parque Pignatelli

Los antiguos depósitos de Pignatelli se abren al público este domingo con visitas guiadas

Los antiguos depósitos de agua de Pignatelli se abrirán al público este domingo, 17 de marzo, con un programa de visitas guiadas que va a llevar a cabo Zaragoza Turismo, con las que se pretende dar a conocer esta infraestructura que forma parte del patrimonio industrial e histórico de la ciudad y que ha sido adecuada de forma parcial por el Ayuntamiento de Zaragoza para su uso como espacio cultural.

Las visitas comenzarán este domingo y se desarrollarán todos los fines de semana en dos formatos: los sábados habrá visitas guiadas con entrada libre a partir de las 11:00 horas cada 45 minutos y para participar en ellas es necesario reservar previamente en cualquiera de las Oficinas Municipales de Turismo de lunes a viernes y recoger el ticket correspondiente.

Los domingos habrá visitas dinamizadas realizadas por un guía de Zaragoza Turismo y un actor que dará vida a Ramón de Pignatelli. Se realizarán también en cuatro turnos con idéntico horario. En este caso el precio de la entrada general es de 2 euros aunque habrá descuentos para familias numerosas, titulares del Carnet Joven, estudiantes y personas con discapacidad (1,5 €). Además los menores de 8 años, los mayores de 65 y las personas desempleadas no pagan.

A lo largo de los treinta minutos que duran las visitas, los participantes podrán conocer el sistema de abastecimiento de agua que tuvo Zaragoza en el siglo XIX y cómo mejoró gracias a estos depósitos, construidos por el arquitecto municipal Ricardo Magdalena en 1876 para abastecer a las fuentes públicas de la ciudad.

Las plazas están limitadas a 30 personas en cada turno (más información en el teléfono turístico 976 20 12 00 y vía Whatsapp 606 65 51 07 ).

Escaleras de acceso al área restaurada. Foto: zaragoza.es

La importancia del Canal

Los guías y el propio Pignatelli explicarán que su ubicación no es casual y que se eligió ese lugar por su cercanía al Canal Imperial, la gran obra de ingeniería hidráulica que se había finalizado en el siglo XVIII gracias precisamente al político ilustrado.

Además recordarán el importante papel que desempeñó el Canal en la vida de la ciudad, como vía de navegación y transporte de mercancías y viajeros, fuente de energía para diferentes industrias y, posteriormente, como zona de recreo.

Un conjunto arquitectónico recuperado como espacio cultural Los Depósitos de Pignatelli conforman un conjunto arquitectónico de gran interés histórico y su arquitectura tiene además un importante valor constructivo (en la foto superior de zaragoza.es, vista general de la zona restaurada).

El equipamiento figura en el Catálogo de Edificios de Interés Artístico del Plan General de Ordenación Urbana y está catalogado como de Interés Monumental.

Recientemente el Ayuntamiento de Zaragoza ha adecuado parcialmente las instalaciones. Los trabajos de reforma se han llevado a cabo en 565 metros cuadrados de los 1.500 que tiene el conjunto de los depósitos y se han centrado en el acondicionamiento de salas, zonas expositivas y aseos, añadiendo uno accesible para personas con movilidad reducida, así como en adecentar paredes, techos y suelos.

Igualmente, se han renovado los equipos de electricidad, climatización y se han ejecutado las medidas de seguridad necesarias. En total estas obras han supuesto una inversión de 712.744 euros.

Urbanismo aprueba plan del parque Pignatelli de forma definitiva

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado definitivamente la modificación del Plan General para la ampliación del parque Pignatelli, lo que supone un nuevo avance para las obras, que se espera que comiencen dentro de un año y medio.

En una rueda de prensa, el consejero de Urbanismo, Pablo Muñoz, ha señalado que este “parque en el corazón de la ciudad” supone un “éxito político de primer orden”, ya que se ha conseguido que “un suelo destinado a la especulación sea un parque”.

La intervención prevista para la ampliación del parque Pignatelli con los antiguos depósitos abarcará 37.720 metros cuadrados, de los que 10.600 estarán dedicados a uso residencial, con 77 viviendas libres y 30 viviendas protegidas.

