Servicios Públicos

Cubero prevé municipalizar los servicios de autobús y de limpieza en la próxima legislatura

El consejero municipal de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha destacado que si gobierno en los próximos cuatro años pondrá encima de la mesa la municipalización de la contrata de autobuses y de limpieza, que terminan contrato en la próxima corporación.

Durante un balance de su área, Cubero ha asegurado que “evidentemente” si plantea la municipalización de esos servicios públicos buscará “consenso político”. “La pregunta es si estamos dispuestos a ese consenso político y nos ponemos a trabajar en esa idea”, ha sostenido.

Según Cubero, Zaragoza es la única gran ciudad que tiene el servicio de transporte urbano en manos privadas. “Luego la gente ve que los autobuses se incendian en verano, ve cómo están los asientos y las luces del freno. Todo eso es porque lo está gestionando una empresa privada, que no mira por la calidad del servicio”.

Cubero considera que la próxima corporación que llegue al Consistorio debería abordar este debate y que aceptará el tipo de servicio público que se decida por una mayoría política.

Balance positivo

El edil de Servicios Públicos y Personal ha destacado que el balance de su gestión es “muy positivo” ya que “se ha logrado demostrar” que había otra forma de hacer política en la gestión de los servicios públicos.

Además, Cubero ha asegurado que no cambiaría nada de su gestión este mandato, aunque ha afirmado que no esperaba tantos “palos en las ruedas”. El edil ha asegurado que cree que su único error ha sido el de ser “demasiado ingenuos” con los enemigos.

Tras criticar la “estrategia de bloqueo” por parte del PSOE, Cubero ha subrayado que no se ha limitado a este ámbito, sino que se ha extendido a otros asuntos como se ve en los presupuestos de este año.

El servicio de Parques y Jardines pasa al área de Medio Ambiente

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha dado cuenta de un decreto de Alcaldía por el que el área de Parques y Jardines pasa de la Consejería municipal de Servicios Públicos y Personal a incorporarse a la de Urbanismo y Sostenibilidad.

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, ha explicado que este cambio “lo marca el propio decreto y es conveniente que este servicio de Parques y Jardines se enmarque en la estructura política ambientalista de la ciudad”.

Otras razones son la compensación de cargas de trabajo porque desde la Ley de capitalidad “toca asumir presidencias de sociedades y hay un carácter de compensación de las cargas de trabajo”, ha explicado.

Asimismo, ha emplazado a que sea en la Junta de Portavoces donde se deberá acordar la materialización para la gestión de los asuntos de este área (en la foto superior de zaragoza.es, un inspector del servicio analiza con su tableta una parte del Parque Grande Labordeta).

Responsabilidades

La concejal del grupo municipal de CHA, Leticia Crespo, ha pedido que se dejen claras las competencias y dado que la responsable es la concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, que Cubero “deje de pronunciarse sobre parques y jardines porque nos descoloca a todos”.

“Entiendo que la responsable última es Artigas y pido que Cubero se abstenga de hacer pronunciamientos sobre parques y jardines”, ha remachado.

La portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, Sara Fernández, ha contado que “no tenía sentido” que Parques y Jardines estuviera en Servicios Públicos y ha atribuido este cambio a que Cubero ya “no puede remunicipalizar este servicio y, por eso, vuelve a medio ambiente, que es “donde debería estar desde el principio”.

Quitar poder a Cubero

El portavoz del grupo municipal del PSOE, Carlos Pérez Anadón, ha indicado que “mediante un proceso de deslizamiento se cambia una estructura del Ayuntamiento. Se jibarizan áreas y se crean macrocefalias para ejercer el control necesario. Hay dos macroáreas, como Urbanismo, y las demás ni existen”, ha opinado.

El PSOE propondrá que desaparezca Servicios Públicos porque “¿quién puede defender su existencia con las competencias residuales que le quedan?”, se ha preguntado.

El concejal del grupo municipal del PP, José Ignacio Senao, ha opinado que es un “desastre” la organización inicial de ZEC y ha invitado al alcalde, Pedro Santisteve, a decir algo al “descabezar” a Cubero.

“Parece que el alcalde no tiene las personas adecuadas o las que puede domesticar fácilmente y ha cambiado la estructura por personas más fáciles para esta negociación. Habrá que ver si Cubero tolerará que el alcalde lleve la negociación”, ha aventurado.

