promesa

Los profesores irán a la huelga para reclamar 18 horas lectivas

Los sindicatos CGT, STEA-i y CCOO Enseñanza han convocado para el próximo jueves 23 de mayo una huelga docente de enseñanzas no universitarias para recuperar las 18 horas lectivas en Enseñanzas Medias (Secundaria, FP y Régimen Especial) y las 23 horas en Infantil y Primaria, frente a las 20 y 25 que ocupan ahora respectivamente.

El Gobierno de Aragón presidido por la popular Luisa Fernanda Rudi aumentó el horario lectivo de 18 a 21 horas para Enseñanzas Medias en el curso 2013-2014, jornada que se redujo a las 20 horas en 2015 después de que el Ejecutivo de Javier Lambán tomara posesión.

Las organizaciones sindicales han criticado este martes en rueda de prensa que el Gobierno del PSOE se comprometió a recuperar el horario lectivo de 18 horas antes de acabar la legislatura, promesa que no ha cumplido y, tras darles “un voto de confianza de cuatro años”, han decidido convocar esta huelga.

Merma en la calidad educativa

El aumento de las horas lectivas de 23 a 25 horas en Infantil y Primaria supuso la pérdida del maestro de apoyo en muchos centros y la subida de 18 a 21 horas en Enseñanzas Medias implicó que los profesores se tuvieran que hacer cargo de 30 alumnos más, además de que trajo algunos problemas de coordinación, ha denunciado la representante de STEA-i, Inés Ciércoles.

Esta jornada provoca, según ha explicado Guillermo Herraiz, de CCOO, una merma en la calidad educativa porque los profesores tienen que ejercer la labor tutorial, prepararse para innovación docente y otras tareas extra en menos horas complementarias no lectivas, pues el total de horas trabajadas continúa siendo de 37,5 horas semanales.

La Mesa Sectorial también ha censurado la incoherencia del PSOE, que, dicen, ha firmado Proposiciones No de Ley a nivel estatal y autonómico para reducir el horario lectivo, mientras que en Aragón paralizan las negociaciones sindicales.

Si en Aragón no se atienden las demandas de los docentes, será la única Comunidad gobernada por el PSOE que no ha pactado esta recuperación, ha subrayado José Luis Ruiz, de CGT, quien ha añadido que se podrían crear unos 1000 puestos de trabajo si se reducen los horarios.

Cartel sindical de llamada a la protesta del profesorado

Negociaciones fallidas

En las conversaciones con Educación se comenzaron a negociar en enero las plantillas de Enseñanzas Medias para el próximo curso a 19 horas lectivas pero, según han insistido los sindicatos, la Administración terminó echando para atrás esta medida por motivos económicos (en la imagen superior, docentes protestando este invierno pasado a las puertas del Pignatelli).

Desde la Mesa se han mostrado abiertos para trabajar en una reducción escalonada curso a curso hasta las 18 horas en Secundaria y las 23 en Infantil y Primaria pero, han remarcado, “no se puede dejar para el próximo Gobierno”.

Fuentes de Educación han indicado a Efe que desde el Departamento se ha ofrecido una bajada de la jornada lectiva para los mayores de 55 años a 18 horas en Secundaria y a 23 en Primaria en el próximo curso 2019-2020.

Propuestas del Gobierno

También han propuesto, según han explicado desde la DGA, que esa reducción a 18 horas en Secundaria se dé para todo el profesorado en el curso 2020-2021, y llegue a las 24 horas para los maestros, para bajar definitivamente a 23 en el 2021-2022.

Desde Educación añaden que las conversaciones y el diálogo se mantienen con los sindicatos y tienen una mesa programada para la semana que viene para abordar este asunto.

Además de la huelga, STEA-i, CCOO y CGT han convocado una concentración el próximo jueves 23 de mayo a las 18 horas frente al Edificio Pignatelli de Zaragoza, sede del Gobierno aragonés.

Sorpresa en Educación

El director general de Personal y Formación del Profesorado del Gobierno de Aragón, Tomás Guajardo, ha expresado su sorpresa por la huelga docente convocada por CGT, STEA-i y CCOO para el próximo 23 de mayo “por una diferencia de calendarios”, porque desde Educación comparten el objetivo de reorganizar la jornada laboral reduciendo la carga lectiva.

