Rivarés

El Ayuntamiento prevé rebajar su deuda amortizando créditos y reduciendo inversiones

El Ayuntamiento de Zaragoza va a dedicar 21,1 millones de los 25 millones del remanente de tesorería, inicialmente previstos para inversiones financieramente sostenibles, a amortizar deuda y sanear la situación económica municipal, lastrada después de que el Ministerio de Hacienda le haya imputado los 189 millones de deuda del tranvía. Además, al estar prorrogado el presupuesto de 2018 no se solicitarán los 23 millones de créditos bancarios previstos en el proyecto de 2019. El objetivo es que la deuda municipal a final de año esté por debajo del 110% de su capacidad económica, límite legal que impide solicitar préstamos o acudir al Fondo de Impulso Económico (FIE) estatal que permitiría afrontar pagos de sentencias contrarias al Ayuntamiento, como la de FCC u otras.

Las medidas se inscriben dentro de un reajuste del plan de deuda municipal, que permitiría dejar el nivel de endeudamiento el 31 de diciembre en un máximo del 109,96% y que ahora, tras la imputación de la deuda del tranvía, se sitúa en un 116,9%, lo que impide al Consistorio acudir a financiación externa para inversiones.

El concejal de Hacienda, Fernando Rivarés (ZeC), ha presentado este martes 15 de abril el citado plan, que contempla un cambio drástico en la política económica del gobierno municipal de ZeC, donde en ningún caso se preveía destinar a amortización de deuda los fondos del remanente de tesorería, previstos inicialmente para inversiones.

El cambio se aplica, según Rivarés, “por un ejercicio de responsabilidad, para que el próximo Ayuntamiento que surja de las elecciones no esté hipotecado por la cuantía de la deuda y la imposibilidad de acudir a créditos o al FIE”.

Finanzas bloqueadas

El concejal de Economía ha insistido en que la imputación de la deuda del tranvía es “injusta y una aberración contable”, por lo que seguía adelante la previsión de su gobierno de acudir a los tribunales para tratar de rebatir la decisión de Hacienda.

Pero la resolución de ese hipotético contencioso “puede tardar tres años y entre tanto la situación financiera del Ayuntamiento no puede estar bloqueada”, ha indicado el concejal de ZeC.

Rivarés ha esgrimido un correo electrónico de responsables de la Hacienda estatal en el que se da el visto bueno al plan de reajuste de deuda porque “las previsiones son correctas, prudentes y se asume íntegramente la deuda del tranvía” (imagen superior de zaragoza.es)

Con ese respaldo de las autoridades estatales, Rivarés ha contactado con los grupos de PSOE y CHA para tratar de garantizarse su apoyo al reajuste del plan de deuda en el Pleno del próximo día 30 de abril. A ese respecto ha indicado que CHA ya le ha mostrado su buena disposición, mientras sigue pendiente el pronunciamiento del PSOE.

Próximo presupuesto

A partir de la hipotética aprobación plenaria, el reajuste se pondría en marcha de forma que la próxima Corporación, en torno al mes de septiembre, pueda pergeñar un nuevo presupuesto para 2019 en el que no se contemplaría la captación de préstamos externos con destino a inversiones para no elevar el nivel de deuda y porque “no tendría mucho sentido pensar en inversiones para tres meses de ejercicio presupuestario”, ha matizado Rivarés.

El nuevo presupuesto sí que podría solicitar fondos del FIE para hacer frente a las sentencias condenatorias que implican pagos millonarios por parte del Ayuntamiento zaragozano, así como hacer frente a la deuda del tranvía, porque ambos conceptos se han tenido en cuenta en los cálculos de los actuales responsables municipales en sus planes de reducción de la deuda.

A ese respecto, Rivarés ha precisado que el máximo que puede solicitar al FIE la Corporación zaragozana son 27 millones de euros pero para hacer frente a las necesidades actuales bastaría con pedir 11 millones.

Ayuntamiento ‘rasca’ 23,5 millones para convenios y subida salarial

El equipo de Gobierno Zaragoza en Común en el Ayuntamiento de la capital aragonesa intentará la próxima semana sacar adelante una modificación de crédito para el presupuesto prorrogado, con el fin de poder cubrir las subvenciones, los convenios de 2018 y la subida salarial al funcionariado.

