plazos

Los trámites para solicitar la dependencia se simplifican para resolverlos en menos de seis meses

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ha modificado el procedimiento para el reconocimiento de la situación de dependencia y el acceso a las prestaciones por dependencia, con el objetivo de que dentro de año y medio el proceso se solvente en menos de seis meses (plazo máximo marcado por la legislación), cuando en la actualidad la gestión en Zaragoza se prolonga más de ocho meses.
La medida entrará en vigor el 10 de junio y supone una simplificación de los trámites, que serán más rápidos y ágiles y se desarrollarán íntegramente por vía informática.
A partir de ese día ya no será necesario personarse físicamente para informarse sobre los requisitos para solicitar la prestación, que se hará por teléfono o telemáticamente, lo que permitirá reducir los plazos del procedimiento, así como también la documentación requerida.
El gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, Joaquín Santos, y el jefe del servicio de Coordinación de la Gestión de las Prestaciones, Óscar Embid, han presentado el contenido de la orden que ha salido publicada en el Boletín Oficial de Aragón este lunes 13 de mayo (imagen superior de Gobierno de Aragón).
El anterior procedimiento implicaba que los usuarios acudieran a los centros de servicios sociales primero para recibir orientación e información, posteriormente para presentar la solicitud y parte de la documentación y después para elaborar el plan individual de atención (PIA) y presentar el resto de la solicitud, lo que hacía que el procedimiento se demorarse sin posibilidad de acortar plazos, como ha explicado Óscar Embid.
Todo más fácil y rápido
El nuevo procedimiento se inicia con la petición de cita por teléfono (en adelante también por vía telemática), bien en los centros de servicios sociales o, en el caso de la ciudad de Zaragoza, en la Dirección Provincial del IASS. En esa llamada se le dará cita al solicitante y se le informará tanto del procedimiento como de la documentación que debe llevar para la entrevista con el trabajador social.
En la entrevista con el trabajador social se unifican los principales trámites: información y orientación, formalización de la solicitud, aportación de toda la documentación, indicación de las preferencias de servicios o prestaciones del solicitante e informe social sobre las mismas.
A continuación, un trabajador del IASS acude al domicilio del solicitante para llevar a cabo la valoración del grado de dependencia.
Y finalmente el solicitante recibe en su domicilio la resolución de dependencia y de los servicios o prestaciones que se le reconocen (bien en una resolución única o en dos resoluciones simultáneas).
Más intervención de los profesionales
La nueva orden flexibiliza las posibilidades de intervención de los profesionales del sistema de servicios sociales, que podrán intervenir en cualquier fase del procedimiento para emitir informes adicionales, observaciones o cualquier otra iniciativa que estimen oportuno.
El nuevo reglamento contempla que todo el procedimiento se tramitado por vía telemática, aunque este método no se aplicará de forma inmediata. Desde el 10 de junio, cuando entra en vigor, los expedientes seguirán haciéndose en papel. Pero desde ese momento y de forma progresiva se irá incorporando hasta su totalidad la tramitación informática para cuya implantación total no hay fecha concreta, según ha subrayado Óscar Embid.
La aportación de documentación en el procedimiento también se reduce. Si el usuario da permiso y gracias a la tramitación telemática, el IASS podrá consultar datos en poder de todas las administraciones necesarios para completar la solicitud (DNI, prestaciones públicas, catastro, agencia tributaria…) sin que el usuario deba entregar la documentación. Asimismo, se elimina la necesidad de algunos documentos que se venían exigiendo.
