Pirineo

Las lluvias descargan con fuerza y provocan problemas en carreteras del Pirineo

Las lluvias, que han descargado con fuerza en las últimas horas en Aragón, han dejado ya 73,2 litros por metro cuadrado en Castejón de Valdejasa (Zaragoza) y más de 60 en Huesca capital y Capella. En Zaragoza capital también ha llovido con intensidad durante la pasada noche y durante la mañana de este martes 20 de agosto. La anhelada lluvia tras meses de sequía ha llegado acompañada de bajada de temperaturas.

En Castejón 25,6 litros han caído en menos de una hora, entre las 22 y las 23 horas, y otros 22,8 a las 3 de la mañana.

En Huesca capital se han registrado 64 litros; en Capella 63,8; en Huesca Aeropuerto 61,8 y en Sopeira 54, según informa la Aemet en su página web.

La provincia de Huesca es la que mayores precipitaciones acumula hasta ahora en este martes en el que la Aemet ha establecido la alerta naranja por lluvias y tormentas tanto en el Pirineo como en el centro de la provincia y la amarilla en el sur de Huesca, la provincia de Zaragoza y zonas de Teruel.

Así, en Huesca se han recogido también 53,2 litros en Almudévar, 52,6 en Benabarre; 47,6 en Barbastro; 45,2 en Aínsa; 42,6 en Biescas; 42,4 en Seira y 40,4 en Benasque.

En la provincia de Zaragoza destacan, además de Castejón de Valdejasa, los 37,2 litros caídos en Ejea de los Caballeros, los 32,6 de Leciñena, los 28 recogidos en el aeropuerto de la capital aragonesa, los 23 de Alhama de Aragón o los 21,4 de la Almunia.

En las estaciones meteorológicas de la provincia de Teruel las precipitaciones han sido casi inapreciables y el volumen máximo hasta las 10 de la mañana se ha recogido en Bello (2 litros) y Calamocha (1,6).

Desprendimientos y problemas viarios

Las intensas lluvias registradas en las últimas horas en Aragón, con más de 116 litros por metro cuadrado acumulados en la población pirenaica de Capella, ha provocado numerosos desprendimientos de piedra en carreteras de la provincia de Huesca, especialmente en la parte norte.

Según informa el Servicio de Emergencias del 112 en Aragón, que ha registrado desde la pasada medianoche 311 llamadas y ha atendido 107 incidencias diversas, la caída de piedras y tierra sobre las calzadas no ha obligado a cortar ninguna de las vías afectadas aunque ha causado un accidente en la N-230 en Puente de Montañana.

La presencia de piedras en calzada se produce en las carreteras pirenaicas A-1605 en Bonansa y Puebla de Roda, N-230 en Puente de Montañana, A-138 en Abizanda, A-2609 en Plan (Saravillo), N-260 en Castejón de Sos, A-139 en Benasque, A-137 en Salvatierra de Esca, HU-V-6441 en Graus y HU-631 en Puyarruego.

Además, también están afectadas por desprendimientos carreteras en las comarcas altoaragonesas del Somontano y Monegros: A-1230 en Alberuela de Laliena, A-129 en Alcubierre, A-1231 en Azlor, N-240 en Las Cellas y en Barbastro, A-1233 en Barbastro y HU-V-3501 en Buera.

En la provincia de Zaragoza se encuentra afectada a su vez por desprendimientos la carretera ZP-1129 a su paso por el municipio de Morata del Jalón, en la comarca de Valdejalón.

Regresa el tiempo invernal con bajada intensa de temperaturas, lluvia y cierzo fuerte

La primavera se altera de nuevo. Las temperaturas prácticamente veraniegas de los últimos días en Zaragoza van a dar paso a partir de este viernes a una situación meteorológica más parecida al invierno, con caídas de temperaturas de hasta 15º. Esta madrugada se espera que lleguen las lluvias por el oeste, que darán paso a cierzo fuerte (70-80 km/h), mientras en el Pirineo volverá a nevar, con precipitaciones de hasta 30 cm de nieve.

Las lluvias al norte de Aragón y al oeste de las provincias de Huesca y Zaragoza se espera que lleguen a partir de las 22:oo h de este jueves, con precipitaciones que en algunas zonas vendrán acompañadas de tormentas.

Las previsiones apuntan a que en zonas de las Cinco Villas se podrán llegar a acumular localmente hasta 20-25 mm en menos de una hora, mientras que en el Pirineo las precipitaciones serán también intensas.