Tal y como ha adelantado el consejero municipal de Economía, Fernando Rivarés, su aprobación depende de la comisión de su área, que se celebrará el miércoles día 10 si pasa por comisión extraordinaria o el viernes día 12 si se introduce en el orden del día de la reunión ordinaria que este organismo celebra cada mes.

La propuesta incluye una votación única para un paquete de modificaciones de crédito que suma un total de 23,5 millones (en la imagen superior, protesta de representantes de entidades sociales a las puertas del Ayuntamiento para reclamar la aprobación de los presupuestos de 2019).

Todos los convenios

En él se incluyen todos los convenios existentes en 2018 (aunque sin las mejoras planteadas para el 2019 al estar el presupuesto prorrogado) y todas la convocatorias de subvenciones, como por ejemplo, las de Cultura, Deporte, Empleo, Juntas de Distrito o Comisiones de Fiestas, ha citado Rivarés.

Como tercer punto, la aprobación de esta modificación de crédito supondría la subida salarial del 2,3 % aprobada en enero por el Gobierno central para empleados de las administraciones en 2019  y que permitiría a más de 4.000 trabajadores municipales cobrar este incremento a partir de ahora y con carácter retroactivo.

El dinero para llevar a cabo este paquete de medidas se obtendrá de pequeñas partidas de todos los servicios de la ciudad, ha explicado el consejero de Economía, aunque “sin afectar a ningún programa ni servicio esencial”.

El Ayuntamiento propone más descentralización y sin Parking Norte en las Fiestas del Pilar 2019

El grupo de trabajo de las Fiestas del Pilar se ha reunido este martes para avanzar en la próxima edición. El consejero de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, ha adelantado algunas novedades, como el objetivo de trabajar más en la descentralización, de forma que algunos espacios consolidados, como la plaza de las Food Trucks, cambien de ubicación. Rivarés también apuesta por seguir sin Parking Norte.

Sobre los espacios pilaristas, habrá ocho plazas musicales tipificadas y vinculadas cada una a uno de los proyectos culturales estables durante el año, además de la plaza de La Risa, la plaza de La Magia, la plaza Cuentacuentos, etc.

Algunas se cambiarán de lugar y también cambiarán de ubicación para “crecer y hacerse económica y ecológicamente más sostenibles”. Como ejemplo, Rivarés se ha referido a la plaza de las Food Trucks, “que tienen que salir del parque de San Pablo y buscar un sitio en un distrito”. Uno de estos espacios podría ser en Las Delicias, “pero eso lo decide el Consejo”, ha puntualizado el consejero.

Sin Parking Norte

En cuanto al Parking Norte, desde Zaragoza en Común defienden “que no haya”, porque, tal y como ha apuntado Rivarés, “económicamente no resultaba” y, además, “los informes de Policía Nacional, Guardia Civil, Delegación del Gobierno, Protección Civil y Policía Local lo desaconsejan absolutamente, más allá del coste económico de la movilidad que supone llevar el tranvía en volandas toda la noche de norte a sur”, ha recordado.

En este sentido, apuesta por buscar “nuevos espacios diferentes y de menor dimensión para todo tipo de público en distritos distintos” porque, además, “la ley impide otorgar a las peñas un espacio que suponga lucro”, ha explicado.

Por ello, si se quiere buscar dos espacios peñistas, uno para cada una de las entidades (Federación Interpeñas y Unión Peñista) “tenemos que buscar espacios físicos posibles para que tengan espacios de convivencia peñista sin lucro y sin entrada y sean sometidos a los horarios que marca la ley”. Además de esto, ha concretado Rivarés, “apostamos por los espacios de convivencia peñista en los distritos”.

Descentralización

Respecto a la descentralización, Rivarés ha avanzado que se trabajará “con más actividades, más variadas y en más distritos”.

También se quiere seguir la línea del Pilar Joven, que empezó hace tres años en un espacio propio en la Sala Multiusos “que fue la pera”, ha reconocido Rivarés.

El año pasado se amplió al Centro Cívico Delicias y para este 2019 se quiere ampliar las horas, días y actividades con un nuevo espacio, que será el Túnel del Oliver, donde además de espacios de música y actividades, será el lugar donde se haga el casting, ensayo y espectáculo del musical creado por la gente joven.

