palacio

Los coches saldrán por fin de La Aljafería en cuestión de meses

El Ayuntamiento de Zaragoza va a iniciar los trámites para que en los próximos meses los coches que actualmente se aparcan en el palacio mudéjar de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón, lo hagan en un solar contiguo.

Tal y como ha anunciado el consejero de Urbanismo y Sostenibilidad, Pablo Muñoz, la gerencia de su área ha aprobado este miércoles 25 de abril la disposición de un solar cercano al parque de la Aljafería que se convertirá en aparcamiento, dejando esta “joya de la arquitectura libre de coches”, ha celebrado.

“Los coches fuera de la Aljafería era uno de los emblemas de este Gobierno, que lo planteó así a las Cortes de Aragón y que en un principio tuvo mucho rechazo, pero finalmente hemos conseguido llegar a un acuerdo. Tras la polémica será una realidad porque el Ayuntamiento se ha empeñado”, ha manifestado.

Pero será “en unos meses”, ha anunciado, ya que primero hay que realizar unas obras para acondicionar el solar como aparcamiento.

El pasado mes de febrero, la Mesa de las Cortes de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza llegaron a un acuerdo para sacar los coches del perímetro de La Aljafería gracias a la construcción de un aparcamiento en un solar en el barrio de La Almozara y un acceso desde éste a la trasera del palacio (en la foto superior, el solar donde se instalará el aparcamiento).

El parking será compartido con los vecinos del barrio, que también demandan plazas de estacionamiento en la zona.

Desbloqueada la urbanización del Portillo

Por otro lado, se ha dado luz verde al desbloqueo de la zona de “Zaragoza Alta Velocidad y la cicatriz que hay en torno a la antigua estación de El Portillo hasta la rotonda de la Ciudadanía, que estaba bloqueada”, ha relatado el edil.

“Como otros desbloqueos en avenida Cataluña o Tenor Fleta, hemos conseguido que se desafecte a través de un acuerdo con el Estado, para que esa zona se reutilice y haya calles, equipamientos y zonas verdes”, ha concretado.

“En unos años veremos como todo eso se transforma en un trozo de ciudad y no se queda durmiendo el sueño de los justos”, ha asegurado el titular de Urbanismo.

Sanción a Pikolin

En cuanto a Torre Village, el centro comercial ‘outlet’ que el grupo promotor Iberebro levantará en los suelos de la antigua fábrica de Pikolin, Muñoz ha anunciado que se ha llegado a un acuerdo “para que Pikolin pague 2,7 millones y retire su recurso contra el Ayuntamiento”.

“Como han empezado las obras antes de que les diéramos la licencia van a tener un expediente sancionador porque ni Pikolin ni nadie se va a salvar de cumplir la ley”, ha zanjado.

El palacio de la antigua Capitanía General albergará con regularidad eventos culturales

El edificio de la antigua capitanía general militar de la plaza Aragón, propiedad del Ministerio de Defensa y sede de la Comandancia Militar, albergará iniciativas culturales impulsadas por el Ayuntamiento de la ciudad. Ambas instituciones ultiman la redacción de un convenio de colaboración para tal fin.

Así lo recoge en su cuenta de Facebook el concejal de Economía y Cultura del Consistorio zaragozano, Fernando Rivarés, quien asegura que en los próximos días se harán públicos el acuerdo entre Defensa y el Ayuntamiento, así como la programación cultural que se tiene previsto desarrollar en este espacio.

El edificio de la antigua Capitanía General se levantó entre 1879 y 1893, en una época de crecimiento de Zaragoza, en la prolongación del paseo Independencia hacia la plaza Pignatelli, hoy plaza Aragón. Presenta una planta irregular condicionada por la forma elíptica de la antigua glorieta. La fachada en piedra es una de las más logradas del neoclasicismo tardío zaragozano.

Su interior alberga numerosos detalles artísticos de corte ecléctico, entre los que destacan su patio, su escalinata y algunos de sus amplios salones.

Larga reivindicación

Tras la reorganización de las regiones militares, el edificio perdió hace ya tiempo su carácter de sede militar activa y el Ejército apenas sigue utilizando algunos de sus despachos. Por ello, la ciudad reclamaba la recuperación de este espacio como centro cultural y social.

A lo largo de la presente legislatura, el alcalde, Pedro Santisteve (ZeC), se había dirigido en varias ocasiones a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal (PP), para solicitarle la cesión del palacio.

La insistencia del alcalde y sus colaboradores y la buena disposición del ministerio han permitido que finalmente las negociaciones hayan dado fruto y la antigua Capitanía “será un nuevo espacio cultural para la ciudad”, asegura Rivarés, quien añade que “ya estamos negociando una programación anual estable y su conversión parcial en co-sede de proyectos culturales del Ayuntamiento”.

