represión

La Oficina de Atención a las Víctimas del Franquismo recoge 136 casos desde su apertura en junio de 2018

La Oficina de Atención a las Víctimas del Franquismo puesta en marcha desde el Ayuntamiento de Zaragoza, ubicada en el Edificio Seminario, ha recogido un total de 136 testimonios desde su apertura el pasado mes de junio y documentado los hechos que servirán como base para presentar en lo tribunales una querella municipal por los crímenes contra la humanidad cometidos por la dictadura franquista en la capital aragonesa.

La oficina ha recabado la información de 136 casos en relación con supuestos de crímenes contra la humanidad, aportados principalmente por familiares, pero también por víctimas directas en el supuesto de torturas en el tardo-franquismo.

Un objetivo es presentar una querella en los juzgados de instrucción de Zaragoza para tratar de hacer efectivo el derecho de acceso a la justicia, el derecho a la verdad de las víctimas de tales violaciones graves de los derechos humanos, y poner fin a la impunidad de los crímenes cometidos durante el franquismo conforme a los mandatos dirigidos a los poderes públicos españoles por parte de los organismos de derechos humanos de la ONU.

Ese material, aportado gracias a la colaboración de víctimas y familiares, organizaciones memorialistas e investigadores, permitirá elaborar el informe base para la querella municipal para posteriormente redactarla jurídicamente y tramitar el proceso judicial. Así mismo, todos los testimonios recogidos servirán para elaborar un relato en forma de libro y formará parte del vídeo-archivo de la memoria histórica.

Querella en fase de elaboración

En cuanto a la localización de los casos, los hechos de referencia se produjeron en Zaragoza, y también en otras localidades del partido judicial de Zaragoza como Leciñena, Magallón, Quinto de Ebro, Belchite, Fuentes de Ebro o La Puebla de Alfindén.

Las tipologías delictivas de los crímenes cometidos son diversas: asesinatos, desapariciones forzadas en concurso con delito de genocidio; torturas en concurso con crímenes contra la humanidad.

El trabajo de recogida de casos ha concluido, la querella está en fase de elaboración y fundamentación jurídica, y su interposición está prevista para finales del mes de enero (en la imagen superior de zaragoza.es, acto de homenaje a víctimas del franquismo en el cementerio de Torrero).

Portada del folleto de la oficina

Durante estos meses, los trabajos realizados desde la oficina llevados a cabo por la Asociación Libre de Abogados y Abogadas de Zaragoza (ALAZ) se han desarrollado en coordinación con los equipos jurídicos y de atención psicosocial en otras oficinas del mismo tipo en otros lugares del país, compartiendo experiencias y herramientas de trabajo con entidades como el Grupo de Acción Comunitaria, la Asociación Pro-Derechos Humanos de España o Ceaqua.

Para llevar a cabo los trabajos, Zaragoza Cultural suscribió un convenio de colaboración con ALAZ, asociación elegida por unanimidad por parte de todos los colectivos memorialistas para atender el servicio.

La oficina también ha contado con voluntariado de estas entidades para la gestión y la atención personal y emocional y el apoyo al trabajo jurídico desempeñado por los y las abogadas.

Colaboración institucional

Asimismo se ha trabajado en colaboración con otras instituciones y asociaciones de referencia en la materia, como el Instituto Vasco de Criminología, investigadoras de la Universidad de Zaragoza o diferentes asociaciones memorialistas.

Zaragoza forma parte de la Red de Ciudades contra la Impunidad Franquista y viene trabajando desde hace meses para impulsar esta nueva vía judicial junto a Ceaqua, la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina Contra Crímenes del Franquismo.

Hasta el momento cuatro ayuntamientos han presentado querellas por crímenes contra la humanidad cometidos en sus municipios (Vitoria, Pamplona, Elgeta y Mondragón), otros dos por los bombardeos sucedidos en sus ciudades durante la Guerra Civil (Durango y Barcelona) y cerca de cuarenta corporaciones locales se han comprometido a través de mociones en sus plenos a impulsar el enjuiciamiento de estos crímenes en sus localidades.

