protección civil

La ola de calor se consolida y seguirán las temperaturas superiores a 40 grados

Las temperaturas superiores a los 40º C continuarán este miércoles y en los próximos días en Zaragoza, con lo que el episodio de altas temperaturas cobra naturaleza de ola de calor. Este martes se han registrado 42º C en la capital aragonesa y el calor agobiante ha sido la tónica en el Valle del Ebro, donde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha decretado la alarma roja, y en amplias zonas de Aragón.

El Gobierno de Aragón ha activado la fase de alerta del Plan Territorial de Protección Civil de Aragón (Platear) debido a la situación de riesgo previsto por las altas temperaturas en la Ribera del Ebro.

La activación del Platear en fase de alerta se identifica con la existencia de informaciones procedentes de servicios de previsión y alerta o de los servicios ordinarios de intervención que, por evolución desfavorable, pudieran ser generadoras de una emergencia en la que hay que aplicar medidas de protección civil.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha emitido alerta nivel rojo por temperaturas máximas (se han alcanzado los 42ºC) para este martes 23 de julio, entre las 12.00 y las 20.00, en la Ribera del Ebro. Asimismo, ha emitido avisos nivel naranja por temperaturas hasta 41ºC en Cinco Villas e Ibérica, en la provincia de Zaragoza; y los 39ºC en el sur de Huesca y el Bajo Aragón.

Protección Civil ha alertado a todos los alcaldes de la Ribera del Ebro para que se extremen las precauciones por el aumento de las temperaturas y ha hecho llegar a los municipios consejos básicos de autoprotección.

Sigue el calor

Este miércoles en Aragón se esperan temperaturas significativamente altas, tanto de las máximas como de las mínimas, y viento de sur y sureste flojo en general, aumentando a moderado en la depresión del Ebro por la tarde.

Predominarán los cielos despejados por la mañana, con nubosidad de evolución por la tarde en zonas de montaña, que podría dar lugar a algún chubasco o tormenta aislado y ocasional, preferentemente en la divisoria del Pirineo.

Por capitales de provincia las temperaturas oscilaran entre los 24 grados de mínima y 38 de máxima de Huesca, los 17 y 37 de Teruel y los 24 y 41 de Zaragoza.

En este enlace pueden seguirse los avisos meteorológicos relativos a la zona de Zaragoza, valle del Ebro y parte central de Aragón, así como los del resto de la Península.

Predicción para los próximos días

Día 25 (jueves): Cielo despejado o poco nuboso, con nubosidad de evolución diurna en zonas de montaña. Baja probabilidad de algún chubasco aislado y ocasional por la tarde en la divisoria del Pirineo. Temperaturas con pocos cambios. Viento de sur y sureste flojo en general, aumentando a moderado en la depresión del Ebro por la tarde.

Día 26 (viernes): Cielo nuboso, con probables chubascos en Pirineos y de forma dispersa en puntos de la Ibérica. Temperaturas en descenso. Viento del noroeste moderado en la provincia de Zaragoza y variable flojo en el resto.

Isla de calor

Por otro lado, el fenómeno “isla de calor” deja una diferencia de hasta seis grados entre el centro de Zaragoza y el extrarradio de la ciudad. El urbanismo está directamente relacionado con lo que marcan los termómetros y hay una serie de elementos que favorecen el aislamiento de las viviendas. Es una forma más de sobrellevar lo mejor posible una nueva ola de calor.

El auditor energético y miembro del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja (Coiiar), Óscar del Castillo, analiza la relación del urbanismo y la temperatura. “Las ciudades llegan a ser productoras de sus propias condiciones ambientales, incluidas las climáticas.

La isla de calor es una anomalía térmica que suele localizarse en el interior de las ciudades y que se manifiesta en el hecho de que las temperaturas sean superiores en los centros urbanos”, ha concretado Del Castillo.

Además, asegura que, en situaciones de vientos en calma y cielos despejados, la diferencia entre las temperaturas del interior de la ciudad y las de la periferia no urbanizada llegan a ser de hasta los doce grados.

