plantilla municipal

El Pleno municipal blinda las subvenciones a entidades sociales y la subida salarial a funcionarios

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado este martes, en sesión extraordinaria, las modificaciones de crédito que blindan los convenios y subvenciones del tejido social y la subida salarial a los empleados municipales ante la falta de presupuesto en 2019.

En total, los grupos municipales han dado luz verde a 17 expedientes por importe de unos 23,7 millones de euros y todos ellos han sido aprobados con el apoyo de Zaragoza en Común, Partido Socialista y Chunta Aragonesista y la abstención de Partido Popular y Ciudadanos. 

Por acuerdo de la Junta de Portavoces, celebrada el pasado jueves, el pleno se ha celebrado sin intervenciones de los distintos grupos políticos para evitar cualquier intervención que pudiera tener cariz político, respetando así el periodo de campaña electoral.

Solo el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha tenido la palabra en el momento de las votaciones para el desarrollo de las mismas.

También se han modificado créditos por valor de 4,5 millones de euros para que se pueda acometer definitivamente la subida salarial a todos los funcionarios del Ayuntamiento de Zaragoza, que suman una plantilla de más de 5.000 personas.

PP, PSOE y C’s impiden de nuevo incluir a las trabajadoras del 010 en la plantilla municipal

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, ha topado de nuevo con PP, PSOE y Ciudadanos, que con sus 19 votos han vuelto a tumbar la propuesta de incluir en la plantilla municipal a las 14 trabajadoras del 010, municipalizado “de facto”.

Era la undécima vez que el servicio de atención telefónica del 010 pasaba por el Pleno y “la última”, ha asegurado Cubero, quien ha insistido en que ahora se trata de cumplir con una sentencia firme de un juzgado de lo social.

Dicha resolución judicial, dictada en marzo de 2018, ordena al Ayuntamiento incluir a las trabajadoras en la plantilla municipal como personal laboral indefinido no fijo, paso previo para sacar las plazas a Oferta Pública de Empleo (OPE).

No obstante, otra sentencia del contencioso-administrativo declaró el pasado mes de noviembre todo el proceso de municipalización “nulo de pleno derecho” por entender que el Gobierno de Zaragoza se saltó al Pleno.

Ahora, después de que el interventor diera el visto bueno a la incorporación de las 14 trabajadoras a la plantilla y de que los grupos municipales solicitaran un nuevo informe a la asesoría jurídica ante estas dos sentencias contradictorias, Cubero ha señalado que esta última indica que la subrogación ya es irreversible.

Todo ello con independencia de la sentencia firme que se produzca en la jurisdicción contencioso-administrativa, ya que la anterior resolución fue recurrida, por lo que el Ayuntamiento tiene “el deber” de incluir a las trabajadoras en plantilla, ha explicado haciendo referencia al informe de la asesoría jurídica.

Derechos de las trabajadoras

Tras la intervención de los grupos, que salvo CHA han vuelto a poner de manifiesto su posición contraria a la internalización del 010, el consejero ha recordado que el debate ya no es en torno a la municipalización porque el servicio “ya es municipal” (en la imagen superior de Aragón Digital, protesta de las trabajadoras del 010 en la plaza España).

“Yo aquí vengo a defender los derechos de los trabajadores, no la legislación vigente”, ha recalcado Cubero, quien ha afirmado que, cuando tenga que elegir entre ambas cosas, pondrá primero a la clase trabajadora, tras lo que ha reprochado al PSOE que no haga honor a la O de “obrero” y no haga lo mismo.

En el turno de los grupos municipales, el popular José Ignacio Senao ha reiterado que el PP no va a asumir la corresponsabilidad de un proceso iniciado por el Gobierno de ZeC “al margen de la ley” e ignorando las medidas cautelares impuestas.

Del mismo modo, ha pedido a Cubero que, ahora que ya ha sido confirmado como número uno de la lista de IU para las primarias de ZeC, deje de “jugar” con los trabajadores de las contratas.