Nueva contrata

Por su parte, Alberto Cubero ha replicado que en la Junta de Portavoces se tiene que solventar la forma de trasladar las propuestas sobre parques y jardines y ha precisado que se trata de un decreto de estructura.

“El área la llevará Artigas, pero habrá asuntos que se tendrán que llevar desde Servicios Públicos, como los pliegos de la nueva contrata”, ha zanjado el consejero municipal de Servicios Públicos y Personal.

FCC rechaza un plan de poda adicional por 1,4 millones

La empresa FCC ha rechazado el contrato complementario que le ha ofrecido el Gobierno de Zaragoza en Común, que supone un incremento en la contrata que mantiene con el Ayuntamiento de 1,4 millones de euros para intensificar la poda del arbolado.

Así lo ha anunciado este lunes 20 de noviembre en rueda de prensa el consejero de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero quien, no obstante, no cierra la puerta a que FCC pueda aceptar finalmente esta propuesta cuyo objetivo es reducir los ciclos de poda de los actuales 7-8 años a los 2-3 que son recomendables.

Según Cubero, los 1,4 millones de euros del contrato complementario es el doble de lo que se destina a poda en la actualidad y “la única condición” es que ese importe extra, ha dicho, conlleve la contratación de personal y la compra de maquinaria para realizar estos trabajos.

Sin embargo, ha reconocido que las negociaciones “no han terminado bien” porque según la empresa el contrato es “deficitario” y el nuevo importe “debería destinarse a un equilibrio presupuestario”, a juicio de Cubero, “para engordar los beneficios empresariales”.

Aplazamiento de la poda

Ahora, Cubero ha informado de que “habrá que esperar al próximo otoño” con motivo de la elaboración de un nuevo pliego de condiciones que contaría con una mayor dotación económica y que asumiría la nueva empresa.

Según el responsable de los Servicios Públicos, jurídicamente tampoco es posible hacer un contrato con otra empresa para un servicio que ya realiza la actual contrata, por eso ZeC mantiene “la mano tendida” con la esperanza de que “FCC entienda que en la ciudad no están dispuestos a tirar el dinero” y porque el contrato complementario ya recoge el correspondiente beneficio empresarial.

Para poder realizar este contrato complementario solo hay de plazo hasta el 31 de diciembre, fecha en la que finaliza la contrata con FCC y solo cabría la prórroga, que la empresa todavía no ha decidido, o continuar con el servicio a través de un reconocimiento de obligaciones.

En este sentido, Cubero ha advertido de que en el caso de que FCC no acepte la prórroga, “por decencia” no debería presentarse al nuevo concurso.

ZeC elabora un proyecto de presupuestos sociales, inversores y medioambientales

La mejora de los servicios públicos (movilidad, limpieza, ahorro energético y zonas verdes), incremento de la inversión (un 21% más) mediante la captación de 24,8 millones en créditos, refuerzo de las políticas de derechos sociales, especialmente en vivienda, apuesta por políticas medioambientales, impulso a los presupuestos participativos, reducción de la deuda y desarrollo cultural son las líneas maestras del proyecto de presupuesto para 2018 que el gobierno municipal de ZeC ha aprobado este viernes 10 de noviembre.

El borrador presupuestario asciende a 753 millones de euros y ZeC tiene la intención de que los presupuestos se sean aprobados de forma inicial el próximo 22 de diciembre, pese a que no ha habido ninguna negociación previa con PSOE y CHA.

El portavoz del gobierno municipal y consejero de Economía, Fernando Rivarés, ha detallado en rueda de prensa este proyecto de presupuestos, que supone un incremento del 4 % con respecto al 2017, y ha insistido en que se ha presentado sin contar con esos dos grupos porque la “primera obligación” de un gobierno es “aprobar en tiempo y forma” el presupuesto.

En su caso, aspiran a que este visto bueno se pueda obtener de forma inicial en el pleno del próximo 22 de diciembre aunque la aprobación definitiva se produzca a comienzos de 2018.

Rivarés explica el contenido de los presupuestos

Negociación

Por ello ha negado que esta presentación en solitario “dificulte” la negociación, a la que ZeC está “abierto” para negociar las enmiendas con PSOE y CHA sobre un proyecto “detallado” después de que el próximo miércoles se pueda acordar en Comisión de Economía el calendario para su aprobación.

Rivarés ha apuntado además que este presupuesto viene “positivamente condicionado” por los plurianuales de tres años aprobados el año anterior con PSOE y CHA y también porque existe “menos deuda, equilibrio económico y presupuestario” y el Ayuntamiento ha salido del plan de ajuste.

