peatones

La nueva normativa que echa a los patinetes de las aceras, lista para aplicarse pese a la oposición del PP

A lo largo del mes de mayo comenzará a aplicarse la nueva ordenanza que regula la circulación y establecimiento de los patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad personal (VMP) compartida, tras la aprobación de la misma por parte del Pleno municipal con el voto en contra del PP. La normativa ha sido elaborada con la colaboración de todos los grupos que finalmente la han respaldado (ZeC, PSOE, Cs y CHA) y pretende preservar los espacios para uso exclusivo del peatón, así como promover la utilización de los VMP como sistema de desplazamiento no contaminante y sostenible.

La ordenanza aprobada en el Pleno de este martes 30 de abril  es un documento “de mínimos”, ha señalado el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz (ZeC), para poner orden ante la nutrida presencia de patinetes y bicicletas de uso compartido en la ciudad, cuya circulación y estacionamiento están planteando problemas para otros tipos de movilidad, en especial la peatonal.

De hecho, la nueva normativa prohíbe la circulación de patinetes eléctricos por las aceras y los reconduce a los carriles bici y a las calzadas de las calles unidireccionales con velocidad limitada a 30 km/h, además de establecer zonas de aparcamiento para estos vehículos y para bicis compartidas, que no se podrán estacionar en aceras u otras áreas peatonales.

Vacío legal

Tanto Muñoz como el portavoz de CHA, Carmelo Asensio, han recalcado que la normativa venía a cubrir un vacío legal debido a la ausencia de regulación estatal para este tipo de vehículos de movilidad por parte de la Ley General de Tráfico, “que debe actualizarse”, ha subrayado el representante aragonesista.

El concejal Urbanismo ha subrayado en relación con esta misma cuestión que era absurdo que cada ciudad estuviera elaborando una regulación diferente para ordenar el tráfico de patinetes, “pero hasta que no haya una norma estatal que establezca criterios comunes, no queda otro remedio”.

Su observación ha sido corroborada por la concejala del PSOE Lola Ranera, quien ha calificado como “necesaria” la nueva ordenanza y ha resaltado el hecho de que contemple el establecimiento de una mesa de trabajo con representación de los grupos políticos municipales, técnicos de movilidad, Policía Local y las propias empresas concesionarias del servicio “para realizar estudios y evaluaciones que ayuden a mejorar la aplicación de la ordenanza”.

Una regulación que el concejal de Ciudadanos Alberto Casañal ha calificado como positiva, aunque ha insistido en que llegaba con retraso.

Oposición del PP

Todos los grupos que han aportado sugerencias al contenido de la nueva ordenanza y han aprobado su contenido, han coincidido en sugerir al PP que se sumara al respaldo a la nueva normativa.

Pero el concejal conservador Sebastián Contín ha sido tajante en su rechazo a la propuesta. Ha descalificado el contenido de la ordenanza por ser “un adefesio jurídico que acabará en triunfo judicial de quien la recurra” y ha añadido que aportaba inseguridad y confusión por ser contradictoria con la normativa que regula la circulación de bicicletas y con la ordenanza de tráfico rodado.

El concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, le ha replicado que “si el PP veía fallos en la ordenanza podrían haber aportado votos particulares y seguramente habrían sido incorporados, como lo han sido los de otros grupos municipales”.

Balizas luminosas en el paso peatonal del tranvía en plaza Paraíso

El Ayuntamiento de Zaragoza ha instalado el nuevo prototipo de balizas luminosas para proteger la plataforma del tranvía. En el paso peatonal que cruza la plataforma a su paso por plaza Paraíso, se han realizado varias pruebas de balizas luminosas para advertir de la proximidad del tranvía y evitar invasiones de la plataforma por parte de peatones, para la mejora de la seguridad vial.

Previamente, se han ensayado ya dos modelos distintos de balizas preexistentes, pero el Servicio de Movilidad del Ayuntamiento ha comprobado que el efecto lumínico disuasorio era insuficiente, fundamentalmente por falta de potencia de las balizas luminosas.

Para corregir estos problemas, se ha trabajado de forma conjunta con la adjudicataria del contrato de mantenimiento de señalización (API) lo que ha permitido desarrollar una solución específica y especialmente diseñada para Zaragoza.

Máxima visibilidad

Se han desarrollado balizas luminosas con tecnología LED, de aproximadamente un metro de longitud, cuya potencia lumínica y cadencia de iluminación se pueden regular para buscar la máxima visibilidad en cualquier situación.

De este modo podrá adecuarse la potencia lumínica de las balizas a las condiciones lumínicas ambientales (tanto de día como de noche), así como programar una secuencia de parpadeo que maximice su percepción.