Danza, música,literatura, teatro

El concejal precisa que se tiene previsto desarrollar iniciativas culturales relacionadas con la danza, la música, la literatura y el teatro, especialmente en el patio del edificio, en la escalinata y en el salón principal del primer piso, también denominado de Corte o de recepciones, con proyectos que pretenden ser “de acceso libre y adaptado”, indica Rivarés en su nota.

El responsable municipal de Cultura agrega que en las próximas semanas se dará a conocer la programación prevista, así como las condiciones del convenio pactado por el Ayuntamiento con Defensa, para concluir en tono eufórico que “la cultura gana un espacio nuevo e histórico en Zaragoza tras años de soñarlo, gracias a la colaboración institucional y el empeño municipal”.

El Ayuntamiento quitará el badén de avenida Madrid a La Aljafería si siguen aparcando coches dentro

Las fachadas laterales y parte de la principal del palacio de La Aljafería siguen atestadas de coches de diputadas/os y trabajadoras/es de las Cortes, por lo que, si no cambian las cosas, el Ayuntamiento de Zaragoza planea eliminar el badén de acceso al recinto desde la avenida Madrid. La supresión de esa entrada dejaría expedita para vehículos una sola vía por la fachada principal, desde la calle Diputados.

Ni la presión social, ni la puesta en marcha de más de 40 aparcamientos disuasorios en la calle Diputados han conseguido eliminar el estacionamiento de vehículos en las inmediaciones del palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón y monumento declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Las fachadas laterales del castillo árabe y unos veinte metros en ambos lados de la fachada principal siguen con coches aparcados todos los días. Durante las jornadas del debate de la comunidad celebrado la pasada semana también fue ocupado por los coches todo el frontal del palacio.

Compromiso incumplido

El pasado mes de julio, la presión social, la habilitación de aparcamientos de libre uso por parte del Ayuntamiento de Zaragoza en la calle Diputados  y las gestiones de la presidenta de las Cortes, Violeta Barba (Podemos), lograron despejar de coches la fachada principal de La Aljafería.

En ese momento, Barba propuso a la Mesa de las Cortes un compromiso para eliminar de forma permanente los vehículos que afean el palacio y deterioran una imagen que congrega a unos 250.000 visitantes cada año. Pero los representantes de PP y PSOE, que suman mayoría en el órgano, declinaron tomar una decisión que aplazaron para después del verano, con el compromiso de presentar una alternativa.

Esa propuesta de PP y PSOE no se ha producido una vez reanudado el curso parlamentario, por lo que la presidencia de las Cortes va a tomar de nuevo la iniciativa para tratar de eliminar los vehículos en todo el perímetro del castillo, algo que Violeta Barba considera imprescindible por motivos estéticos, de respeto al monumento y de seguridad.

Según apuntaron fuentes de las Cortes, antes del verano se planteó a los integrantes de la mesa un compromiso para evitar los aparcamientos junto a los muros del palacio y como alternativa se ofreció la propuesta municipal de reservar durante la mañana algunas de las nuevas plazas de parking de la calle Diputados para representantes políticos y trabajadores de las Cortes. La propuesta chocó con la negativa de los representantes de PP y PSOE.

Acuerdo para eliminar el badén

Las mismas fuentes indicaron que, ante esa tesitura, la eliminación del badén de acceso a La Aljafería desde avenida Madrid se contempla como la medida a adoptar si después del verano no se consiguen evitar los aparcamientos junto a las murallas, problema que persiste en la actualidad.

El citado badén da acceso a una rampa que conduce a una pasarela que supera el foso y permite entrar a La Aljafería. En esa pasarela hay en la actualidad un puesto de control con una barrera para asegurarse de que sólo acceden coches de personal y diputados, así como de suministros, como puede apreciarse en la foto superior tomada este martes 18 de septiembre.

La supresión del badén es muy posible que se produzca a finales de este mes de septiembre o principios de octubre, si antes no se alcanza un acuerdo en el seno de las Cortes para solventar el problema de los aparcamientos.

Este verano, entidades ciudadanas agrupadas en la plataforma Aljafería sin Coches ya solicitaron al Ayuntamiento que prohibiera el acceso con coches al palacio.

A ese respecto, las fuentes de las Cortes consultadas por Ten! Zaragoza apuntaron que también se contempla la posibilidad de, además de entorpecer los accesos, reglamentar de forma expresa la prohibición del acceso de vehículos al recinto del palacio.