Los expedientes de dependencia, por la propia situación de las personas dependientes, suelen experimentar un gran número de modificaciones, bien por su situación personal o familiar, “que exigen una rápida respuesta por parte de la Administración”, ha precisado Embid.
Por ello, la orden introduce dos alternativas a la tramitación ordinaria: La modificación directa por parte del IASS en todos aquellos supuestos que no conlleven una modificación sustancial del régimen de la prestación que disfruta el usuario y la actualización de los datos en el expediente informático sin necesidad de modificar el PIA (plan individualizado de atención).
Garantías para los usuarios
El nuevo reglamento introduce también dos medidas con importantes repercusiones económicas para los beneficiarios: señala que solo se procederá a la disminución del grado cuando exista una mejoría real de la situación del dependiente (en el 2012 el Gobierno estatal endureció los baremos lo que provocó la reducción de los grados sin que el usuario hubiera mejorado).
Asimismo, la orden también establece que la revisión del PIA no podrá suponer una disminución de las prestaciones económicas que recibe el usuario cuando no se produzca una variación del grado ni de las condiciones de la prestación. Esta medida se lleva a cabo porque, las reducciones de prestaciones aprobadas en 2012 por el Estado conllevaban, en algunos supuestos de revisión de grado de dependencia, que pese a operarse un cambio en éste las prestaciones se reducían.
Por último, la orden publicada este lunes contempla que dado el gran volumen de solicitudes que se registran en la ciudad de Zaragoza (en torno al 43% del total de Aragón), será la Dirección Provincial de Zaragoza del IASS la que se encargue de toda la tramitación y no los centros de servicios sociales municipales.
Dos procesos en uno
El director del IASS, Joaquín Santos, ha explicado gráficamente que la implantación del nuevo sistema suponía “fundir en un solo proceso lo que ahora se hace en dos fases. Por un lado, se realiza la valoración de la persona que ha solicitado la prestación por dependencia. Por otro lado, ayuntamientos y comarcas revisan el expediente para hacer una propuesta de prestación. Ahora, esos dos procesos se funden en uno solo, con evidente beneficio para los usuarios”.
La medida supondrá incrementar las dotaciones materiales y humanas del IASS, “que asumirá más competencias”, ha indicado Santos, quien no ha querido precisar la cuantía presupuestaria que podrían suponer esos refuerzos.
Santos sí ha concretado que los planes del IASS apuntan a que en el plazo de 18 meses “podamos ponernos al día”, lo que significaría que la totalidad de los expedientes fueran tramitados dentro del plazo legal máximo de seis meses.
En la actualidad, en Teruel ya se está cumpliendo ese plazo, “en Huesca se está muy próximo a conseguirlo”, pero en Zaragoza la gestión se prolonga entre ocho meses y un año, ha indicado Santos.
Reducir las listas de espera
El responsable del IASS ha insistido en la necesidad de reforzar las capacidades de los servicios sociales en Aragón porque se produce un incremento paulatino de las solicitudes para prestaciones por dependencia (un 16% más a lo largo de la presenta legislatura), debido al envejecimiento de la población y al ‘efecto llamada’ por la mejora de las prestaciones y la agilización de las concesiones.
Santos ha informado de que actualmente hay 30.321 personas atendidas, 13.554 más que al inicio de la legislatura, si bien el mayor número de solicitudes, 7.130, se han recibido en el último año.