Tanto el desarrollo de la nueva baliza como su instalación y pruebas no suponen gasto alguno para el Ayuntamiento de Zaragoza, ya que se trata de una mejora ofrecida por la empresa en la ejecución del contrato.

Camino las Torres, Vía Hispanidad y Ronda Hispanidad son las calles que registran más accidentes

El Ayuntamiento de Zaragoza ultima los detalles del Plan de Seguridad Vial. Un plan que incluirá un mapa con los puntos negros de la ciudad, es decir, aquellos lugares donde más accidentes de tráfico se registran. Según los datos que maneja la Policía Local, el Camino las Torres, con 54 accidentes, Vía Hispanidad, con 46; Ronda Hispanidad, con 43; y la avenida Gómez Laguna, con 38; son las calles que encabezan la lista de vías con más accidentes en lo que va de año.

A pesar de que el paseo Echegaray y Caballero ha registrado en los últimos días dos accidentes relacionados con atropellos, esta calle no está entre las que más siniestralidad registra.

Los atropellos, de hecho, han descendido este año. El portavoz de la Policía Local de Zaragoza, José Antonio Andrés, ha precisado que la disminución ha sido del un 8% en el número de atropellos, “e incluso ha descendido el número de heridos graves y leves”.

Sin embargo, la gravedad de los atropellos ha aumentado. Andrés ha lamentado el hecho de que “han fallecido cinco personas por motivo de atropellos este año, siendo que el año pasado solo falleció una”.

En 2017, ha destacado Andrés, se produjeron un total de 296 atropellos, más de 1.500 colisiones entre vehículos, casi cien salidas de vía y 216 caídas de motos.

Llamada a la precaución

Para tratar de reducir estas cifras, desde la Policía Local apelan a que los ciudadanos respeten las normas de tráfico. “Es fundamental que todos pongamos de nuestra parte, tanto conductores como peatones”, ha remarcado Andrés.

La llamada a la precaución responde al hecho de que la mayoría de los atropellos a peatones se producen por cruzar la calzada por zonas no habilitadas o cruzar por los pasos de peatones cuando tienen prioridad los vehículos.

En este sentido, Andrés ha hecho hincapié en que los peatones, sobre todo, deben respetar los semáforos, “cruzar siempre en verde y por pasos de peatones habilitados”.

En relación con los conductores, el portavoz de la Policía Local apela a que “intenten pacificar la velocidad en la ciudad, sean escrupulosos con las normas y, sobre todo, demuestren de forma clara que frena el vehículo en el paso de peatones, para que el peatón lo tenga claro”, ha concluido (en la foto superior de seguraalejandro.com, aparatoso accidente en la avenida Ranillas).

El Casco Histórico será un espacio de “disfrute peatonal”, con calles sin desniveles y tráfico mínimo

La mayor parte del Casco Histórico transformará la fisonomía de sus calles, que se convertirán en vías denominadas como de ‘cota cero’, con elevación de calzadas y eliminación de aceras para potenciar su accesibilidad peatonal y la pacificación del tráfico rodado, en la línea de la actuación desarrollada en la calle Don Jaime. El gobierno municipal de ZeC prevé invertir en el “Plan Cota 0” cerca de seis millones de euros en lo que resta de legislatura y la siguiente. Las primeras actuaciones afectarían a las calles Manifestación, Santa Isabel, Torre Nueva y Fuenclara.

Las remodelaciones de este tipo que tiene previsto ejecutar el Ayuntamiento de Zaragoza se desarrollarán en todas las calles de la antigua Caesaraugusta romana, cuyo límite marca el actual Coso.

El anuncio de este ambicioso proyecto lo ha efectuado este jueves 29 de noviembre el alcalde la ciudad, Pedro Santisteve, durante su discurso en el Debate sobre el Estado de la Ciudad.

El alcalde ha subrayado que el actual gobierno municipal tiene previsto ejecutar el plan en los próximos años, en los que ZeC confía en seguir al frente de las responsabilidades ciudadanas.

El objetivo, ha indicado Santisteve, es convertir el Casco Histórico zaragozano en “un gran espacio de disfrute peatonal”.

Obras de acondicionamiento en la calle Don Jaime

Actuaciones similares a las de Don Jaime

El plan de elevación de calzada a cota cero es una medida “en línea con lo que hacen otras ciudades de nuestro entorno”, ha destacado el alcalde, quien ha incidido en que el proyecto prevé posibilitar el acceso rodado a la zona a residentes en la misma, así como a transporte público, emergencias y carga y descarga.

Santisteve ha calificado como “tremendamente exitosas” las experiencias de este tipo desarrolladas, no sin polémica con comerciantes y vecinos, en las calles Espoz y Mina y Don Jaime, para justificar su ampliación a otras vías del Casco Histórico.