Como el frente viene acompañado de una fuerte bajada de temperaturas, en los próximos días regresa la nieve al Pirineo. Por encima de los 1.500 metros se podrán acumular unos 5-10 cm de nieve nueva, aunque en zonas altas y expuestas al norte se podrán llegar a depositar localmente hasta 30 cm.

La nueva situación meteorológica que llega para los próximos días contrasta con el tiempo de cielos despejados y temperaturas estivales de las últimas jornadas. En el observatorio del aeropuerto de Zaragoza se ha registrado este jueves 16 de mayo una temperatura superior a los 30 grados, según informa Meteo Aragón (en la imagen superior de Aemet-Aragón, las nubes llegando a Zaragoza en la tarde del jueves).

Bajada de temperaturas

Las previsiones para Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncian para el viernes, en la mitad norte del territorio, nuboso o cubierto con precipitaciones, con probabilidad de que sean localmente fuertes y viento del noroeste moderado a fuerte, con rachas muy fuertes en la franja suroriental. Hay aviso amarillo.

En la mitad sur de Aragón se esperan intervalos nubosos con precipitaciones, menos probables e intensas y más dispersas cuanto más al sur, remitiendo durante la tarde.

La cota de nieve en el Pirineo y Sistema Ibérico bajará a 1.600 o 1.800 metros. Las temperaturas experimentarán un acusado descenso, localmente moderado en las máximas.

Por capitales de provincia las temperaturas oscilarán entre los 7 grados de mínima y 14 de máxima de Huesca, los 4 y 15 de Teruel y los 10 y 17 de Zaragoza, es decir, la máxima prevista en la capital aragonesa será en torno a la mitad de la registrada este jueves, lo que significa una bajada de 14-15 grados.

Predicción para los próximos días

Día 18 (sábado): En el tercio norte, nuboso con lluvias y en el resto, intervalos nubosos más abundantes por la tarde con probabilidad de chubascos ocasionalmente con tormenta en la Ibérica. Cota de nieve entre 1.400 y 1.600 metros, subiendo por la tarde a 1.800 metros. Temperaturas mínimas en descenso y máximas en ascenso. Viento del oeste flojo a moderado, sobre todo en el valle del Ebro.

Día 19 (domingo): Nuboso con precipitaciones en el Pirineo y la Ibérica y sin descartar en el resto. Cota de nieve entre 1.800 y 2.000 metros. Temperaturas sin cambios importantes. Viento del noroeste flojo a moderado en el valle del Ebro y flojo en el resto.

Día 20 (lunes): En el Pirineo, nuboso sin descartar precipitaciones débiles. Cota de nieve entre 1.800 y 2.200 metros. En el resto, poco nuboso aumentando de sur a norte a nuboso. Temperaturas mínimas sin cambios y máximas en ascenso. Viento del noroeste flojo, con intervalos de moderado en el valle del Ebro

Vuelve el invierno a Aragón con frío, lluvia y nieve en el Pirineo

Una borrasca de aire frío y húmedo procedente de Groenlandia es la responsables de la vuelta meteorológica a la situación invernal que se experimenta estos día, y al menos hasta el domingo, en Zaragoza y el resto de Aragón, con especial incidencia en el Pirineo, donde ya han caído nevadas que continuarán el viernes.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncia para este jueves temperaturas mínimas significativamente bajas en el Pirineo y la Ibérica, en el Pirineo, intervalos nubosos sin descartar precipitaciones débiles y aisladas.

La cota de nieve se situará entre 600 y 800 metros. En el resto, poco nuboso aumentando a intervalos de nubes medias y altas por la tarde (en la foto superior de Meteo Aragón, la estación de esquí de Formigal con la última nevada).

Temperaturas mínimas en descenso y máximas en ascenso excepto en el extremo sur, en descenso, con heladas en el Pirineo y la Ibérica y débiles en puntos del resto.

El viento soplará del oeste flojo a moderado girando a componente este y sur flojo al final.Por capitales de provincia las temperaturas oscilarán entre los 0 grados de mínima y 14 de máxima de Huesca, los 3 bajo cero y 14 de Teruel y los 1 y 16 de Zaragoza.

Predicción para los próximos días

Día 5 (viernes): Nuboso o cubierto, con lluvias y nevadas en el Pirineo, sin descartar que sean localmente persistentes en cara sur, y más débiles y dispersas en el resto, avanzando de oeste a este. Cota de nieve entre 600 y 800 metros en el Pirineo al principio y entre 1.200 y 1.400 metros en el resto, subiendo en general a unos 1.400 o 1.600 metros.

