salario

Los concejales zaragozanos se suben un 5% el sueldo justo antes de las elecciones

Los concejales del Ayuntamiento de Zaragoza decidieron subirse el sueldo un 5% pocos días antes de las elecciones municipales que se celebran este domingo 26 de mayo. Un incremento global para todos ellos de casi 100.000 euros. La medida suscrita en junta de portavoces por representantes de todos los grupos políticos de la Corporación el pasado 16 de mayo, fue ratificada en el Pleno del martes día 21 y ese mismo día el Gobierno municipal dio el visto bueno al expediente correspondiente, con la oposición del concejal de Hacienda, Fernando Rivarés, número dos de la candidatura de Podemos en los comicios del domingo, que se negó a asistir al consejo y no ratificó el acuerdo. Los ediles resolvieron aplicarse subidas salariales con efecto retroactivo desde 2017, aunque en el orden del día del Pleno sólo figuró el incremento correspondiente a 2019.

La junta de portavoces municipal se reunió el pasado 16 de mayo para debatir sobre la oportunidad de celebrar un Pleno municipal antes de las elecciones con el fin de aprobar las modificaciones de crédito necesarias para pagar las subvenciones a las entidades sociales de la ciudad y para aplicar la subida salarial del 2,25% a la plantilla municipal correspondiente a este año 2019.

Las citadas modificaciones de crédito hacían referencia al traspaso de partidas dentro del presupuesto prorrogado de 2018, puesto que la no aprobación del documento presupuestario de 2019 impedía afrontar los desembolsos necesarios para sufragar las ayudas a entidades sociales y para la subida salarial de los empleados municipales.

Los representantes de todos los grupos políticos resolvieron fijar la sesión plenaria para el martes día 21 con el fin de ratificar esas modificaciones de crédito, aprobadas en la correspondiente comisión de Hacienda y ya sometidas a exposición pública sin que se hubieran producido reclamaciones.

Subida salarial con efectos retroactivos

Pero los representantes municipales aprobaron también otro apartado, según corrobora el acta final de esa reunión. Allí se indica que el mismo día del Pleno y con posterioridad al mismo se reuniría el Gobierno municipal para adoptar los acuerdos necesarios para el incremento de las retribuciones del personal municipal en la nómina de mayo, antes por tanto de que se celebren las elecciones, “así como para la actualización de las retribuciones de los miembros de la Corporación y órganos directivos con efectos desde 2017”.

El acta fue ratificada por los portavoces Jorge Azcón (PP, candidato a la alcaldía por esta misma formación en los comicios del domingo), Pablo Muñoz (ZeC), Carlos Pérez Anadón (PSOE), Sara Fernández (Cs, también candidata a la alcaldía) y la portavoz adjunta de CHA, Leticia Crespo.

El acuerdo adoptado implica que los salarios de los concejales zaragozanos se incrementarán un 1% correspondiente al ejercicio de 2017; un 1,5% en el ejercicio de 2018, más un 0,25% adicional ese mismo año; y un 2,25% (como la plantilla municipal) en 2019. En total, un incremento del 5%.

En el acuerdo adoptado por el Gobierno municipal el martes 21 de mayo se justifica el aumento salarial de los ediles porque “procede actualizar las retribuciones de los miembros de la Corporación del Ayuntamiento de Zaragoza de los años 2017 y 2018 para ser adaptadas a los incrementos retributivos establecidos en la ley 3/2017, de 27 de junio de Presupuestos Generales del Estado para el año 2017 y en la ley 6/2018, de 3 de julio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018”.

Ingresos y monto total

En el mismo documento se especifica que los aumentos salariales del 5% global deben aplicarse a la siguiente tabla retributiva de ingresos brutos:

Alcalde: 75.750 euros anuales (5.410 euros mensuales)

Consejero de Gobierno: 72.720 € (5.194,29 €)

Portavoz de Grupo Municipal: 71.204,30 € (5.086,02 €)

Portavoz Comisión Plenaria Permanente: 67.620,72 € (4.830,05 €)

Portavoz Adjunto de Grupo Municipal: 67.620,72 € (4.830,05 €)

Concejal Delegado: 60.600 € (4.328,57 €)

Concejal: 59.236,79 € (4.231,20 €)

Asistencias a comisiones (concejales sin dedicación exclusiva): 24.240 € (1.731,43 €)

El acuerdo aprobado por el Gobierno municipal para su inmediata aplicación precisa también que las correcciones salariales a favor de los concejales zaragozanos correspondientes a 2017 suponen un monto global de 18.967,07 euros; las de 2018 ascienden a 33.159,12 euros; y las de 2019 suponen 43.949,45 euros. En total: 96.075,64 euros de subida de sueldo a repartirse los 31 miembros de la Corporación.

Negativa de Rivarés

El dinero para abonar los incrementos salariales de los ediles cuyo mandato toca a su fin en los próximos días sale de la modificación de crédito de cinco millones de euros calculada por la concejalía de Servicios Públicos y Personal, a cuyo frente se encuentra Alberto Cubero (número tres de la lista electoral de ZeC para este domingo), para afrontar la subida salarial de la plantilla municipal.

En concreto, Cubero presentó inicialmente una solicitud de 4,5 millones de euros en créditos extraordinarios para abonar los incrementos de sueldo. Pero posteriormente agregó una nueva modificación de créditos por valor de 500.000 euros con cargo al Fondo de Contingencia.

Su solicitud fue ratificada por el Pleno municipal y posteriormente ejecutada por el Gobierno municipal, del que se desmarcó el concejal de Hacienda, Fernando Rivarés, también de ZeC, aunque ahora enrolado en la candidatura electoral de Podemos-Equo y alejado en los últimos tiempos de la gestión de gobierno dirigida por el alcalde, Pedro Santisteve, candidato a la reelección por ZeC.

