poda

Podemos denuncia que se “regale” dinero a FCC con una poda que ser una de sus labores cotidianas

El grupo de Podemos-Equo en el Ayuntamiento de Zaragoza ha criticado este martes que el alcalde, Jorge Azcón, “regale” dinero a FCC, empresa adjudicataria del servicio de Parques y Jardines, para un plan de poda que la empresa debería incluir dentro en sus labores cotidianas.

De este modo ha respondido la formación al plan extraordinario de poda puesto en marcha por el Gobierno de Zaragoza para retirar o podar los 13.512 árboles en peor estado (9.609 en viario público) y garantizar la seguridad de la ciudadanía, que presentó este lunes el alcalde (en la imagen superior de Ayuntamiento de Zaragoza, observando junto con la concejala Chueca la poda de un árbol en Las Fuentes).

Un plan que supondrá 69.000 euros al mes hasta final de año y que según Azcón implica actuar en este periodo sobre los “2.000 árboles que necesitan ser podados o talados directamente”, lo que, para Podemos Equo, lejos de constituir una acción coherente y meditada para la mejora de la masa arbórea de la ciudad, es “un engorde” de las cuentas de FCC con 345.000 euros hasta diciembre.

Conservación frente a derribo de árboles

Un coste que, a juicio de la formación morada, debería asumir la empresa dentro de sus labores rutinarias de mantenimiento de las zonas verdes y que se adopta “sin la preceptiva consulta previa” a la Comisión de Arbolado, según apunta Podemos en un comunicado.

La citada Comisión de Arbolado fue creada la pasada legislatura y está formada por responsables políticos y técnicos expertos de Parques y Jardines para velar por la salud y prestancia de los árboles de Zaragoza, “imprescindibles para el adecuado equilibrio medioambiental y para la mejora de la calidad del aire en la ciudad”, precisa Podemos-Equo.

La citada comisión nació con el propósito de que el cuidado de los ejemplares se desarrollara “bajo las premisas de la máxima conservación de árboles, con podas rigurosas, precisas y sólo aplicadas en casos decretados como necesarios por los técnicos”, explica la formación progresista, quien critica que “por el contrario, la medida que ahora quiere aplicar el gobierno derechista de PP-Cs (Vox) se inclina por podas excesivas y, sobre todo, por la eliminación masiva de ejemplares, justo en contra del criterio más apropiado para la conservación de los árboles zaragozanos y de sus beneficios sociales, medioambientales y ornamentales”.

Alcalde “mayordomo”

La concejala del área en Podemos-Equo, Amparo Bella, ha denunciado que el alcalde, “derechista radical” que actúa en condición de “mayordomo de las familias adineradas” de la ciudad y de las “grandes empresas” que disfrutan de las contratas de los servicios públicos, quiere despejar dudas desde los primeros compases en su gestión y pone en marcha una iniciativa para “despedir con un generoso regalo” de cientos de miles de euros a la “polémica e incumplidora FCC”, cuya contrata concluye “en breve”.

Recuerda además que ya en el anterior mandato, encabezado por Pedro Santisteve (ZeC), se intentó desarrollar un plan de poda y mejora de la masa arbórea y la Corporación se encontró con la exigencia de un complemento presupuestario por parte de FCC mientras que el Ayuntamiento defendía que el mantenimiento de árboles forma parte de las labores rutinarias de los servicios de conservación de zonas verdes.

Y añade que la “coherencia” del criterio municipal de entonces se ve corroborada por el hecho de que la empresa Acciona, que próximamente se hará cargo de la contrata, asume en la oferta que le ha servido para ganar el concurso que dentro de sus labores cotidianas entra el cuidado y mantenimiento de los árboles.

El Ayuntamiento abonará 69.000 euros mensuales extra a FCC por un plan de poda hasta fin de año

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha anunciado que se acometerá un plan de poda extraordinario que supondrá retirar 2.000 árboles desde este mes de agosto hasta diciembre que necesitan ser podados o talados directamente para evitar riesgos a la ciudadanía. El coste de la iniciativa se valora en 69.000 euros al mes (345.000 hasta final de año) que percibirá FCC de forma extraordinaria a su facturación habitual como adjudicataria de Parques y Jardines.

Azcón ha detallado que se trabajará por zonas, empezando por los ejemplares que corren mayor riesgo y que se distribuyen por toda la ciudad, pero se concentrará especialmente en el sector uno, que se sitúa en la margen derecha del Ebro y que tiene a su cargo la contrata de FCC Parques y Jardines.

“La mayor parte de los trabajos, la inmensa mayoría, se van a centrar en el sector uno. La prioridad son los árboles que están secos y que ya se han comentado a retirar”, ha dicho el alcalde.

Azcón ha dado a conocer este plan extraordinario de poda junto a la consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, en la confluencia de la calle Doctor Iranzo con el paseo Echegaray y Caballero, en el distrito de Las Fuentes, donde operarios de FCC daban cuenta de un ejemplar seco (imagen superior de Ayuntamiento de Zaragoza).

69.000 euros al mes

En declaraciones a los medios de comunicación, el alcalde ha recordado que el plan de poda ha sido motivo de preocupación del PP durante la pasada legislatura y tras diseñarlo el área de Servicios Públicos “será una realidad a mes y medio de lo que ha sido la toma de posición de este nuevo Gobierno con el objetivo de empezar a paliar el problema que tenemos con los árboles en la ciudad”.