Miles de personas claman pacíficamente contra la “represión” del Estado y por la libertad

Miles de zaragozanas y zaragozanos se han dado cita esta tarde para protestar por la represión ejercida por las fuerzas policiales en Cataluña y para solicitar el respeto a los derechos fundamentales y la libertad. El acto había sido convocado como concentración en plaza España, pero posteriormente los participantes han marchado hasta la explanada frente a la Delegación del Gobierno en plaza del Pilar, donde les aguardaba una nutrida dotación de antidisturbios y agentes diseminados por toda la plaza, lo que contrastaba con el carácter pacífico y casi festivo de la marcha.

En la distendida pero enérgica movilización han participado sobre todo jóvenes, aunque se veían gentes de todas las edades. Muchas personas con sus bicicletas en la mano, banderas republicanas, catalanas y aragonesas, pero la mayor parte de los asistentes sin enseña alguna, quizá para distinguirse de las recientes demostraciones de españolistas que han hecho ostentación de banderas rojigualdas.

La concentración de esta tarde-noche en Zaragoza ha contrastado también respecto a las demostraciones de ultraderechistas y conservadores, por el tono pacífico de la marcha, sin ningún conato de violencia ni provocación, ni siquiera ante la sede del delegado del Gobierno español en Aragón, Gustavo Alcalde, pese a las acusaciones que pesan sobre él de no haber garantizado la seguridad de los asambleístas del Siglo XXI el 26 de septiembre, frente al acoso violento de una concentración ultra.

La falta de efectivos policiales ese día a las puertas del pabellón contrastaba con la abrumadora presencia de dotaciones este martes en la plaza del Pilar, con decenas de antidisturbios pertrechados con escudos, chalecos, porras, cascos y demás parafernalia policial, además de furgonetas con las luces de emergencia encendidas y más policías nacionales en el entorno de la Delegación gubernamental española, pese al carácter totalmente calmado de la marcha, muy al contrario de lo ocurrido en el acto ultra que se saldó con la agresión a la presidenta de las Cortes de Aragón.

La concentración, en plaza España

Representación política

La movilización ha contado con la presencia de abundante representación de partidos como Podemos, CHA o IU, además de concejalas/es de ZeC, algunas/os de ellos con carricoche y vástago incluido, como Elena Giner o Alberto Cubero.

Junto a la representación política, mucha presencia de sindicalistas y de miembros de organizaciones sociales convocantes de la protesta.

Una convocatoria cuyo agresivo cartel anunciante (una imagen con un antidisturbio golpeando una urna ensangrentada) era considerado por algunos de los representantes políticos como disuasorio. “Habría todavía más gente sin ese cartel tan violento”, comentaba alguno de ellos.

El candidato a la secretaría general de Podemos Aragón Nacho Escartín ha indicado que la concentración de este martes mostraba que “el pueblo pide diálogo” y ha insistido en que si la solución a la crisis catalana pasaba por cambiar la Constitución, “se cambia” para ajustarla a “un Estado plurinacional”.

Mientras los políticos atendían a los medios, las proclamas no cesaban: “Abajo el Gobierno, Rajoy dimisión”, “Contra el Estado y su violencia, ahora y siempre, resistencia”.

Y ese tono descalificador de la multitud parecía inspirar al secretario general de IU Aragón, Álvaro Sanz, quien consideraba que la huelga general de este martes en Cataluña y las movilizaciones de apoyo en otras zonas del Estado, como en Zaragoza, demostraban que “Rajoy está desacreditado, agotado”.

Cabeza de la manifestación por la calle Alfonso. Foto: Efe / Javier Cebollada

Manifestación

Al poco de intervenir los políticos, la concentración se ha convertido en manifestación y las miles de personas concentradas en plaza España han echado a andar por el Coso y calle Alfonso hacia la plaza del Pilar. Una pancarta con la frase “Contra la represión, por los derechos civiles y la libertad”, encabezaba la marcha, a la que se iban uniendo personas conforme avanzaba en su recorrido.