Los barrios más calurosos

“Los espacios más cálidos se encuentran en el sector central y oriental del entramado urbano zaragozano”, detalla Del Castillo.

En este se encuentra el entorno del Coso-plaza de España, con prolongaciones hacia la avenida de Madrid, Gran Vía, avenida de Goya y zonas próximas a la intersección entre el camino de las Torres y la avenida de Miguel Servet.

“Conforme nos alejamos de este núcleo cálido, el ambiente es progresivamente más fresco, como se comprueba en la prolongación de la avenida Gómez Laguna, Montecanal, Montes de Torrero, Miralbueno, Oliver, Valdefierro, Juslibol y Parque Goya”, añade.

Lo mismo ocurre en los parques y jardines urbanos, en particular los de José Antonio Labordeta y el Tío Jorge. “Aún mayor es el descenso en las zonas rurales limítrofes, con diferencias térmicas absolutas respecto al centro de entre tres y cuatro grados, que en días concretos llegan hasta los seis grados”, especifica.

Activado el Plan de Protección Civil por calor hasta el sábado

El Ayuntamiento de Zaragoza ha activado este jueves el Plan Municipal del Protección Civil por olas de calor, que permanecerá en vigor hasta este sábado ante la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) de que podrán superarse los 41 grados.

El consistorio desactivó el pasado lunes este plan, que permaneció cinco días activo por las altas temperaturas registradas la semana anterior.

La puesta en marcha del mismo conlleva la coordinación de diferentes servicios municipales que pueden desarrollar actuaciones que ayuden a mitigar el efecto del calor sobre la ciudadanía o actuar en las situaciones en que sea necesario.

Intervienen así Bomberos y Protección Civil, Policía Local, Prevención y Salud, Movilidad Urbana, Instalaciones Deportivas, Parques y Jardines, Servicios Públicos, Infraestructuras, el Instituto Municipal de Salud Pública, Arquitectura, Acción Social y Familia, Medio Ambiente o Comunicación, han informado fuentes municipales en un comunicado.

El Cuerpo de Bomberos ha activado a los Voluntarios de Protección Civil para atender a personas vulnerables que puedan precisar atención en la vía pública o en alguna instalación municipal y los Servicios Sociales Especializados pondrán a disposición de las personas que lo necesiten los espacios del Albergue Municipal que habitualmente se usan en las olas de frío para que sirvan de refugio durante las horas de más altas temperaturas.

Teleasistencia

Se flexibilizarán también los horarios de estancia en las zonas comunes del Albergue y en el caso de los Servicios Sociales Comunitarios se prestará especial atención a los más de 11.000 usuarios de servicio de Teleasistencia, con llamadas de información y de control, ya que en muchos casos se trata de mayores que viven solos.

El Servicio de Ayuda a Domicilio, que atiende a 5.000 personas, servirá como cauce para la difusión de consejos y de ayuda en caso necesario, algo que también se realizará a través de la treintena de Centros de Mayores de la ciudad.

El Ayuntamiento recuerda además que bañarse tanto en el Ebro como en el Gállego o el Huerva puede entrañar un grave riesgo de ahogamiento, además de ser una práctica no autorizada, y apunta que las piscinas públicas emitirán mensajes de precaución, tanto en lo relativo a la exposición al sol como en la hidratación.

Se van a supervisar especialmente los grifos de agua potable distribuidos por la ciudad, tanto en el ámbito urbano como en parques y jardines y durante el fin de semana, los actos programados en la vía pública y en instalaciones deportivas podrían verse afectados por las altas temperaturas.

Recomendaciones

Entre las recomendaciones para hacer frente a la ola de calor, el Ayuntamiento recuerda que toda la ciudadanía es susceptible de sufrir trastornos aunque deben estar especialmente protegidos los mayores de 65 años y los menores de 5, sobre todo los bebés, así como personas que lleven a cabo una actividad que requiere mucho esfuerzo físico o que presenten enfermedades previas, especialmente las que sufren del corazón o de alta presión sanguínea.

