renta social básica

Santisteve propone una renta básica universal incondicionada

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha señalado que el problema de la despoblación requiere una reflexión, se tiene que abordar también desde el ámbito urbano, y se ha mostrado partidario de que se plantee seriamente “una renta básica universal, una renta básica incondicionada porque eso permitiría a la gente vivir donde quisiera, siempre y cuando tuviera acceso a unos servicios mínimos”.

Santisteve ha expuesto que “hay muchos pueblos que tienen su cabecera de comarca a diez o quince minutos. Muchas veces el problema no es la distancia, el problema es que no se pueda vivir en cualquier sitio si no existe acceso a los servicios”.

“Eso se consigue asegurando la subsistencia, disponiendo de un techo y una manutención y se lograría con la renta básica: la gente viviría donde quisiera y no tendría por qué ser necesariamente en las ciudades”.

Sociedades desiguales

En declaraciones a Europa Press, Santisteve ha observado que a la gente le gusta cada vez más estar en contacto en la naturaleza, quiere tranquilidad y respirar aire puro y eso lo proporciona el medio natural.

“No creo que sea difícil. Está muy estudiado y hay una modelización de esa renta básica que, a la larga, supondría una reforma fiscal en profundidad” porque el principal problema es la riqueza”.

En este sentido, se ha preguntado: “De qué sirve tanta riqueza acumulada de una forma nada fértil para el conjunto de la sociedad. Ese inmovilizado de dinero que está en manos de cuatro a qué contribuye al bien común y al progreso de las sociedades”.

“No se dan cuenta los ricos de que, cada vez, las sociedades son más desiguales y con un descenso de la calidad de vida no solo para los pobres sino también para ellos. En las sociedades inestables, con conflictos, se vive peor y las cosas funcionan también peor”, ha finalizado diciendo.

Red de Entidades Sociales reclama en las Cortes la renta social básica

La Red Aragonesa de Entidades Sociales para la Inclusión ha pedido que la ley de renta social básica “sea una realidad en esta legislatura”. Así lo han trasladado sus representantes en la última comparecencia de la mañana de la Comisión de Comparecencias de las Cortes donde, además, han pedido a los diferentes grupos políticos “consenso” y “una respuesta homogénea” para desarrollar “una nueva herramienta que se adapte a la realidad social”.

El presidente de la Red Aragonesa de Entidades para la Inclusión, Daniel Gimeno, ha expuesto que este colectivo está compuesto por cincuenta y una organizaciones sociales que trabajan a diario en todo el territorio aragonés. “Desarrollamos la atención directa y luchamos contra las situaciones de pobreza o de exclusión social”, ha asegurado, a la vez que ha expuesto que en 2017 han atendido a 212.000 personas, una cifra “importante”, según Gimeno, y por la que ha argumentado “la necesidad de buscar nuevas herramientas”.

Una demanda social

Francisco Galán Calvo, también en representación de esta Red, ha sido el encargado de asegurar, en este órgano sectorial, que “la renta básica es una demanda, tras el hecho de que el ingreso aragonés de inserción se quedase escaso”. Por ello, desde esta entidad, y en jornadas como “El Aragón que queremos”, han defendido que “la renta social básica es un derecho subjetivo, ajustado a los tiempos”.

A continuación, Galán ha criticado que “la realidad sigue sin resolverse”. “Nos anunciaron una ley y todavía la estamos esperando”, ha manifestado, mientras ha recordado que todas las entidades de esta red participaron en el anteproyecto de ley, del que espera “reconozca la calidad y la transparencia del servicio”.

“La ley de renta social es una herramienta básica que busca a favorecer la atención integral de las personas más vulnerables de la sociedad”, ha señalado también este representante, quien ha pedido al Parlamento aragonés el consenso necesario ya que, como ha apuntado, “necesitan una herramienta más acorde con las necesidades del momento”.

Por todo ello, han solicitado que esta norma legal “sea una realidad” antes de finalizar la legislatura (en la foto superior de cortesaragon.es, los representantes de la Red, durante su comparecencia parlamentaria).

El PSOE se conjura para sacar la ley adelante

El diputado del PSOE, Herminio Sancho ha insistido en que “nuestra intención es aprobar esta Legislatura la renta social básica. Cumplimos nuestro compromiso de traerlo e hicimos un gran esfuerzo por llegar a acuerdos. Todavía estamos a tiempo de aprobar la Ley y vamos hacer lo posible y lo imposible”, ha explicado.