Respecto a su negativa a ratificar la subida salarial de los concejales, Rivarés ha señalado a Ten! Zaragoza que “durante toda la legislatura me he opuesto a la subida salarial a los concejales. Creo que disponemos de salarios mucho más que dignos para retribuir la labor que desarrollamos y además no me parece de recibo que nos los subamos teniendo en cuenta que miles de zaragozanas y zaragozanos declaran cobrar salarios de 12.000 euros anuales o menos”.

Hasta 20.000 euros de ayuda por empresa para planes de igualdad

Las pymes aragonesas de entre 50 y 250 trabajadores pueden solicitar desde este lunes 28 de mayo y hasta el próximo 15 de junio las ayudas para la elaboración e implantación de planes de igualdad convocadas por la Dirección General de Trabajo y dotadas con 200.000 euros de los que cada empresa podrán recibir hasta 20.000.

Aunque por ley las empresas de más de 250 empleados están obligadas a negociar planes de igualdad, para las organizaciones de menor tamaño es voluntaria, recuerdan fuentes del Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

Los planes de igualdad contemplan un conjunto ordenado de medidas destinadas a alcanzar la igualdad de oportunidades y de trato de las personas trabajadoras y a eliminar la discriminación por razón de sexo en la empresa.

Subvención de hasta el 80% de los proyectos

A través de esta línea de ayudas, la dirección general de Trabajo subvencionará hasta el 80 % del coste de estos planes, para lo que las empresas deberán garantizar el compromiso de la dirección y la participación e implicación de la representación legal de los trabajadores o de los propios trabajadores en su elaboración, implantación y seguimiento.

Para la concesión de estas subvenciones se valorará principalmente que los planes fomenten la igualdad de oportunidades en el acceso a cualquier puesto de trabajo dentro de la organización; y se tendrá en cuenta la clasificación profesional, igualdad en materia retributiva, tipología de contrato y presencia de mujeres en cargos de responsabilidad.

Se priorizarán también los planes de igualdad que promuevan reglas de ascenso basadas en criterios que no lleven a situaciones de discriminación en función de sexo y que incluyan formación específica para mujeres o acciones de sensibilización en igualdad de oportunidades dirigidas al personal de la empresa.

Prevenir el acoso

Asimismo, se valorará que contemplen un área de prevención y actuación frente al acoso sexual y al acoso por razón de sexo, y que se impulse el uso no discriminatorio del lenguaje, la comunicación y la publicidad.

Las empresas que reciban estas ayudas deberán elaborar un diagnóstico sobre la situación en la empresa en materia de igualdad que incluya datos estadísticos desagregados por sexo; elaborar un plan de igualdad que recoja medidas que corrijan las deficiencias detectadas en ese diagnóstico; y desarrollar la primera fase de aplicación de las medidas previstas en ese plan.

Las ayudas urgentes van sobre todo a personas con sueldos precarios con los que no cubren necesidades

La mayor parte de las/os perceptoras/es de las 26.419 ayudas de urgente necesidad facilitadas por el Ayuntamiento de Zaragoza en lo que va de año son personas en situación de pobreza crónica, con trabajos y salarios precarios, que necesitan de forma reiterada esos apoyos para cubrir su necesidades básicas.

Así lo ha explicado la vicealcaldesa y responsable municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, quien ha precisado en la comisión municipal de Servicios Sociales que el número de ayudas otorgadas este año es similar a las de 2016, y que son mayoría quienes repiten en la solicitud de apoyos frente a quienes los demandan por primera vez.

Tal y como informó Ten! Zaragoza este verano, Broto ha insistido en que se ha producido un cambio de paradigma en los perceptores de ayudas y la estabilización de los demandantes “es preocupante”.

La vicealcaldesa ha subrayado que la acción social no puede resolver por si misma las situaciones de pobreza estructural, que ha cifrado en torno a un 20% de la población.

“La situación se debe abordar de forma multidisciplinar desde varios ámbitos. Los servicios sociales recogen demandas cuyo origen se encuentra en áreas como el empleo, la sanidad o la vivienda y su solución pasa por aplicar políticas igualitarias en esos y otros sectores”, ha recalcado Broto, quien ha precisado que esa estrategia no sólo debe ser de ámbito local, sino también de país y de Estado.

Objetivo cumplido

Al margen de esas consideraciones, la vicealcaldesa ha expresado su satisfacción de “estar cumpliendo nuestro objetivo programático de cubrir las necesidades básicas de la ciudadanía sin necesidad de recortar en otros servicios”.

También ha precisado que el importe económico de las ayudas concedidas, a fecha de 30 de septiembre, supera los 6,7 millones de euros, el 75% del presupuesto, lo que indica que se ha realizado una predicción acorde con la realidad, “ya que estamos en el tercer trimestre del año y todo apunta a que se llegará a la previsión”.

Por conceptos, las ayudas a la alimentación suponen el 60% de las solicitudes. Broto lo explica por el hecho de que son “las más ágiles de tramitación y respetan más la privacidad”, frente, por ejemplo, a las ayudas para afrontar el alquiler de vivienda, que “implican más trámites administrativos y las familias deben solicitar, entre otros, documentos al titular de la vivienda”.

Broto también se ha referido al incremento de las ayudas para el comedor escolar que han subido un 20,5%. En este sentido, ha hecho hincapié en que la cuantía de partida para ayudas de comedor y material escolar ha aumentado un 245% en el periodo comprendido entre 2014 y 2016.

Por lo que respecta a las ayudas para el pago de suministros, la concejala ha precisado que suponen, aproximadamente, un 11% del total.