Recomiendan asimismo durante el día mantener las ventanas y persianas cerradas para proteger la vivienda del calor, beber agua sin tener sed, evitar las bebidas alcohólicas y las comidas calientes o pesadas, así como usar ropa ligera, de colores claros y preferentemente de algodón, sombrero o gorra para protegerse del sol y protección para los rayos solares.

Recuerdan además que no es recomendable realizar actividades que exijan esfuerzo físico importante cuando está haciendo mucho calor y que no se debe dejar a niños, ancianos o animales en coches con las ventanas cerradas.

Activada la fase de alerta del Plan Territorial de Protección Civil de Aragón por la ola de calor

La alerta roja por las altas temperaturas previstas a partir de mañana en zonas del Valle del Ebro, Cinco Villas y Sur de Huesca han obligado al Gobierno de Aragón a activar la fase de alerta del Plan Territorial de Protección Civil de Aragón (PLATEAR).

Esta medida se ha tomado a raíz del aviso de nivel rojo por temperaturas máximas emitido por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para este viernes 28 de junio, entre las 12.00 y las 20.00 horas, en las zonas del Valle del Ebro, Cinco Villas y Sur de Huesca, donde se podrán alcanzar temperaturas máximas de hasta 42 grados. (imagen superior)

El Ejecutivo aragonés ha explicado esta decisión en una nota de prensa y ha destacado que la activación del PLATEAR se identifica con la existencia de informaciones procedentes de servicios de previsión y alerta o de los servicios ordinarios de intervención que, por evolución desfavorable, pudieran ser generadoras de una emergencia en la que hay que aplicar medidas de protección civil.

Alertados los alcaldes

Además, la Aemet también ha previsto que este aviso nivel rojo se mantenga el sábado, entre las 11.00 y las 21.00 horas, en el Valle del Ebro y el Sur de Huesca, donde también se esperan temperaturas de hasta 42 grados.

Protección Civil ha alertado a todos los alcaldes de estas zonas para que se extremen las precauciones por el aumento de las temperaturas y ha hecho llegar a los municipios algunos de los consejos básicos de autoprotección, como, entre otros, protegerse en lugares refrigerados o con sombra en las horas centrales del día, evitar el ejercicio físico en esos tramos horarios, el uso de ropa ligera y beber mucha agua sin esperar a tener sed.

Ayuntamiento adquiere cinco nuevos vehículos para Bomberos

El Ayuntamiento de Zaragoza ha adquirido cinco nuevos vehículos para el Cuerpo de Bomberos de la capital aragonesa con el objetivo de mejorar la calidad del servicio.

El consejero de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, ha presentado este miércoles 26 de diciembre estos vehículos junto al jefe de Bomberos y Protección Civil, Mariano Fontecha (imagen superior de zaragoza.es).

Se trata de un vehículo autobomba de extinción de incendios y cuatro furgones mixtos con capacidad de hasta nueve plazas, que se destinarán en los diferentes parques de bomberos municipales, según informa el Ayuntamiento en nota de prensa.

Seguridad

El Ayuntamiento de Zaragoza ha invertido un total de 389.309 euros en estos cinco vehículos, con el objetivo de dotar al servicio de más y mejores herramientas para garantizar la seguridad de los zaragozanos y de los agentes del Cuerpo.

Por ello, los furgones realizarán salidas a servicios varios como achiques, apuntalamientos, actividades preventivas o relevos de personal.

Esta actuación se suma a otras inversiones llevadas a cabo en el marco del Plan de Renovación de Vehículos 2017-2019 y Cubero ha recordado que en el Presupuesto de 2019 se incluye la adquisición de otros 4 nuevos vehículos por un importe total de 1,5 millones de euros.

