rotura

La rotura de una tubería en Sagasta complica el tráfico en el Centro y produce cortes de luz y agua

La rotura de una tubería ocurrida esta noche en el cruce del paseo de Sagasta con avenida de Goya causa incidencias en el tráfico rodado en el centro de la ciudad, donde se están produciendo cortes de luz y de agua como consecuencia del reventón. Desde primera hora de la mañana, el tráfico se ha complicado en este punto de la ciudad, con corte del tráfico a motor en el paseo Sagasta dirección Cuéllar y restricciones en Goya-Tenor Fleta. También se ha visto afectado el tráfico ferroviario de cercanías que discurre por el túnel de Goya, donde se ha filtrado el agua.

La circulación de vehículos y autobuses se ha desviado por calles próximas y se recomienda no circular por la zona y utilizar itinerarios alternativos hasta que la situación quede normalizada por completo.

El tráfico ciclista también se ve afectado en ese punto y están cortados tanto el carril que recorre Sagasta como el de Goya-Tenor Fleta.

El reventón, que ha afectado a un garaje próximo, se ha producido en pleno cruce de ambas vías. La grieta que se ha abierto alcanza los cuatro metros y ha estado saliendo agua tanto hacia arriba como hacia abajo, hacia el túnel ferroviario, lo que habría afectado también en algún momento al tráfico ferroviario en el túnel Goya-Fleta.

Desvíos de tráfico privado y transporte público

Los desvíos de tráfico en la actualidad, según informan fuentes municipales, obligan a los vehículos que circulan por Sagasta en dirección a Cuéllar a desviarse por Goya.

Los que circulan por esta avenida y quieren girar a la derecha, hacia Sagasta, lo deben hacer antes, por Perpetuo Socorro y Moncasi, para salir a Sagasta pero ya pasado el boquete causado por el reventón.

El resto de circulaciones de ese cruce está abierto, aunque en algunos casos con restricción de carriles disponibles.

En cuanto a las afecciones a líneas de autobús urbano, las mismas fuentes municipales precisan que las líneas 23,33 y 34 sólo están desviadas en dirección hacia Torrero, con recorrido alternativo por Constitución, Cesáreo Alierta y Camino Las Torres.

Por lo que respecta a la línea 31, sólo está desviada en dirección a Puerto Venecia. Gira en Goya por el intercambiador de Cercanías, para dirigirse por Gran Vía, Constitución, Cesáreo Alierta y Camino Las Torres. En este enlace pueden consultarse con precisión los desvíos de los buses urbanos.

Cortes de luz y agua

El agua desparramada tras la rotura de la avería ha afectado a un transformador de Endesa, y se están produciendo cortes de luz en el área afectada, según han detallado fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza.

El suceso también está afectando al abastecimiento de agua. En este momento está sin agua el lado impares de avenida Goya entre Perpetuo Socorro y Sagasta, pero se prevé que a lo largo de la mañana quede resuelto el problema y se reanude el suministro, según fuentes municipales.

Como se aprecia en la imagen, el boquete causado por el reventón es de grandes dimensiones. Foto: Policía Local

Los guardallaves del Ayuntamiento han procedido al cierre de válvulas de otras tuberías que confluyen allí, si bien no ha sido una labor sencilla porque se trata de conducciones de bastante diámetro.

En este caso parece que la rotura se ha producido en una tubería de fibrocemento de 500 milímetros de diámetro.

Hundimiento del terreno

Al aflorar el agua pero caer también hacia abajo, se desconoce cómo se encuentra el terreno y, de hecho, un camión de bomberos ha tenido problemas al hundirse la calzada bajo una de sus ruedas a su paso.

Por ello, el ayuntamiento ha optado por prohibir en un inicio el paso de coches y autobuses por esa zona.

El aviso se recibió a la 1.15 horas y durante toda la noche se ha estado trabajando sobre el terreno, tanto bomberos como policía y técnicos de Infraestructuras.

Según la Policía Local, ya se ha comenzado a trabajar en la reparación del reventón de la tubería y se ha abierto al tráfico el eje avenida de Goya-Tenor Fleta, pero con restricciones. Se pide precaución al circular por el entorno de las obras y atención a las indicaciones de los agentes que están regulando el tráfico.

Una rotura en una tubería deja sin agua a 30.000 personas en Casetas, Utebo y Garrapinillos

Una rotura de una tubería de gran diámetro ha dejado sin agua desde esta mañana del viernes 21 de septiembre al municipio de Utebo y a los barrios rurales de Casetas y Garrapinillos, afectando a unas 30.000 personas y a numerosos centros de trabajo. Los técnicos han conseguido realizar un desvío provisional y en Utebo y Garrapinillos se recuperará el suministro en las próximas horas, pero en Casetas el corte persistirá durante toda la jornada, según han informado responsables del Ayuntamiento de Zaragoza.

La rotura se produjo en el interior de una nave industrial del Polígono El Águila de Utebo, por cuyo subsuelo discurre la tubería, en la que por trabajos particulares se produjo un pinchazo en la tubería, de hormigón con camisa de chapa, por el que se está produciendo la fuga.

