saturados

Los Bomberos, saturados con más de 140 servicios por la tromba de agua caída esta madrugada

Una fuerte tormenta de más de una hora de duración ha caído esta madrugada sobre Zaragoza, causando de nuevo numerosas incidencias. La zona más afectada ha sido en esta ocasión la confluencia de la avenida Navarra con carretera Logroño, en el barrio de Miralbueno, según ha informado la Policía Local. Allí, varios coches quedaron anegados por el agua en medio de la vía, como muestra la foto superior de Policía Local.

Los Bomberos de Zaragoza se encuentran de nuevo “saturados” con más de 140 servicios por la fuerte tromba de agua que cayó sobre la ciudad a partir de las 00:00 horas de este viernes 17 de agosto. Apenas cinco días después de la última tormenta, las lluvias han provocado fugas e inundaciones de garajes y trasteros por toda la capital. En Miralbueno han permanecido dos horas sin luz.

Los bomberos todavía no han podido atender todos de los más de 140 servicios que se les reclamaron desde todos los puntos de la ciudad como consecuencia de la gran cantidad de agua caída.

En este caso, las principales afecciones han sido fugas de agua e inundaciones de garajes y trasteros.

También han caído algunas ramas y árboles, aunque, al no ir acompañada de viento la tormenta, han sido bastante menores respecto a la tromba del domingo.

En Miralbueno, sin luz

Además, en algunas partes de la ciudad, como Miralbueno, la lluvia dejó sin luz a gran parte del barrio durante dos horas.

La tormenta provocó grandes acumulaciones de agua en calles como José María Castro Calvo, Lagos de Coronas y José Manuel Blecua.

Los bomberos están desbordados por las incidencias ocasionadas por las sucesivas tormentas. El sindicato CCOO denunciaba este jueves que la plantilla es escasa y por ese motivo se tarda tanto tiempo en solventar los contratiempos, para los que se establece orden de prioridad de acuerdo con la urgencia del caso.

Mujeres víctimas de violencia dejan de declarar en los juzgados porque apenas pueden atenderles

La fiscal A.Y. Cantón habla en la comisión de las Cortes sobre violencia machista, flanqueada por la jueza M. S. Alejandre y por el director del Instituto de Medicina Legal en Zaragoza, Eduardo Murcia

  • Jueces y fiscales reclaman en las Cortes de Aragón dos juzgados más de delitos contra la mujer porque están “saturados” y el personal que los integra “agobiado”
  • Las mujeres se van “desencantadas” y en muchos casos renuncian a declarar después de haber interpuesto la denuncia porque se sienten desatendidas

En Aragón se registraron 3.162 denuncias por delitos contra la mujer en 2016, lo que supone un aumento del 16,6% con respecto al año anterior. Este año las denuncias por violencia machista han subido más de un 50%. Estos incrementos están determinando que los dos únicos juzgados de competencia exclusiva para instruir delitos contra la mujer en Aragón estén “saturados” y los profesionales que trabajan en ellos “agobiados” por la escasez de tiempo a la hora de tramitar las denuncias. La situación deriva en mala asistencia y en que muchas mujeres víctimas de violencia machista renuncian a declarar porque apenas se les puede prestar atención en los juzgados.

La fiscal delegada en materia de violencia machista en Zaragoza, Ana Yolanda Cantón, y la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número dos de Zaragoza, María Soledad Alejandre, así lo han manifestado ante la “Comisión especial sobre violencia machista” celebrada en las Cortes de Aragón, donde han solicitado la creación de dos juzgados específicos más, el incremento del número de fiscales -actualmente hay tres- y la creación de un sistema de guardias para cuando estos juzgados terminan su jornada laboral.

Los delitos contra la mujer son gestionados también por los juzgados de instrucción número 8 y 9, por la sección 1 de la Audiencia Provincial y por juzgados de guardia cuando los juzgados específicos acaban su jornada laboral a las 19.00 horas. Cuando una mujer va a partir de esa hora a denunciar una agresión, se le presta atención, pero según Alejandre, “no hay gente que pueda atender correctamente ni que le pueda acompañar en el proceso todo lo que necesita”.

Mujeres mal atendidas que deciden no declarar

“Un juzgado de guardia les atiende bien pero se van desencantadas”, ha asegurado la magistrada, que ha señalado que este puede ser uno de los motivos que lleve a la mujer a no querer declarar después de haber interpuesto una denuncia.

Esta situación se repitió el año pasado 364 veces y, al no declarar ni víctima ni acusado, acaba en sentencias absolutorias. Ante esta situación, Alejandre ha recomendado que se investiguen cuáles son las razones por las que ha hecho uso de este derecho.

Sobre la escasez de tiempo con la que cuentan para tramitar las denuncias ha hablado Cantón, asegurando que sería necesario modificar el Artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, crear al menos un juzgado más –mejor dos- y habilitar más plazas de fiscales.

Además, también ha puesto sobre la mesa la necesidad de establecer un sistema de guardias porque “no tiene lógica” que 12 juicios por delitos contra la mujer se tengan que tramitad de 9.00 a 14.00 horas y que sí que haya guardia para delitos menores por la tarde “siendo que como mucho hay tres”. Esta situación provoca que “en cuanto pueden, el personal deja este juzgado”.

Cantón ha alabado la cooperación ciudadana, que ha ayudado a resolver numerosos casos en los que la mujer no quería hablar en el juzgado.

Con estas intervenciones, la comisión especial de estudio sobre las políticas y recursos necesarios para acabar con la violencia machista de las Cortes de Aragón ha concluido este jueves, 22 de junio, la tanda de más de veinte comparecencias que había programado de responsables públicos, expertos y colectivos en una decena de sesiones abiertas celebradas en los últimos tres meses.