polivalente

El Centro Cívico de Las Fuentes se amplía con un espacio de formación y usos polivalentes para el barrio

El Centro Cívico Salvador Allende del barrio de Las Fuentes, también conocido como Antiguo Matadero, dispondrá en un plazo estimado de un mes de un nuevo edificio en sus instalaciones que destinará a la prestación de servicios del Instituto Municipal de Empleo y Fomento de Zaragoza (Imefez) y al uso de los vecinos del Distrito de Las Fuentes.

Las obras de rehabilitación de este espacio, conocido como Nave de la Ternera, han sido financiadas por el Ayuntamiento de Zaragoza y han contado con un presupuesto total de 548.131 euros. Se trata del edificio más grande del complejo, que hasta ahora se encontraba en desuso.

La intención de la restauración de la nave es ubicar en ella el servicio de orientación e inserción aboral del Imefez, además de celebrar en sus instalaciones cursos de formación.

Por ello, se han habilitado tres aulas de formación ubicadas en la primera planta de edificio, además de una sala polivalente de 200 metros cuadrados cuyo uso será compartido con la Junta Municipal de Las Fuentes, para los diferentes usos vecinales.

Unificación de servicios

La concejal de Educación e Inclusión del Ayuntamiento de Zaragoza, Arantza Gracia, se ha mostrado satisfecha con la oportunidad que supone el nuevo espacio para trasladar allí los servicios del Imefez. “La rehabilitación viene a completar la necesidad que tenemos de unificar de cara a la ciudadanía los servicios”, ha explicado Gracia, para la que esta Nave de la Ternera permite a “la gente que quiera acceder a los recursos de formación para el empleo sabe que tiene a pie de calle un edificio”.

Por su parte, el concejal de Urbanismo y Sostenibilidad, Pablo Muñoz, ha recordado durante la visita institucional a la fase final de las obras (foto superior de zaragoza.es) todas las acciones similares que el Gobierno de la ciudad ha impulsado en los últimos años, como “el Mercado Central, los Depósitos de Pignatelli, la Imprenta Blasco o los Baños Judíos”.

Muñoz ha asegurado que esta rehabilitación “supone esa apuesta del Gobierno por la recuperación de los grandes patrimonios que tenemos”.

El alcalde y demás visitantes al reciento, en el exterior del Centro Cívico Antiguo Matadero. Foto: zaragoza.es

Actuaciones realizadas

El objeto del proyecto es la redistribución y adecuación de las salas que conforman el edificio. Se pretende un uso polivalente, lo más gradual y flexible posible para adaptarse a distintas densidades y usos.

Las edificaciones existentes se concluyen y se compartimentan para poder usarse de manera individual o agregarse al espacio central de la planta baja mediante la instalación de unas grandes puertas acristaladas que podrán colocarse en posición horizontal bajo el falso techo.

En el testero oeste, se libera una zona, demoliendo parte de lo edificado, para conformar una sala de uso polivalente.

En planta primera se concluyen las construcciones existentes para que puedan albergar usos de aulas del Centro de Formación. Además, se abrirá una comunicación con el edificio anexo, prevista en el proyecto original.

Más de mil metros cuadrados

Los sistemas de instalaciones se proyectan atendiendo a este uso gradual de la edificación. Las salas se climatizan y ventilan individualmente.

La nave central forzará las ventilaciones naturales motorizando las ventanas situadas en la linterna en verano y recirculando el aire interior con la instalación de unos ventiladores. La sala polivalente dispondrá de un suelo radiante para atemperar el uso en invierno.

La superficie sobre la que se ha intervenido es de 1.062 metros cuadrados, sin intervención en la envolvente externa, con excepción de la restauración de las carpinterías deterioradas.