El portavoz de Zaragoza en Común, Pablo Muñoz, ha precisado posteriormente en rueda de prensa otros aspectos del proyecto, que prevé una transformación completa del Casco Histórico para reducir la contaminación atmosférica y acústica en la zona, recortar los accidentes de tráfico, garantizar la accesibilidad universal, desarrollar un planteamiento sistémico entre todos los modos de transporte y redistribuir el espacio en la vía pública a favor de la movilidad no motorizada, entre otros objetivos.

Con las actuaciones previstas, los gobernantes municipales esperan conseguir que la movilidad peatonal en la zona suponga más de la mitad de los desplazamientos globales en el Casco Histórico.

Se pretende también lograr una mejora del paisaje urbano, aumentando la accesibilidad y seguridad de las calles e implantando espacios de prioridad no motorizada cuyo modelo sería luego aplicado en otras zonas de la ciudad.

El plan quiere hacer especial incidencia en los accesos a centros escolares y en el modo de desplazarse a ellos. En concreto se aspira a que la movilidad peatonal, ciclista y en transporte público supere el 90% de los desplazamientos a colegios.

En rojo, las calles en las que se actuará en la primera fase del Plan Cota 0

Dos fases

En el boceto del Plan Cota 0 presentado por el portavoz de ZeC se destaca que “la tendencia general en las ciudades es llevar a cabo actuaciones de este tipo que, además de unas mejoras sustanciales en los cascos históricos y barrios, consiguen revitalizar las mismas desde el punto de vista económico, tanto a nivel turístico como comercial. La remodelación de estas infraestructuras consigue que la gente vuelva su mirada al corazón de las ciudades”.

La primera fase de las nuevas transformaciones de calles en vías semipeatonales se prevé acometer a partir del inicio del próximo año y afectaría a las calles Manifestación, Santa Isabel, Torre Nueva, Miguel Molino, San Braulio, Torre Nueva, Pino, Fuenclara y Torresecas (en la imagen superior, recreación de la calle Manifestación transformada en semipeatonal cota 0) .

Esta fase contará con un presupuesto de algo más de dos millones de euros, provenientes de los remanentes de tesorería que el gobierno municipal puede dedicar a inversiones  financieramente sostenibles, ha explicado el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz.

El siguiente bloque contará con un presupuesto estimado de 3,8 millones de euros y se desarrollaría en la próxima legislatura que comenzará en mayo de 2019, y se ceñirá a calles del entorno de San Vicente Paúl y calle Don Jaime.

Entre las vías que pasarían a ser semipeatonales y con cota cero estarían las calles Mayor, San Lorenzo, San Jorge, San Andrés, Verónica, Refugio, Don Juan de Aragón, Sepulcro, Torrellas, Universidad o Santo Dominguito de Val, entre otras.

Con la culminación de este segundo bloque, la totalidad del Casco Histórico quedaría conformada con vías semipeatonales de cota 0, a excepción de la calle San Vicente de Paúl, que conservaría su actual fisonomía en la que se prioriza el tráfico rodado.

En rojo, las calles en las que se actuará en la segunda fase del Plan Cota 0

Consulta ciudadana para regular los patinetes, que no podrán circular ni aparcar por las aceras

El Ayuntamiento de Zaragoza pone en marcha una consulta ciudadana en la web municipal para determinar la ordenanza que regulará la circulación y aparcamiento de vehículos de movilidad personal (VMP), en especial, los patinetes eléctricos. La normativa definitiva no estará lista hasta febrero-marzo de 2019, pero es seguro que determinará la prohibición de que los patinetes eléctricos circulen por las aceras o zonas reservadas a peatones, donde tampoco podrán ser aparcados.

En la consulta ciudadana se podrá participar a partir de este miércoles 28 de noviembre o al día siguiente, jueves, cuando sus preguntas serán colgadas en la web municipal.

La concejala de Movilidad, Teresa Artigas no ha determinado con precisión el inicio de la encuesta, que se prolongará durante quince días, según ha explicado en rueda de prensa, donde ha explicado que la normativa actual obliga a realizar este tipo de consultas previas a la regulación de determinados aspectos de la vida ciudadana.

La encuesta no es determinante, pero Artigas ha asegurado que sus resultados serán tenidos en cuenta a la hora de regular la circulación y aparcamiento de patinetes eléctricos y bicicletas compartidas sin estacionamientos fijos, que desde la primavera pasada invaden las calles y aceras zaragozanas, generando problemas de desplazamientos a los viandantes, sobre todo a aquellos con movilidad reducida.

Cuatro preguntas

Al margen de los resultados de la consulta, la “voluntad clara” del Ayuntamiento zaragozano ha confirmado la concejala de Movilidad, es que los patinetes eléctricos no puedan circular por las aceras, tal y como ya informó Ten! Zaragoza.