Presupuesto de 4,6 millones

Por otro lado, 10.461 metros cuadrados estarán destinados a equipamientos, 23.608 metros cuadrados a espacios libres y zonas verdes y 2.711 metros cuadrados a sistemas generales, han informado fuentes municipales.

En total, el presupuesto municipal previsto para actuar en este ámbito asciende a unos 4,6 millones de euros.

“Antes de que acabe la legislatura veremos este parque comenzando”, ha asegurado el consejero en cuanto a los plazos que se establecen para el pistoletazo de salida a la ampliación, dentro de año y medio aproximadamente.

Para el titular de Urbanismo, esta ampliación “va a transformar y cambiar la vida de los barrios de Universidad y Torrero” y supone “uno de los grandes proyectos de la ciudad que ha impulsado el Gobierno en el presente mandato”, junto a la rehabilitación de Mercado Central.

Luz verde por fin al plan del parque Pignatelli tras la aprobación unánime del Pleno municipal

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha dado por fin luz verde por unanimidad al plan de reforma de los antiguos depósitos del parque Pignatelli, donde tras varios años de desencuentros políticos y varios meses de proceso de participación ciudadana, se impulsa uno de los proyectos urbanísticos más ambiciosos de la ciudad en los últimos años, que supondrá la creación en la confluencia de los barrios de Torrero, San José y Universidad de un gran parque jalonado por destacados equipamientos culturales y deportivos, además de una promoción de 107 viviendas, 77 libres y 30 de promoción pública.

El largo periplo político del plan del parque Pignatelli ha concluido este lunes 30 de octubre. Finalmente, los grupos municipales de PP y C’s se han sumado al acuerdo alcanzado la pasada semana por ZeC, PSOE y CHA y han respaldado también el proyecto, si bien los conservadores lo han hecho después de que se incorporara un voto particular suyo para que la empresa a la que se adjudique el suelo para construir los pisos libres sea también la encargada de construir los equipamientos previstos en el proyecto, a modo de permuta, es decir, no pagaría por el terreno edificable, pero a cambio haría todas las obras previstas en el plan.

Todos los grupos municipales se han felicitado por la aprobación definitiva del ambicioso proyecto, que contempla una gran zona verde en lo que eran los antiguos depósitos de agua, con estanque y canales navegables incluidos, además de una biblioteca, un centro cívico-cultural, un anfiteatro al aire libre y una cancha deportiva.

El proyecto incluye también la reforma y mejora del actual parque Pignatelli, además de las referidas viviendas, que se ubicarán alineadas a la calle Santiago Guallar, como puede apreciarse en este plano.

Un gran espacio ciudadano

El portavoz de ZeC y principal impulsor del proyecto, el concejal de Urbanismo Pablo Muñoz, ha asegurado que este proyecto significa “un pulmón verde para la ciudad consolidada, un gran centro de relaciones vecinales y un espacio ciudadano de gran simbología”.

Muñoz ha añadido que la iniciativa encajaba en el modelo de ciudad de ZeC “que apuesta por crear nuevas centralidades en los barrios” y ha subrayado que el hecho de que los 10,5 millones en que se ha presupuestado el proyecto se vayan a financiar en parte con la venta de suelo sólo supone “una forma de pago”, pero no un cambio en el modelo urbanístico de su formación.

La concejala de CHA Leticia Crespo ha destacado que el proyecto “cumple las expectativas del proceso de participación vecinal”, un aspecto que también ha destacado el edil de C’s Alberto Casañal.

Por su parte, el grupo municipal del PSOE, que amenazó la semana pasada con retirar su apoyo al plan si no se incrementaba la construcción de viviendas libres para facilitar su financiación, ha justificado esa exigencia por boca de su concejala Lola Ranera en que “el suelo público es de los ciudadanos y su venta debe servir para garantizar inversiones y equipamientos públicos. Los presupuestos municipales se nutren de los impuestos y de la venta de suelo”.