Actualmente 6.730 personas se encuentran en lista esperando la resolución, lo que supone un 54 % menos.

En el siguiente gráfico se resume el nuevo procedimiento para solicitud de prestaciones por dependencia:

Obras de Don Jaime seguirán según los plazos previstos y finalizarán antes de la campaña navideña

El consejero municipal de Urbanismo y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Muñoz, ha anunciado que las obras de accesibilidad de la calle Don Jaime I continúan con el cronograma previsto, de manera que se prevé su finalización antes de la campaña de comercio de Navidad.

“Una vez consultada la secretaría municipal del Pleno y constatado que las mociones aprobadas del pasado viernes pidiendo al Gobierno la suspensión de las obras durante un plazo máximo de 15 días no tiene carácter vinculante, decidimos como Gobierno seguir adelante para cumplir los plazos marcados”, ha señalado Muñoz.

En este sentido, ha indicado que el segundo punto que se aprobó en el Pleno del pasado viernes sí que se cumplirá, puesto que se solicitaba una reunión para recabar propuestas de mejora del comercio de proximidad en la zona.

Afecciones a la movilidad

El consejero municipal ha remarcado que “el retraso por la paralización o suspensión en la ejecución de las obras afectaría negativamente a la movilidad de la margen izquierda”. Por un lado, a las líneas de autobús 28, 29, 35, 39, bus turístico y autobuses nocturnos N1, N2 y N7, incrementando el número de kilómetros de sus recorridos y tiempos de desplazamiento.

Además, ha dicho, afectaría al servicio del taxi y, en general, al tráfico en general por la reorganización y congestión del tráfico derivada que toda obra en la vía pública lleva aparejada como molestias, razón por la cual la continuación para su terminación es necesaria para los vecinos y, en especial, para los propios intereses de los comerciantes y vecinos del entorno de Don Jaime I.

El consejero ha decidido convocar para el próximo martes, 6 de noviembre, una reunión de trabajo con la asistencia de agentes sociales, grupos municipales y servicios técnicos para recoger las propuestas que estos presenten de cara a mejorar la actividad comercial del entorno de la calle Don Jaime y barrio del Arrabal y también recoger propuestas para otras calles sobre accesibilidad y renovación de la escena urbana.

Con las propuestas que se presenten y una vez estudiadas por los servicios técnicos se presentará un plan de acciones para las calles del Casco.

Acuerdo del Ayuntamiento con vecinos y comerciantes sobre la segunda fase de obras en Don Jaime

El Ayuntamiento de Zaragoza ha alcanzado un acuerdo con representantes de entidades vecinales y de comerciantes afectadas por las obras de remodelación de la calle Don Jaime para desarrollar la segunda fase de los trabajos a partir de este lunes 22 de octubre, que supondrán la igualación de calzada y aceras desde la calle Mayor hasta el Coso. El entendimiento se ha producido poco después de que otras asociaciones de comerciantes y vecinales amenazaran con ir a los tribunales para paralizar las obras, a las que se oponen.

El consejero de Urbanismo, Medio Ambiente y Sostenibilidad, Pablo Muñoz, se ha reunido esta mañana del viernes 19 de octubre con una docena de representantes de entidades vecinales, de atención a la discapacidad y de comerciantes para explicarles cómo está funcionando la apertura al tráfico de la calle Don Jaime, entre Echegaray y Caballero y calle Mayor, desde la terminación de las obras tras de las Fiestas del Pilar y para debatir sobre la realización de la segunda fase de los trabajos.

Compromiso municipal

Entre los asistentes se encontraban representantes de Cermi, UPTA, FABZ, asociaciones de vecinos del Casco Viejo (asociación Calle y Libertad, Asociación Vecinal Lanuza Casco Viejo), así como de la Margen Izquierda (Picarral, Salvador Allende, Arrabal, Barrio la Jota y Barrio Jesús).

El concejal de ZeC ha estado acompañado de varios técnicos, quienes han detallado el desarrollo previsto de la segunda fase de obras entre calle Mayor y Coso, además de explicar que las actuaciones tienen una duración prevista de un mes y medio y garantizar que estarán terminadas antes del puente de la Constitución, sin interferir en el inicio de la campaña comercial navideña, han informado fuentes municipales.

Los responsables municipales han garantizado también a los representantes ciudadanos que el paso de tráfico por Don Jaime tras su remodelación se realizará en las mismas condiciones que existían previas a la obra, es decir, con acceso de transporte público (autobús, taxi), además de bicis y vehículos comerciales y de residentes en la calle.

A petición de vecinos y comerciantes, el Ayuntamiento intentará, “en la medida de lo posible, simultanear las fases 2 y 3, es decir, comenzar cuanto antes la prolongación de la plataforma única a la calle Echegaray y Caballero-puente de Piedra para minimizar las afecciones a la conexión del autobús con la margen izquierda”, han indicado las citadas fuentes municipales.