Temperaturas mínimas en ascenso y máximas en descenso en la franja más occidental y sin cambios o en ascenso en el resto. Heladas en el Pirineo, débiles en la Ibérica. Viento de componente sur flojo tendiendo a componente oeste al final.

Día 6 (sábado): Nuboso, con precipitaciones en el Pirineo y la Ibérica y sin descartar en el resto. Cota de nieve entre 1.000 y 1.200 metros.

Temperaturas mínimas en descenso y máximas en ascenso o sin cambios. Heladas en el Pirineo y la Ibérica. Viento de componente oeste flojo, girando al final a suroeste.

Día 7 (domingo): Intervalos nubosos con precipitaciones en el Pirineo y la Ibérica y probabilidad de lluvias débiles y dispersas en el resto. Cota de nieve entre 1.000 y 1.200 metros.

Temperaturas con pocos cambios. Heladas en el Pirineo y la Ibérica. Viento de componente oeste flojo a moderado.

Vídeo de la nieve cayendo este miércoles en Sallent de Gállego:

Abren otros dos tramos de la autovía al Pirineo por Monrepós

Tras 16 años de trabajos, el Ministerio de Fomento pondrá mañana en servicio dos nuevos tramos de la autovía A-23 a su paso por el puerto de Monrepós y abrirá al tráfico temporalmente, en modo bidireccional, un tercer tramo de nueva calzada entre el Congosto del Isuela y Arguis. La apertura de estos trechos suponen un importante avance en la mejora de la comunicación entre Zaragoza y la parte occidental del Pîrineo aragonés.

Según informa el Departamento ministerial, en concreto se pondrán en servicio 4,1 kilómetros de nuevo trazado entre el Alto de Monrepós y Caldearenas y 2,2 kilómetros más entre esta última localidad y Lanave, ambos tramos en sentido Jaca.

Además, se abrirán al tráfico de forma provisional otros 2,3 kilómetros de nuevo trazado entre el Congosto del Isuela y la localidad de Arguis, y se intervendrá en otros 8,5 kilómetros de la calzada sentido Huesca que se apoyan en la actual carretera N-330 (en la foto superior, imagen aérea de parte de la nueva vía que se va a abrir).

El presupuesto global de las tres actuaciones asciende a un total de 238 millones de euros, incluidos el importe de las expropiaciones llevadas a cabo y los contratos de asistencias técnicas para la redacción de los proyectos y de control y vigilancia de las obras.

Túneles

El tramo Alto Monrepós-Caldearenas discurre en su mayor parte a través un túnel de casi tres kilómetros de longitud que lo convierten en el segundo más largo del Alto Aragón tras el de Somport.

Este paso esta dotado de los equipamientos de seguridad más innovadores del momento actual, con iluminación led, cámaras térmicas, un sistema de gestión integrado y una galería de evacuación paralela.

En el tramo Caldearenas-Lanave se ha construido un túnel de 395 metros de longitud.

Importante eje de comunicación

Según las fuentes citadas, estas obras se han llevado a cabo en un entorno montañoso que ha exigido de los ingenieros un trabajo de gran complejidad geológica y geotécnica.

A estas dificultades se han sumado la necesidad de compatibilizar los trabajos de mejora de este eje viario de gran capacidad con todo el tráfico existente en la actualidad en la actual carretera N-330.

Las fuentes citadas destacan que la autovía A-23, junto con la A-21 (Pamplona-Jaca) y la A-22 (Huesca-Lérida), constituirá una alternativa al valle del Ebro para comunicar la Cornisa Cantábrica con el Mediterráneo.

Todas las estaciones de esquí del Pirineo abren este fin de semana

Todas las estaciones de esquí del Pirineo oscense estarán abiertas a partir de este fin de semana, el último del mes de enero. Habrá más de 200 kilómetros esquiables.

El sector Panticosa, que se había visto obligado a retrasar su apertura, ha podido estrenar la temporada este viernes. El director de marketing de Aramón Formigal-Panticosa, Jesús Agustín, ha dado a conocer que las intensas nevadas que han caído en los últimos días han dejado más de un metro de nieve en pistas, pero la acción del viento ha obligado a realizar un intenso trabajo.

“Hoy viernes es el primer día de apertura de Panticosa” ha dicho Agustín, que ha añadido que “las últimas nevadas que han dejado más de un metro en algunas zonas nos han permitido abrir Panticosa, pero ahora toca mucho trabajo de máquina pisa-pistas por la gran cantidad de viento que hay”.

