de archivar la denuncia a fin de no interferir en la relación paternofilial existente.

Ni las grabaciones hechas a hurtadillas a la niña cada vez que relataba a su madre lo que vivía en casa del padre junto a su nueva pareja y la hija de ambos, ni los testimonios de los trabajadores del punto de encuentro ni los atestados policiales han impedido el archivo de la causa.

Pánico al padre

Entre los informes aportados se encuentra uno elaborado por una psicóloga del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) en el que se asegura, explica la madre, que la niña “tiene pánico” a su padre, pero que “no ha servido de nada al no estar autorizada judicialmente su elaboración”.

Según esta mujer, el padre, que comparte la patria potestad de la niña, se ha opuesto reiteradamente a que su hija sea objeto de revisiones médicas sin su presencia, una situación que ha contado en todo momento con respaldo judicial.

El letrado de la madre, tras varios escritos para instar la práctica de pruebas o pedir la anulación de la medida de custodia compartida, considera necesario ahondar en los motivos por los que la menor se contradijo a sí misma ante los forenses del IMLA para tratar de determinar si la niña actuó así por miedo.

Supuesta manipulación de la niña

Ahora, con 8 años, la menor le contesta a su madre cada vez que se acerca la hora de la entrega a su padre que “por qué tú no le tienes que ver ahora y yo sí”.

Por su parte, desde la asociación Somos Más, de lucha contra la violencia machista, se ha valorado la “lucha” emprendida por la madre para tratar de proteger a su hija.

Fuentes judiciales consultadas por Efe señalan que la defensa del padre de la menor se apoya en la supuesta “manipulación” de la menor en contra suya.

La DGA impulsa una ley que prevé ayudas para que los hombres pidan el permiso de paternidad

El Consejo de Gobierno ha aprobado en su sesión de hoy la toma en conocimiento del anteproyecto de Ley de Apoyo a las Familias de Aragón, una norma que quiere reconocer los distintos tipos de familia en igualdad de derechos y obligaciones. Además, incluye medidas que pretenden dar respuesta a cuestiones como la conciliación familiar y laboral, la baja natalidad o la despoblación.

El anteproyecto de ley pone el acento en las cambiantes funciones sociales que desempeñan las familias así como en su morfología y modos de organización y hace hincapié en el compromiso con la igualdad de derechos y obligaciones de sus miembros así como en la necesaria corresponsabilidad

El texto que se ha tomado en conocimiento refuerza, en su título preliminar, elementos clave como la pluralidad familiar, la corresponsabilidad, la eliminación de obstáculos que dificulten el desarrollo de cada uno de los miembros, la atención a las situaciones de vulnerabilidad económica o a otras circunstancias.

Prestaciones económicas 

En el anteproyecto de ley se incluyen ayudas a familias que se corresponsabilicen en la atención a un menor en el periodo del permiso de maternidad.

De esta forma, se otorgarán ayudas a las madres que compartan el disfrute de su derecho de subsidio por nacimiento, adopción o acogimiento familiar con el padre en las diez semanas opcionales previstas.

También podrán obtener ayudas aquellos padres que se hayan acogido a su permiso por nacimiento, adopción o acogimiento y quieran extenderlo a través de una excedencia (antes de que el hijo tenga 3 años).

El tercer tipo de ayudas serán por nacimiento, adopción o crianza de menores de 3 años con objeto de fomentar la natalidad, privilegiando a las familias en situaciones sociofamiliares vulnerables y teniendo en cuenta la realidad territorial de Aragón.

Conciliación de la vida familiar y laboral 

La norma potenciará el concepto de corresponsabilidad de género como aspecto clave para facilitar la conciliación y refuerza la necesidad de colaboración interinstitucional y con otros agentes sociales y económicos.

Para ello, quiere impulsar la sensibilización y reconocimiento de nuevas masculinidades y paternidades.

Por áreas, en el ámbito educativo se recupera el domicilio familiar como criterio prioritario para la elección de centro educativo, se consideran especialmente las necesidades en materia de conciliación de las familias monoparentales, numerosas y aquellas con personas discapacitadas o dependientes a su cargo, entre otras.

