reapertura

Aragón reivindica la reapertura del Canfranc como motor de desarrollo económico y social

El Gobierno de Aragón y diversas asociaciones como Crefco y Creloc han participado un año más en los actos para reivindicar la reapertura de la línea internacional del Canfranc. De esta forma, han recordado frente a la Estación la importancia que tiene esta infraestructura para el desarrollo económico y social de la Comunidad.

El acto, que se ha celebrado frente a la entrada de la Estación Internacional de Canfranc, ha servido para recordar la importancia de esta infraestructura para el desarrollo económico y social de Aragón, informa el Ejecutivo aragonés en una nota de prensa.

Entre las reivindicaciones concretas de este año se ha hecho hincapié en la necesidad de recuperar los 33 kilómetros del tramo entre Bedous (Francia) y el túnel internacional, y en la necesidad de que las características técnicas de la línea permitan que se genere un eje de transporte entre Pau (Francia) y Zaragoza competitivo.

Soro ha destacado que “se ha avanzado más en esta legislatura que en los 40 años anteriores” y ha puesto en valor “la reivindicación de la sociedad civil para impulsar las acciones por la reapertura y para mantener viva la llama de Canfranc”.

También se ha mostrado optimista con la previsión de que en 2024 los trenes puedan atravesar el Pirineo y conectar Aragón con Aquitania. Para ello ha señalado que es necesario seguir con el impulso y el trabajo conjunto entre las administraciones.

Respaldo europeo

Además se ha referido a los proyectos presentados a las convocatorias europeas dentro del Mecanismo Conectar Europa y que están permitiendo elaborar los estudios para la reapertura y la búsqueda de financiación para las futuras obras en la línea internacional.

A finales de este año se conocerá si se recibe financiación de la convocatoria MEC 2019 en la que se solicitan fondos por valor de 3,7 millones de euros, de una inversión total de 8,9 millones, para financiar obras en la explanada de los Arañones y los estudios sobre la situación, explotación y estudios medioambientales del túnel internacional, a la vez que ha recordado la importancia de la “complicidad de Europa a la hora de financiar las obras para la reapertura”.

Soro ha insistido también el estado de las obras de la explanada de los Arañones, en la que el impulso del Gobierno de Aragón ha permitido que se estén recuperando los edificios y creando infraestructuras como la nueva playa de vías para el transporte de mercancías y viajeros.

Tanto la playa de vías como la nueva estación de viajeros estarán terminadas en diciembre de 2019, aunque mucho más cercana está la fecha de inauguración del centro de acogida de peregrinos del Camino de Santiago que se ubica en la antigua “cochera francesa” de la explanada, ya que la previsión es que pueda estar en uso este próximo mes de agosto.

El Museo Provincial reabre salas del Renacimiento con 40 obras, 14 de ellas inéditas, y nuevos colores

Cuarenta obras del Renacimiento, catorce de las cuales nunca se habían mostrado en la exposición permanente, han regresado al Museo de Zaragoza, que tuvo que cerrar el espacio que dedicaba a este periodo artístico por las obras del aparcamiento de la calle Segismundo Moret, que arrancaron en marzo de 2016.

El Renacimiento, “un periodo de esplendor en Aragón”, ocupa desde este miércoles dos salas del Museo de Zaragoza, en las que se puede ver pinturas, esculturas, mobiliarios e incluso cerámicas muelenses de esta etapa artística, según ha explicado el director del centro, Isidro Aguilera, durante la reapertura del espacio.

Damián Forment, Gil Morlanes o Juan de Juanes son algunos de los autores de las obras que se pueden contemplar en estas salas, en las que también se recogen piezas anónimas porque, como ha señalado Aguilera, la estética de un momento artístico determinado no está representada solo en las “grandes obras”, sino también en “los niveles más modestos”.

Entre las piezas expuestas, el director del museo ha destacado el sitial del abad del Monasterio de Rueda, una obra de carpintería y escultura de madera “fabulosa” que data de finales del siglo XVI y que formaba parte de la sillería del coro del monasterio.

Otra de las singularidades es el “Doble retrato de matrimonio”, de la boloñesa Lavinia Fontana, un cuadro de pequeño formato pintado por las dos caras, apareciendo en un lado la propia autora y en el otro su marido.

Falta de espacio

La reapertura, que ha costado en torno a 9.000 euros, ha supuesto un gran esfuerzo de diseño, ha admitido Aguilera, porque el museo “se queda pequeño” para mostrar toda su colección.

La calidad y excelencia de la obra, su representatividad dentro del Renacimiento y la variedad de la muestra han sido los criterios seguidos por los técnicos para escoger las obras a exponer.

El director del Museo de Zaragoza ha adelantado que el próximo mes pretenden reabrir la sala dedicada al Gótico y, próximamente, la galería y otros espacios que también cerraron por las obras.