Otra característica de estos Pilares 2019 es que el fin de fiestas será diferente, porque coincide en sábado y domingo, de manera que el domingo 13 se celebrará la Ofrenda de Frutos y por la tarde el Rosario de Cristal. “Con lo cual, del Rosario a los fuegos artificiales”, ha concluido Rivarés.

Aragón Press / Claudia Ortín

El Ayuntamiento inicia el contencioso contra Hacienda por cargarle la deuda del tranvía

El consejero municipal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha anunciado que presentará un recurso contencioso-administrativo contra el Ministerio de Hacienda en la Audiencia Provincial si dentro de un mes no se ha respondido al requerimiento registrado este viernes ante la Delegación del Gobierno en Aragón en el que se pide que Hacienda retire los 189 millones de euros del tranvía de la deuda del Consistorio.

Rivarés ha explicado que este requerimiento contra la resolución del Ministerio Hacienda es una medida previa a la interposición del recurso contencioso-administrativo por la “absurda imputación de la deuda del tranvía de 189 millones que no corresponde al Ayuntamiento”.

En rueda de prensa, ha explicado que cuando una administración denuncia a otra la legislación exige presentar un requerimiento de aviso explicativo y un mes después si la administración demandada no contesta, o contesta de forma no satisfactoria, se interpone ante la Audiencia el contencioso-administrativo.

En el escrito, de 17 folios, constan cuatro requisitos que el Consistorio le reclama a la Hacienda estatal.

Primer paso hacia los tribunales

En el primero se pide anular la decisión del 6 de marzo en la que se acuerda imputar la deuda “que no es del Ayuntamiento”; luego se solicita suspender el acto administrativo; que todas las acciones que haya generado en planes de saneamiento se retrotraigan y deje sin efecto la comunicación cursada; y el último se detalla que es un paso previo a la interposición del contencioso-administrativo, “que se pondrá en el plazo de un mes si no se responde de forma satisfactoria en el plazo”, ha dejado claro Rivarés.

El concejal ha añadido que no esperan respuesta satisfactoria por parte de Hacienda, por lo que ha dado por seguro la presentación del recurso contencioso-administrativo por parte del Ayuntamiento, “la presentación de este requerimiento es nada más que el primer paso hacia los tribunales”, ha explicado Rivarés (en la foto superior de zaragoza.es, el concejal de Hacienda (dcha) informa sobre el recurso, en compañía del portavoz de ZeC, Pablo Muñoz).

El Ayuntamiento irá a los tribunales si Hacienda no cede con la deuda del tranvía

El Ayuntamiento de Zaragoza acudirá a los tribunales si no llega a un acuerdo con el Ministerio de Hacienda sobre el cómputo de la deuda del tranvía, que desde Madrid estiman en 190 millones de euros, frente a los 84,7 del Consistorio.

Así lo ha anunciado este miércoles el consejero municipal de Economía, Fernando Rivarés, en una rueda de prensa para informar sobre la reunión en Madrid entre representantes del Ministerio de Hacienda y personal técnico del Ayuntamiento.

Tal y como ha explicado Rivarés, después del encuentro al que han asistido por parte de la capital aragonesa la directora general de Economía, el interventor y el tesorero, los representantes del Ministerio han manifestado que en los próximos días enviarán un comunicado por escrito al Ayuntamiento de Zaragoza.

Pero si la respuesta no es “satisfactoria”, es decir, no da la razón a las cuentas del Consistorio o bien se produce un silencio administrativo, el concejal ha advertido de que recurrirán a los tribunales.

El futuro, condicionado

“Así que a mediados de abril, si esto no cambia, vamos al juzgado contra el Ministerio. Porque no es el presupuesto del 2019 y no es mi consejería ni nuestro Gobierno: es Zaragoza en los próximos diez años”, ha dicho en cuanto a los condicionantes que puede suponer la imputación, a sus ojos “falsa y errónea”, de la deuda que estipula el Gobierno central.

Una imputación de la deuda del tranvía que eleva a un nivel de endeudamiento y que hace que rebase el límite legal consentido. Esto supone, entre otras consecuencias, la imposibilidad de pedir préstamos bancarios.

“Como dejamos a 30 de diciembre del 2008 el nivel de endeudamiento en el 90 % y el legal es el 110 %, sumando los 84 millones de euros que reconocen el interventor y el tesorero, el nivel queda en 101 %, 9 puntos por debajo del nivel legal”, ha completado.