En Zaragoza hay alrededor de 155.000 árboles, de los que 13.500 están clasificados en la categoría D de árboles peligrosos, puesto que pueden caerse o desprenderse ramas, y entre esos hay 1.300 ejemplares que “obligatoriamente hay que podar, no porque tengan riesgo, sino porque están secos”, ha remachado Azcón.

El coste de este plan se estima en 69.000 euros mensuales desde el mes de agosto al de diciembre y se comenzará a ejecutar este verano en las vías más grandes para evitar las afecciones e incidencias en el tráfico, ha apostillado Natalia Chueca.

Coste añadido al servicio de Parques y Jardines

El dinero será entregado por el Ayuntamiento a la empresa FCC, concesionaria todavía del servicio de Parques y Jardines (la nueva contrata fue ganada por Acciona), y se añadirá a la factura mensual que cobra la citada compañía por el mantenimiento de las zonas verdes de la Margen Derecha de la ciudad.

“La gestión será de forma priorizada para que los recursos disponible y con unos pocos extra se logre un mayor rendimiento y minimizar el riesgo para en diciembre haber evaluado todos los de categoría D”, ha comentado la concejal, que ha precisado que se actuará en los necesarios, que son unos 2.000 ejemplares, pero se habrán evaluado los 13.500 de categoría D.

Este plan extraordinario de poda supone reestructurar las actuales brigadas del Ayuntamiento y a lo largo del verano y hasta fin de año se dispondrá de hasta cuatro equipos extra, que se sumarán a los dos existentes, con los se actuará en aquellos ejemplares en peor estado.

En la actualidad, el servicio de Parques y Jardines tiene acumulados unos 900 avisos referentes a arbolado y se pretende reducir su número antes de fin de año. En esta labor, colaborará también con sus medios técnicos y humanos el servicio de Bomberos de Zaragoza.

Más de mil árboles en muy mal estado

El Servicio de Parques y Jardines tiene censados y catalogados a los 155.762 árboles de la ciudad, y en todos ellos existe una valoración (de la A a la D) sobre su estado. En la categoría D (a priori, en peor estado) hay casi 14.000 árboles, 9.609 en viario público y 3.903 en parques. Y, de ellos, entre 900 y 1.300 están secos y deberán ser talados. Sobre estos últimos se centrará el plan de choque que ha dado comienzo esta semana.

Además, sobre los demás árboles en peor estado (categoría D) el objetivo es extremar su control a través de revisiones periódicas para analizar su evolución. De ellos, se calcula que a corto plazo podrían requerir también intervención (poda o eliminación) en torno a 1.900 árboles, de ellos 1.300 secos.

Junto a la eliminación de ejemplares con riesgo para la población, el objetivo del área de Servicios Públicos plantea intensificar la plantación y recuperación de arbolado de sustitución, para lo que está previsto el lanzamiento, asimismo, a corto plazo, de un plan específico del que se informará en su momento.

En la actualidad, Zaragoza cuenta con unos 7.300 alcorques vacíos y se estudiará la reposición de los ejemplares que un día estuvieron plantados. Al respecto, Azcón ha avanzado que se ha puesto en marcha un nuevo plan de reevaluación de los riesgos de los árboles, que está sin cerrar y se dará a conocer más adelante.

FCC rechaza un plan de poda adicional por 1,4 millones

La empresa FCC ha rechazado el contrato complementario que le ha ofrecido el Gobierno de Zaragoza en Común, que supone un incremento en la contrata que mantiene con el Ayuntamiento de 1,4 millones de euros para intensificar la poda del arbolado.

Así lo ha anunciado este lunes 20 de noviembre en rueda de prensa el consejero de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero quien, no obstante, no cierra la puerta a que FCC pueda aceptar finalmente esta propuesta cuyo objetivo es reducir los ciclos de poda de los actuales 7-8 años a los 2-3 que son recomendables.

Según Cubero, los 1,4 millones de euros del contrato complementario es el doble de lo que se destina a poda en la actualidad y “la única condición” es que ese importe extra, ha dicho, conlleve la contratación de personal y la compra de maquinaria para realizar estos trabajos.

Sin embargo, ha reconocido que las negociaciones “no han terminado bien” porque según la empresa el contrato es “deficitario” y el nuevo importe “debería destinarse a un equilibrio presupuestario”, a juicio de Cubero, “para engordar los beneficios empresariales”.

Aplazamiento de la poda

Ahora, Cubero ha informado de que “habrá que esperar al próximo otoño” con motivo de la elaboración de un nuevo pliego de condiciones que contaría con una mayor dotación económica y que asumiría la nueva empresa.

Según el responsable de los Servicios Públicos, jurídicamente tampoco es posible hacer un contrato con otra empresa para un servicio que ya realiza la actual contrata, por eso ZeC mantiene “la mano tendida” con la esperanza de que “FCC entienda que en la ciudad no están dispuestos a tirar el dinero” y porque el contrato complementario ya recoge el correspondiente beneficio empresarial.

Para poder realizar este contrato complementario solo hay de plazo hasta el 31 de diciembre, fecha en la que finaliza la contrata con FCC y solo cabría la prórroga, que la empresa todavía no ha decidido, o continuar con el servicio a través de un reconocimiento de obligaciones.

En este sentido, Cubero ha advertido de que en el caso de que FCC no acepte la prórroga, “por decencia” no debería presentarse al nuevo concurso.