En el área de empleo, se impulsa el reconocimiento a aquellas empresas que faciliten la conciliación a sus trabajadores y trabajadoras y en el ámbito público se incluye la creación de una Comisión de Igualdad de Función Pública.

En lo que se refiere a los servicios sociales, se incluyen espacios de ocio compartido que posibiliten la convivencia intergeneracional.

Medidas de apoyo a las familias 

Se adecúan las medidas del ámbito de vivienda a las recogidas en la nueva normativa aragonesa y vinculadas a la vivienda sociales y la atención de las familias con necesidades especiales, y se potenciará la atención a las familias en el medio rural.

El anteproyecto de ley incluye, además, medidas en materia de movilidad que en la anterior norma no se contemplaban, ajustándolas a la normativa en esta materia y relacionadas con el ajuste de tarifas a algunas familias y la consideración específica de las necesidades de las familias en el medio rural.

Proceso de participación 

Este anteproyecto de ley será el documento de partida en un proceso de participación al que se convocarán a entidades sociales, agentes sociales y representantes de las administraciones, entre otros.

Todos ellos podrán presentar aportaciones que se valorarán y podrán ser admitidas para enriquecer el documento actual.

El juez suspende 4 meses las visitas al padre que se fugó con su hijo

El Juzgado de Violencia de Género nº 2 de Zaragoza ha acordado este viernes 25 de mayo suspender de forma cautelar durante 4 meses el régimen de visitas establecido para el padre que huyó de la capital aragonesa con su hijo de 8 años, sin acudir al punto de encuentro de familiar en el que debía entregarlo a su madre.

La revisión de las medidas establecidas por el juez a raíz de la denuncia por malos tratos interpuesta por la representación legal de la madre se produce unas horas antes de tener que producirse la entrega del menor al padre para el fin de semana.

Según han informado a Efe fuentes del caso, el juez ha suspendido temporalmente las visitas al padre tras su huida con el niño a Huelva, donde fue finalmente detenido días después junto a familiares suyos afincados en esta ciudad.

Posibles represalias

El representante legal de la madre, el letrado José Lozano, ha confirmado las medidas acordadas por el juez en la pieza de protección dictada, y ha anunciado su intención de no recurrir, a la espera de que el responsable judicial se pronuncie sobre la petición de supresión de las visitas.

La familia del menor sustraído no descarta la posibilidad de que se produzcan “represalias”, por lo que prevén insistir en la necesidad de suspender durante un tiempo más largo las visitas.

El padre del menor, de 27 años, fue detenido en Huelva el pasado 18 de mayo junto a unos familiares con los que paseaba, trece días después de no comparecer con el menor, que se encontraba en perfecto estado, en el punto de encuentro de Zaragoza (en la foto superior de Policía Nacional, momento de la detención del padre y sus familiares).

Regalos

El padre fue absuelto días atrás del delito de quebrantamiento de condena del que fue acusado por un supuesto incumplimiento de la orden de alejamiento de su exmujer dictada el pasado mes de marzo.

En la denuncia se hizo constar que en el primer fin de semana en el que el niño regresó con su madre, de acuerdo con el régimen de visitas establecido tras la denuncia, éste le dio unos regalos que supuestamente le había encargado su padre que entregara a su expareja.

Una situación que rechazaron los familiares del padre al argumentar que fue el niño quien cogió el objeto del regalo de un cajón de casa del padre para dárselo a su madre.

Detenido en Huelva el padre que huyó de Zaragoza con su hijo de ocho años

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Huelva al padre que huyó de Zaragoza con su hijo de ocho años. La madre del menor denunció el pasado día 6 de mayo, en una comisaría de la capital aragonesa, que su expareja sentimental no había entregado al hijo que tienen en común en el punto de encuentro, como constaba en el régimen de visitas establecido por un juzgado. Dos días más tarde se personó en el Juzgado de Guardia, donde formuló denuncia por la sustracción del menor.

Las primeras gestiones realizadas en el entorno de la familia para tratar de localizar al niño fueron negativas. Más tarde se averiguó que el progenitor podría haberse desplazado a la ciudad de Huelva, donde residen algunos familiares.

El dispositivo policial establecido en esta localidad culminó finalmente con la localización del menor, que se encontraba en perfectas condiciones.