La socialista Marta Aparicio ha criticado que la gestión de Cubero se haya limitado a los intentos fallidos de municipalización de la depuradora de La Almozara y los servicios de Parques y Jardines y del 010, mientras la ciudad está “cada día más sucia”, los parques “se caen a pedazos” y en el área de Personal no tiene más apoyo que un sindicado “tan progresista” como el policial CSL.

En lo relativo al fondo del asunto, ha desmentido que las sentencias de lo social y de lo contencioso-administrativo sean “contradictorias”, ya que ambas condenan su “desprecio” a la legalidad.

Por último, le ha pedido que deje de “amenazar” a los grupos municipales para intentar que una futura sentencia firme del TSJA sea “inejecutable” y le ha dicho que “si tuviese algo de pundonor, debería haber dimitido”.

Sentencia firme

Desde Ciudadanos, Sara Fernández se ha reafirmado en no dar “un paso más” hasta que no haya una sentencia firme, ya que entiende que si la asesoría jurídica municipal recurrió la sentencia de lo contencioso-administrativo “es porque en algo afecta al Ayuntamiento”.

El único apoyo que ha recibido Cubero ha sido el de CHA, cuyo portavoz, Carmelo Asensio, ha subrayado que la prestación de forma directa del 010 es perfectamente “viable” y que un proceso que empezó “muy mal” puede acabar bien “de una vez por todas”.

Además, ha sostenido que la inclusión en la plantilla es “de justicia” para unas trabajadoras que no merecen que hayan sido utilizadas tanto por el Gobierno, como por “el tripartito este que defiende los servicios públicos pero privatizados”, en referencia a PP, PSOE y Ciudadanos.

PP, PSOE y Cs bloquean la inclusión en la plantilla municipal de las 14 plazas del servicio 010

Los grupos municipales de PP, PSOE y Ciudadanos han retirado este viernes 23 de noviembre del orden del día el expediente de modificación de la plantilla para incluir las catorce plazas del servicio remunicipalizado del 010 y el consejero Alberto Cubero ha asegurado que lo traerá de nuevo en diciembre con nuevos informes.

Cubero ha hecho un repaso a todo lo ocurrido con el 010 a lo largo de esta legislatura y ha comparado la situación de estas catorce empleadas con la de otras tres trabajadoras sociales que, también con un sentencia favorable de un juzgado de lo social, reclamaron lo mismo y ha sido aprobado por unanimidad en el punto anterior (en la foto superior, las trabajadoras del 010 en los juzgados).

Ha recordado que el interventor no ha modificado su informe al entender que la última sentencia del contencioso-administrativo que declara nula de pleno derecho la internalización no es efectiva al obligar el juzgado de lo social a admitir a las catorce trabajadoras como personal indefinido no fijo.

Además, ha advertido de que hay representantes sindicales que le han dicho que “eso no es justo” y que recurrirán si no sacan las plazas del 010 en una Oferta de Empleo Público (OPE), por lo que incluirá también un informe jurídico de los posibles efectos.

Posturas de los grupos

El concejal del PP José Ignacio Senao ha afirmado que a Cubero “no le interesan” los funcionarios salvo que sea para un “interés partidista o personal” y le ha acusado de utilizar a estas trabajadoras para “su obsesión de municipalizar” y “colocar a su gente y a sus amigos” al margen de la legalidad.

Marta Aparicio, del PSOE, ha coincidido en que el consejero ha utilizado a las trabajadoras para un “experimento”, porque “poco le importa” un problema que no tendrá que gestionar él, que “sabe” que no estará en el Gobierno de la ciudad.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Sara Fernández, quien pidió la retirada del expediente, ha criticado que Cubero solo hable de la sentencia de lo social, que decidió no recurrir en contra de los intereses del Ayuntamiento y le ha dicho que “no puede decidir lo que le dé la gana por intereses partidistas”.

Desde CHA, Leticia Crespo ha sostenido que lo que se ha intentado este viernes es lo que se debería haber hecho desde el principio y ha considerado que ya no hay “excusas” para oponerse a la municipalización, porque las condiciones se cumplen, aunque tiene la sensación de que “dan igual” las cosas que se aportan.