Por su parte, el director general de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón, Nacho Escuín, ha remarcado el papel del museo como “espacio significativo” del arte en la comunidad y ha recordado que la visita al centro es gratuita.

Abre la iglesia de La Magdalena tras 17 años cerrada por rehabilitación que ha costado 4,4 millones

Después de 17 años cerrada al público por obras, la iglesia parroquial de la Magdalena reabrirá sus puertas este domingo a las 12.00 horas en una ceremonia especial que presidirá el Arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez Zamora.

La consagración del altar marcará la reapertura del templo, tras una intensa restauración en la que se han invertido 4,4 millones en actuaciones que se han prolongado casi dos décadas, tanto en el exterior como en el interior del edificio, que estaba gravemente afectado por las humedades.

Un largo proceso que ha contado con la financiación del Arzobispado, que ha asumido casi un 45 % de los 4,4 millones, del Gobierno de Aragón (30,3 %), del Ministerio de Fomento (16,8 %) y de la Obra Social de la antigua CAI (8,2 %).

La Magdalena ha permanecido cerrada desde los comienzos de su restauración en el año 2002 y, tras las dos fases de trabajos en el exterior, ha enfrentado su última etapa de saneamiento en el interior.

Dos grandes retos en la restauración

Tal y como ha explicado el arquitecto Fernando Aguerri, en la restauración se asumieron dos grandes retos: un problema de cubiertas y de estructura aéreas y otro de humedades en el subsuelo y las partes bajas.

Y es que, con más de 2.000 años de historia enterrada, los restauradores han encontrado el alminar de la antigua mezquita que allí se ubicaba, hallazgos de época romana, así como la necrópolis cristiana que se estableció dentro del templo, bajo el cual descansan restos óseos de casi 400 cuerpos.

“En los siglos XVII y XVIII se da el uso en la península de las iglesias como cementerios masivos”, ha explicado el arqueólogo Salvador Melguizo, quien ha podido estudiar junto a su equipo algunos de los rituales funerarios más habituales de la época.

En un encuentro en el propio templo este miércoles con los medios de comunicación, el vicario general de la Archidiócesis de Zaragoza, Manuel Almor, ha celebrado la reapertura de este “referente espiritual” y sede durante más de ocho siglos de la conocida como parroquia del ‘Gallo’.

“La Magdalena ha sido como un centro espiritual y un referente para mucha gente”, ha subrayado el vicario general, quien ha explicado que volverán a celebrarse de modo habitual los sacramentos del bautismo, la confirmación y el matrimonio.

Almor ha expresado su alegría y satisfacción porque la iglesia vuelva a ser después de tantos años la sede de sus parroquianos, “ansiosos” por volver a este lugar de referencia.

Visitas

A partir del domingo se retomará la actividad de esta iglesia parroquial de estilo mudéjar ubicada en el barrio zaragozano de La Magdalena, de la mano del párroco Juan Espallargas y con dos eucaristías diarias y hasta cuatro celebraciones los domingos y los festivos.

“Volvemos a una casa arreglada, limpia, bella y abierta”, ha celebrado el párroco, a cargo de esta comunidad desde 1977.

Los interesados en visitar el templo y su también restaurada torre mudéjar tendrán que esperar hasta después de la Semana Santa, a través de las visitas organizadas por el Alma Mater Museum del Arzobispado.

Antes, durante el mes de marzo, se pondrá en marcha un ciclo de conferencias a cargo del equipo de arquitectos y arqueólogos que ha hecho posible la restauración.

La reforma del Mercado Central avanza para reabrir en torno a las Fiestas del Pilar

Los trabajos de reforma del edificio modernista del Mercado Central avanzan a buen ritmo y se espera reabrir la lonja en torno a las Fiestas del Pilar de este año 2019, ya que las obras llevan ya más del 30 por ciento ejecutado. En estos momentos está colocada la mitad de la cubierta del edificio y esta semana comenzarán a instalarse las placas transparentes a modo de paredes exteriores. Las columnas y arbotantes metálicos lucen el color gris original del recinto, que estaba más deteriorado de lo previsto, lo que ha implicado actuaciones extraordinarias por valor de 800.000 euros.

El recinto del Mercado Central alberga ya en su interior la estructura metálica que delimitará los puestos de detallistas, dos de los cuales ya lucen con revestimientos, a modo de espacios pilotos para que pueda apreciarse su futuro diseño, y está ya prácticamente ultimada la infraestructura para cámaras frigoríficas y aparatos de calefacción y climatización que se situarán en los sótanos.

El alcalde, Pedro Santisteve, y el concejal de Urbanismo y Mercados, Pablo Muñoz, junto con el arquitecto jefe municipal y director de la obra, José Antonio Aranaz, han girado una visita a la obra este lunes 4 de marzo.