ZeC, PSOE y CHA logran un acuerdo sobre el plan del parque Pignatelli donde se construirán 107 pisos

ZeC, PSOE y CHA han alcanzado un acuerdo para sacar adelante el controvertido proyecto de los antiguos depósitos del parque Pignatelli. Finalmente se construirán 107 viviendas, de las que 77 serán de promoción libre y servirán para financiar el plan, y las otras 30 restantes serán de propiedad pública, destinadas al alquiler social. Tras el entendimiento alcanzado este jueves 26 de octubre, el plan del Pignatelli se debatirá y aprobará en una comisión extraordinaria de Urbanismo que se ha fijado para el lunes 30 de octubre, justo antes del Pleno en el que se le dará el visto bueno definitivo al proyecto.

El número de viviendas a construir en los terrenos que ahora ocupan los antiguos depósitos había distanciado a los grupos municipales del centro-izquierda. El plan presentado por ZeC y respaldado por CHA contemplaba la construcción de 58 pisos libres y 24 públicos (un 30%, el mínimo que exigía CHA). La promoción privada financiaba una parte del coste del plan (unos 6 millones), mientras los restantes 4,5 millones salían de partidas plurianuales de los presupuestos municipales.

El PSOE mostró su oposición a esta propuesta y se negó a respaldarla si no se incrementaban los pisos de promoción libre, de forma que éstos financiaran totalmente el coste del proyecto. En la reunión del jueves por la tarde los socialistas inicialmente propusieron la construcción de 117 vividendas.

Desatascado

Tanto ZeC como CHA rechazaron esa propuesta alegando que los pisos no podían ocupar tanta superficie de la que se pretende destinar a zonas verdes y equipamientos culturales y sociales.

Finalmente la cifra quedó en 107 viviendas, de las que 30 (un 28%, muy cerca de lo reclamado por CHA) serán propiedad de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda, que las destinará al alquiler social. La repercusión económica por venta de suelo que los 77 pisos libres restantes deje en las arcas municipales se espera que sea suficiente como para financiar todo el plan, sin condiconar los presupuestos ni otros proyectos municipales, como reclama el PSOE.

El acuerdo alcanzado, al que ZeC quiere tratar de incorporar también a C’s, desatasca un ambicioso proyecto que inicialmente fue impulsado por el propio PSOE en la anterior legislatura, cuando estaba al frente del gobierno de Zaragoza. En la presenta etapa política ZeC ha retomado el plan, con el desarrollo de un amplio proceso de participación vecinal para definir las características de la reorganización de la zona, que requiere una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Zonas verdes y equipamientos

A partir de ahí se ha determinado que los antiguos depósitos se transformen en una gran zona verde y acojan además varios equipamientos, como una biblioteca o instalaciones deportivas, entre otros, junto con la transformación y ampliación del actual parque Pignatelli.

Tras acceder ZeC a financiar parte del proyecto, cuyo presupuesto se cifra en unos 10,5 millones de euros, con promoción de viviendas libres en la zona próxima a la calle Maestro Estremiana, la preocupación del área municioal de Urbanismo ha sido que la superficie destinada a pisos restara el menor espacio posible a la dedicada a zona verde y equipamientos.

El acuerdo alcanzado el jueves contemplaría la ocupación por la construcción de viviendas de unos 8.200 metros cuadrados, según informaron fuentes de Urbanismo, que precisaron también que los pisos se distribuirían en dos bloques de seis alturas (planta baja más cinco para viviendas) en forma de ele.

ZeC y PSOE negocian para aprobar el proyecto del parque Pignatelli y CHA advierte que puede oponerse

ZeC y PSOE entierran, de momento, el hacha de guerra y negociarán para tratar de llegar a un acuerdo ‘in extremis’ sobre el plan para los antiguos depósitos del parque Pignatelli con el fin de aprobarlo en el Pleno municipal del lunes 30 de octubre. El acercamiento entre ambos grupos ha generado suspicacias en CHA, que apoyaba la propuesta del equipo de gobierno de ZeC y ahora condiciona su respaldo a las modificaciones que puedan introducirse en el plan. Los socialistas pedían que se contemplara la construcción de más viviendas libres para poder financiar el proyecto, lo que dificultaría la exigencia de CHA de que el 30% de los pisos sean de promoción pública.