De momento, Aramón Formigal Panticosa cuenta con 74 kilómetros esquiables y 63 pistas; Aramón Cerler con 60 kilómetros y 51 pistas y Astún-Candanchú 73 kilómetros y 75 pistas. Estas cifras todavía pueden crecer, ya que el temporal remite pero la nieve va a seguir cayendo.

Puente de San Valero

Además, se espera que el buen tiempo previsto para el fin de semana favorezca la ocupación y las reservas, al igual que el puente festivo de San Valero.

A pesar de lo tarde que ha llegado este año la nieve, todavía quedan tres meses de temporada por delante y las estaciones oscenses confían en recuperar el terreno perdido.

En este sentido, el director de marketin de Aramón Formigal-Panticosa ha trasladado que “está claro que el máximo número de kilómetros esquiables que podamos abrir los abriremos y progresivamente en los próximos días iremos abriendo más pistas y más kilómetros, porque las previsiones meteorológicas siguen dando nieve”.

La nieve dificulta el tráfico y causa numerosas incidencias en el Pirineo

El temporal de nieve, viento y frío que afecta al norte de la Península ha provocado numerosas incidencias en el Pirineo de Huesca, donde una gran cantidad de tramos viarios están cortados o exigen el uso de cadenas para poder circular, según informa la Dirección General de Tráfico (DGT).

Camiones embolsados en distintos puntos de la N-330 a su paso por Canfranc, Villanúa y Hostal de Ipiés y en la A-23 en Nueno, alrededor de 200 personas aisladas en el Balneario de Panticosa y numerosos escolares sin colegio tras ser suspendidas las rutas son algunas de las incidencias generadas por el temporal (en la foto superior, coches cubiertos de nieve en Benasque)

La nieve ha obligado a cerrar la A-136 entre la estación de Formigal y la frontera del Portalet, la A-2606 de acceso al Balneario de Panticosa y la HU-631 en Escalona, en el entorno del Parque Nacional de Ordesa.

Además de los camiones embolsados en el eje de la A-23 y N-330 debido a la prohibición de circulación de vehículos de gran tonelaje, las nevadas obligan al uso de cadenas en la A-132 en Bailo, la A-2605 de Jaca a Bernués, la A-1205 a su paso por Jaca y en la A-1604 en Lanave.

También son necesarias las cadenas en dos tramos de la N-260 (eje pirenaico) a su paso por el término municipal de Fiscal, en la A-2609 en Salinas de Bielsa, en la A-136 a su paso por Biescas y en Formigal, en la A-176 de Ansó a Hecho y en el camino vecinas HU-611 de acceso a Panticosa.

En la provincia de Teruel, las cadenas son necesarias en la A-1702, entre Cañada de Benatanduz y Cantavieja, en la A-226 en Villarroya de los Pinares y en la A-2520 entre la Puebla de Valverde y Camarena de la Sierra.

Además, la nieve condiciona el tráfico y ha obligado a prohibir el tráfico a camiones y vehículos pesados en la N-211 en Caminreal, en la A-2402 de Escucha a Palomar del Arroyo, en la A-1403 entre Jarque de la Val y Aliaga, en la A-227 entre Cantavieja y La Iglesuela del Cid y en la TE-V-8021 en Galve.

En Zaragoza, sólo se ven condicionados por la nieve dos tramos de la autovía A-23 entre Villadoz y Mainar y de Lechón a Mainar, éste último afectado también por la niebla.

Los equipos de limpieza de las administraciones central y aragonesa trabajan en coordinación con la Guardia Civil para actuar sobre las carreteras e informar a los usuarios de la situación de las mismas.

Las personas aisladas en Panticosa, entre trabajadores y clientes del balneario, se mantienen a la espera de que se reabra la comunicación.

Por su parte, el Gobierno aragonés ha confirmado la existencia de rutas escolares suspendidas por la nieve, aunque sin aportar por el momento datos sobre su número y la cifra de alumnos afectados.

La nieve, sin embargo, ha sido bien recibida en las estaciones de esquí del Pirineo aragonés, tras un inicio de temporada con pocas pistas en funcionamiento debido a la falta de precipitaciones

Caen tormentas por todo Aragón y en el Pirineo pueden ser muy fuertes

La tormenta de este miércoles llegando a Calanda. Foto: Juanma Bernad

El Gobierno de Aragón ha activado el Plan Territorial de Protección Civil de Aragón (Platear) en fase de alerta debido a las previsiones de que en toda la Comunidad se produzcan este miércoles y el jueves 8 y 9 de agosto lluvias y tormentas intensas.  Las previsiones apuntan a que las precipitaciones pueden ser muy fuertes en el Pirineo, donde hay alerta naranja.