Exterior del Mercado, con la mitad de la cubierta ya instalada. Foto: zaragoza.es

Apuesta municipal

Santisteve ha calificado de “emocionante” poder conocer las distintas fases de rehabilitación de este edificio, “patrimonio histórico” de la ciudad, en el que se están cumpliendo los plazos previstos y cuyo resultado será “espectacular” con la luz que entrará por las cristaleras laterales.

El primer edil ha recordado la apuesta del Ayuntamiento por recuperar esta infraestructura fundamental para el comercio de la ciudad, por impulsar el trabajo de  los detallistas y por la comercialización de los productos frescos de cercanía, que propician una alimentación saludable.

También ha indicado que el Gobierno de Zaragoza ya ha aprobado la tercera fase de licitación para cubrir los 19 puestos que quedan vacantes en el Mercado, para los que existe “mucho interés” por cubrirlos, por lo que confía en que el mercado remodelado se inaugure con todos sus puestos completos.

El arquitecto director del proyecto, José Antonio Aranaz, ha explicado que si el viento lo permite acabarán esta semana de colocar la cubierta, “salvo los remates de desagües y canalones”.

La nueva cubierta consta de tras placas. La exterior es de aluminio y tiene color zinc; la intermedia es de polietileno aislante; la interior, que se la que se percibe desde dentro del mercado, es de madera, lo que le da un carácter más acogedor.

Aranaz ha explicado que llevan muy avanzados los trabajos en los sótanos del edificio, donde se ubicarán las principales infraestructuras del mismo.

El arquitecto Aranaz (izda) da explicaciones sobre la obra al alcalde. Foto: zaragoza.es

Fachada acristalada

Pronto comenzarán también la construcción de la fachada de muro cortina acristalada, cuya instalación podría iniciarse la semana que viene con la colocación de los perfiles que soportarán los vidrios.

El arquitecto ha asegurado que la obra “lleva muy buen ritmo” y es ahora cuando se empieza a ver su hermoso diseño porque el edificio “estaba bastante peor” de lo que pensaban.

De hecho, Aranaz ha señalado que ha habido un imprevisto con los forjados, que han tenido que reformarse, lo que ha implicado un modificado en el proyecto de 800.000 euros que el equipo de Gobierno ya ha autorizado.

Ha apuntado que ya en la licitación del proyecto se preveía que pudiera haber modificaciones porque “había cosas que no se podían ver por la propia actividad del mercado”. No obstante, ha remarcado que en la adjudicación se produjo una baja del presupuesto inicial del 23,2 por ciento por lo que pese a los trabajos extraordinarios “vamos por debajo de lo previsto”, ha añadido. El proyecto se adjudicó por 8.183.810 euros IVA incluido.

Recreación de los puestos del Mercado tras la remodelación. Imagen: zaragoza.es

Atractivo

El arquitecto ha destacado que “vamos a liberar al mercado de todo lo que lo ocultaba y lo podremos disfrutar tanto por fuera como por dentro”, y ha añadido que gracias a las cristaleras se podrá ver el interior desde el exterior, por lo que será “más atractivo comercialmente”.

Respecto a la pintura gris que ya lucen los elementos metálicos que constituyen el grueso de la estructura del mercado, Aranaz ha confirmado que se trata del tono original del recinto, un edificio modernista de 1903, catalogado como monumento histórico nacional desde 1978 y Bien de Interés Cultural desde 1982.

El arquitecto ha precisado que se ha utilizado un tipo de pintura muy resistente, cuyo mantenimiento es “relativamente sencillo” ya que es lavable y que esperan que perdure al menos 30 años sin necesidad de repintado.

Ha agregado que el edificio recibirá el color de las policromías de que tengan los tarjetones de cerámica que se sitúan en la parte superior del edificio, que se han limpiado y se están restaurando. Además, los propios puestos de detallistas y de restauración (cuatro en la parte central del mercado) lucirán diversos colores.

Don Jaime se abre al tráfico, aunque todavía sin autobuses

Las obras de mejora de accesibilidad de la céntrica calle Don Jaime de Zaragoza ya han concluido por lo que ya se va a abrir este viernes 7 de diciembre al tráfico rodado, aunque las líneas de autobús que transitan por ella no lo harán hasta el próximo martes 11 de diciembre.

Según informa el Consistorio zaragozano en una nota de prensa, tras realizarse el último pintado de paso de cebra, esta céntrica arteria reabre su paso a la circulación, con una rebaja de la velocidad máxima, pasando de 30 a 20 km por hora.

Los vehículos que podrán circular ahora serán los mismos que lo hacían antes de la obra, es decir, en el tramo desde Echegaray y Caballero hasta calle Mayor podrán transitar taxis, bicis, carga y descarga y, a partir del martes 11, también autobuses urbanos.