Enmiendas al presupuesto

Una condición que hace que el presupuesto sea “perfectamente posible” para Rivarés, quien ha manifestado que este viernes la comisión de Economía está en condiciones de aprobar el presupuesto.

De hecho, ha recordado que dará el visto bueno a todas las enmiendas de CHA y a un centenar de las 220 presentadas por el PSOE, a la par que ha subrayado que ese presupuesto es necesario desde enero.

Y ha reprochado que el presupuesto del Consistorio haya sido prorrogado por “un capricho partidista” en lo que ha considerado como una “operación política” del PSOE con la deuda del tranvía.

El PSOE pide la retirada del presupuesto y la dimisión de Rivarés

El PSOE pedirá la retirada del presupuesto de 2019 de la comisión extraordinaria de Economía y Cultura prevista para el 15 de marzo, que debe votar el apoyo a las cuentas, después de que la comunicación del Ministerio de Hacienda al Consistorio de la capital aragonesa confirme que, contando con los pagos pendientes del tranvía, se rebasa el límite legal de la deuda y no se puede acudir a créditos de los bancos.

Los socialistas han asegurado que se ha creado una “situación de especial gravedad” en el Ayuntamiento de Zaragoza y han instado al consejero de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, a que “dimita” y a “pedir disculpas a los ciudadanos por tramitar el presupuesto consciente de que se asentaba sobre mentiras”.

El concejal de Economía del PSOE, Javier Trívez (foto superior), ha mostrado su “indignación” por “las maniobras” del consejero Rivarés para sacar adelante un presupuesto a sabiendas de que no iba a cumplir con los requisitos que marca el Ministerio de Hacienda y por lo tanto a sabiendas de que era “un engaño en toda la regla” a los ciudadanos de Zaragoza.

Un presupuesto “imposible”

Trívez ha reiterado su desacuerdo con el apunte de la deuda contable del tranvía, y por eso ha recordado que desde finales de 2015 reclamó a Rivarés que actuase ante el Ministerio de Hacienda para que las tesis del Banco de España que obligan al cómputo íntegro de la deuda no progresasen.

“Al final, la realidad demuestra que el consejero de Economía de la quinta ciudad de España es un bluf, que ha confeccionado un presupuesto imposible de ejecutar, que se apoya en 31,5 millones de créditos que no puede pedir, y que dejan a la ciudad sin inversiones y con el mismo encefalograma plano con que ZeC la ha mantenido estos cuatro años en los que a pesar de tener dinero no ha sabido ejecutarlo”, ha señalado.

El PSOE ha destacado que ha tratado de buscar soluciones para que las entidades sociales no se vieran perjudicadas ni con la prórroga ni con los retrasos que se derivan de la composición de las instituciones tras una cita electoral, que presentó 219 enmiendas al presupuesto por valor de 32,4 millones para “tratar de acomodarlo mínimamente a la realidad de la ciudad”.

Hacienda cifra ahora en 189 millones la deuda del tranvía y condiciona presupuesto municipal

Una nueva carta del Ministerio de Hacienda establece que Zaragoza debe abonar 189 millones de euros por la deuda del tranvía y no los 84 millones que corresponden a la subvención del billete, como así trasladó el Ministerio el pasado 8 de noviembre. Si esto se hace firme, impediría al Ayuntamiento recurrir a préstamos externos para realizar inversiones y por tanto pondría en entredicho todo el proyecto de presupuesto municipal elaborado por ZeC.

El consejero de Economía y Hacienda, Fernando Rivarés, ya ha anunciado que de confirmarse la postura estatal tomarían otras medidas, como elaborar un plan de reducción de deuda.

En la reunión del 8 de noviembre, el Ministerio y la Intervención, tal y como ha recordado Rivarés, acordaron que “en todo caso” la parte de la deuda que habría que imputar al Ayuntamiento sería “la parte de riesgo que asume el Consistorio”, que es el 20% de su participación en la Sociedad Mixta Los Tranvías de Zaragoza y que es “exactamente la subvención del billete”. Ahora, la misiva de la Subdirección General de Relaciones Financieras de las Entidades Locales sostiene lo contrario.

Nueva reunión

Rivarés ya ha pedido una reunión con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para aclarar esta carta que comprometería a Zaragoza durante los próximos 23 años que quedan de contrato de tranvía, así como todos los proyectos de inversión, valorados en su conjunto en más de 20 millones de euros, porque todos requieren de financiación externa. Sería así, al menos, hasta que se aprobara el plan de reducción de la deuda al que tendría que recurrir el Gobierno de Zaragoza.