Desactivado el Plan de Protección Civil por la crecida del Ebro

El Ayuntamiento de Zaragoza ha desactivado hoy el Plan Municipal de Protección Civil puesto en marcha el día 11 con motivo de la crecida del Ebro al disminuir el grado de riesgo y rebajarse el caudal del río a su paso por la ciudad, en torno a 1.400 metros cúbicos por segundo esta mañana.

El director del Plan y Consejero de Servicios Públicos del ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, ha valorado la eficacia del operativo municipal y ha manifestado al personal de los servicios municipales implicados su agradecimiento por el trabajo desarrollado con motivo de esta situación de alarma.

Además, según han informado fuentes municipales, ha incidido en la tarea de gestión posriada que todavía hay que realizar para reponer en su funcionamiento todos los servicios, infraestructuras y equipamientos que han sufrido los efectos de la crecida.

En términos generales, la situación en Zaragoza está mejorando progresivamente a medida que desciende le caudal del río y la mayoría de servicios e infraestructuras han vuelto funcionar con normalidad, destacan las mismas fuentes.

Sin incidencias reseñables

Tanto la Policía Local como los Bomberos (foto superior) han informado de que en las últimas horas no se han producido incidencias especialmente reseñables, salvo algunos achiques de agua en algunos garajes y huecos de ascensores en zonas próximas al río, especialmente en La Almozara.

También se han normalizado los accesos a Monzalbarba y Alfocea, por lo que han finalizado los convoyes de paso a través del Campo de Maniobras de San Gregorio.

La principal tarea se centra ahora en inspeccionar los puntos que han sufrido los peores efectos de la riada, para valorar sus consecuencias.

Los puntos en los que los accesos aún siguen teniendo problemas hasta que desciendan más los niveles del Ebro y del freático son Torre Urzáiz, en Movera, algunos caminos del entorno del Parque Deportivo Ebro, la urbanización Doña Sancha (en La Almozara), y la residencia de ancianos de Monzalbarba.

Sin embargo, esta misma mañana ya se han abierto los accesos a las urbanizaciones de la carretera de Alfocea y del Camino del Mojón, en este mismo barrio rural.

Abre el Parque del Agua

En el Parque del Agua Luis Buñuel se encuentra abierta al público la zona Norte y en la zona Sur, más perjudicada por la subida del nivel freático, se trabaja vaciando las balsas y las zonas afectadas con la previsión de que puedan abrirse mañana, a excepción del aparcamiento de tierra, que presenta una capa de barro y habrá que esperar unos días para poder retirarla.

Los concesionarios de los diferentes negocios y actividades del Parque ya están trabajando para poner en marcha sus respectivos espacios, y el Circo Alegría ha vuelto a instalar sus carpas junto a la Torre del Agua, donde llevará a cabo sus representaciones.

Por su parte, el espectáculo de cabaret The Hole ha decidido mantenerse en el recinto ferial de Valdespartera, donde llevarán a cabo sus representaciones hasta que finalice su estancia en Zaragoza.

El Parque del Tío Jorge sigue cerrado al público, ya que el nivel freático sigue siendo alto y afecta a las raíces de los árboles. De hecho, esta noche ha caído otro pino y cabe la posibilidad de que haya más ejemplares afectados que puedan caer en los próximos días.

Ante esta situación, el Servicio de Parques y Jardines está trabajando sobre el terreno para devolver el parque a su uso normal en cuanto las circunstancias lo permitan.

Por otra parte, el Centro de Interpretación del Galacho de Juslibol recuperará su actividad en los próximos días, una vez que se repongan los elementos expositivos que se retiraron por la crecida y se limpien y habiliten las instalaciones.

Depuradoras funcionando

Las depuradoras de aguas residuales de La Cartuja y La Almozara están volviendo a ponerse en marcha, una vez que el caudal del Ebro está volviendo a sus niveles habituales, con la previsión de que hoy mismo recuperen su funcionamiento, mientras que los bombeos desde Malpica y el Vado del Ebro están todavía parados, pero el de Mercazaragoza ya se ha puesto en marcha.