Medidas complementarias

Finalmente, se ha acordado establecer una 4º fase que eleve la calzada de la calle San Braulio que conecta la calle Espoz y Mina con la Calle Alfonso. Esta fase se acometerá tras concluir la tercera.

También se ha acordado que mientras duren las obras se revisará y corregirá el tiempo semafórico de los semáforos de la calle San Vicente de Paúl, por donde se desviarán los buses urbanos, para evitar retenciones.

Además, se coordinará la presencia de efectivos de la Policía Local en la entrada y salida de los colegios existentes en calle San Vicente de Paúl; se ampliará la zona de carga y descarga en las calles adyacentes a don Jaime, especialmente en la plaza San Pedro Nolasco; y se garantizará la instalación de plataformas de goma para acceder al autobús de forma que se garantice su accesibilidad en las dos paradas habilitadas en esta vía.

Al finalizar las obras, se pondrán en marcha acciones de revitalización comercial y del comercio de proximidad consistentes en la renovación de la iluminación de Don Jaime pasando a tecnología led y acciones de reactivación comercial especialmente en la campaña de Navidad, con refuerzo de la iluminación festiva.

Demanda judicial

Horas antes de la reunión entre Ayuntamiento y asociaciones, la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (ECOS), así como la Asociación de Vecinos Reyes de Aragón, han exigido al Ayuntamiento no sólo la detención inmediata de las obras, sino también la puesta en marcha de un plan consensuado, y han amenazado con una demanda judicial si no se accede a sus peticiones.

En el comunicado en el que las dos organizaciones plasman sus peticiones, anuncian que enviarán un escrito al concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, para instarle a que ordene la paralización de los trabajos en esta calle del centro de la ciudad.

Critica el presidente de ECOS, José Antonio Pueyo, que cuando se hace una obra del calado de las acometidas en la calle Don Jaime I “hay que informar al comerciante sobre cuándo empiezan y cuándo acaban, y acordar los plazos”.

También demanda la presentación de una memoria económica con las consecuencias que la reforma pudiera causar en los comerciantes y en sus negocios.

En cuanto al presidente de la Asociación Reyes de Aragón, Alejandro Aznar, éste ha considerado que las obras en la calle pretenden ante todo “una peatonalización encubierta” de la vía, lo que, según señala en el comunicado, afectará a las calles adyacentes.

Críticas de CHA

Por su parte, el portavoz del grupo municipal de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza, Carmelo Asensio, ha considerado que el equipo de gobierno de Zaragoza en Común (ZeC) “se vuelve a equivocar” al realizar la II fase de la reforma de la calle Don Jaime I con la oposición de vecinos y comerciantes, con los que, a su juicio, “falta diálogo”.

“Creo que el consejero municipal de Urbanismo se precipitó en agosto y luego informó tarde y ahora se vuelve a equivocar al hacerlo de esta forma porque nos hemos enterado por la prensa de que quiere ampliar las obras hasta el Coso”, ha señalado Asensio.

En rueda de prensa, el concejal de CHA ha lamentado que el Gobierno de ZeC “no sabe buscar apoyos políticos y sociales”.

A su parecer esta obra es una actuación que “puede ser interesante”, pero “hay que hablar con claridad con las asociaciones de comerciantes y vecinos porque las han sufrido en agosto y ahora la segunda fase de cara a Navidad”.

PP pide la paralización

Las críticas más duras, no obstante, han provenido del grupo municipal del PP. Su portavoz adjunto, Pedro Navarro, ha expresado su apoyo “absoluto” a la petición de que se paralicen de inmediato las obras de “peatonalización encubierta de esta calle que el Gobierno de ZeC está ejecutando ‘manu militari'”.

Navarro ha remarcado que ZeC “debe dejar de gobernar contra la voluntad de los vecinos de Zaragoza, que les haga caso y paralice de inmediato unas obras que se están imponiendo sin haber buscado el más mínimo acuerdo previo”.