Los sindicatos han criticado que el actual Ejecutivo autonómico no cumpliera su promesa de recuperar el horario lectivo de 18 horas para las Enseñanzas Medias y de 23 horas para Infantil y Primaria después de que el Gobierno anterior aumentara la carga lectiva a 21 y 25 horas respectivamente, porque “merma la calidad educativa”.

En declaraciones facilitadas este martes por el Departamento de Educación, Guajardo ha insistido en que las negociaciones siguen abiertas y que pretenden reducir la carga lectiva también de los maestros, algo que, ha añadido, no se ha hecho en otras comunidades.

El director general ha remarcado el compromiso “claro” del Gobierno “con las familias, los alumnos y los docentes”, que se ha traducido en la recuperación de la negociación colectiva y la reversión de los cortes.

Gracias a un acuerdo unánime con los sindicatos, ha recordado Guajardo, Aragón cuenta con 1.500 docentes más, ratios “de las más bajas de España” y “la mayor oferta pública de empleo de la historia” en el sector educativo.

Los socialistas Lambán y Alegría darán un bono cultural de 300 € a los jóvenes si gobiernan

Un bono de 300 euros para jóvenes de 18 a 25 años para gastar en actividades culturales en la comunidad es la propuesta electoral anunciada este martes por el presidente aragonés, Javier Lambán, y la candidata a la alcaldía de Zaragoza, Pilar Alegría.

Se trata de un avance del programa joven del Partido Socialista que han dado a conocer ambos aspirantes en su sede en la capital aragonesa en el coloquio “La actualidad política en clave de Juego de Tronos”, tras el cual han visualizado el tercer capítulo de la última temporada de la popular serie (imagen superior de Aragón Digital).

En este encuentro en el que ha participado la militancia más joven, Lambán ha presentado esta propuesta que podría beneficiar hasta a 10.000 jóvenes aragoneses con una base de 150 euros por persona.

Aunque ha advertido que si los consistorios de la comunidad desean sumarse a la propuesta, será posible complementar este bono, que los jóvenes podrán utilizar en cualquier iniciativa cultural, como teatro, cine o exposiciones.

Un complemento que pretende establecer si gobierna en el Ayuntamiento de Zaragoza la socialista Pilar Alegría, quien ha apostado por incrementar esa ayuda del Gobierno de Aragón de 150 euros hasta los 300, con una aportación de 150 extra por parte del consistorio, de forma que 33.000 jóvenes zaragozanos se podrían beneficiar de esa medida.

En el ámbito aragonés se emitirían un total de 10.000 bonos de 150 euros, lo que supondría una inversión del Ejecutivo autonómico de 1,5 millones de euros.

La cultura como derecho

“Entendemos la cultura como un derecho, no solo a la creación, sino también al disfrute de la misma”, ha expresado el actual presidente aragonés y candidato a repetir en el cargo.

Para Alegría, que además de aspirante a alcaldesa es consejera de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno de Aragón, el contexto socioeconómico de los jóvenes no debe ser una barrera en el consumo de cultura, por lo que ha abogado por la igualdad de oportunidades.

Además, ha incidido en que la cultura tiene que ser, además de un derecho para el ciudadano, un factor clave para la generación de empleo y para el apoyo a las empresas de la comunidad.

“Es una manera muy clara de apoyar esa seña de identidad del talento aragonés y zaragozano”, ha subrayado.

En este debate político inspirado en “Juego de Tronos”, serie de ficción de la cual el presidente aragonés ha confesado ser “fan”, tampoco han faltado las referencias a la victoria electoral del Partido Socialista en las elecciones generales del pasado domingo.

Lambán, quien ha reconocido que se han “empleado a fondo” para que Pedro Sánchez se haga con la presidencia, ha advertido de que la derecha se quiere llevar por delante al autogobierno y ha celebrado que para los ayuntamientos aragoneses, como el de Zaragoza, es “fundamental” tener una terminal en Madrid “que coja el teléfono”.

Abre un nuevo tramo de 4,5 km en la autovía de Monrepós, que ha costado 46 millones

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha presidido este lunes 2 de julio la entrada en servicio de un nuevo tramo de la autovía A-23 a su paso por el puerto de Monrepós (Huesca), en un acto en el que ha asegurado que su Gobierno “no parará” ninguna de las obras comprometidas en Aragón. El nuevo tramo de autovía inaugurado ha contado con un presupuesto de 45,9 millones de euros.

