retrasos

CCOO achaca el retraso en atender las incidencias de la tormenta a la falta de personal en Bomberos

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha achacado a la falta de plantilla de Cuerpo de Bomberos de Zaragoza el retraso en la atención de las incidencias provocadas por la tormenta en la ciudad el pasado domingo cuando se vivió un episodio de fuertes lluvias y vientos con rachas de más de 100 kilómetros por horas.

“La falta de plantilla de bomberos en general, en la ciudad de Zaragoza, y especialmente la falta de mandos, se está evidenciando este verano como consecuencia de las tormentas y de las rachas de viento”, han afirmado desde el sindicato mediante una nota de prensa.

Según han apuntado, “CCOO viene denunciando las carencias endémicas de la plantilla en este servicio, así como la falta de planificación por parte de los responsables políticos para ofrecer un servicio estructurado que permita dar respuesta efectiva a las emergencias en la ciudad”.

El sindicato ha afirmado además que, el pasado 13 de agosto, “se encontraban al frente del servicio de bomberos de Zaragoza dos subjefes de intervención (grupo C1) para atender los 80 servicios que se demandaron, sin que existiera ningún mando responsable de superior categoría”.

En estado de “mínimos”

Conforme a lo expuesto por CCOO, en los días posteriores se han dado situaciones parecidas con “ausencias en las plazas de oficiales subjefes y jefes de intervención” que se encuentran en “permanente estado de “mínimos”.

Si bien, desde CCOO han reconocido que las situaciones más urgentes se han atendido de forma rápida, al mismo tiempo han advertido de que el resto de actuaciones requeridas, como caída de ramas o aseguramiento de andamios, “se están viendo postergadas, durante varios días, ante la imposibilidad de atenderlas”.

Para el sindicato, “no se trata de tener un servicio sobredimensionado, pero sí de resolver las carencias históricas en cuya resolución este gobierno municipal no está siendo diligente”, han manifestado.

De esta manera, para CCOO esta situación se traduce en “la demora en la atención a las emergencias y en un incremento del riesgo que corren los profesionales al tener que actuar de forma precipitada y sin mandos que tomen las decisiones oportunas”.

Retraso de la oferta de empleo

Desde el sindicato han reclamado al gobierno municipal una “mayor planificación” para la cobertura de los puestos de mando, así como de las vacantes para puestos de bombero o conductor, que en la actualidad ascienden a 94.

En CCOO consideran que la solución pasaba por haber ejecutado la oferta de empleo de 2016 en el primer semestre de este año, que hubiera cubierto 23 puestos de mando, pero que por decisión del gobierno de la ciudad su cobertura se ha pospuesto para finales de este año.

Comisiones Obreras ha recomendado también “retomar la plaza de Oficial Bombero A1, dado que en la actualidad el servicio carece de técnico superior”. “Oposición paralizada que lleva con lista de admitidos y excluidos más de un año”, han apostillado.

Huelga del tranvía causa retrasos y llena convoyes hasta los topes

Filas en las paradas del tranvía, retrasos de hasta veinte minutos, enfados de usuarios y vagones llenos hasta los topes de viajeros. Las primeras horas de la huelga de tranvía han cogido por sorpresa a muchos usuarios, que no esperaban ver reducido a la mitad el número de convoyes, de los 18 habituales a 9 entre las 8:00 y las 10:00 h. Por la tarde, los paros parciales de conductores entre las 19:00 y las 21:00 horas han causado menos aglomeraciones y menos esperas porque también han descendido los usuarios, alertados ya sobre la huelga.

Las consecuencias entre los viajeros que ha provocado el inicio de la primera huelga de este transporte que realizan sus conductores han sido bastante negativas, sobre todo en los paros de la mañana.

El comité de empresa ha cifrado el seguimiento de la huelga en un 90% de la plantilla, mientras la empresa ha rebajado la cifra hasta el 70%. Los paros están convocados los martes, jueves y sábados entre las 8.00 y las 10.00 y entre las 19.00 y las 21.00.

Entre los usuarios de esta mañana en la parada de plaza de España había enfado, pero se registraban opiniones a favor y en contra de la huelga. Uno de ellos apuntaba que le parecían “bien” los paros, ya que hay que “hacer valer los derechos laborales que uno tiene”. Sin embargo, añadía, “la gente tiene que ir a trabajar y es vital que el servicio vaya bien”.

Otra mujer se mostraba indignada ante el retraso que reflejaban los marcadores electrónicos, algunos de ellos rondaban los veinte minutos entre convoy y convoy. “Ya pasó el otro día con la huelga feminista y no me esperaba que iba a pasar hoy, pero bueno, qué remedio”, apuntaba y añadía que “si tienen alguna reivindicación que hacer, que la planteen de otra manera y no perjudiquen a la ciudadanía”.

Aglomeraciones

Las aglomeraciones de viajeros en las paradas han sido una constante a lo largo de toda la línea. Varios usuarios relataban que habían perdido algún al no poder entrar porque estaban repletos de gente y no cabía un alfiler en los vagones (en la imagen superior de Aragón Press, varios viajeros renuncian a subir a un convoy en plaza España porque se encontraba repleto).

La huelga en el tranvía zaragozano se ha producido después de que representantes de la empresa y trabajadores celebraran el lunes una última reunión infructuosa en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje sin llegar a un acuerdo tras un encuentro de casi siete horas.

Las dos partes se levantaron de la mesa negociadora sin establecer un nuevo encuentro, por lo que en estos momentos las negociaciones están rotas y está previsto que la huelga se alargue hasta el 7 de abril, incluyendo la Semana Santa.

Los trabajadores se quejan de incumplimientos por parte de la dirección con respecto a lo pactado el año pasado para evitar la huelga. Entre ellos, denuncian que no se están respetando los descansos, así como el acceso a los registros de las horas de conducción que realizan y la mejora de la cabina de los tranvías, que prometieron realizar.

Parada de plaza España atestada de viajeros a la espera de tomar un tranvía esta mañana de huelga. Foto: Aragón Press

Servicios mínimos del 50%

Para mitigar en parte los problemas que ya está ocasionando la huelga, el Ayuntamiento de Zaragoza emitió el lunes un decreto de servicios mínimos que ronda el 50% del funcionamiento total del servicio.

Estos servicios mínimos, según han informado desde el Consistorio, “se plantean desde la perspectiva de garantizar, armonizar y respetar al máximo tanto el derecho de huelga de trabajadores y trabajadoras como el derecho al funcionamiento de los servicios públicos que tiene el conjunto de la ciudadanía, especialmente en un ámbito tan importante como la libre circulación de las personas y el transporte público urbano”.

En consecuencia, los servicios que se pretende mantener como mínimos se estiman del entorno del 50% “y se pretende que sean los suficientes para gestionar la línea en condiciones de seguridad y resolver, aún con dificultad, las posibles incidencias que se puedan producir”, han agregado.