Últimos retoques

Tal y como se indicó en el debate del estado de la ciudad, se continuarán realizando obras en el marco del Plan de Cota Cero para el Casco Histórico de Zaragoza, con el objetivo de mejorar la accesibilidad y facilitar la movilidad universal.

El servicio de autobús urbano (líneas 28, 29, 35 y 39) y de bus turístico reanudarán su tránsito por la calle Don Jaime desde los primeros servicios de la mañana del martes 11 de diciembre.

Hasta entonces, se está procediendo al soldado de barandillas de protección de las plataformas de acceso al bus de las paradas de La Lonja y plaza Ariño. Estas plataformas de caucho son imprescindibles para facilitar el acceso al bus a través de las rampas para personas con movilidad reducida, carritos de la compra, bebés, etc., concluye la citada nota.

Culminación

La finalización de esta segunda fase de obras de remodelación de Don Jaime todavía no culmina la semi peatonalización de la vía.

Tras las peticiones vecinales formuladas por asociaciones de barrio de la Margen Izquierda, el Ayuntamiento accedió a colocar una pasarela, un tramo de similar textura al realizado en el conjunto de la calle Don Jaime, entre plaza del Pilar y puente de Piedra, atravesando el paseo Echegaray.

Los vecinos argumentaron que de esta forma se corregía el profundo badén existente ahora entre puente de Piedra y Echegaray, que dificulta el paso de los vehículos pesados, se daba continuidad a la calle Don Jaime con su nueva fisonomía hasta el puente de Piedra, al tiempo que la pasarela elevada sobre la calzada de Echegaray ejercía como freno del tráfico en esta concurrida vía.

Las obras de ejecución de este tramo se prevé que comiencen en febrero del próximo año y está previsto que interrumpan el tráfico por Echegaray durante varias semanas, aunque sea de forma parcial.

La lucha por la reapertura del Canfranc “no bajará la guardia”

Bajo el lema “El Canfranc: la lucha de un pueblo”, aragoneses y franceses se han reunido para pedir la reapertura y modernización de la línea originaria Zaragoza-Canfranc-Pau. Durante el acto, las coordinadoras franco-españolas por la reapertura han asegurado que la lucha colectiva no cesará hasta que el proyecto sea una realidad.

La Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) ha celebrado sus 25 años con una concentración este domingo, 15 de julio, en el municipio oscense, donde han mostrado un “optimismo moderado” ante el proyecto de reapertura de la línea internacional Zaragoza-Canfranc-Pau.

Así lo ha explicado el portavoz de Crefco, Javier Garrido, en declaraciones a Europa Press, quien se ha mostrado satisfecho de los trabajos e informes que se están desarrollando sobre la línea y ha deseado que “no se paren” para que pueda ser “una realidad”.

Bajo el lema “El Canfranc, la lucha de un pueblo”, centenares de personas se han dado cita este domingo, entre ellas, el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro.

El objetivo de esta movilización ha sido doble ya que, por un lado, ha servido para celebrar los 25 años de Crefco, con un homenaje a todas aquellas entidades y organizaciones que promovieron movilizaciones antes del nacimiento de la Coordinadora.

Aniversario

La concentración también ha supuesto un reconocimiento a todos aquellos que, a pesar del paso de años, “siguen insistiendo” en la reapertura de la línea internacional y acuden cada año a la convocatoria de Crefco, que engloba a sindicatos, grupos ecologistas, asociaciones vecinales y ciclistas, entre otras (en la imagen superior de Europa Press, un momento del acto a la entrada del túnel ferroviario de Canfranc).

“Los 25 años pueden parecer algo negativo porque no hemos sido capaces de conseguir la reapertura en todo este tiempo, pero hay que estar satisfechos porque ya se está trabajando”, ha considerado el portavoz de la Coordinadora.

Por otra parte, ha hecho referencia al inicio de las obras de actuación urbanística en la plataforma de la Estación de Canfranc que, aunque no están vinculadas directamente con la recuperación del tráfico internacional entre Zaragoza y Pau, se vería muy beneficiado por estos trabajos.

Tren con retraso

La jornada de este domingo, organizada por Crefco junto a su homóloga francesa Creloc, ha contado con un photocall desde las 10.30 horas, en la entrada a la estación, con el objetivo de que todos los visitantes se pudiesen hacer una foto con el fondo del edificio histórico, aún con vías ferroviarias, porque estas van a desaparecer dentro de unos meses fruto de las citadas obras.

En el aparcamiento, ubicado junto a la boca del túnel internacional, ha tenido lugar el acto central reivindicativo. Javier Garrido se ha mostrado “medio contento” con la convocatoria, ya que el tren procedente de Zaragoza ha llegado tarde y algunos asistentes no han podido presenciar la concentración desde el principio.

En este sentido, ha deseado que se hubiesen desplazado hasta Canfranc más personas, aunque ha agradecido a todos aquellos que han llegado desde Zaragoza, Madrid, Valencia, Zamora y otras zonas de toda España para reivindicar la apertura.