El martes por la tarde ya se produjeron tormentas fuertes, algunas acompañadas de granizo, en amplias zonas del Pirineo oscense (en la foto superior de Daniel Yeste @danitonski, granizo caído en una tormenta en el Valle de Benasque, con La Maladeta al fondo).

Imagen del tornado que se ha formado en las cercanías de Alcañiz. Foto: Meteo Aragón

En la tarde del miércoles también han sido frecuentes las tormentas. En Zaragoza ha llovido unos minutos, en torno a las 20 horas, con escasa intensidad.

Pero en zonas como el Bajo Aragón han descargado fuertes tormentas, en algunos casos acompañadas de granizo, como puede observarse en el vídeo de más abajo que muestra la tormenta en la localidad de Castelserás. El granizo ha causado daños en la agricultura, sobre todo en el melocotón de Calanda.

Además, en las inmediaciones de Alcañiz se ha producido un tornado que ha cruzado parte de la comarca del Bajo Aragón, hacia Urrea de Gaén..

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha emitido aviso de nivel amarillo por lluvias y tormentas a partir de las 14.00 horas, aunque el mayor riesgo comenzará la próxima madrugada en el Pirineo oscense, donde se ha elevado el aviso al nivel naranja desde las 00.00 horas.

El nivel naranja significa que se esperan tormentas muy organizadas y generalizadas y, además, es posible que se puedan registrar lluvias localmente muy fuertes, vientos localmente muy fuertes, granizo superior a 2 cm, rayos y posibles inundaciones.

En concreto, en la zona pirenaica se esperan entre 30 y 40 litros en una hora y 80 litros en 24 horas.

Fuertes precipitaciones en el norte el jueves

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncia para este jueves chubascos y tormentas fuertes en la mitad norte e incluso muy fuertes en el Pirineo durante la primera mitad del día en el tercio norte cielo nuboso o cubierto con lluvias y chubascos generalizados, que pueden ser fuertes o muy fuertes en el Pirineo de Huesca.

A partir de la tarde, se abrirán claros en el tercio norte. En el resto poco nuboso sin descartar alguna nube de evolución con algún chubasco aislado en la Ibérica occidental.

Temperaturas en descenso, más acusado en las máximas del cuadrante noroeste. Oscilarán entre 27 y 16 grados en Huesca, entre 33 y 14 en Teruel y entre 28 y 17 en Zaragoza.

Viento flojo a moderado de sur, sureste y este de madrugada, tendiendo a noroeste moderado en el Valle del Ebro, y flojo en el resto.

Previsiones para próximos días

El viernes 10 de agosto se prevé cielo poco nuboso con intervalos matinales de nubes bajas y nubosidad de evolución diurna en el Pirineo e Ibérica, donde serán probables chubascos dispersos.

Temperaturas mínimas en descenso; máximas en descenso en el sur de Huesca y Teruel y sin cambios o en ascenso en el resto. Viento del noroeste flojo, con intervalos de moderado en el valle del Ebro al principio tendiendo a variable flojo.

El sábado, 11 de agosto habrá predominio de cielo poco nuboso, con intervalos de nubes bajas matinales y nubes de evolución diurna en zonas de montaña. Chubascos con tormenta por la tarde en la Ibérica este de Teruel que serán probables también en el Pirineo.

Temperaturas en ascenso. Viento variable flojo tendiendo a sureste flojo con intervalos de moderado.

El domingo, 12 de agosto el cielo estará poco nuboso con intervalos de nubes altas y nubes de evolución diurna generalizados con probables chubascos y tormentas.

Temperaturas en ascenso, especialmente las mínimas. Viento variable flojo.

Avisos a ayuntamientos, comarcas y campamentos

Respecto a la activación del Platear en fase de alerta, se identifica con la existencia de informaciones procedentes de servicios de previsión y alerta o de los servicios ordinarios de intervención que, por evolución desfavorable, pudieran generar una emergencia en la que haya que aplicar medidas de protección civil.

Protección Civil ha alertado a todos los alcaldes, presidentes de comarcas, cuerpos operativos y directores de las acampadas activas en el territorio aragonés que pueden verse afectados por este episodio para que extremen las precauciones.