Juicio pendiente

El padre, que será puesto a disposición judicial, fue arrestado junto a otros tres familiares que le acompañaban y fueron posteriormente puestos en libertad.

Este hombre tiene además otro juicio a finales de este mes por un caso de violencia de género hacia la madre del niño, después de que ésta le denunciara el pasado 26 de marzo, tal y como ha recordado su abogado, José Lozano.

La investigación policial la han llevado a cabo agentes de la UFAM (Unidad de Familia y Mujer), con el apoyo del Grupo Especial Operativo de Policía Judicial, de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, y la detención la han realizado los GOES (Grupo Operativo especial de Seguridad) de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental (Sevilla).

Orden de busca de un padre que no entregó a su hijo hace diez días

Un vecino de Zaragoza se encuentra en busca y captura, por orden de un juez, después de que el pasado 6 de mayo no entregara a su hijo de 8 años, Javier, en el Punto de Encuentro de la calle Conde Aranda de la capital aragonesa.

Debía haberlo llevado allí a las 20.00 horas después de haber pasado con él unos días tal y como recoge el régimen de visitas tras la separación de su pareja. No lo hizo y tampoco acudió un día después, el 7 de mayo, al juicio en el que estaba acusado por quebrantar una orden de comunicación y aproximación hacia su expareja que le había sido impuesta como presunto autor de un delito de malos tratos hacia la madre del pequeño.

El entorno de la madre contempla la posibilidad de que el padre haya salido de Zaragoza e incluso de Aragón con el niño. El Grupo de Menores (Grume) de la Jefatura Superior de Policía Nacional en Aragón se ha hecho cargo de la investigación.

Este hombre tiene además otro juicio a finales de este mes por un caso de violencia de género hacia la madre del niño, después de que esta le denunciara el pasado 26 de marzo, tal y como ha recordado su abogado, José Lozano.

Numerosos mensajes han circulado en las últimas semanas en las redes sociales alertando de la desaparición de Javier, junto a una fotografía del niño en la plaza del Pilar (imagen superior).

Manifestación el sábado en apoyo a Juana Rivas y contra el maltrato

La Coordinadora de Organizaciones Feministas de Zaragoza ha convocado una manifestación este sábado para pedir “justicia” por Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que ha tenido que entregar por orden judicial a sus hijos al padre, condenado en 2009 por causarle lesiones en el ámbito del hogar y al que en 2016 denunció por malos tratos. Las convocantes consideran que este caso no es algo aislado y sostienen que un maltratador no puede ser buen padre.

La marcha saldrá a las 19:00 horas de la plaza España y a ella se han adherido numerosas organizaciones sociales y políticas zaragozanas y aragonesas. La iniciativa coincide con las manifestaciones que se van a desarrollar por el mismo motivo en más de una veintena de ciudades del Estado español.

Rivas está siendo investigada por el Juzgado de Instrucción 2 de Granada por los supuestos delitos de desobediencia judicial y sustracción de menores después de que permaneciera casi un mes ilocalizable con sus hijos sin acatar la orden judicial por la que los niños debían regresar con el padre a Italia. Finalmente lo hizo el pasado 28 de agosto, tras lo que Arcuri se ha trasladado con ellos a este país.

No es un caso aislado

La manifestación cuenta con el respaldo de una treintena de colectivos y asociaciones y está convocada para las 19.00 horas de este sábado en más de veinte ciudades.

Además de Granada, se encuentran Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao, Zaragoza o A Coruña, entre otras, donde se llama a salir “a la calle por Juana Rivas y por todas las que hayan sufrido lo mismo”, al entender que no se trata de un “caso aislado” y “su resolución tampoco”.

En Granada, la manifestación partirá desde el edificio judicial de La Caleta, adonde precisamente esta semana ha acudido a declarar Juana Rivas por la investigación que de su caso se está haciendo en la vía penal.

La convocatoria de la manifestación está siendo ampliamente difundida en las últimas horas a través de las redes sociales con cartelería de color morado en la que se afirma que “un maltratador no puede ser un buen padre” y está recibiendo el respaldo de diversos partidos y colectivos sociales.