plan de choque

Plan de choque para reducir la espera en valoraciones de discapacidad

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ha puesto en marcha un plan de choque para reducir el tiempo de espera de las valoraciones de discapacidad en la provincia de Zaragoza, una tarea que hasta ahora se llevaba a cabo en los dos Centros de Atención a la Discapacidad de Zaragoza, situados en el Actur y la calle Santa Teresa de Jesús de la capital aragonesa.

Ya se ha puesto en marcha un plan de refuerzo de personal que, en global, supondrá la contratación de 11 personas más: tres trabajadores sociales, dos médicos, dos psicólogos y cuatro auxiliares administrativos, de los que ya se han incorporado los tres trabajadores sociales y los dos médicos, que se encuentran en fase de formación. Estos se sumarán a las 28 personas que ya hacen en estos momentos las valoraciones de discapacidad.

Atención a la discapacidad

Por otra parte, se va a crear un centro de referencia de atención a la discapacidad en la antigua sede de la Dirección Provincial del IASS, en el paseo Rosales, que quedó vacía tras el traslado de esta a los antiguos juzgados de la plaza del pilar.

Ya se han comenzado obras en este edificio, sobre todo relacionadas con la climatización y la adecuación de espacios. Se espera que el traslado del personal a las nuevas instalaciones pueda llevarse a cabo en el mes de julio.

Los actuales Centros de Atención a la Discapacidad seguirán acogiendo, de momento, las valoraciones de discapacidad a menores de 12 años y el Programa de Atención Temprana para niños de menos de 6 años con dificultades de desarrollo.

El Ayuntamiento ha invertido ya este año 5,5 millones en el plan de choque contra la crisis

La Concejalía de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza lleva invertidos más de 5,5 millones en lo que va de año con destino al plan de choque contra la crisis. Las principales acciones realizadas con personas con escasos recursos han sido ayudas para la vivienda y comedores o urgencias sociales. La cifra supone el 61% del total presupuestado (9 millones) y contrasta con lo invertido hasta el momento por ese mismo departamento en prestaciones domiciliarias y teleasistencia para personas dependientes, donde sólo se ha gastado el 30% del presupuesto (4,9 millones de los 17,4 millones previstos).

“El plan de choque contra la crisis este año está suficientemente dotado y estamos garantizando que las situaciones de urgente necesidad se cubren de inmediato”, señala la concejala de Derechos Sociales, Luisa Broto. La edil subraya el buen ritmo de cumplimiento presupuestario en este capítulo, lo que está permitiendo, a su entender, frenar en Zaragoza los embates más duros de la crisis hacia personas con menos capacidades materiales para hacerles frente.

Ayudas y subvenciones

En relación con el grado de ejecución presupuestaria de otras partidas de Derechos Sociales, en lo que respecta al apartado de acción social y  a las que ha tenido acceso Ten! Zaragoza, llama también la atención el escaso o nulo desembolso realizado en algunos conceptos de envergadura.

Es el caso de las subvenciones y convenios entre el Ayuntamiento y entidades dedicadas a las prestaciones sociales, donde sólo se han gastado 4.000 euros de los algo más de 9 millones previstos en este apartado.

En relación con este último dato, Luisa Broto indica que normalmente esas ayudas se solían pagar a fin de año, pero en este ejercicio, pese a que todavía no se ha realizado desembolso, “hemos hecho una nueva convocatoria y esperamos adelantar los pagos dos o tres meses. A la vuelta del verano es posible que empecemos a realizar los abonos a entidades”.

Otras partidas con escasa ejecución

Tampoco se ha invertido ni un euro del plan de choque contra la pobreza energética, que cuenta con una partida de 154.000 euros, y apenas se han gastado 2.300 euros de los 600.000 con que está dotado el plan de lucha contra la pobreza infantil. En relación con este último apartado, Luisa Broto precisó que “estamos todavía en fase de aportaciones al plan, que por otra parte tiene que ser aprobado en el Pleno municipal”.

Los 850.000 euros destinados a proyectos de cooperación al desarrollo también siguen sin tocar, mientras el plan contra la drogodependencia ha invertido el 20% de sus 81.000 euros presupuestados. En la partida de alojamientos para personas sin hogar (65.000 euros) se han gastado algo más de 10.000 euros, y de los 225.000 euros previstos para equipamientos en Derechos Sociales únicamente se llevan invertidos algo más de 18.000.

En total, el departamento de Derechos Sociales, en lo respecta a acción social, lleva ejecutado el 23,7% de su presupuesto global, que asciende a 48,2 millones de euros.

El ritmo de inversión y gasto, pese a parecer escaso, no le sorprende ni le preocupa a la concejala Luisa Broto, quien lo considera “normal” e insiste en que “la fotografía válida es la que obtengamos a final de año. En el segundo semestre es cuando se van gastando en mayor medida las partidas y cuando se van cumpliendo los presupuestos”.