plantas

–El latido del comercio cercano– Flores Elena: Una ‘mini-selva’ de colores y aromas en Delicias

“Elena es una artista. Es muy buena florista. Hace unos ramos y unos centros preciosos. Yo me dedico más a la planta. Aunque somos una empresa pequeña y hacemos todos de todo”.

El que así habla es José Miguel Navarro, quien junto con su hermana Elena regentan el establecimiento Flores Elena, un pequeño reino de colores y aromas asediado por ruidos de motores y humos en la avenida Madrid, esquina con la calle Monterde.

Estos hermanos entusiastas de la flor son la tercera generación de una familia de floristas establecidos en varias ubicaciones del barrio de Delicias, y desde 1983 en el local de Monterde,1, donde una colorida y frondosa invasión vegetal te atrapa en cuanto traspasas la puerta.

El negocio está a nombre del padre, ya jubilado, quien tiene contratados como autónomos colaboradores a los dos hijos, que son quienes gestionan y organizan el negocio, con la colaboración de una dependienta con contrato fijo a media jornada.

Elena, a la que su hermano sigue llamando familiarmente ‘Tata’,  se ocupa de la atención al público y de las creaciones florales que han dado prestigio al establecimiento, mientras José Miguel atiende también a clientes en el mostrador y elabora ornamentos, pero se centra más en el ámbito de la administración y en el complejo mundo digital, donde la tienda se va abriendo hueco.

José Miguel prepara una entrega para una clienta. Foto: Juan Manzanara

La apuesta digital

A través del sitio www.floreselena.com (una web estupenda, por cierto) ha conseguido ya que un 10% de la facturación en el mercado local zaragozano de esta pequeña empresa familiar tenga origen digital. Pero la oferta cibernética de Flores Elena no se queda ahí y desde el portal www.entrefloresyplantas.es atiende encargos cuyo ámbito es todo el Estado español.

En ese campo las cosas están más difíciles. “Posicionar la página en los buscadores de Internet resulta muy complicado. Las empresas grandes tienen muy copado el mercado”, explica José Miguel. Y eso que encargar y enviar, por ejemplo, una orquídea a través de esas empresas, “que no son mas que intermediarias porque el producto se lo suministramos nosotros, las floristerías”, resulta bastante más caro que a través de la web de Flores Elena (unos 53 euros frente a 40). “Nosotros eliminamos la figura del intermediario y el producto, que es exactamente el mismo, sale mucho más barato y tarda lo mismo en llegar al usuario final”, reivindica José Miguel.

Este hombre que iba para ingeniero técnico es hoy un entusiasta de las flores que habla con orgullo de su empresa familiar, “donde funcionamos muy bien gracias a que somos un equipo conjuntado y con responsabilidades repartidas, pero sabiendo que todos debemos hacer de todo”, subraya José Miguel.

Esa circunstancia, la larga tradición familiar en el mundo de las flores y su continuo reciclaje ha permitido a Flores Elena hacerse un hueco en el mercado zaragozano, pese a que la venta más cercana, la del barrio, se haya resentido por tres factores, según explica José Miguel: el cierre de muchos negocios en la zona, lo que ha determinado un menor trasiego diario de gente y por tanto de clientes potenciales; el envejecimiento de la población, con rebaja paralela de su poder adquisitivo y de su predisposición a comprar flores; y en tercer lugar, la llegada de vecinos foráneos, quizá menos aficionados a este producto ornamental. “Los rumanos y los sudamericanos sí son más proclives. Pero árabes y africanos, apenas compran flores”, matiza el florista.

Plantas, flores, aromas y un bonito ramo para una clienta. Foto: Juan Manzanara

Flores tratadas con mimo

Pero esas adversidades y la fuerte competencia localizada en los supermercados y grandes superficies, donde también se venden flores naturales, además de la oferta de flores artificiales en los bazares chinos, no arredran a los hermanos Navarro. Ellos tienen claro que su propuesta, además de más próxima al cliente, es de mejor clase: “Nosotros nos surtimos con flores y plantas de calidad, trabajamos el producto con mimo, lo adornamos, lo engalanamos, lo mejoramos, y todo eso la clientela sabe apreciarlo”, sentencia José Miguel.

La verdad es que da gusto ver la ‘selva’ que se oferta en Flores Elena, donde también hay un hueco para las plantas y flores artificiales. Pero el penetrante aroma de la tienda revela que las estrellas son los vegetales naturales, que exhiben colores y formas tentadoras.