Además, tampoco podrán aparcar en las aceras. Los de categoría A, donde se incluyen vehículos con velocidad máxima de 20 km/h según la clasificación de la Dirección General de Tráfico (DGT), deberán aparcar en aparcabicis o en zonas que se van a delimitar especialmente para estacionamiento de vehículos de movilidad compartida (patinetes y bicicletas). Los de categoría B y C, que pueden alcanzar velocidades superiores a los 30 km/h, deberán aparcar en las zonas delimitadas para motos.

Respecto a la consulta pública sobre la normativa relativa a VMP, contiene cuatro preguntas:

  • ¿Qué clasificación se debe establecer para este tipo de vehículos? ¿Qué características debe tener cada categoría de esta clasificación? Se adjunta la instrucción instrucción 16/V-124 de la Dirección General de Tráfico (DGT) como posible referencia.
  • ¿Qué zonas del viario existente considera adecuadas para la circulación de este tipo de vehículos, en función de la clasificación establecida en la primera pregunta?
  • ¿Dónde considera que deberían estacionar este tipo de vehículos, en función de la citada clasificación o de otras consideraciones?
  • Otros aspectos que considere necesario contemplar en esta Ordenanza.

El peatón, prioritario

Artigas ha subrayado que esta encuesta será muy útil para conocer la sensibilidad ciudadana respecto a la presencia de los nuevos vehículos de movilidad personal y ha subrayado que la normativa que finalmente los regule perseguirá la compatibilización de los desplazamientos mediante medios sostenibles, con la convivencia con otros medios de transporte y el buen uso de esos nuevos medios por parte de los usuarios.

También ha destacado la concejala que la ordenanza primará el tránsito peatonal y que el gobierno municipal tiene claro que “los peatones es a quienes más debemos proteger”.

En cuanto a la normativa para regular la movilidad compartida, Artigas ha estimado que podría estar lista a finales de año y que dicha regulación contemplará sacar a concurso el servicio de movilidad compartida, además de zonas específicas de aparcamiento para este tipo de vehículos.

Artigas confía en que a principios del próximo año pueda celebrarse el concurso para la adjudicación a empresas de servicios de movilidad compartida sin estaciones fijas.

Los patinetes eléctricos no podrán circular por aceras u otras zonas reservadas para peatones

Los patinetes eléctricos tendrán prohibida la circulación por las aceras y zonas peatonales. Deberán desplazarse por carriles bici, calzadas de calles limitadas a 30 km/h  y otras vías en las que en la actualidad está permitida con restricciones la circulación de bicicletas, siempre que se muevan despacio. Así se establecerá en la nueva normativa municipal sobre circulación de Vehículos de Movilidad Personal (VMP) y bicicletas compartidas, que contemplará también restricciones para el aparcamiento de este tipo de vehículos en aceras y áreas peatonales y la imposición de multas por incumplimiento de las normas.

La llegada masiva a Zaragoza de los vehículos de movilidad compartida, en especial bicis y patinetes, está generando un gran debate ciudadano, sobre todo por los riesgos y molestias que conlleva la presencia en movimiento o estacionados de estos artilugios en las aceras y zonas reservadas para peatones.

La actual normativa municipal establece que los patinetes movidos por tracción humana pueden circular por aceras y calles peatonales, puesto que se considera que su velocidad de movimiento apenas excede a la de los propios peatones.

Esta reglamentación está siendo aprovechada por los usuarios de los patinetes eléctricos, que han llegado recientemente de forma masiva a la ciudad de la mano de las empresas de alquiler Koko y Lime, quienes se desplazan por aceras y zonas peatonales con evidente riesgo para los viandantes, puesto que sus vehículos pueden superar los 20 km/h.

Además, la presencia de estos patinetes y de las bicis compartidas estacionados en aceras, isletas peatonales, áreas para viandantes, bloqueando espacios y dificultando el paso a personas de movilidad o visibilidad reducida, está generando no pocas protestas entre la ciudadanía y por parte de asociaciones de personas afectadas por reducciones motoras o visuales.

Patinete aparcado en una acera junto a un paso de peatones

Restricciones

Los técnicos de la Concejalía de Movilidad tienen ya muy avanzado el proyecto del nuevo reglamento para regular el uso de estos vehículos, que se prevé presentar el próximo mes de noviembre, al menos en lo que respecta al patinete eléctrico.

La nueva normativa municipal prohibirá la circulación de los patinetes eléctricos por las aceras (las bicicletas ya la tienen cancelada desde hace varios años), según confirmaron fuentes de Movilidad y corroboró la propia concejala del ramo, Teresa Artigas, en un programa de radio de la Cadena Ser.