Impulso de la Comisión Europea

A las obras en la plataforma de la Estación de Canfranc, se han sumado otras actuaciones que beneficiarán la reapertura de esta línea, según han informado desde Crefco.

Por un lado, se produjo un impulso cuando la región francesa de Nueva Aquitania reabrió 25 kilómetros de vía férrea. Desde el verano de 2016, los trenes franceses llegan a Bedous, ubicado a 33 kilómetros de la estación internacional de Canfranc.

También se ha puesto en marcha el grupo cuatripartito del que forman parte, además de Aragón y Nueva Aquitania, los gobiernos centrales de España y Francia. Esta formación consiguió fondos de la Unión Europea para desarrollar estudios y proyectos sobre la reapertura, que suponen un coste de 15 millones de euros.

A todo ello, se une que la Comisión Europea haya preseleccionado la reapertura del ferrocarril entre los proyectos que podrían recibir fondos europeos entre 2020 y 2027. Pese a estas buenas noticias, desde Crefco han defendido la necesidad de un acuerdo formal entre España y Francia.

Interés económico

Crefco ha añadido a sus reivindicaciones la importancia económica de la reapertura del Canfranc puesto que las empresas aragonesas que importan y exportan productos por ferrocarril se ven obligadas a utilizar itinerarios mucho más largos, pasando por Port-Bou o Irún donde, además, hay que trasbordar las mercancías por las diferencias en el ancho de vía entre España y Francia.

Por esta causa, algunas empresas se han visto obligadas a utilizar la carretera en lugar del tren. Si se produjese la reapertura del Canfranc con ancho de vía estándar europeo hasta Zaragoza, desaparecerían muchos de los actuales inconvenientes de las empresas aragonesas para exportar e importar.

Se calcula que el coste de la reapertura de la línea Zaragoza-Canfranc-Pau sería de unos 500 millones de euros, distribuidos entre Francia y España, han estimado desde la Coordinadora. La línea resultante, a pesar de ser de vía única, tendría una capacidad de entre 1,5 y 3 millones de toneladas.

Respaldo institucional

Por su parte, el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, y el consejero de Vertebración del territorio, José Luis Soro, han lanzado mensajes de optimismo, ya que esta es una lucha “colectiva” que no cesará “hasta que la reapertura sea una realidad”.

En ese sentido, Soro ha resaltado que la Comisión Europea ha seleccionado el proyecto Canfranc como receptor del paquete de fondos 2020-2027.

Un contexto que desprende cierta esperanza, pero que ha de continuar remolcándose por el incesante empeño de los pueblos implicados a un lado y otro del Pirineo.

Y es que la reapertura se ha convertido en el objetivo de varias generaciones aragonesas y francesas por sus potenciales beneficios económicos, turísticos y medioambientales para ambos países.

El sueño de reabrir el Canfranc empieza a ser una realidad

La reapertura de la línea ferroviaria internacional de Canfranc y la rehabilitación y recuperación de su monumental estación ha comenzado este miércoles 27 de junio a convertirse en una realidad, con una fecha en su horizonte, el año 2021.

Así se ha puesto de manifiesto en el acto protocolario de colocación de la primera piedra del proyecto de rehabilitación de la estación, que ha contado con la presencian del presidente de Aragón, Javier Lambán.

Un acto multitudinario y también reivindicativo al que han asistido numerosos responsables políticos e institucionales y de organizaciones sociales de España y Francia, todos con el convencimiento de la próxima reapertura de la línea internacional (en la foto superior, dos vecinas de Canfranc participan en la colocación de la primera piedra).

La colocación de la primera piedra activa un proyecto valorado en 27 millones de euros que prevé la rehabilitación integral de la antigua estación, la urbanización de la explanada de los Arañones y la habilitación de playas de vías para pasajeros y para reforzar la estrategia logística de mercancías de Aragón.

Según ha explicado el presidente del Gobierno aragonés en el turno de intervenciones, la puesta en marcha de este proyecto significa que “ha llegado la hora de Aragón” desde el punto de vista del desarrollo económico y social.

Posteriormente, Lambán ha tomado parte en el enterramiento en el entorno de la estación de la denominada “cápsula del tiempo”, una urna conmemorativa con diversos elementos de la época actual y un acta firmada por responsables políticos y de las organizaciones defensoras de la línea, CREFCO y su homóloga francesa, CRELOC.

Reapertura de la línea

La planificación de los trabajos a realizar en Canfranc se acompasa a las gestiones realizadas por Aragón y Aquitania, con el respaldo de los gobiernos de España y Francia y de la UE, para reabrir la línea internacional y convertirla en una parte del eje Cantábrico-Mediterráneo.