Unos productos que los hermanos Navarro adquieren casi en su totalidad en mercados exteriores. El transporte no los encarecen porque en origen salen con precios muy asequibles y muy competitivos dentro del mercado español. “La flor viene casi toda en avión desde Sudamérica: la rosa, de Ecuador; el clavel, de Colombia…”, explica José Miguel.

El otro gran punto de suministro es Holanda, de donde provienen los tulipanes, por supuesto, pero también las margaritas en sus múltiples variedades y otras muchas flores.

Y junto a ellas, los hermanos Navarro también se nutren, aunque en pequeña cantidad, de rosas procedentes de un vivero ecológico de Soria, así como de gladiolos sembrados en una plantación de Alagón.

Los hermanos Navarro, un equipo muy bien avenido. Foto: Juan Manzanara

Servicio rápido

La apuesta por los suministradores extranjeros se debe a dos motivos: el buen precio y la mejor calidad de flores y plantas. “Están cultivadas al aire libre y eso se nota. En España, casi todo el cultivo es de invernadero y eso repercute en el aspecto del producto”, asegura José Miguel, quien se jacta de ser “muy fiel” a sus proveedores, con algunos de los cuales la familia Navarro tiene relación desde hace más de 45 años.

El lejano origen de flores y plantas da pie a pensar que su llegada al consumidor se dilata. Pero nada más lejos de la realidad. Un pedido telefónico, muy habitual en Flores Elena, de unas flores originarias de Holanda que se realice antes de las 11 de la mañana, al día siguiente está en Zaragoza, asegura el florista de Delicias.

Su establecimiento notó la crisis de 2008, pero desde 2016 la recuperación es un hecho, pese a que 2018 haya sido “un poco más flojo” que 2017. Y ello sin explotar apenas la veta de las bodas, de las que atienden sólo encargos puntuales. José Miguel matiza que “para una empresa como la nuestra apenas compensa la ganancia que se obtiene con el esfuerzo que requiere todo el montaje”.

Pero el hecho de que no incidan en las bodas no significa que los hermanos Navarro hayan relajado su inquietud empresarial. Todo lo contrario, esa es otra de las claves de su éxito.

Es lo que les ha llevado a asociarse en la entidad comercial Eccos y a mantener estrechas relaciones con entes municipales promotores de la actividad comercial en la ciudad (Zaragoza Dinámica, Made in Zaragoza…) donde han realizado cursos de especialización (redes sociales, por ejemplo) y donde han obtenido arropamiento e impulso hacia su actividad, como, por ejemplo, con la campaña municipal de promoción del comercio de proximidad, de la que forman parte activa prestando su imagen para la iniciativa.

Harinera ZGZ abre sus dos nuevas plantas y amplía actividades

La Harinera ZGZ, en el barrio zaragozano de San José, ha abierto al público este sábado 17 de marzo dos nuevas plantas dos años después de su inauguración. El acto ha contado con la presencia del alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, y de ciudadanos del distrito.

Santisteve ha señalado que, en estos dos años de la Harinera Zaragoza, el emplazamiento se ha consolidado como “un referente estatal de espacio cultural de cultura comunitaria”. En concreto, se ha convertido en el primer espacio de Aragón que aparece en el ranking de instituciones más valoradas del Estado que elabora la Fundación Contemporánea y cuyo modelo está siendo replicado en otras ciudades.

La rehabilitación de estas dos plantas, con una superficie total de 1.464,60 metros cuadrados, supone una importante ampliación que dotará a este equipamiento del barrio de San José, dedicado a la cultura comunitaria, con once residencias creativas, cuatro nuevas salas polivalentes y un espacio singular dedicado a las artes circenses.

Cartel de uno de los talleres de Harinera ZGZ

Impulso a la cultura comunitaria

El alcalde de Zaragoza ha defendido este espacio como un equipamiento “de ciudad”, con el que se facilita “el acceso a la cultura, no entendida como objeto de consumo, sino desde la gestión directa y la participación de los vecinos en la toma de decisiones”.

Además, ha puesto otros ejemplos como Barrios Creando Barrios, el Consejo de Cultura o el Luis Buñuel para hablar de una política dirigida al fomento de la cultura comunitaria, “un modelo complementario y compatible con el apoyo a los profesionales y el impulso a la excelencia artística”.

La inauguración de este sábado ha sido una jornada de puertas abiertas, incluida dentro de la Semana Cultural de San José, y que ha llevado por título “Más vida arriba”, una frase que ya estuvo presente en la inauguración del espacio en 2016 –entonces recogiendo la reivindicación del tejido vecinal del barrio–, y que se convierte en esta ocasión en motivo de celebración para la comunidad que gestiona este espacio de manera compartida junto al Ayuntamiento de Zaragoza y diferentes agentes y colectivos del barrio de San José.