La nueva normativa zaragozana coincidirá con lo establecido en las regulaciones para VMP de ciudades como Barcelona o Madrid y los patinetes eléctricos tendrán acotada su circulación a carriles bici, calzadas de calles con velocidad limitada a 30 km/h, además de algunas zonas en las que en la actualidad se permite el paso de bicicletas de forma restringida, siempre que lo hagan a velocidad reducida.

En cuanto al aparcamiento de estos vehículos y de las bicicletas compartidas en las aceras y otras zonas peatonales, la reglamentación va a reducirla de manera muy notable y se impondrán multas a patinetes y bicis mal estacionados con riesgo o molestia evidente para los viandantes.

En aceras estrechas se prohibirá totalmente su aparcamiento y en otras zonas se limitará a espacios concretos, siempre fuera del centro del tránsito, en portales o en lugares de escasa visibilidad para el peatón.

Asociaciones como Acera Peatonal vienen insistiendo en que la circulación y estacionamiento de patinetes eléctricos está prohibida por la Ley de Tráfico y el actual reglamento estatal de circulación, aunque los responsables gubernamentales de la Dirección General de Tráfico no se han pronunciado de forma tan tajante y han anunciado que en breve va a publicarse la nueva normativa estatal sobre VMP, que podrá servir de referencia para las regulaciones locales.

Bici de la empresa Mobike multada por mal aparcamiento en la acera. Foto: @Elalparcero

Nuevas zonas de aparcamiento

La normativa aconsejará que patinetes y bicis se estacionen en las zonas de aparcabicis y además se habilitarán nuevos espacios en la calzada para colocar estos vehículos.

Esos espacios se detraerán a los coches, en una medida más para reducir su presencia en las calles zaragozanas, y se situarán preferentemente junto a pasos de peatones de forma que se facilite la visibilidad de los mismos, ahora obstaculizada por los coches.

La nueva reglamentación contemplará la imposición de multas por conducción indebida y por estacionamiento inapropiado. De hecho, la Policía Local ya ha comenzado a sancionar por aparcamientos inapropiados en las aceras, según ha confirmado la propia concejala Teresa Artigas.

Los agentes han impuesto ya alguna sanción por bicis y patinetes de alquiler mal estacionados, cuya cuantía ha sido de en torno a 60 euros. La caución la debe abonar la empresa titular de los vehículos, como ocurre en otras ciudades con reglamentación de VMP aprobada. Posteriormente, la compañía puede tratar de averiguar qué usuario fue el responsable del indebido aparcamiento para cargarle la sanción a su cuenta.

En cuanto al cobro de tasas municipales a las empresas de vehículos compartidos por ocupación de la vía pública, el nuevo reglamento es seguro que establecerá algún tipo de gravamen, según informaron las fuentes municipales consultadas, aunque no se ha determinado todavía la forma en que se determinará.

En su momento, la concejala Artigas habló de que el Ayuntamiento podría optar por  la concesión de licencias a estas empresas mediante cobro de cuotas y limitación de vehículos en la calle, o bien por sacar a concurso estas nuevas modalidades de movilidad compartida, en cuyo caso también llevaría implícito el pago de tasas municipales.

El Ayuntamiento hará reformas como la de Don Jaime en otras calles de la ciudad

Las obras de remodelación de la calle Don Jaime están ya en su fase de conclusión. A final de mes se completará la reforma del tramo entre Echegaray y Calle Mayor-Espoz y Mina, con lo que la vía se abrirá de nuevo al tráfico rodado de vehículos de transporte público, reparto y bicicletas. El Ayuntamiento tiene previsto realizar remodelaciones similares, con igualación de calzada y aceras, en otras calles de la ciudad.

El concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, ha informado este miércoles 12 de septiembre de que el equipo de gobierno tiene previsto desarrollar nuevas actuaciones en la vía pública inspiradas en la consecución de “la accesibilidad universal como criterio colectivo”, de forma que en determinadas vías se procederá al rebaje de aceras y en otras a la elevación de la calzada para igualar ambas y facilitar la movilidad.

Muñoz ha remitido la aplicación de estas medidas en otras calles de la ciudad, que no ha especificado porque todavía se encuentra en estudio el proyecto de actuación, al éxito de la experiencia aplicada en la calle Don Jaime (en la foto superior, los viandantes pasean ya por uno de los tramos concluidos).

Pero ha dado por seguro que la medida iba a funcionar en esta vía principal del Casco Histórico, por lo que las igualaciones para facilitar el tránsito peatonal en otras calles del Casco Histórico se van a realizar, porque desde el Gobierno municipal se considera que en esa área son necesarias para facilitar una mejor movilidad y accesibilidad, sobre todo, tratándose de un barrio de calles y aceras más estrechas y con población bastante envejecida.