“Ni siquiera el ministro Montoro, del PP, trató de esta manera a los zaragozanos”, ha sentenciado Rivarés, quien no se explica que el Ministerio “incumpla su palabra y no esté dando por buena la cifra que debe computar como deuda según los técnicos de Intervención y Tesorería del Ayuntamiento, tal y como dijo el propio subdirector general que haría en noviembre”.

El consejero tiene claro que esta decisión responde únicamente a criterios políticos y que obedece, además, a motivos electorales del Partido Socialista. “La mentira política del Gobierno de Pedro Sánchez viene diez años después del tranvía y no entendemos nada”, ha aseverado Rivarés, quien ha hecho hincapié en que “técnicamente el trabajo y los informes son impecables y políticamente no encuentro otra explicación que no sea una decisión política de acoso y derribo”.

Sigue la tramitación del presupuesto

Según Rivarés, el PSOE de Pedro Sánchez “no soporta que en Zaragoza se hayan hecho las cosas bien y pretenden atarnos de pies y manos para que esta ciudad no avance”. Algo, ha reiterado el consejero, que “no van a conseguir”.

En este sentido, lo que también ha dejado claro Rivarés es que el gobierno de Zaragoza seguirá la tramitación del presupuesto conforme lo previsto y mantiene el objetivo de aprobar las cuentas en la comisión del 15 de marzo con el respaldo del Partido Socialista y de Chunta Aragonesista.

“Cuando se tenga que acudir a los bancos para pedir financiación externa, ya se verá cómo se hace”, ha apuntado el consejero.

CHA pide una junta de portavoces

El portavoz del grupo municipal de Chunta Aragonesista en el Ayuntamiento de Zaragoza, Carmelo Asensio, ha solicitado una Junta de Portavoces extraordinaria y urgente presidida por el alcalde, Pedro Santisteve, para que explique el contenido de la carta enviada por el Ministerio de Hacienda, que obliga a contabilizar toda la deuda del tranvía en la contabilidad municipal, exceptuando el IVA.

“No entendemos la respuesta del Ministerio, especialmente después de las conversaciones mantenidas para que el Ayuntamiento sólo contabilice como deuda la parte que subvenciona del billete del tranvía”, ha lamentado el portavoz aragonesista tras conocer la noticia.

Carmelo Asensio ha anunciado, además, que solicitará un informe de intervención para conocer qué incidencia puede tener el dictamen en la tramitación de las cuentas para este año, que se encuentran en pleno proceso de negociación, para saber si puede seguir tramitándose.

“Nuestro objetivo fundamental sigue siendo que Zaragoza tenga Presupuesto en 2019. La ciudad no puede pararse”, ha recalcado.

ZeC, PSOE y CHA conversan sobre el presupuesto, que Rivarés confía en aprobar la próxima semana

Zaragoza en Común (ZeC) considera asumibles muchas de las 220 enmiendas presentadas por el PSOE a los presupuestos municipales. La principal dificultad estriba en el Plan de Vivienda, al que se oponen los socialistas, pero que ZeC está dispuesto a modificar. Los contactos de este grupo con CHA van más avanzados, por lo que el concejal de Hacienda, Fernando Rivarés (ZeC), espera que el próximo 15 de marzo se produzca en comisión la aprobación provisional de las cuentas municipales.

Rivarés ha precisado este jueves 7 de marzo que tras el estudio pormenorizado de las enmiendas presupuestarias del PSOE, han concluido que muchas de ellas son asumibles y ha subrayado que en ningún caso el gobierno municipal de ZeC contempla la posibilidad de que no haya presupuesto. “No me entra en la cabeza”, ha insistido de forma gráfica el concejal de Economía.

La principal diferencia entre ZeC y PSOE estriba en el Plan de Vivienda 2018-2023 auspiciado por la plataforma progresista y respaldado por 33 entidades sociales de la ciudad, que los socialistas rechazan y al que CHA ya ha otorgado su apoyo.

Rivarés ha señalado al respecto que el concejal de Vivienda, Pablo Híjar (ZeC), “lleva dos años negociando con los socialistas el Plan. Él ha cedido, pero el PSOE no se ha movido un milímetro”.