El Servicio de Instalaciones Deportivas ha tenido durante todos estos días un pabellón municipal liberado y preparado para realojar a personas afectadas por la riada que no ha sido necesario utilizar, y ahora centra su trabajo en recuperar el uso en el Centro Deportivo Municipal y las piscinas de Monzalbarba, que ha sido el equipamiento más afectado.

En cuanto a los museos municipales, el del Puerto Fluvial ha seguido abierto al público funcionando sin incidencias, ya que está preparado para este tipo de eventualidades, y el Museo del Foro de Caesaraugusta está previsto que vuelva a abrirse al público el próximo sábado, una vez que se repongan a su emplazamiento los elementos expositivos y se repase el estado de todas las instalaciones de este equipamiento.

Refuerzo de motas y restricciones en el Parque del Agua por una crecida prevista de más de 6 metros

El Ayuntamiento de Zaragoza ha activado el Plan Municipal de Protección Civil este jueves ante el incremento del caudal del Ebro que se está produciendo a su paso por la ciudad, como consecuencia de las últimas lluvias. Se prevé que el río suba por encima de los seis metros de altura.

Además, se ha reunido el Comité Asesor Plan Municipal de Protección Civil de Zaragoza para analizar la situación y adoptar las primeras medidas encaminadas a paliar las posibles afecciones que se puedan producir.

La reunión ha estado presidida por el consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, que es el director del Plan, y a ella han asistido representantes de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), que ostenta la dirección técnica, y de los diferentes servicios municipales relacionados con esta situación (Policía Local, Bomberos, Protección Civil, Servicios Públicos, Infraestructuras, Servicios Sociales, entre otros).

En esta sesión se ha analizado la situación actual, el estado de las previsiones para los próximos días, y se han adoptado las primeras medidas, ha enumerado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

En primer lugar, se ha estimado que la crecida se prevé que pudiera tener características y posibles afecciones parecidas a las del año 2015. Entonces se alcanzó un caudal de 2.610 metros cúbicos por segundo, y una altura del río de 6,10 metros a su paso por la ciudad (en la foto superior de Fabián Simón, el Ebro a su paso este jueves por el puente de Santiago).

Dado que la punta de la avenida está previsto que llegue a Zaragoza este fin de semana, se ha decidido, entre otras medidas, reforzar la mota de Movera, de manera preventiva, prever las posibles afecciones en los accesos a Alfocea y Monzalbarba, así como a las zonas que ya han sido desalojadas, que cuentan con control de Policía Local y Bomberos, así como a las riberas con carácter general.

Afecciones en el Parque del Agua

El Parque del Agua es una de las zonas de la ciudad donde de prevé que se puedan producir afecciones significativas, dado que está diseñado como zona inundable. En este sentido, ya se está trabajando para proteger instalaciones y evitar daños.

Concretamente, se ha suspendido una acampada de grupos Scouts que estaba prevista en el Parque, y que se ha trasladado al recinto del Camping Municipal. También puede haber afecciones o dificultades en los actos previstos en el Pabellón de Bodas, y se va a cerrar el acceso al parking de la zona de Playas de Ranillas.

Tanto el personal municipal del Parque del Agua como las empresas concesionarias trabajan en proteger aquellos elementos que pudieran deteriorarse con motivo de la crecida.

Zona de la ribera a la altura de La Almozara ya inundada este jueves. Foto: @visit_zaragoza

Peligro en las orillas

Además, se advierte a la ciudadanía del peligro que conlleva acercarse a las orillas del río, tanto en el Parque del Agua como en resto del cauce, por la fuerza de arrastre del agua y por el propio estado de las orillas, también afectadas por las lluvias de los últimos días.

En consecuencia, se ruega respetar escrupulosamente las señalizaciones prohibiendo el acceso, instaladas tanto por la Policía Local como por los demás servicios municipales, así como las indicaciones de agentes y personal de Policía, Bomberos y Protección Civil.