Y se ha enviado a los municipios una serie de consejos básicos de autoprotección, entre ellos mantenerse informados a través de los medios de comunicación de las predicciones meteorológicas y del estado de la situación, permanecer en casa, revisar la vivienda y limpiar las bajantes y canalizaciones, mantenerse alejado de alambradas, verjas y objetos metálicos, evitar el uso de bicicletas y motos, cerrar las ventanas para evitar corrientes de aire que puedan atraer rayos, o desconectar los aparatos eléctricos para evitar que sean dañados por subidas de tensión.

En el caso de estar en el exterior, se recomienda evitar permanecer en lo alto de las colinas, no se refugiarse bajo árboles y alejarse de las zonas bajas de laderas y, si empieza a llover de forma torrencial, pensar que pueden producirse inundaciones y se tomen medidas.

Fomento prevé ahora cumplir los enésimos plazos de la autovía al Pirineo, tras doce años de obras

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna ha valorado este lunes 21 de mayo el ritmo de las obras de ejecución de tres complejos tramos de la autovía A-23, entre Huesca y el Pirineo, y ha expresado su confianza en que se puedan cumplir con los plazos previstos, los cuales han sido reiteradamente alterados tras doce años de obras en esta concurrida vía de comunicación.

De la Serna ha hecho estas manifestaciones durante una visita a hecha a los puntos en obras de la A-23 en la que ha anunciado la entrada en servicio, el próximo mes de junio, de tres kilómetros del tramo entre Caldearenas y Lanave en el que se ubica un viaducto de 350 metros que salvará el espacio protegido de La Guarguera.

Un mes de junio, ha añadido el ministro, en el que también se prevé el inicio de las obras de un viaducto de 70 metros en el puerto de Monrepós, la solución finalmente aconsejada por los técnicos tras el deslizamiento de ladera que produjo el hundimiento de un tramo de la N-330.

Ha adelantado, además, que también en junio se iniciarán las obras, en la autovía A-22, del tramo Huesca-Siétamo, un proyecto bloqueado desde años atrás por dificultades medioambientales que permitirá enlazar este eje viario con la A-23.

En total, ha resaltado, el Ministerio de Fomento tiene en marcha en Aragón obras de infraestructura por unos 700 millones de euros, lo que, a su juicio, convierte el territorio en una de las comunidades en las que “mayor inversión se está haciendo”.

El ministro De la Serna (izda) habla bajo el viaducto sobre el río Guarga. Foto: Aragón Radio

Tramos previstos

En el eje de la A-23 están en marcha el tramo congosto del Isuela-Arguis, con una inversión de 65 millones y un plazo previsto para su entrada en servicio fijado en marzo de 2019; y el que discurre entre el alto de Monrepós y Caldearenas, presupuestado en 122,8 millones al haber sido necesario construir un túnel de 4 kilómetros.

De la Serna ha destacado que el tramo más avanzado en su ejecución es el que discurre entre Caldearenas y Lanave, con una inversión de 104 millones y que entrará en servicio parcialmente el punto donde se ubica el viaducto sobre el río Guarga.

La multitud de obras que se llevan a cabo simultáneamente en la A-23 ha llevado a los técnicos de Fomento a encargar un estudio geológico completo de todo el corredor del Monrepós a un especialista de la Universidad de Cantabria, César Saragaseta.

El ministro, que inaugura este lunes el inicio de las obras del tramo de la A-21 entre Tiermas y Sigüés, en Zaragoza, ha enumerado posteriormente los distintos compromisos de su departamento en Aragón, entre ellos el comienzo, este año, de la adecuación del tramo de la N-260 en el Congosto de Ventamillo, en el eje de comunicación de la Ribagorza.

Más anuncios de actuaciones

También ha anunciado la ejecución de obras o su avance en la A-68 en Figueruelas (54 millones) y entre Gallur y Mallén (56), en la N-232, de Ráfales a la provincia de Castellón; en el tramo de la A-15 a su paso por Zaragoza y en la A-40, de Rincón de Ademuz a Teruel.

El responsable político se ha referido, asimismo, a las inversiones iniciadas o previstas en infraestructura ferroviaria en Aragón, con un presupuesto estimado de 370 millones de euros hasta el año 2021.

Entre estas obras, ha destacado el compromiso del Gobierno con la conexión Sagunto-Teruel-Zaragoza, que ha permitido incrementar el tráfico diario de tres a diecisiete trenes.

