parciales

Comienza la primera huelga del tranvía con paros en horas punta

Los conductores del tranvía inician este martes 13 de marzo una huelga de paros parciales en horas punta, que dejará el servicio con la mitad de los convoyes (el Ayuntamiento ha fijado los servicios mínimos en un 50%), después de que en la noche del lunes trabajadores y empresa rompieran las negociaciones que podrían haber evitado los paros.

La huelga está convocada para los martes, jueves y sábados entre las 8.00 y las 10.00 h y entre las 19.00 y las 21.00 h. Teniendo en cuenta los servicios mínimos fijados por el Consistorio, en las horas punta de los paros saldrán a la calle 9 trenes, cuando habitualmente lo hacen 18. Esto significa que la frecuencia de la línea del tranvía se duplicará, pasando de cinco a diez minutos.

Las tardanzas los sábados serán todavía mayores y podrían llegar hasta la media hora por viaje, lo mismo que en días festivos como Jueves Santo, aunque todo ello dependerá del número de conductores que secunden la huelga.

Descansos y tiempo de conducción

El conflicto del tranvía se centra sobre todo en los tiempos de descanso que tienen los conductores y en el control del tiempo de conducción a través de un programa informático. Asimismo, los conductores reclaman una mejora en los sistemas de control de los convoyes.

El mes de octubre del pasado año estas diferencias entre trabajadores y empresa estuvieron a punto de desencadenar el primer paro en la historia reciente del tranvía zaragozano, pero en el último momento se alcanzó un acuerdo.

Ahora, los conductores aseguran que la empresa no cumple los compromisos alcanzados entonces y, esta vez sí, realizarán el primer paro tranviario por cuestiones estrictamente laborales, después de haber secundado la huelga feminista del pasado 8 de marzo.

Este lunes, pese a la reunión de más de seis horas mantenida en el servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (Sama), la dirección de Los Tranvías de Zaragoza y los conductores no acercaron posturas y hacia las once de la noche se levantó la sesión, sin fijar fecha para un nuevo encuentro.