El portavoz ha reiterado el apoyo del PP a ECOS y las entidades firmantes del manifiesto contra las obras y recuerda que “es lógico que desconfíen de las palabras de un Gobierno experto en decir una cosa y hacer la contraria”.

El Ayuntamiento hará reformas como la de Don Jaime en otras calles de la ciudad

Las obras de remodelación de la calle Don Jaime están ya en su fase de conclusión. A final de mes se completará la reforma del tramo entre Echegaray y Calle Mayor-Espoz y Mina, con lo que la vía se abrirá de nuevo al tráfico rodado de vehículos de transporte público, reparto y bicicletas. El Ayuntamiento tiene previsto realizar remodelaciones similares, con igualación de calzada y aceras, en otras calles de la ciudad.

El concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, ha informado este miércoles 12 de septiembre de que el equipo de gobierno tiene previsto desarrollar nuevas actuaciones en la vía pública inspiradas en la consecución de “la accesibilidad universal como criterio colectivo”, de forma que en determinadas vías se procederá al rebaje de aceras y en otras a la elevación de la calzada para igualar ambas y facilitar la movilidad.

Muñoz ha remitido la aplicación de estas medidas en otras calles de la ciudad, que no ha especificado porque todavía se encuentra en estudio el proyecto de actuación, al éxito de la experiencia aplicada en la calle Don Jaime (en la foto superior, los viandantes pasean ya por uno de los tramos concluidos).

Pero ha dado por seguro que la medida iba a funcionar en esta vía principal del Casco Histórico, por lo que las igualaciones para facilitar el tránsito peatonal en otras calles del Casco Histórico se van a realizar, porque desde el Gobierno municipal se considera que en esa área son necesarias para facilitar una mejor movilidad y accesibilidad, sobre todo, tratándose de un barrio de calles y aceras más estrechas y con población bastante envejecida.

Reuniones con vecinos y comerciantes

El concejal ha asegurado que tanto las asociaciones vecinales de la Margen Izquierda como las asociaciones de comerciantes de Don Jaime y otras del Casco Histórico, se han mostrado favorables a la remodelación de la calle en las reuniones mantenidas este verano por el concejal con representantes de las mismas.

Muñoz ha añadido que la entidad CERMI, que agrupa a asociaciones de personas con problemas de movilidad, también le ha trasladado su conformidad con la medida aplicada y ha reclamado que la igualación de calzada y acera se extienda a toda la calle, desde Echegaray al Coso.

El concejal ha indicado que el Ayuntamiento contempla esa actuación y también la posibilidad de extender la nueva calzada de losas hasta el puente de Piedra, atravesando Echegaray, tal y como solicitan las asociaciones vecinales de Arrabal y Barrio Jesús.

Diversos tipos de losa

Respecto al enlosado de la calzada, Muñoz ha precisado que se realiza mediante tres tipos de baldosas. La utilizada en la mayor parte del tramo reformado proviene de Calatorao “y ya ha sido suministrada en su totalidad por lo que no habrá problemas para su colocación dentro de los plazos previstos”.

En la plaza de La Seo se colocan baldosas de mármol, “que el Ayuntamiento tenía en almacén, por lo que no hay ningún problema para su instalación”, ha puntualizado el concejal.

Por último, la obra requiere también la colocación de losas de granito como las existentes en plaza del Pilar, “cuyo suministro no ha llegado todavía, pero lo hará a final de mes”, ha indicado Muñoz, quien ha asegurado que “se cumplirán los plazos” de una actuación que ha sido recibida “con alta satisfacción por parte de vecinos y comerciantes”.

Las obras de Filosofía se inician el 21 de septiembre y durarán 3 años

Las obras de la facultad de Filosofía de la Universidad de Zaragoza comenzarán el 21 de septiembre, aunque serán perceptibles a mitad de octubre, cuando se coloquen los vallados, y durarán 36 meses, tiempo durante el cual el alumnado y el profesorado ocupará preferentemente la antigua facultad de Educación, en la calle San Juan Bosco, y el colegio Cervantes, en la calle Corona de Aragón.

El presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, y la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, han acompañado hoy al rector, José Antonio Mayoral, en una visita a las instalaciones, que ya han sido desalojadas tras una mudanza que ha implicado el traslado de 15.000 cajas.

El 21 de este mes, según ha explicado el rector, comenzarán las obras con las cuestiones previas, tales como asuntos de seguridad laboral, mientras que los vallados y la protección de árboles se colocarán a mitad de octubre y a principios de diciembre se verán ya algunos edificios demolidos.

Traslado de mobiliario este martes en la Facultad de Filosofía y Letras. Foto: Aragón TV

Plazos

“Estamos cumpliendo plazos”, ha aseverado Mayoral, quien ha precisado que ya ha sido trasladado “todo el mundo” -más de 3.000 alumnos y más de 400 docentes-, excepto el pabellón de Geografía, que es “un poquito independiente” y que se trasladará cuando ya esté construido el pabellón prefabricado que queda pendiente, a finales de noviembre.

En este espacio prefabricado, que se ubicará en el campus, junto a la zona deportiva y detrás de la antigua facultad de Educación, se ubicará también una nueva sala de estudios, lo que supuso aumentar el volumen del mismo.

Mayoral ha asegurado que las clases empezarán, “sin afecciones” en otras dependencias de los dos lugares citados y de algunas aulas cedidas por facultades del entorno en el propio campus de San Francisco.

También se han trasladado miles de libros, algunos de ellos (los incunables y primeras ediciones) al Edificio Paraninfo, donde se abrirá pronto la biblioteca central de la Universidad de Zaragoza, y otros a la biblioteca María Moliner, que ha liberado parte su espacio para ello. “Ha sido todo un juego de dominó”, ha reconocido Mayoral.

El rector ha mostrado su satisfacción por cómo se han acondicionado los espacios donde van a trabajar los docentes y donde se dará clase estos tres años.

Tres años de molestias

Antes de la visita, Lambán ha felicitado al rector, al decano, al profesorado y a los estudiantes porque aunque durante 36 meses van a tener que soportar las molestias derivadas de la provisionalidad, dentro de este tiempo podrán disfrutar de unas “magníficas instalaciones”.

El actual edificio, ha reconocido, no reúne “en absoluto” las condiciones de un edificio destinado a usos educativos “modernos”. “Literalmente se caía a pedazos y no exagero un ápice”, ha insistido Lambán (en la foto superior de Gobierno de Aragón, el presidente Lambán y demás miembros de la comitiva observan el desmontaje de un falso techo del edificio a reformar).

El inicio de las obras, ha asegurado, demuestra que el Gobierno “ha cumplido sus compromisos” con la Universidad, que es “el principal motor” de un país desde el punto de vista del conocimiento y el liderazgo.

Para Lambán, las facultades de Humanidades revisten una importancia añadida, porque “el conocimiento que a corto plazo se revela inútil para el aparato productivo, a largo plazo es el más útil de todos porque proporciona felicidad a las personas”.

Por eso, ha estimado que hay que “revertir” la “deriva inasumible” en la que han entrado muchos países en los últimos tiempos de postergar los estudios de las humanidades a favor de las enseñanzas técnicas, porque a la humanidad “le va literalmente su supervivencia en ello”.

Las obras de la facultad las ejecuta la UTE de FCC Construcción, FCC Infraestructuras Energéticas, Copisa y Estructuras Aragón por casi 19 millones de euros, un 17 por ciento por debajo del precio de licitación, que fue de 23 millones.