La UTE formada por Acciona y Avintia iniciará los trabajos en los viejos hangares situados en la zona este de la estación, donde se ubicarán tres nuevas vías para el uso de viajeros y otras dos para mercancías y se construirá una nueva estación para pasajeros, trabajos que se prevén ultimar a mediados de 2019.

Una vez finalizada esta actuación, se acometerán los trabajos de urbanización de la explanada de los Arañones y de rehabilitación integral de la estación, catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC), que se destinará a usos de hostelería y restauración y gestionará la UTE durante un periodo de concesión de 69 años.

Acta del solemne acto celebrado en Canfranc

Emoción

Según ha explicado el consejero aragonés de Vertebración Territorial, José Luis Soro, el proyecto “respeta” todo el conjunto de edificaciones de la antigua estación, así como el entorno ferroviario de la población de Canfranc.

“Somos la generación que reabrirá el Canfranc y que volverá a ver trenes cruzando de nuevo el túnel internacional”, ha asegurado Soro en su intervención.

Un acto “emocionante”, ha añadido, que permitirá potenciar a medio plazo las capacidades logísticas de Aragón y enlazar no sólo con Zaragoza, sino con los puertos marítimos a través del corredor Cantábrico-Mediterráneo.

El portavoz político del Gobierno de Aquitania, Mathieu Berge, ha valorado la iniciativa puesta en marcha y el compromiso de los gobiernos de ambos países para la recuperación de una línea internacional que unirá ambas regiones de uno y otro lado del Pirineo.

Por su parte, Javier Lambán ha explicado que el proyecto de Canfranc y otros puestos en marcha en las tres provincias del país evidencian la buena situación de la economía y desarrollo de la sociedad aragonesa.

Competir

Tras resaltar que Aragón se ha liberado de “viejos complejos”, ha destacado que en Aragón se ha vivido durante años entre dos territorios “favorecidos de manera injusta por el poder central en la política y en la economía”. “Ante esta realidad -ha subrayado-, no cabe reaccionar afligiéndose, sino compitiendo, sin miedo a nada”.

El Canfranc ha dejado de ser un “símbolo” de reivindicación ante el Gobierno central para convertirse en imagen de la “capacidad” de los aragoneses, ha subrayado Lambán, quien ha apuntado que otro símbolo reivindicativo de Aragón, el trasvase del Ebro, “duerme ya el sueño de los justos por su inviabilidad medioambiental y económica”.

En el acto también ha intervenido el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, quien no ha ocultado su emoción ante lo que ha considerado un “pistoletazo de salida” para la reapertura de la línea internacional.

Fomento confía en abrir el sábado el desvío provisional de Monrepós

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha señalado que el Ministerio confía en abrir este mismo sábado el desvío provisional en la carretera N-330, a la altura del puerto de Monrepós, en la provincia de Huesca, tras el hundimiento de la calzada registrado en este punto el pasado viernes, 13 de abril, debido a las lluvias y que ha obligado a cortar al tráfico esta vía.

Así lo ha manifestado el ministro de Fomento durante su intervención en los Desayunos Informativos organizados de Europa Press, al aclarar que lo ocurrido en Monrepós no responde a una falta de inversiones de Fomento en el Pirineo aragonés, sino que se debe “al deslizamiento de una ladera que se ha llevado por delante la carretera”.

Trabajo día y noche

“Lo que estamos haciendo es trabajar día y noche, con tres equipos de veinte personas las 24 horas y creo que podremos adelantar la apertura del desvío provisional este fin de semana”, de modo que “este mismo sábado podamos abrir ya la carretera”. (en la foto superior de Aragón TV, máquinas y obreros trabajando en la zona hundida de Monrepós)

No obstante, expertos en geotecnia “están analizando cuál es la solución definitiva para poder reconstruir la propia carretera nacional”, ha detallado de la Serna.

El ministro ha dicho tajante que esta incidencia “no tiene nada que ver con la falta de inversiones, es un derrumbe de un talud como se produjo ayer en Lérida” y ha aseverado que desde el Ministerio de Fomento se están realizando “grandes inversiones en Aragón en infraestructura viaria”, agregando que en Monrepós “hay algunas infraestructuras espectaculares como los túneles”.

La reapertura de túnel de Canfranc se licitará en 2018 y se envía a la UE el dossier para recuperar el tren

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha dicho este viernes 1 de diciembre que el Gobierno de España tiene la “intención” de comenzar la licitación para la reapertura del túnel de Canfranc en el primer trimestre de 2018 y ha añadido que la inversión superará los 70 millones de euros. El anuncio ha coincidido con la firma en Canfranc por parte de autoridades de Aragón, Aquitania, Francia y España del documento para la reapertura de la línea que tiene previsto refrendar la Unión Europea.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el titular de Fomento, que se ha referido al encuentro hoy de los gobiernos de Aragón y Aquitania y los de España y Francia en relación a la reapertura del túnel, también se ha mostrado confiado en que “algunas de esas obras” se inicien también el próximo año.