Asimismo, se va a reforzar la mota de Juslibol, junto Parque Agua, así como el acceso al camino del Galacho de Juslibol, para evitar posibles afecciones al Parking Norte de la Expo.

Medidas de prevención

Ante posibles emergencias originadas por lluvias intensas, conviene adoptar una serie de medidas previas que ayuden a evitar o, al menos, mitigar los efectos de las mismas. Como primera precaución, se recomienda disponer de linterna, radio, agua potable envasada, alimentos no refrigerados y precocinados y un botiquín de primeros auxilios.

Entre las medidas que debe adoptar en la vivienda, conviene tener en cuenta, sobre todo si se vive en áreas de riesgo de inundación, la precaución de retirar del exterior de la vivienda aquellos objetos que puedan ser arrastrados por el agua.

Hay que revisar, cada cierto tiempo, el estado del tejado, el de las bajadas de agua de edificios y de los desagües próximos; colocar los documentos importantes y, sobre todo, los productos peligrosos, en aquellos lugares de la casa en los que el riesgo de que se deterioren por la humedad o se derramen, sea menor.

No estacionar vehículos ni acampar en cauces secos, ni a la orilla de ríos, para evitar ser sorprendido por una súbita crecida de agua o por una riada.

Autoprotección

Entre las medidas de autoprotección a adoptar en caso de emergencia por lluvias intensas es importante mantenerse permanentemente informado de las predicciones meteorológicas y el estado de la situación.

Si llegara a inundarse la vivienda, es fundamental abandonar cuanto antes los sótanos y plantas bajas y desconectar la energía eléctrica utilizando, preferentemente, linternas para el alumbrado.

Si tiene que viajar hay que procurar circular, preferentemente, por carreteras principales y autopistas; en caso de estar en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando, a su vez, atravesar vados inundados.

Por el contrario, debe dirigirse a los puntos más altos de la zona; mantenerse permanentemente informado de las predicciones meteorológicas y el estado de la situación.

Desalojadas dos urbanizaciones por la gran crecida del río Gállego

Los Bomberos de Zaragoza han evacuado dos urbanizaciones de viviendas próximas a los cauces del Ebro y del Gállego por el riesgo de inundación ante el elevado volumen de agua que portan ambos ríos a su paso por el término municipal de la capital aragonesa.

En concreto, se ha evacuado a cerca de 40 personas de la urbanización denominada “Torre Urzaiz”, en el barrio rural de Movera, dada su cercanía al cauce del Ebro pasada la desembocadura del río Gállego (en la foto superior de Aragón TV, momentos antes del desalojo de una de las colonias).

Asimismo, en el barrio rural de Peñaflor se ha desalojado la urbanización “El Soto”, de Pastriz, por la proximidad al cauce del río Gallego que baja muy crecido por los aportes recibidos del Pirineo.

En el casco urbano, el Cuerpo de Bomberos de Zaragoza ha realizado más de 30 servicios, de los que 25 han sido originados por filtraciones de la lluvia en tejados, terrazas y desagües atascados, entre otras incidencias.

Asimismo, se les ha requerido ante la caída de varios árboles en emplazamientos públicos como un ejemplar que se ha vencido sobre una casa en la plaza Escultor Bayod, en el barrio del Actur; otro ha caído en el tejado de una vivienda social.

El tercero que han tenido que atender ha sido en el parque Miraflores donde se ha tenido que cortar un árbol que ha caído sobre otro y corría riesgo de derribarlo; entre los últimos servicios, han tenido que acudir a la calle cuarta Avenida y en el camino Cabaldós.

Plan de Protección Civil

El Ayuntamiento de Zaragoza ha activado, a través del Área de Servicios Públicos y Personal, el Plan Municipal de Protección Civil ante la previsión del aumento de caudal del río Gállego y se ha organizado el desalojo de las urbanizaciones Torre Urzaiz, en Movera, y del Soto de Pastriz.