Reuniones con vecinos y comerciantes

El concejal ha asegurado que tanto las asociaciones vecinales de la Margen Izquierda como las asociaciones de comerciantes de Don Jaime y otras del Casco Histórico, se han mostrado favorables a la remodelación de la calle en las reuniones mantenidas este verano por el concejal con representantes de las mismas.

Muñoz ha añadido que la entidad CERMI, que agrupa a asociaciones de personas con problemas de movilidad, también le ha trasladado su conformidad con la medida aplicada y ha reclamado que la igualación de calzada y acera se extienda a toda la calle, desde Echegaray al Coso.

El concejal ha indicado que el Ayuntamiento contempla esa actuación y también la posibilidad de extender la nueva calzada de losas hasta el puente de Piedra, atravesando Echegaray, tal y como solicitan las asociaciones vecinales de Arrabal y Barrio Jesús.

Diversos tipos de losa

Respecto al enlosado de la calzada, Muñoz ha precisado que se realiza mediante tres tipos de baldosas. La utilizada en la mayor parte del tramo reformado proviene de Calatorao “y ya ha sido suministrada en su totalidad por lo que no habrá problemas para su colocación dentro de los plazos previstos”.

En la plaza de La Seo se colocan baldosas de mármol, “que el Ayuntamiento tenía en almacén, por lo que no hay ningún problema para su instalación”, ha puntualizado el concejal.

Por último, la obra requiere también la colocación de losas de granito como las existentes en plaza del Pilar, “cuyo suministro no ha llegado todavía, pero lo hará a final de mes”, ha indicado Muñoz, quien ha asegurado que “se cumplirán los plazos” de una actuación que ha sido recibida “con alta satisfacción por parte de vecinos y comerciantes”.

Comienzan las obras en la calle Don Jaime hasta Fiestas del Pilar para alinear aceras y calzada

Un tramo de la calle Don Jaime I de Zaragoza permanecerá cortada desde este lunes 20 de agosto hasta las Fiestas del Pilar para acometer las obras de alineación de aceras y calzada, lo que afectará a cuatro líneas de autobús urbano.

Los trabajos, con un presupuesto de 175.000 euros, afectarán al tramo desde el paseo Echegaray hasta el cruce con la calle Mayor y tienen como objetivo dotar de una “mayor accesibilidad, un mejor aspecto y un realce” a la calle, como explicó el consejero de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Muñoz.

Aceras y calzada se alinearán al mismo nivel pero se mantendrán los bolardos, que se incluirán también en el tramo que recorre la plaza del Pilar, ya que el tráfico reducido que ahora acoge la calle continuará como hasta la fecha una vez concluidas las obras (en la foto superior de Ayuntamiento de Zaragoza, un operario corta con una radial el asfalto de la actual calle Don Jaime en el inicio de los trabajos).

Líneas de bus alteradas

Durante el periodo que duren las obras se verán alterados los trayectos de las líneas de autobuses 39, 35, 28 y 29, que serán desviados por la calle San Vicente de Paul mientras que el tráfico de paso se mandará por la calle Refugio, con salida en la propia calle Don Jaime.

El objetivo es que los trabajos estén terminados antes de las Fiestas del Pilar, motivo por el que el proyecto solo contempla hasta la calle Mayor, y en función del resultado se estudiará ampliar la acción al resto de la calle hasta el Coso.

Afecciones en avenida Cataluña

También desde este lunes se va a proceder a reparar una tubería arterial de abastecimiento de agua, de 750 milímetros de diámetro, que cruza la avenida Cataluña a la altura de las instalaciones de la CAF-Covasa, al final de la vía, en la zona del puente del Gállego.

La tubería se encuentra fuera de servicio por rotura y el suministro a los barrios que abastece (Santa Isabel, Montañana, polígono Malpica, Peñaflor) y a las poblaciones de Villanueva de Gállego, Villamayor, La Puebla de Alfinden y Pastriz se está realizando por una tubería alternativa de menor diámetro.

Debido al levantamiento del pavimento será necesario cortar el tráfico del puente del Gállego en sentido entrada a la ciudad desde Santa Isabel, por lo que la otra vía pasará a ser bidireccional. Además, se prevé un solo corte de agua para las zonas afectadas, que tendrá un día de duración.

Un tramo de Don Jaime igualará aceras y calzada para mejora peatonal, manteniendo el tráfico

El tramo de la calle Don Jaime comprendido entre el paseo Echegaray y la intersección de las calles Mayor y Espoz y Mina va a cambiar su fisonomía para facilitar el tránsito peatonal, pero manteniendo el tráfico rodado de buses, taxis, vehículos comerciales y bicicletas. La calzada y la acera se igualarán en altura para evitar bordillos y se cambiará el pavimento para colocar uno de hormigón con imitación de losas, similar al del puente de Piedra. Las obras comienzan el lunes 20 de agosto, con una duración estimada de dos meses. La actuación, que cuenta con un presupuesto de 175.000 euros, estará finalizada antes de las Fiestas del Pilar.