Desde el Ayuntamiento indican que a pesar de que la avería está localizada en Utebo, y que se ha producido en unas instalaciones particulares (cuyos titulares son los responsables de su reparación), por responsabilidad y profesionalidad, y por la gran cantidad de personas afectadas, las Brigadas Municipales de Conservación han asumido la reparación de esta rotura, “sobre cuya tipología tienen, además, mucha experiencia, al entender que la solución no se podía dejar en manos menos experimentadas en unos trabajos tan especializados”.

Labores complicadas

Los trabajos han comenzado con el vaciado de la tubería, que será laborioso y dilatado en el tiempo al tratarse de un conducto con varios kilómetros de longitud.

Está previsto que el vaciado termine sobre las 14.00 horas aproximadamente, y a partir de ese momento se comenzará con la reparación propiamente dicha, que se llevara a cabo a lo largo de toda la tarde.

A continuación, una vez resuelta la incidencia, se procederá al llenado de la canalización, que también lleva varias horas, como consecuencia de ello, está previsto que estos tres núcleos se queden sin suministro de agua durante todo el día de hoy.

Donde menos notarán la incidencia será en Garrapinillos, ya que, al disponer de un depósito regulador, mantendrá el suministro de agua mientras el depósito tenga agua.

Tanto en Utebo como en Casetas las afecciones al vecindario serán más duraderas en el tiempo, hasta que se vuelva a restablecer el servicio.

Se rompe una mota en Quinto, pero se excluye el desalojo vecinal

La rotura de una mota esta madrugada en Quinto hace temer que el agua de la crecida extraordinaria del Ebro pueda entrar en el casco urbano. Por ello, efectivos de emergencias están trabajando en la zona antes de que llegue la punta de la avenida, que podría pasar por el municipio esta noche. El alcalde de Quinto de Ebro, Jesús Morales, asegura que se ha descartado la evacuación de la población pese a la rotura de la mota

El alcalde ha precisado que las actuaciones se centran en reforzar un riego alto que hay en el municipio: “Creo que allí podremos parar el agua y, a lo mejor, no hay mayor problema”.

No obstante, ha incidido en que el caudal va a estar alto durante unas 24 horas, por lo que se han activado todos los dispositivos y efectivos de emergencias para asegurar la zona y por si fuese necesaria la evacuación de los vecinos, de momento, descartada.

Morales ha pedido a los vecinos que no circulen con sus coches particulares por la huerta del municipio para no dificultar el paso de las máquinas y vehículos que están trabajando en la defensa de las motas de esta población para minimizar los daños que pueda causar la crecida extraordinaria del Ebro.

En declaraciones a Europa Press, el alcalde ha asegurado que, a pesar de la rotura de una de las motas esta madrugada y de otra el pasado sábado, se ha descartado la evacuación de la población y ha indicado que, en todo caso, si se rompe el cordón de seguridad sería necesario trasladar a los vecinos de la zona más baja de Quinto a una zona más alta.

“El plan de evacuación total está descartado, no está ni sobre la mesa”, ha recalcado, para insistir en que si fuera necesario se desalojaría a los vecinos “de las cinco calles más hondas y próximas al río” a una parte más alta de la población.

Situación controlada

Serían “pocos vecinos y muy pocos con movilidad reducida”, de modo que la situación estaría “controlada” y “no peligraría la vida de nadie”, ha garantizado, para recordar que están trabajando en el municipio efectivos de la Diputación de Zaragoza (DPZ), Protección Civil, regantes, empresas locales y los vecinos que se están ofreciendo a colaborar en estas tareas.

Hasta el lugar, para ayudar en estas labores, ya se han desplazado maquinaria y efectivos de la Diputación Provincial de Zaragoza y también va a acudir a la zona personal de la Unidad Militar de Emergencias.

Cuatro camiones, una motoniveladora y una retroexcavadora de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) trabajan en Quinto para reforzar y mejorar las defensas que protegen el casco urbano de la riada extraordinaria del Ebro.

El servicio de Recursos Agrarios envió tres máquinas el sábado, pero este lunes, a petición del alcalde, se han mandado otros dos camiones y una retroexcavadora.

A lo largo de este episodio de avenidas, la DPZ ha puesto a disposición de los ayuntamientos afectados un total de 25 máquinas: 19 camiones, tres motoniveladoras, dos retroexcavadoras y una retroexcavadora mixta.

Por otra parte, los bomberos de la Diputación de Zaragoza están achicando caudales en dos puntos de la Ribera Alta: una granja de terneros de Remolinos y una zona del casco urbano de Sobradiel a la que entra el agua por un registro.

Además, los bomberos de la DPZ mantienen el dispositivo preventivo que desplegaron el jueves para atender las incidencias o las emergencias que puedan plantearse por la crecida del Ebro.

La carretera provincial VP-017 ha quedado cortada por la riada entre Alforque y Alborge. Por el contrario, se han reabierto la carretera provincial CP-3, que estaba cerrada entre Boquiñeni y Pradilla impidiendo el uso del puente sobre el Ebro, y la carretera provincial CV-601, que se cortó entre Huérmeda y Embid de la Ribera por la crecida del Jalón.