De la Serna ha explicado que existe una financiación europea para el estudio y el análisis del túnel y un compromiso del Gobierno de Mariano Rajoy para acondicionar toda la parte correspondiente entre Huesca y Canfranc.

La apertura de la línea, “irreversible”

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha considerado que la reapertura de la línea internacional ferroviaria del Canfranc es “absolutamente irreversible a estas alturas” y ha estimado que en el año 2020 el tramo entre Huesca y Canfranc estará “totalmente repuesto y en perfecto estado de revista”.

Así lo ha afirmado Lambán este viernes en la localidad oscense, durante la firma del documento “Superando las conexiones perdidas entre Francia y España: estudios para la rehabilitación de la sección ferroviaria transfronteriza Pau-Zaragoza”, dossier que se presentará en Bruselas como documentación requerida para obtener la subvención aprobada en la Unión Europea y que han suscrito los presidentes de Aragón y de Aquitania, Alain Rousset, junto con el director de Transporte innovador y sostenible de la Comisión Europea, Herald Ruijters.

Lambán ha recordado que el pasado mes de junio “recibíamos la excelente noticia de que la Comisión Europea había aprobado la subvención correspondiente para la redacción de los proyectos para financiar las iniciativas que deben conducir al éxito final de la reapertura” y la firma de este viernes supone el acuerdo de ejecución de estas ayudas.

Lambán ha indicado que, para Aragón, la reapertura del Canfranc es “muy importante desde el punto de vista de la conexión con Francia, de la logística”, ya que esta línea permitirá unir las plataformas logísticas de Zaragoza y Huesca, PLAZA y PLHUS, con el país vecino.

Javier Lambán ha detallado, además, que este mismo viernes ha podido conversar con el ministro de Fomento y el presidente de Adif y “los dos han confirmado el compromiso del Gobierno, materializado en los Presupuestos Generales del Estado a través de un plurianual de 72 millones de euros y que se concretará en el primer semestre de 2018 en el contrato para la redacción de los proyectos técnicos”, que actualizarán los proyectos que ya existían previamente.

Proyecto auspiciado por la UE

 

Por tanto, “hoy es un día de mucha felicidad para todos los aragoneses y aquitanos, los pasos que se diseñaron se cumplen de manera precisa y tenemos la absoluta convicción de que está absolutamente asentado por los hechos que la reapertura del Canfranc es una idea absolutamente ya irreversible a estas alturas”, ha insistido.

La firma del acuerdo de subvención con la UE se ha llevado a cabo tras la presentación del dossier de la financiación europea en la que han participado también el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno aragonés, José Luis Soro; el representante de SNCF Rèseau, Alain Autruffe; el subdirector general de planificación y proyectos del Ministerio de Fomento, Jorge Ballesteros; y el director general adjunto de transporte, infraestructura, movilidad y medio ambiente del Conseil regional de Nouvelle-Aquitaine, Luc Federman.

El coste del proyecto es de 14,7 millones de euros, del que se recibirá una financiación del 50 por ciento para los estudios definitivos de la reapertura, pero cuando empiecen las obras, Europa puede financiar el 40 por ciento del coste, que se ha cifrado en torno a 500 millones.

Para pasajeros y mercancías

La acción propuesta consiste en un conjunto de estudios con la madurez necesaria para la rehabilitación y mejora de la sección ferroviaria transfronteriza entre Pau-Canfranc-Zaragoza con el fin de permitir su reapertura para el tránsito internacional de pasajeros y de mercancías.

El proyecto global supondrá la puesta en funcionamiento de un tercer paso ferroviario transfronterizo a través de los Pirineos, ofreciendo una ruta alternativa a los pasos fronterizos costeros para conectar mejor la península ibérica a la RTE-T y contribuyendo al cambio modal de la carretera al ferrocarril.

El objetivo principal es preparar los procedimientos de diseño y autorización necesarios para la ejecución de las obras tanto en la sección ferroviaria española como en la francesa.

Además, se plantea el desarrollo de toda una serie de actividades horizontales que tienen por objeto una convergencia entre los procedimientos de planificación a ambos lados de la frontera y garantizar la interoperabilidad técnica y ajustar el calendario.

La estación de Canfranc se promociona para la reapertura con una superproducción de cine

Pablo Sebastián Segura / Efe

La imponente estación de Canfranc, antaño internacional, erigida en el angosto valle pirenaico del río Aragón, abandona el olvido al que la han condenado durante décadas y reivindica su tren, su entorno y su encanto aprovechando el estreno de la película “Asesinato en el Orient Express”.