Así lo ha garantizado el concejal delegado de Urbanismo, Pablo Muñoz, que ha presentado este viernes 17 de agosto la iniciativa. Muñoz ha subrayado que no se trataba de una peatonalización de la calle Don Jaime, sino una actuación que busca una mejora de la accesibilidad, un realce estético y un relanzamiento comercial de la céntrica y concurrida calle que enlaza la plaza del Pilar con el Coso.

Muñoz ha subrayado que el proyecto supondrá “una clara mejora estética y para el tránsito peatonal en el tramo de la plaza del Pilar afectado” y ha insistido en que ese objetivo se compatibilizará con el mantenimiento del tráfico restringido que en la actualidad soporta la calle Don Jaime.

Ese había sido un requisito reclamado por las asociaciones de comerciantes y vecinales de la zona cuando se planteó la posible peatonalización de la calle, a la que se opusieron con energía. El actual proyecto “satisface plenamente a los comerciantes del sector Don Jaime y a la asociación vecinal de Arrabal, y así nos lo han comunicado”, ha asegurado Muñoz.

Respecto a esta última entidad, el concejal de Urbanismo ha precisado que proponen extender la actuación hasta el puente de Piedra, dando continuidad estética a la misma, lo que va a ser estudiado por el Ayuntamiento, que ve con buenos ojos la propuesta.

Afecciones al bus urbano

Las obras en el referido tramo de la calle Don Jaime incluyen también la modificación de bolardos e hitos que ahora jalonan las aceras, para dar mejora y continuidad estética a la remozada vía con la plaza del Pilar.

Respecto a la decisión de aplicar la remodelación de la calle sólo en ese tramo, Muñoz ha explicado que “preferimos probar el resultado de esta actuación primero en ese tramo y si funciona bien, que es lo que esperamos, extender la medida a toda la calle, hasta el Coso”.

Las obras que se inician el lunes 20 de agosto implicarán el desvío de las líneas de autobús urbano 39, 35, 28 y 29, que girarán a la izquierda en el puente de Piedra para dirigirse hacia San Vicente de Paúl y desde allí enlazar con el Coso.

La parada de esas líneas de plaza del Pilar se trasladará a Echegaray, justo en la parte posterior del edificio del Arzobispado. La parada de final de línea de la 38 (a Peñaflor) se trasladará al Coso Bajo.

Los desvíos mientras duren las obras afectarán también al bus turístico.

Plano con detalle de las actuaciones previstas en la calle Don Jaime

Una calle principal del Casco Histórico

La calle Don Jaime I es una de las principales del Casco Histórico de Zaragoza. Además es una de las calles más antiguas de la ciudad. Sigue el trazado del Cardus Maximus (Cardo Máximo) en los tiempos de la Caesaraugusta romana. Tiene una longitud de 560 m. y un anchura de entre 10 y 13 m.

Dispone de una calzada con un carril de 3,60 m. de anchura. En la plaza del Pilar presenta un retranqueo de 28 m. de longitud asociado a una parada de bus. En la actualidad el pavimento de losa presenta un elevado agrietamiento. La calle fue reformada integralmente el año 1989, renovándose los pavimentos y los servicios.

Hasta el año 2007 la calzada de la calle Don Jaime I disponía de un firme adoquinado con adoquines pétreos. Su estado de conservación era muy deficiente hasta que en verano de ese año se realizó la reforma del pavimento de la calzada sustituyéndose el firme adoquinado por un firme asfáltico formado por aproximadamente 13 cm. de asfalto.

El problema que presentan los firmes adoquinados es su baja durabilidad, sus altos costes de mantenimiento, las frecuentes afecciones por la duración de los cortes de tráfico y la incomodidad por su superficie irregular así como el ruido emitido por la rodadura.

Actuaciones previstas

La actuación prevista contempla:

– Reforma de los pavimentos de acera en los vados peatonales y badenes.

– Reparación de pavimento y bordillos deteriorados en la calle.

– Colocar señalización podotáctil frente a los pasos peatonales

– Adaptar las tapas de registro a las nuevas cotas.

– Adaptar las tapas en intersección con C/ Espoz y Mina y fresado y asfaltado de la intersección.

– Sustituir aquellas tapas con apoyo no uniforme por otras con apoyo elástico.

– Reubicar los sumideros en el eje dela calzada.