La propuesta para el parque Pignatelli estaba previsto que se debatiera en la comisión de Urbanismo de este miércoles 25 de octubre. Pero poco antes de su inicio se han reunido el responsable del área, Pablo Muñoz (ZeC), con el portavoz del PSOE, Carlos Pérez Anadón, y se ha decidido retirar el expediente para negociarlo y tratar de aprobarlo en el Pleno del lunes.

Socialistas y ZeC retoman así unas negociaciones que estaban rotas desde hace algunas semanas y no se descarta que su acercamiento tenga que ver también con el próximo debate del proyecto de presupuestos para 2018, que ZeC debe encarar con PSOE y CHA. Los gobernantes municipales estarían dispuestos a hacer concesiones a los socialistas para lograr su apoyo al importante proyecto de parque Pignatelli y para suavizar su postura en la negociación presupuestaria, que se prevé ardua.

Suspicacias de CHA

En medio del acercamiento ZeC-PSOE queda en incómoda postura CHA, cuyos votos son necesarios para garantizar el plan del Pignatelli y los presupuestos. El proyecto de los antiguos depósitos elaborado por ZeC era respaldado por CHA porque se había incluido un 30% de vivienda pública (58 pisos libres y 24 de promoción). Los socialistas exigen al menos 80 pisos libres para garantizar que el proyecto se autofinancie.

La concejala de CHA Leticia Crespo ya lo ha advertido en la comisión de Urbanismo: “el plan que respaldamos respeta las demandas vecinales, contempla una gran zona verde y equipamientos, amplía el antiguo parque, incluye viviendas públicas. Según cómo se modifiquen esos términos, no lo apoyaremos”.

Muñoz ha insistido en que su objetivo al frenar el expediente no es conseguir sólo el respaldo del PSOE, sino “de todos los grupos”. El responsable de Urbanismo ha alabado además “que se retome el diálogo”.

“Estoy dispuesto a negociar un numero de viviendas razonable”, ha indicado, para abundar en que “es una situación anómala porque a ningún barrio se le exige que paguen sus equipamientos con viviendas” y ha argumentado que “cuantas más viviendas, haya menos parque”, pero ha preferido no avanzar una cifra. “Lo dejo para la negociación”, ha zanjado.

Datos del proyecto

El proyecto actual del equipo de gobierno contempla 58 viviendas libres y 24 de promoción pública –el 30 por ciento del total que solicitaba CHA– con lo que se obtendrían 6,5 millones, que junto a los 4,2 que se incluirían en el presupuesto, superarían los 10 millones de euros en que ZeC ha presupuestado el plan; mientras que el PSOE –que hace el cálculo de repercusión para las arcas municipales de 150.000 euros por vivienda en lugar de los 100.000 del equipo de gobierno– reclama las 80 viviendas libres y las 24 de promoción pública, que ya no sería el 30 por ciento.

El proyecto contempla, además, aumentar en 23.000 metros cuadrados la superficie actual, de 39.000 metros cuadrados, del Parque Pignatelli, además de una zona de juegos infantiles, un pabellón deportivo, un centro de mayores, una biblioteca y una ludoteca y un centro polivalente, además de un lago y unos canales navegables.

PSOE aprobará el plan del Pignatelli sólo si se hacen más pisos libres

El PSOE sólo está dispuesto a apoyar el proyecto de los antiguos depósitos del parque Pignatelli si se incrementan las viviendas libres (de las 58 previstas a más de 80) para garantizar con esa promoción la financiación total del plan. Por su parte, el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz (ZeC), ha acusado a los socialistas de llevar bloqueando el proyecto “más de un año”, pero se ha comprometido a valorar la propuesta si ésta llega por escrito y vía enmienda al expediente que este miércoles se debate en la comisión municipal de Urbanismo.

Muñoz ha explicado que la enmienda socialista quizá no pueda llegar a la sesión de la comisión, “pero tenemos tiempo hasta el Pleno del día 30”.  En cualquier caso, ha reclamado al grupo socialista “que se aclare”, porque, según el responsable de Urbanismo, “lleva contradiciéndose más de un año, desde que iniciamos les negociaciones de este proyecto. Ya se les propuso hacer 75 viviendas y lo rechazaron”.