Actividades

Para ello, se ha preparado un programa de actividades en el que han tenido especial protagonismo los once proyectos residentes que resultaron seleccionados a finales del pasado año, y que ya vienen desarrollando sus trabajos creativos en el espacio.

La Dársena Estudio Creativo, La Fabricadora, Pixel y Pincel, Laura Cailloux, Pares Sueltos, Neme Mata, Mottainai ZGZ, María Romero, Laura Guarnieri, La Paletería y Orquesta Escuela dinamizarán a lo largo de la jornada, que se extenderá hasta las 19.30, diferentes talleres y actividades relacionadas con el grabado, la pixilación, el cómic, la danza inclusiva o el reciclaje creativo, entre otros.

Simultáneamente, la Escuela de Circo Social, con su propuesta ‘Circo en familia’; el taller ‘Muro de Tránsitos’ organizado por la A. C. Somos Arte, y otros proyectos que vienen desarrollándose en Harinera ZGZ como “Andar de Nones” estarán presentes en esta jornada festiva, que contará como colofón final con las actuaciones en directo, en el Jardín de Sergio Algora, de Lagarto Jarto y dj Barbara Gartland.

Del mismo modo, y durante toda la jornada, los artistas participantes en el Encuentro de Arte Urbano, organizado junto al proyecto Galería Urbana, estarán demostrando su creatividad interviniendo diferentes muros en varias localizaciones próximas a Harinera ZGZ, y las componentes del Colectivo Llámalo H estarán acompañando explicando el edificio y el proyecto cultural a todas las personas interesadas.

Once proyectos más en Harinera ZGZ con dos nuevas plantas abiertas

El espacio de Harinera ZGZ tendrá especial protagonismo en el mes de marzo con la apertura definitiva de dos nuevas plantas que permitirán albergar once proyectos culturales y creativos, así como aumentar el programa de actividades.

Así lo ha explicado en la Harinera ZGZ el director general de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Saúl Esclarín, acompañado por el coordinador de Harinera, Diego Garulo, la representante del Colectivo Llámalo H, Eva Yubero, y los diseñadores del boletín para este cuatrimestre.

Esclarín ha comentado que además de los once proyectos se habilitarán cinco nuevos espacios de carácter polivalente, incluyendo uno equipado para la práctica de las artes circenses, convirtiéndose en el primer espacio público con estas características en la ciudad.

Por otra parte, Yubero ha explicado que la colaboración y la creación de comunidad en torno a la creatividad tendrá un peso fundamental en la programación de este cuatrimestre.

Además, ha apuntado que tras el éxito del programa “Arte y Derechos Humanos”, realizado el pasado año, Harinera colaborará con los centros educativos a través de “Aún aprendo”, proyecto en el que también participarán los Centros de Mayores de los barrios San José y Torrero y permitirá el intercambio de ideas así como el aprendizaje mutuo.

También se contará con proyectos consolidados como los grupos de Teatro Comunitario de San José, los talleres “Circo en familia” impulsados por la Escuela de Circo Social o el grupo de música comunitaria “Ensonación”.

Novedades

Como novedades para el primer cuatrimestre del año se contará con el “Encuentro de Arte Urbano”, que se celebrará en el mes de marzo en colaboración con Galería Urbana, y con el taller “Cabezudos con Memoria”, que busca reconstruir el primer cabezudo del barrio.

El derecho de acceso a la cultura de cualquier colectivo será otro de los ejes de la programación y para conseguirlo se realizarán diferentes talleres como “Circapacidad” que permitirá a las personas con diversidad funcional la posibilidad de practicar ejercicios aéreos y equilibrismo o el taller “Andar de Nones”, dirigido a jóvenes con discapacidad intelectual, ha explicado.

Garulo ha apuntado que el espacio Harinera ZGZ se ha consolidado como una institución de referencia a nivel estatal, siendo invitada a foros y encuentros para dar a conocer su modelo de gestión, y se ha asentado como un espacio creativo en la ciudad.

Harinera ZGZ es un proyecto de cultura comunitaria y cogestión, en el que participan por igual Ayuntamiento, tejido vecinal y artistas.

Cualquier ciudadano que desee participar en alguno de los talleres, que se llevarán a cabo desde enero hasta abril, puede realizar la inscripción mediante el correo electrónico de Harinera ZGZ o en sus oficinas de martes a domingo.