La concejala Teresa Artigas (ZeC), asida al manillar de su bicicleta, explicaba que en su grupo no se había debatido si se asistía a la movilización y que había acudido, como el resto de ediles, a titulo particular.

“Las calles serán siempre nuestras”, coreaban los manifestantes, y, desde luego, hubo un rato en que la calle Alfonso, de punta a cabo, estaba ocupada por miles de personas indignadas con los acontecimientos sucedidos en Cataluña en los últimos días. Una de las consignas clamaba para no dejar dudas: “Catalanes, no estáis solos”.

En la explanada frente a la Delegación del Gobierno, las y los participantes en la manifestación se han ido concentrando de forma ordenada y pacífica, rodeados por amenazantes escudos y porras policiales que afortunadamente han quedado sólo en eso, una amenaza.

Con el impulso del ‘Coro Libertario’ de la CGT, se ha cantado la mítica L’Estaca, del cantautor catalán Lluis Llach,  y se ha dado paso a la lectura de un manifiesto en el que ha vuelto a criticarse el “terror de Estado”, se ha exigido respeto por los derechos fundamentales y se ha reclamado el derecho a decidir por parte del pueblo catalán, todo ello aderezado antes y después por duros eslóganes contra la Policía y la acción represiva del Estado.

El Canto a la Libertad de Labordeta ha puesto fin al acto, que, como empezó, ha concluido sin incidentes, bajo la mirada agresiva de antidisturbios embutidos/as en su indumentaria de ataque.

 

Concentración en plaza España “contra la represión y por la libertad”

Diversas organizaciones sindicales, políticas y sociales agrupadas en la plataforma denominada Derechos Civiles han convocado una concentración en plaza España, a las 19:30 h de este martes 3 de octubre, para denunciar la violencia de Estado ejercida durante el referéndum catalán y para pedir que el único símbolo de una sociedad debe ser la justicia, la igualdad, los derechos efectivos y la dignidad de todas las personas, sean de donde sean. En Huesca y en Teruel también se han convocado actos similares.

El comunicado de la concentración en Zaragoza asegura que el pasado domingo el Estado mostró “su auténtica cara, donde personas de todas las edades fueron objeto de agresiones de todo tipo”.

Los promotores del acto denuncian “esta violencia legalizada y exigimos el respeto a los derechos humanos de todas las personas que viven en Catalunya, como paso imprescindible para abordar soluciones políticas que respeten la realidad de la sociedad catalana”.

Contra las manipulaciones

Asimismo, Derechos Civiles asegura que esta movilización surge “ante los graves atentados hacia los derechos humanos que se están viviendo en Cataluña, la represión que ha desatado el Estado español contra la desobediencia civil masiva por el derecho a decidir y el derecho a la autodeterminación”.

Por todo ello, piden a la ciudadanía que no se deje llevar por las manipulaciones que colocan en una bandera la solución a los problemas del Estado español y reclaman que: “Lo que hace importante y digno a un símbolo es la aspiración de una sociedad más justa, igualitaria, con derechos efectivos, donde todas las personas, sean catalanas, aragonesas, paquistanís, senegalesas, ecuatorianas, chinas o de cualquier parte, puedan vivir con dignidad”.

Respaldo de Podemos

Por su parte, el Consejo Ciudadano de Podemos Zaragoza hace un llamamiento a toda la ciudadanía para que secunde esta tarde  la movilización “contra la represión, por los derechos civiles y la libertad”, convocada por múltiples organizaciones sociales, políticas y sindicales.

Desde Podemos Zaragoza se ve con “estupor” cómo se están “vulnerando derechos fundamentales en Cataluña, donde los lamentables hechos del 1 de octubre han causado más de 800 heridos simplemente por intentar ejercer su derecho al voto”.

Desde la formación creen que” sigue sin ser tarde -es, de hecho, más urgente que nunca- para el diálogo y la defensa firme de los derechos civiles y humanos. Urge, por lo tanto, remover el principal obstáculo para que este diálogo pueda darse, que es estos momentos el gobierno de Mariano Rajoy, y hacemos un llamamiento a toda la ciudadanía que cree en la Democracia para conseguir este objetivo”.