Respecto a la negociación, el punto de vista del PSOE es bien distinto. Su concejala Lola Ranera ha explicado que su grupo está dispuesto a negociar el proyecto si Muñoz retira el expediente del orden del día de la comisión de este miércoles, algo que ha descartado el concejal de ZeC, quien ha remitido el debate con los socialistas a que éstos presenten una enmienda por escrito al proyecto.

El pasado viernes 20 de octubre, el representante de ZeC presentó la propuesta del equipo de gobierno para recuperar los antiguos depósitos del parque Pignatelli como zona verde y de equipamientos, con una pastilla de terreno dedicada a la construcción de 82 viviendas, el 30% de las cuales serían de protección, de acuerdo con las exigencias de CHA para apoyar el proyecto.

Financiación

Muñoz explicó entonces que el coste total de las actuaciones sería de 10,2 millones, de los que 6 millones se financiarían mediante la promoción de pisos libres y el resto saldría en forma plurianual de los presupuestos municipales.

El grupo socialista, cuyos votos a favor del plan pueden resultar vitales para que éste salga adelante, exige que se autofinancie, para lo cual estiman que deben incrementarse las viviendas libres por encima de las 80.

Se trata, ha explicado Ranera, del “mejor suelo público” que tiene la ciudad y que con su venta se puede lograr que el proyecto sea “absolutamente autosuficiente” para pagar los equipamientos, el parque nuevo, la reforma del parque viejo y las 24 viviendas protegidas. Según sus cálculos, cada piso de lujo y de venta libre puede tener una repercusión en las arcas municipales de 200.000 euros (Muñoz lo calcula en la mitad de esa cifra).

La concejala ha cifrado el coste total del proyecto en unos 15 millones de euros y que, por tanto, la venta del suelo tiene que generar lo mismo, o incluso ofrecer plusvalías “para el bien de la ciudad”, porque no van a permitir que ese dinero salga de otras partidas o que se “hipoteque” al Ayuntamiento.

De acuerdo con la “filosofía” del plan

Ranera se ha mostrado “absolutamente de acuerdo” con la filosofía del proyecto, que ya promovió el PSOE en 2012 cuando gobernaba la ciudad, y que descartó el actual consejero de Urbanismo, Pablo Muñoz, entonces en IU, que rechazaba pagar con pisos parte de las obras y les llamaba “especuladores”.

Los socialistas reclaman también una memoria detallada de los costes y un estudio de impacto económico para los próximos años de los equipamientos previstos, algo que, según Muñoz, ya se les ha facilitado.

Además, con respecto al aspecto jurídico, la concejala del PSOE ha reclamado un informe del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA), que debería estar antes de la aprobación inicial, y otro del Instituto Aragonés del Agua para el estudio de los consumos.

Si ZeC no accede a las exigencias socialistas, “votaremos en contra del expediente, que quizá es a lo que nos quiere forzar Muñoz”, añadió Ranera.

ZeC propone 82 pisos en parque Pignatelli y duplicar la zona verde

El Gobierno de Zaragoza ha elaborado una propuesta de reforma de los antiguos depósitos de agua del parque Pignatelli, que contempla levantar 82 viviendas, de las que 65 serían libres y el resto de promoción pública, además de construir equipamientos municipales y casi duplicar la zona verde actual, con 23.000 metros cuadrados que se sumarían a los 29.000 metros cuadrados actuales.

Las viviendas libres se edificarían en la zona próxima a la calle Maestro Estremiana y tendría una planta baja más cuatro alturas y permitirían pagar, en parte, los equipamientos que darían servicio al distrito de Universidad, y también al área de San José y Torrero, cuyos límites coinciden en ese punto de la ciudad.

En concreto, con las viviendas se pagarán las obras del urbanización del sector que es el parque y el viario y también una parte de los equipamientos.