Fomento prevé ahora cumplir los enésimos plazos de la autovía al Pirineo, tras doce años de obras

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna ha valorado este lunes 21 de mayo el ritmo de las obras de ejecución de tres complejos tramos de la autovía A-23, entre Huesca y el Pirineo, y ha expresado su confianza en que se puedan cumplir con los plazos previstos, los cuales han sido reiteradamente alterados tras doce años de obras en esta concurrida vía de comunicación.

De la Serna ha hecho estas manifestaciones durante una visita a hecha a los puntos en obras de la A-23 en la que ha anunciado la entrada en servicio, el próximo mes de junio, de tres kilómetros del tramo entre Caldearenas y Lanave en el que se ubica un viaducto de 350 metros que salvará el espacio protegido de La Guarguera.

Un mes de junio, ha añadido el ministro, en el que también se prevé el inicio de las obras de un viaducto de 70 metros en el puerto de Monrepós, la solución finalmente aconsejada por los técnicos tras el deslizamiento de ladera que produjo el hundimiento de un tramo de la N-330.

Ha adelantado, además, que también en junio se iniciarán las obras, en la autovía A-22, del tramo Huesca-Siétamo, un proyecto bloqueado desde años atrás por dificultades medioambientales que permitirá enlazar este eje viario con la A-23.

En total, ha resaltado, el Ministerio de Fomento tiene en marcha en Aragón obras de infraestructura por unos 700 millones de euros, lo que, a su juicio, convierte el territorio en una de las comunidades en las que “mayor inversión se está haciendo”.

El ministro De la Serna (izda) habla bajo el viaducto sobre el río Guarga. Foto: Aragón Radio

Tramos previstos

En el eje de la A-23 están en marcha el tramo congosto del Isuela-Arguis, con una inversión de 65 millones y un plazo previsto para su entrada en servicio fijado en marzo de 2019; y el que discurre entre el alto de Monrepós y Caldearenas, presupuestado en 122,8 millones al haber sido necesario construir un túnel de 4 kilómetros.

De la Serna ha destacado que el tramo más avanzado en su ejecución es el que discurre entre Caldearenas y Lanave, con una inversión de 104 millones y que entrará en servicio parcialmente el punto donde se ubica el viaducto sobre el río Guarga.

La multitud de obras que se llevan a cabo simultáneamente en la A-23 ha llevado a los técnicos de Fomento a encargar un estudio geológico completo de todo el corredor del Monrepós a un especialista de la Universidad de Cantabria, César Saragaseta.

El ministro, que inaugura este lunes el inicio de las obras del tramo de la A-21 entre Tiermas y Sigüés, en Zaragoza, ha enumerado posteriormente los distintos compromisos de su departamento en Aragón, entre ellos el comienzo, este año, de la adecuación del tramo de la N-260 en el Congosto de Ventamillo, en el eje de comunicación de la Ribagorza.

Más anuncios de actuaciones

También ha anunciado la ejecución de obras o su avance en la A-68 en Figueruelas (54 millones) y entre Gallur y Mallén (56), en la N-232, de Ráfales a la provincia de Castellón; en el tramo de la A-15 a su paso por Zaragoza y en la A-40, de Rincón de Ademuz a Teruel.

El responsable político se ha referido, asimismo, a las inversiones iniciadas o previstas en infraestructura ferroviaria en Aragón, con un presupuesto estimado de 370 millones de euros hasta el año 2021.

Entre estas obras, ha destacado el compromiso del Gobierno con la conexión Sagunto-Teruel-Zaragoza, que ha permitido incrementar el tráfico diario de tres a diecisiete trenes.

Ha añadido en relación a esta conexión que en breve se comenzarán unos trabajos que se prolongarán por 6 meses para aumentar la capacidad de esta estructura con el fin de aumentar la capacidad de transporte de mercancías en el eje.

Se ha referido, asimismo, al acuerdo alcanzado con el Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) para la renovación y adecuación de la playa de vías de la estación de Canfranc, así como a los 70 millones previstos para la mejora de esta línea y a los acuerdos con Francia para la reapertura del tráfico internacional.