Ábalos ha hecho esta afirmación ante el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y los numerosos responsables políticos e institucionales que han asistido a la puesta en funcionamiento del nuevo tramo viario, un total de 4,5 kilómetros del tramo que discurre entre Caldearenas y Lanave.

El nuevo tramo tiene dos viaductos, uno de ellos, que discurre a través de 350 metros sobre el río Guarga, lugar de interés medioambiental, fue finalista recientemente en el Premio Acueducto de Segovia de Obra Pública y Sostenibilidad.

En su intervención, el ministro ha admitido que las obras puestas en marcha no correspondían a su gestión, pero ha subrayado al tiempo su interés en asistir para transmitir con su presencia “normalidad, continuidad y responsabilidad” en la acción del Gobierno a la hora de abordar cuestiones de interés general.

Vertebración de Aragón

Ha añadido a este respecto que el Ejecutivo del que forma parte tiene la previsión de llevar a cabo todos los planes y proyectos de ejecución y licitación anunciados a fin de “ofrecer un marco de certidumbre a la ciudadanía” y de seguridad de que no van “a parar nada”.

“Todo lo que sea bueno para España, para el crecimiento económico, para el bienestar, para la cuestión territorial y social, este gobierno va a estar ahí, priorizando por encima de quien pudo o no pudo iniciar los proyectos, porque se entiende que siempre es por el interés de todos”, ha indicado.

Ha asegurado que es “consciente” del problema de la despoblación y de la “necesaria vertebración” de Aragón y ha expresado que la voluntad del Gobierno es afrontar esta situación “no desde la indiferencia o de la resignación”, sino de integración en el conjunto del país.

“Entendemos España como un todo -ha resaltado-, porque no se puede entender por partes ni sin tomar en consideración a ninguno de los territorios, sino integrándolos a todos con absoluta consideración y respeto”.

Una de las zonas del nuevo tramo de autovía, poco antes de ser abierto al tráfico. Foto: Aragón Radio

Próximos tramos

En cuanto a las obras previstas en la A-23, Ábalos ha reiterado que el tramo Congosto de Isuela-Arguis entrará en servicio entre la primavera y verano de 2019, año en el que se pondrá fin además al resto del tramo entre Caldearenas y Lanave.

Además, se prevén licitar en la A-21 los tramos Jaca-Norte, Jaca-Oeste y otro en Puente La Reina antes de finales de año, mientras que los actualmente en construcción entre Santa Cilia y Jaca finalizarán asimismo en 2019.

Ha explicado, por otra parte, que a finales de este mes comenzarán las obras del tramo de autovía entre Siétamo y Huesca, un proyecto que permitirá completar el eje viario proyectado entre Lérida y Pamplona.

En su comparecencia, ha valorado la importancia de los proyectos ferroviarias para la Comunidad, entre los que ha destacado la línea internacional de Canfranc y el Corredor Cantábrico-Mediterráneo.

Aragón, postergado

Por su parte, el presidente de Aragón ha destacado los pasos dados por la economía aragonesa, pero ha advertido al tiempo que para darles continuidad es “absolutamente fundamental” un concurso “activo” del Gobierno central.

A su juicio, “tal y como están evolucionando los acontecimientos en este país, Aragón está llamado a desempeñar cada vez funciones más importantes que el Gobierno autonómico está dispuesto a asumir, pero es necesario que la Comunidad esté bien vertebrada en cuanto a las comunicaciones”.

Entre las infraestructuras reivindicadas, Lambán ha destacado la importancia de que el Corredor Cantábrico-Mediterráneo sea un eje “realmente eficaz”, lo que, ha añadido, “exige inversiones importantes no sólo desde Zaragoza hacia el norte sino, sobre todo, hacia el sur, pero en términos más ambiciosos en cuanto a las capacidades de transporte y de modernización de las vías”.

“Necesitamos inversiones muy importantes que reconcilien a Aragón en términos cabales y definitivos con su pertenencia a un país de la que está muy orgulloso”, ha subrayado Lambán, que ha añadido que desde el inicio de la etapa democrática “la Comunidad aragonesa se sigue sintiendo postergada por el tratamiento recibido en inversiones desde el Estado”.