Petición vecinal

El consejero municipal de Urbanismo, Pablo Muñoz, ha explicado que se trata de una “propuesta de alcance político” para convertir los antiguos depósitos en desuso en un gran parque con elementos simbólicos, un gran lago navegable con canales navegables que acabarían en un auditorio. “Es el sentir de las 2.000 personas que han participado en el proceso participativo” ha añadido.

Al respecto, ha recordado que los vecinos pedían una zona verde para uso de esparcimiento y recreativo, que recordara lo que fue en el sentido de que el agua estuviera muy presente en el diseño y con un auditorio vegetal.

Sobre la financiación ha expuesto que hay un “compromiso” en los sucesivos presupuestos desde 2018 a 2020, que sumarían 4,2 millones de euros frente a los 10,7 millones que cuesta todo el proyecto, por lo que el resto se sufragaría con las viviendas libres.

Muñoz ha precisado que la venta de las 65 viviendas libres (en planta baja más cuatro alturas) se destinaría a financiar la urbanización y los equipamientos con unos ingresos estimado de 6,5 millones que se sumarían a los 4,2 millones del compromiso presupuestarios. Las otras 24 viviendas irán al parque público que gestionaría Zaragoza-Vivienda para alquiler.

“Mano tendida” a los demás grupos municipales

En síntesis, ha dicho que un área de 37.0000 metros cuadrados se convertiría en un “gran parque de la ciudad y sería el segundo con mayor prestancia de todo Zaragoza y con equipamientos de casi 11.000 metros cuadrados, que es 10 veces más de lo que exige la norma, y una zona verde que duplica el parque actual con 23.000 zona verde nueva sobre los 29.000 actuales y un aumento de 24 viviendas del parque municipal”.

Entre los equipamiento figura zona de juegos infantiles, biblioteca, centro de mayores, centro polivalente, pabellón y pistas deportivas, ha enumerado.

“Esta propuesta de ZeC es de mano tendida a todos los grupos y especialmente a los que en su momento se mostraron a favor como CHA y Ciudadanos” ha dicho Muñoz, quian ha confiado en que el PSOE “pase del no al sí”.

Ha enfatizado que “sería la mejor pastilla de suelo urbano consolidado de la ciudad, el más céntrico, que daría servicio a tres distritos y ante las tensiones especulativas de vivienda se dejaría consolidado como el segundo parque con más usos ciudadanos después del parque Grande José Antonio Labordeta”.

Inicio en 2019

Este proyecto que supone una modificación parcial del PGOU se someterá a votación en la comisión de Urbanismo y en caso de contar con el apoyo suficiente se iniciaría la licitación de ampliación del parque y los equipamientos y las viviendas se dejarían para el final.

Según sus cálculos, la ampliación del parque podría comenzar a mediados de 2019 y alguno de los equipamientos como las pistas deportivas, la biblioteca y el centro de mayores, que serían prioritarios; mientras que las viviendas libres no podrían empezar hasta que no estuviera toda las obras de urbanización terminadas que sería hacia 2021-22, ha estimado.

CHA, satisfecha

Por su parte, la concejala del grupo municipal de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza Leticia Crespo ha destacado la inclusión de un 30 por ciento de vivienda pública de alquiler social en el proyecto de reforma de los antiguos depósitos del parque Pignatelli, gracias a  la presión de su partido.

“Era el único requisito que poníamos para apoyar el proyecto, respetando las aportaciones ciudadanas”, ha querido dejar claro la concejala de CHA.

Leticia Crespo ha recordado que la propuesta inicial del equipo de gobierno de Zaragoza en Común (ZeC) no incluía “ni una sola vivienda pública”, algo “inadmisible” para Chunta Aragonesista. En este sentido, se ha mostrado “muy satisfecha” por el resultado de las negociaciones, en las que ha conseguido elevar el porcentaje de vivienda pública hasta un 30 por ciento del total.

La concejala aragonesista ha recordado la “vital importancia” que tiene la vivienda pública para Chunta Aragonesista, con el objetivo de que todo el mundo pueda acceder a una vivienda digna, y limitar el crecimiento de la burbuja inmobiliaria.

“Es una parte fundamental de las políticas sociales que debemos impulsar desde el Ayuntamiento de Zaragoza”, ha remachado CHA en una nota de prensa.