-Ejecutar los trampillones en tres arquetas de abastecimiento que permitan el accionamiento de las válvulas desde el exterior.

– Colocar hitos en los tramos donde en la actualidad no los hay.

– Colocar encintado podotáctil junto a los bordillos para mejorar la señalización del límite entre aceras y calzada.

– Elevar bordillo en la zona de la parada de bus de la Plaza del Pilar para permitir uso de la rampa de los autobuses.

– Eliminar escaleras frente a la parada de autobús existente de la Plaza del Pilar y remodelación de la acera, colocando sumideros en puntos bajos.

– Colocar señalización podotáctil en la parada de bus.

– Extender el nuevo firme de hormigón con fibras de acero sobre el pavimento actual dela calzada con pendientes hacia el eje de la misma.

Alteraciones del tráfico

Las obras implican que el lunes, día 20, desde las 7:30-8:00 horas, se cortará al tráfico la Calle Don Jaime desde el paseo Echegaray.

A partir de las 11:00 horas, también se cortará al tráfico el paso transversal desde la calle Mayor a la calle Espoz y Mina, ya que se comienza por elevar dicha intersección (tiempo estimado del corte de la calle Mayor 2 semanas).

Por ello los garajes afectados en la zona accederán desde la calle Santa Isabel y calle San Braulio por Espoz y Mina. Será necesario prohibir el estacionamiento en la calle Espoz y Mina (tramo entre San Braulio y Don Jaime I) para garantizar el paso de vehículos en ambos sentidos, ya que deberán acceder y salir por la misma zona. También es necesario prohibir el estacionamiento en la calle Mayor, en el tramo entre Refugio y Don Jaime I.

Al cortar la Calle Mayor, los vehículos deberán circular por la calle Refugio (es necesario prohibir el estacionamiento en un tramo de 10 metros, a la entrada de dicha calle, para garantizar el paso de los vehículos de recogida de basuras), y se permitirá el giro en ambos sentidos en la intersección de la calle Refugio con la calle San Jorge, de tal forma que los vehículos puedan circular por la calle Don Jaime I a partir del cruce con la calle San Jorge.

Se apagarán los semáforos de esa intersección y se instalará señalización vertical para indicar todos los movimientos. Se instalarán carteles de preaviso del corte de la calle Don Jaime I y Mayor.

Se reactiva la campaña de seguridad en el tranvía “Para, Mira, Pasa”

El Ayuntamiento de Zaragoza, Tranvías de Zaragoza y el Grupo Avanza Zaragoza han puesto en marcha este viernes 2 de febrero una amplia campaña de seguridad vial que rescata el conocido lema “Para, Mira, Pasa” con el objetivo de concienciar a la ciudadanía de la importancia que tiene utilizar adecuadamente los pasos de peatones, sobre todo en los cruces con la línea del tranvía. La iniciativa se pone en marcha tras la muerte en enero de dos peatones atropellados por sendos convoyes.

A lo largo de todas las paradas del tranvía, desde Valdespartera hasta Parque Goya, durante este viernes, y a comienzos de la semana próxima, se podrán ver grandes vinilos en las marquesinas con esta iniciativa, que busca reforzar la seguridad y concienciar a peatones, conductores y ciclistas de la importancia de tener comportamientos seguros en la vía pública, como ha informado en un comunicado el Ayuntamiento de Zaragoza.

Por otra parte, desde el Área de Movilidad Urbana también se está llevando a cabo el repintado en las aceras con la señalización horizontal “Mire el tranvía” y “Mire bus”.

Colaboración de voluntarios

La reactivación de esta campaña de seguridad se acordó en la reunión que mantuvo el Ayuntamiento de Zaragoza el pasado 23 de enero, en la que participaron la concejala delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, los responsables del área de Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Policía Local y servicios de comunicación del Ayuntamiento de Zaragoza, y representantes del Grupo Avanza y de Tranvías de Zaragoza.

Como consecuencia de esa reunión, a lo largo de los próximos días el cuerpo de Voluntarios del Ayuntamiento de Zaragoza se implicará en la divulgación entre la ciudadanía de las medidas de seguridad, a través de una presencia en la calle y reforzando aquellos lugares que se crean necesarios.

Por su parte, desde Avanza Zaragoza se van a colocar anuncios en cinco autobuses urbanos que recorrerán las calles de la ciudad difundiendo esta campaña de refuerzo de la seguridad vial.

Además, a partir de la segunda semana de febrero el Ayuntamiento de Zaragoza reactivará la campaña “Respeta la cebra”, cuya primera fase se llevó a cabo en los últimos meses del pasado año, con el objetivo de concienciar a los ciudadanos, y de manera especial a la población escolar, de la importancia de utilizar de forma correcta los pasos de peatones señalizados.