Este clásico ferrocarril que inspiró a Agatha Christie en la novela que posteriormente dio lugar al largometraje no ha viajado esta vez hasta Estámbul sino que se ha detenido en la estación de Canfranc (Huesca) en un viaje promocional especial que han podido disfrutar 150 afortunados, entre los que predominaban amantes de los trenes llegados desde distintos puntos del país.

Entre ellos, unas tres decenas de pasajeros ataviados al más puro estilo de 1928, fecha en la que se abrió por última vez este paso internacional entre España y Francia, cerrado desde 1970 y a la espera de su reapertura.

Y es que ambas líneas de ferrocarril -el Orient Express y el “Canfranero”- comparten un mismo halo de misterio: en un caso, un asesinato del que todo el pasaje es sospechoso; en el otro, haber sido un lugar por el que han discurrido algunos de los momentos más oscuros de la historia reciente.

Canfranc ha concentrado espías, ha visto ondear la esvástica y ha visto pasar el wolframio español que Franco suministraba a Hitler y el oro con el que el Führer le recompensaba, a la vez que habitantes del lugar ayudaron heroicamente a salvar del horror nazi a cientos de judíos y perseguidos.

Tren azul

Este “Orient Express” de hoy, llamado “tren azul” y fletado gracias a la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías, incluía los clásicos vagones postales, restaurante y de coche-cama, que datan desde los años 20 hasta los 80.

Salía de Zaragoza antes del amanecer y ha necesitado cerca de cinco horas de traqueteo hasta detenerse en la localidad pirenaica.

A lo largo del recorrido, que ha surcado toda la mitad norte de Aragón, vecinos y curiosos no perdían la ocasión para acudir a las estaciones para saludar y fotografiar al Orient Express aragonés, y lo mismo ha sucedido a la llegada a Canfranc.

Pero después de décadas de olvido, hoy no era día para relamer heridas, sino “un momento de optimismo”, como ha subrayado el consejero aragonés de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, en declaraciones a Efe.

Canfranc es “reivindicación”, es “olvido”, es “injusticia” y es el símbolo de la “lucha de todo un pueblo”, desde que ya en 1853 los aragoneses se dirigieran a Madrid a argumentar por qué se tenía que abrir esta conexión con el país vecino, que finalmente ha estado más años cerrada que abierta.

Y hay razones para el optimismo, porque nunca se había llegado tan lejos, gracias al trabajo conjunto de los gobiernos regionales de Aquitania y Aragón, junto a los de Francia y España, para obtener la financiación y el apoyo de la UE, que ya ha incluido este proyecto en su agenda y a la que han convencido de que no solo vertebra a estas dos zonas, ni siquiera a estos dos países, sino a toda Europa y de que es necesario para promover un transporte de mercancías respetuoso con el medio ambiente.

La generación que abrirá Canfranc

Es por ello que el consejero repite convencido una y otra vez: “somos la generación que abrirá Canfranc”. Es la deuda que tienen los aragoneses del siglo XXI con sus antepasados del siglo pasado.

Mientras tanto, se ha ido trabajando en la recuperación y urbanización de la contigua explanada de Los Arañones, la construcción de una nueva estación hacia el este y la rehabilitación completa del edificio de la estación internacional para crear un conjunto que incluirá uso hotelero y otros usos terciarios pero que continuará siendo propiedad del Gobierno de Aragón.

El contrato con la UTE adjudicataria se firmará en enero, las obras comenzarán el próximo verano y se prevé que concluyan en 2021, explica Soro.

Confía, al igual que el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, en que después de este “proyecto de vida ilusionante”, este lugar misterioso “volverá a ser un lugar lleno de vida”.

De momento, este destino ferroviario por excelencia se promociona como puerta de entrada a todo Aragón gracias a la secuela de “Asesinato en el Orient Express” con una campaña que va mucho más allá de este viaje, ya que se repartirán un millón de palomiteros en las salas de cine de toda España con la imagen de la estación, además de pósteres, sorteos y otro tipo de acciones.

El público español tendrá que esperar, sin embargo, hasta el 24 de noviembre para disfrutar de esta superproducción hollywoodiense dirigida y protagonizada por Kenneth Branagh, en el papel de Hércules Poirot, y con un elenco que incluye a actores de la talla de Penélope Cruz, Johnny Depp, Michelle Pfeiffer o Judi Dench.

Promoción en cines

La Estación Internacional de Canfranc se promocionará como destino turístico en unas cien salas de cine de toda España con motivo del estreno, el próximo 24 de noviembre, de la película.

Un millón de palomiteros con la imagen de la Estación de Canfranc se podrán conseguir en los cines que proyecten esta película. Además se colocarán pósters y se distribuirán cupones para participar en un sorteo y ganar un fin de semana en Canfranc, conocer la impresionante estación y los atractivos de la zona.

Las redes sociales de la Fox y Cinesa también hablarán de la estación con la emisión de un videoclip en Canal Comedy a partir del 24 de noviembre, fecha del estreno.