Sancho ha añadido que “el texto regula un doble derecho: la inserción y el subjetivo para evitar situaciones como las vividas en la anterior legislatura”.

Desde el PP, Fernando Galve ha criticado que el Gobierno “anunció una Ley y la estamos esperando”. “En las elecciones se prometieron muchísimas cosas y no se ha cumplido prácticamente ninguna”, ha sentenciado.

La diputada de Podemos Amparo Bella ha indicado que “tenemos que tener una nuevas herramientas acordes a la realidad social” y “llegar a consensos cuando el proyecto que se presente mejore sustancialmente lo que hay”. “El actual no es un proyecto de renta básica que defienda un derecho subjetivo inembargable”, ha defendido.

El PAR vuelve a descalificar el proyecto

Desde el PAR, Lucía Guillén ha recordado que su formación “presentó una moción para la retirada del proyecto de ley de renta básica y la presentación de un texto de ampliación del ingreso aragonés de inserción”. “Lo pedimos porque la Ley no tiene consenso en esta Cámara. No existe, por eso lleva dos años aquí y no se tramita”, ha explicado.

Por parte de Ciudadanos, Desirée Pescador ha sostenido que “en este tema no caben posturas partidistas sino ponerse a trabajar”. “Las ayudas sociales son lo que son y deberían de ser puntuales. Compartimos la idea de acompañarlas con planes de inserción laboral. Es la mejor forma de luchar”, ha expresado Pescador.

“Cuando les escucho no puedo dejar de pensar en que mi grupo también quiere esa Ley lo antes posible”, ha arrancado su exposición Carmen Martínez (CHA), desde el Grupo Mixto. Esta diputada ha apostado por “batallar contra la pobreza y la injusticia social”. “Queremos una Ley de Renta Básica y que sea un derecho subjetivo que reconozca esos niveles de pobreza. El proyecto que hay encima de la mesa lo cumple y casi todas las propuestas vienen recogidas”, ha añadido.

La DGA vuelve a defender la renta mínima universal, que sigue en fase de proyecto

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha coincidido con los responsables de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN) en la necesidad de una renta mínima para los ciudadanos. Lo ha hecho en el transcurso de la inauguración del seminario “Los derechos sociales como Pilar de Europa” que EAPN celebra en el Patio de la Infanta de Ibercaja en Zaragoza desde hoy y hasta el 18 noviembre.

La consejera ha insistido en la necesidad de que los ciudadanos tengan unos ingresos mínimos y ha recordado que el Gobierno elaboró un proyecto de ley de Renta Social Básica que permita estos ingresos y que también permita complementar aquellos salarios bajos, aunque de momento esta norma todavía no ha visto la luz y en Aragón sigue sin haber una renta básica.

También ha mencionado Broto la ya ha aprobada Ley de Concertación Social que, a juicio de la DGA, evita que las entidades sociales tengan que competir en los concursos públicos con empresas mercantiles.

Broto ha precisado que esta medida responde a que “el sistema público de servicios sociales de Aragón se sustenta en la Administración autonómica, en las locales y en las entidades sociales”.

La consejera ha subrayado también que es “fundamental” la proximidad de los servicios sociales a los ciudadanos, algo que, ha señalado, se consigue a través de los ayuntamientos.

Ley de Servicios Sociales estatal

Asimismo, ha animado a todos los asistentes, autoridades y representantes de entidades “a trabajar para ser capaces de blindar los servicios sociales y que estos se garanticen como derechos subjetivos”.

“Solo me sentiré satisfecha cuando los servicios sociales tengan el mismo peso social, político y presupuestario que la sanidad y la educación”, ha agregado Broto. Para conseguir todo ello ha reivindicado la aprobación de una Ley de Servicios Sociales estatal.

En el acto de inauguración de este seminario, han participado también el presidente de EAPN, Carlos Susías; el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve; la directora general de Servicios para la Familia y la Infancia del Ministerio de Sanidad, María Pilar Gonzálvez; el presidente la Obra Social de Ibercaja, Juan Carlos Sánchez, y Daniel Gimeno, por la Red Aragonesa de Entidades Sociales para la Inclusión, organizadora del evento.

María Victoria Broto ha insistido en que el Gobierno de Aragón “ha apostado por los servicios sociales y les ha dado el mayor presupuesto de su historia”.