Ha anunciado, asimismo, el inminente acuerdo que suscribirá su departamento con Renfe para asumir la financiación de la conexión ferroviaria Madrid-Arcos-Zaragoza, con destino y origen en Calatayud y Miraflores, que hasta ahora financiaba el Gobierno de Aragón.

Las obras del Mercado Central se inician en marzo, cuando funcione el provisional en construcción

Las obras del Mercado Central comenzarán el próximo mes de marzo, cuando esté operativo el mercado provisional que ha comenzado a levantarse y cuya estructura ya es bien visible en la plaza frente a la iglesia de San Juan de los Panetes, detrás de la fuente de la Hispanidad de la plaza del Pilar. La estructura hace una ‘ele’ y sigue junto a las Murallas Romanas hasta justo enfrente del Mercado Central.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, junto a técnicos del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza ha visitado las obras de esta nueva instalación para comprobar el avance de su ejecución.

La estructura del mercado provisional ya es visible

“El mercado provisional va cogiendo forma y queremos que también con el Mercado Central sean motores de la economía del Casco Histórico”, ha destacado el alcalde, quien se ha referido a que sea un centro de abastos para lo que “es fundamental que los detallistas mantengan la continuidad en el servicio”.

En declaraciones a los medios de comunicación Santisteve ha aportado el dato de que cada puesto tendrá un coste de 1.700 euros de alquiler anual y ha animado a los detallistas que no han tomado una decisión a “sumarse a este gran proyecto”.

Impulso a toda el área

Santisteve ha justificado que el Mercado Central será un motor de la economía de esta parte de la ciudad porque incorporará la posibilidad de comprar online y la venta a domicilio cuando terminen las obras de rehabilitación que se prolongarán durante un año. Además, “si los comercios del barrio se verán favorecidos toda la zona se vera impulsada económicamente”.

Los puestos previstos en el mercado provisional son más de 60 y en el Mercado Central una vez rehabilitado serán 74 y ha confiado en que se ocupen en su totalidad.

En el mercado provisional los clientes encontrarán todo tipo de productos y servirá a futuro para ser una instalación de mercado de barrio, ya que tiene dos zonas diferenciadas de cámaras y acopio de alimentos y otra de venta. “Creo que estará bastante bien organizado y confiamos en que mantenga clientela”, ha apostillado el alcalde.

A la derecha, el gerente Abadía durante la visita a las obras del mercado provisional

Trasladable a otro espacio

El gerente de Urbanismo, Miguel ángel Abadía, ha contado que el mercado provisional es una estructura que no tiene vocación de permanencia en este emplazamiento de San Juan de los Panetes, pero sí en otro lugar porque es desmontable y la inversión provisional puede tener un carácter definitivo en otras ubicaciones. De esta forma se aprovecha mejor la inversión que ha sido de 1,2 millones de euros las dos naves.

Es una estructura metálica desmontable, trasladable a otro punto y no va anclada al suelo por lo que “no deteriora un espacio urbano sensible como este”. Se sustenta sobre una superficie de goma y unos dados de hormigón sobre los que se proyecta la estructura metálica, el suelo está libre y permite colocar las tuberías de abastecimiento y evacuación de aguas que se comunican con la red existente. “La intervención en este espacio urbano es mínima”, ha reiterado Abadía.

Las obras del mercado provisional y del Mercado Central “se ajustan a los tiempos y plazos inicialmente establecidos” ha aseverado el gerente para apostillar que la instalación provisional podrá estar finalizada en marzo y ese mes realizar el tránsito de los puestos del Mercado Central al provisional y también en marzo comenzarían las obras de rehabilitación del Central.

Previamente se tendrán que presentar las ofertas para acometer la obra, cuyo plazo de presentación vence el 27 de enero. A partir de ahí se adjudicará en febrero, se habilitará un mes para la interposición de recursos y a finales de marzo será la ejecución de obras, ha detallado Abadía.