Como está regulado para estos casos, se ha puesto en aviso al Comité Asesor que, coordinado por el consejero municipal de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha puesto en marcha el Plan de Emergencias de Protección Civil, cuyo objetivo es minimizar los riesgos y molestias que pueda provocar la riada.

Bomberos, Policía Local, el Área de Infraestructuras, el personal de Limpieza Pública y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil están alerta ante la evolución de los acontecimientos.

Precaución

Por ello, se recomienda actuar con precaución en las proximidades de los ríos, abstenerse de acercarse demasiado a las riberas, no aparcar vehículos cerca de los cauces o en zonas que sean susceptibles de inundación pro crecida y evitar atravesar vados inundados.

Asimismo se insta a respetar las indicaciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad y de Protección Civil, no sobrepasando en ningún caso las zonas que hayan sido acotadas.

En principio ha sido activado el primer nivel del Plan, es decir, nivel de alerta, en una tarde en la que se han realizado numerosos servicios de bomberos, muchos de ellos relacionados con el colapso de canaletas en tejados, así como inundaciones en garajes y árboles caídos.

Abierto el plazo para voluntariado de Protección Civil

El Ayuntamiento de Zaragoza ha abierto nueva convocatoria para acceder a la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil y el plazo finaliza el 31 de marzo de este año.

La inscripción se completa facilitando el nombre, apellidos, dirección, correo electrónico y teléfono, llamando a los teléfonos 976721669 y 976721631, por correo ordinario o por correo electrónico en la dirección voluntarios-pc@zaragoza.es.

Posteriormente, tras la inscripción, se obtendrá la condición de voluntario es necesario realizar un curso básico impartido por el Servicio contra incendios de salvamento y protección civil.

El curso aborda la protección civil, la protección contra incendios, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; una prueba física de atletismo de 100 metros en 25 segundos y 1.000 metros en 6,30 minutos. Se calificarán como apto o no apto.

Al finalizar el curso se realizará un examen tipo test de 50 preguntas, con 4 respuestas, en el que los fallos no serán penalizados.

Todas las personas admitidas, deberán asistir posteriormente a un curso de Primeros Auxilios y Conocimientos generales de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

Activado el Plan Municipal de Protección Civil ante riesgo de fuertes vientos este martes

El Ayuntamiento de Zaragoza ha activado el Plan Municipal de Protección Civil ante el riesgo de fuertes rachas de viento anunciadas por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que prevé que alcancen este martes 20 de marzo los 90 kilómetros por hora en la ribera del Ebro y por lo que se ha establecido la alerta naranja (mapa superior de predicciones para este martes).

Fuentes municipales han señalado que la puesta en marcha de este Plan pretende minimizar los riesgos y molestias que estas posibles ráfagas de viento puedan provocar, por lo que estarán atentos a su evolución los bomberos, Policía Local, las Brigadas de Parques y Jardines, las contratas de mantenimiento de mobiliario urbano, el personal de Limpieza Pública y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil.

Mientras la ciudad permanezca en alerta naranja por viento estará restringido por la Policía Local el acceso a los parques y las zonas arboladas con ejemplares de gran porte, dado que son los lugares más propensos para la caída de árboles o desprendimiento de ramas.

Recomendaciones

No obstante, y con carácter general, se recomienda a la ciudadanía que se abstenga de circular por los parques, zonas arboladas y otros espacios similares y recuerda el Ayuntamiento que los principales puntos de atención en la vía pública son los árboles, tapias de cerramiento, farolas y otros objetos de mobiliario urbano y carteles publicitarios.

También se estará especialmente vigilante a posibles caídas de tejas y planchas de cubrimiento, antenas, persianas, macetas, andamios y lonas.

Con carácter general, el Plan Municipal de Protección Civil incluye una serie de medidas de autoprotección en las viviendas, como el cierre de puertas, ventanas, balcones y toldos, la retirada de macetas y jaulas o la necesidad de disponer de un sistema de iluminación alternativo ante posibles cortes de energía eléctrica.