Ha añadido en relación a esta conexión que en breve se comenzarán unos trabajos que se prolongarán por 6 meses para aumentar la capacidad de esta estructura con el fin de aumentar la capacidad de transporte de mercancías en el eje.

Se ha referido, asimismo, al acuerdo alcanzado con el Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) para la renovación y adecuación de la playa de vías de la estación de Canfranc, así como a los 70 millones previstos para la mejora de esta línea y a los acuerdos con Francia para la reapertura del tráfico internacional.

Ha anunciado, asimismo, el inminente acuerdo que suscribirá su departamento con Renfe para asumir la financiación de la conexión ferroviaria Madrid-Arcos-Zaragoza, con destino y origen en Calatayud y Miraflores, que hasta ahora financiaba el Gobierno de Aragón.

Abre el Monrepós y Fomento sopesa sustituir por un puente el tramo afectado por el hundimiento

El Ministerio de Fomento ha reabierto en la tarde de este viernes 20 de abril la carretera N-330 a su paso por el puerto de Monrepós, principal eje de acceso al Pirineo aragonés que quedó cerrado hace una semana a causa de un deslizamiento de ladera que provocó grandes grietas y hundimientos en la calzada. Como solución definitiva al hundimiento, Fomento baraja la construcción de un puente para sustituir el tramo afectado.

El tráfico en dirección al Pirineo (N-330) a través del puerto de Monrepós ha sido restablecido la tarde de este viernes, siete días después de que un grave deslizamiento de ladera obligara a cortar este eje viario fundamental para las comunicaciones con el norte de la provincia de Huesca.

Un desvío de 300 metros de longitud situado por encima del tramo de carretera afectado por las grietas y hundimientos que provocó el deslizamiento permite la circulación rodada en ambas direcciones para todo tipo de vehículos.

La práctica totalidad de vehículos que se han servido de este nuevo tramo, que continuará operativo hasta que finalicen las obras de construcción de la autovía que sustituirá a la N-330, se dirigían en dirección al Pirineo.

Antes de ser abierto al tráfico el desvío habilitado, el director general de Carreteras de Fomento, Jorge Urrecho, ha inspeccionado las obras llevadas a cabo para garantizar un tráfico “seguro” para los usuarios.

Ha explicado que para fortalecer la seguridad de este tramo provisional no sólo se han introducido micropilotes en la montaña y se ha rebajado el talud que se alza sobre el asfalto, sino que se ha reforzado la vertiente descendente de la ladera afectada por el deslizamiento.

Base sólida de roca

De momento, Fomento ha habilitado una solución provisional mientras continúan los trabajos de construcción del tramo de autovía que sustituirá al actual trazado de la N-330, un tramo de unos trescientos metros de longitud que permitirá dar continuidad al tráfico en ambas direcciones (en la foto superior de Miguel Barluenga, los primeros vehículos transitan por el tramo provisional).

Según han informado fuentes ministeriales, este nuevo tramo se asienta sobre una base sólida de roca y se ha podido abrir un día antes de lo previsto inicialmente por Fomento.

El trecho eventual estará operativo hasta la terminación de los trabajos de construcción de la autovía, proyecto para el que los técnicos de Fomento estudian diversas soluciones alternativas pero que se prevé ejecutar en los plazos previstos, en el primer trimestre del año próximo.

La reapertura de Monrepós se produce justo en el inicio del puente del 23 de abril, en el que las zonas turísticas del Pirineo aragonés esperan una importante afluencia de visitantes, que en su gran mayoría se desplazan a través de esta vía de comunicación.

Un puente como alternativa

Por su parte, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha dicho que su Departamento se plantea sustituir el tramo afectado por un derrumbe en Monrepós por un puente.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y preguntado por el hundimiento de esta carretera, el ministro ha dicho que se ha conseguido adelantar sobre el plazo previsto la apertura de Monrepós, para lo que se han empleado 20 personas en tres equipos, trabajando a tres turnos.

Ha felicitado al departamento que gestiona las carreteras del Gobierno de Aragón -la Consejería de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda- y se ha referido a “la gran colaboración” recibida desde el Ejecutivo aragonés “desde el minuto uno”.

De la Serna ha indicado que la causa del deslizamiento de tierra que obligó a cortar la carretera fueron la lluvia y la nieve. Además, al estar en construcción y al no haber todavía vegetación, se han producido movimientos de tierra tanto en los caminos como en los desmontes, lo que ha provocado situaciones “de debilidad temporal” frente a fenómenos meteorológicos extremos.