Optimista

A ese respecto, el concejal de Hacienda ha insistido en rueda de prensa tras la sesión del gobierno municipal (foto superior de zaragoza.es) en que el acuerdo sobre los presupuestos depende de que “los tres grupos implicados cedamos en nuestras posiciones. No puede ser que alguno pretenda imponer sus postulados a los otros dos”, en clara alusión a lo que desde ZeC se considera una postura intransigente por parte de los socialistas.

No obstante, Rivarés se ha mostrado optimista sobre el curso de los contactos y confía en que la próxima semana los tres grupos de izquierda alcancen un acuerdo sobre el presupuesto municipal, que demandan con insistencia las entidades sociales de la ciudad. Un acuerdo que “debe preservar la esencia programática de los tres grupos de izquierda que pueden respaldar el presupuesto”, ha sentenciado el portavoz del gobierno municipal.

El concejal de Hacienda ha informado de que mantiene contactos diarios desde hace varios días con el portavoz de CHA, Carmelo Asensio, y que desde este miércoles los ha iniciado con el concejal del PSOE Javier Trívez, con quien “voy a mantenerlos también a diario”, aunque por ahora no hay fijada ninguna cita negociadora entre los tres grupos que pueden otorgar el visto bueno al presupuesto municipal de 2019.

Orden en las cuentas de un Ayuntamiento en quiebra

El responsable de Economía, Fernando Rivarés, ha destacado este martes que los cuatro años de gestión en su área han servido para poner orden en las cuentas de un Ayuntamiento que estaba “próximo a la quiebra técnica absoluta”.

Tras hacer un balance, el consejero de Economía ha destacado pese a heredar mil millones en impagos, infradotaciones y deudas, han mantenido los servicios públicos y han salido del Plan de Ajuste.

“Hemos puesto el dinero cada año para mantener los servicios públicos y ha permitido recuperar la capacidad de inversión y de pedir préstamos bancarios les ha sacado del plan de ajuste cinco años antes”, ha señalado.

También ha destacado que el Ayuntamiento ha dejado de estar intervenido por parte del Ministerio de Hacienda y ha puesto las bases para que la Fiscalidad sea justa: “menos para quien menos tiene y más para quién más tiene”, ha destacado añadiendo que ha rebajado los impuestos para el 99%.

Mala relación Ayuntamiento-DGA

En estos cuatro años, Rivarés ha apuntado que queda pendiente no haber conseguido una relación normalizada entre el Ayuntamiento y la DGA. “Ha sido imposible normalizar con Gimeno una relación y con el conjunto de Gobierno, con la excepción de la Consejería de Turismo”, ha señalado y ha apuntado que se han encontrado tantas “zancadillas”, que han dificultado las relaciones.

En materia cultural, los cuatro años han servido, ha subrayado, para sentar las bases de un modelo cultural “transparente” que trabaja “más y mejor y exporta una idea de una metrópolis europea cultural del siglo XXI, descentralizada y que puede transformar tanto los hábitos como los hábitats”.

A juicio de Rivarés, su gestión ha conseguido récords en visitantes turísticos y de impacto económico. Sin embargo, ha lamentado no haber conseguido el pacto de la cultura, “que era un compromiso de todas las instituciones y de todas las empresas, pero no ha interesado”.

Rivarés dice que el presupuesto de 2019 será “social y expansivo”

El consejero municipal de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha avanzado que el Presupuesto de la ciudad para 2019 será “social, expansivo y con inversiones pensando en la gente que vive en los barrios”.

Rivarés ha avanzado que las distintas áreas trabajan en el borrador que se “compartirá” con los grupos municipales y ha enfatizado que “tiene que haber presupuesto, aunque depende de tres grupos” en referencia al equipo de gobierno de Zaragoza en Común (ZeC), así como a CHA y PSOE.

“En breve, el borrador, que será público, se remitirá a los grupos”, ha comentado.

Asimismo, ha dicho que conocen “las intenciones globales de CHA y PSOE y como siempre hemos hecho, hemos incluido partidas que son de su gusto y que podemos compartir para que la negociación sea más sencilla, aunque luego pueden presentar enmiendas”.

El consejero municipal ha apuntado, sobre la posibilidad de que se pudieran aprobar antes del debate sobre el estado de la ciudad, previsto para los días 28 y 29 de noviembre, que “es posible que sí o que no; ya veremos”.