“Cuando se producen las lluvias que se han producido en esas zonas -ha continuado-, se produce un deslizamiento de toda una ladera y provoca la rotura de la carretera”.

El ministro ha recordado que se consiguió poner el desvío provisional y que los técnicos trabajan en la “solución definitiva”.

Garantías de seguridad

Ha querido transmitir “la máxima tranquilidad” a los ciudadanos de Aragón y a los vecinos del entorno de que lo que se va a hacer para la reposición definitiva de la obra en construcción tendrá todas la garantías de seguridad.

De la Serna ha precisado que, en un primer momento, se valoró hacer un saneo de toda la ladera y ejecutar pantallas de micropilotes para el sostenimiento del terreno y el relleno posterior.

“Ahora se valora incluso la posibilidad de sustituir el tramo afectado por un puente -ha anunciado-, dada la envergadura y la magnitud del deslizamiento”.

Ha añadido que trabajan “con toda la intensidad del mundo” y mantienen los calendarios que tenían al inicio de la obra.

El ministro ha destacado el “gran esfuerzo inversor en Aragón” y que tratarán de llevar a cabo los trabajos en el menor tiempo posible.

Fomento inicia las obras del desvío que permitirá reabrir Monrepós

El Ministerio de Fomento inicia las obras del desvío de la N-330 que permitirá reabrir Monrepós en el plazo de 7 a 10 días. La vía se ha cortado este viernes al aparecer una brecha de unos 50 metros de longitud en la cara norte de la carretera, que une la capital oscense con Jaca y Sabiñánigo y es la principal vía de acceso al Pirineo.

Tras la visita a obra realizada el viernes por los técnicos del Ministerio de Fomento, de la empresa contratista de las obras y de la Asistencia Técnica a la Dirección de obra, se han tomado las primeras decisiones para concretar las actuaciones a realizar. Se da prioridad a la apertura de un desvío provisional de tráfico que permita restablecer a corto plazo la circulación por la carretera N-330.

La solución adoptada es la de ejecutar el desvío por el Este de la N-330, hacia arriba en la ladera, ya que el deslizamiento se ha producido desde la carretera hacia el Oeste, hacia abajo en la ladera. Los técnicos han comprobado ‘in situ’ que el terreno natural del lado Este no ha sufrido movimientos y se presenta como estable.

Siete a diez días

Inmediatamente se ha comenzado la excavación de dicha ladera para acondicionar una plataforma de dos carriles de 3,25 metros, con arcenes de 0,50 metros que permitirán la circulación en doble sentido del tráfico, incluso de vehículos pesados, hasta la solución definitiva del deslizamiento (foto superior de la Delegación del Gobierno en Aragón).

Se calcula que en el plazo de siete a diez días estará en servicio este desvío provisional, siempre y cuando, como en estos momentos presentan las predicciones, no continúen las intensas lluvias que se han producido en las últimas semanas.

La pronta puesta en servicio de este desvío permite reducir en el tiempo la utilización como desvío de tráfico de la carretera autonómica A-132, vía que presenta unas características de trazado que no son aptas para una elevada intensidad de tráfico, como son varias travesías de población y algunos estrechamientos de su calzada que no permiten el cruce de dos vehículos pesados circulando en sentidos contrarios.

Solución definitiva

En paralelo a la ejecución del desvío provisional en la N-330 continúan las labores de definición y proyecto de la solución definitiva de ejecución de la calzada de la autovía.

En este sentido, este sábado comenzó la perforación de sondeos en la zona afectada para situar y definir el plano sobre el que se ha producido el deslizamiento, ya que cualquier solución que se plantee deberá apoyarse en ese plano o por debajo de él y será necesaria la retirada de todo el material que se ha deslizado por encima de dicho plano.

Se calcula que en el plazo de unos quince días se puede tener definida la solución técnica definitiva de reconstrucción de la calzada de autovía.

Plazo hasta finales de 2018

El plazo de ejecución de esta calzada dependerá de la solución técnica finalmente adoptada, siendo la intención del Ministerio de Fomento que dicho plazo mantenga y no retrase la fecha de puesta en servicio de la autovía A-23 en su tramo de la cara Norte del puerto de Monrepós, que estaba fijada, antes de que se produjera el deslizamiento, para finales del presente año 2018.

El deslizamiento producido tampoco afecta a la apertura de los últimos cuatro kilómetros de autovía de bajada del puerto hacia Jaca, que estaba prevista, y sigue estándolo, para finales de la presente primavera 2018.