Los presupuestos, que se han enviado este mismo viernes a los grupos municipales y se han colgado en la web municipal, son “perfectamente negociables”, ha insistido, toda vez que ha resaltado que ZeC “no está dispuesto” a que el proceso dure “seis meses” como el año anterior, que empezó a hablarse de presupuestos en noviembre, se aprobaron el 29 de marzo y se empezaron a ejecutar el 2 de abril, “a mitad de año y no tiene sentido”.

Más inversión y captación de créditos

Las grandes líneas de los presupuestos presentados por el Gobierno se centran, según Rivarés, en la mejora de los servicios públicos, el incremento de la inversión destinada a la mejora de los barrios, el patrimonio en desuso y la lucha contra el cambio climático y el refuerzo de las políticas de derechos sociales.

También en la apuesta por políticas medioambientales sostenibles, la consolidación de los presupuestos participativos y ampliación a barrios rurales, la reducción de la deuda hasta los 690 millones, frente a los 856 que encontraron cuando accedieron al Gobierno en 2015, y el impulso a la cultura como elemento transformador de los barrios.

En cifras, el presupuesto asciende a 753, un 4 % más que el años pasado (724), y con un 21,75 % de incremento en las inversiones directas, hasta los 65,5 millones de euros, que en parte se financiarán mediante la captación de créditos bancarios por valor de 24,8 millones.

Ha insistido Rivarés en que es “la primera vez en siete años” que se puede acceder a financiación externa para inversiones gracias al saneamiento realizado en las cuentas públicas con la salida del plan de ajuste cinco años antes de lo previsto o la reducción del nivel de endeudamiento del 124 % al 100 %.

Se amortizan además 57 millones de euros de deuda, a finales de 2018 se habrá reducido en 33 millones, hasta los 690; baja el pago de intereses a los bancos un 4 % y el gasto corriente aumentará un 5,5 % hasta los 3030 millones de euros por la mejora de los servicios públicos, ha dicho.

Rivarés ha recordado que los ingresos corrientes aumentarán 8 millones correspondientes a la Ley de Capitalidad y que la recaudación prevista por plusvalías bajará en 7 millones, según este borrador.

Importante aumento en vivienda

Por partidas, subirá un 3,5 la destinada a servicios públicos, hasta los 67 millones; con un 3,1 % de aumento la inversión en transporte público y un 5,84 -hasta los 71,2 millones- la de limpieza pública y tratamiento de residuos o 21 millones (un 8,8 % más) para la mejora de parques, jardines y zonas verdes.

Las políticas sociales tendrán un aumento del 4,2 por ciento, hasta los 104,7 millones; con refuerzos para la asistencia domiciliaria (5,4 %), las ayudas de urgencia (4,4 %), o la inversión en vivienda pública, que crece un 48,9 % destinada a la rehabilitación y mejora de la eficiencia energética.

Se destinarán dos millones de euros a la recuperación del patrimonio sin uso, seis a la reforma del mercado central y 7,8 para actuaciones urbanísticas.

Rivarés ha resaltado que se duplica la cantidad asignada a proyectos elegidos por los vecinos con los presupuestos participativos, hasta los 10 millones, para ejecutar propuestas en 2018 y 2019, así como el hecho de que se extienden a todos los barrios rurales y que se abre la posibilidad de abrir propuestas de ciudad que beneficien a varios distritos.

Si se aprueba este borrador se destinarán 2,5 millones a la estrategia 2020 de lucha contra el cambio climático, 100.000 euros para la compra directa de energía eléctrica y aumentará el presupuesto destinado a cultura un 5,8 %, hasta los 14,1 millones.

Rivarés, quien ha anunciado que a principios de la próxima semana llamará a los representantes de los grupos municipales para “hablar” del presupuesto, ha resaltado que la única área que baja son los gastos de Alcaldía, respecto a representación y protocolo un 7,82 %; mientras que el resto aumentan todas “entre un 3 y un 8 %”.

El futuro del 010 se decide este miércoles en una comisión especial de Servicios Públicos

El futuro del servicio de información municipal 010 se decidirá este miércoles 18 de octubre en una sesión extraordinaria de la comisión de Servicios Públicos y Personal, donde los distintos grupos políticos se pronunciarán sobre la municipalización propuesta por ZeC, que apoya CHA. El concejal responsable, Alberto Cubero, ha reconocido como “posible” la desaparición del servicio si no se aprueba su recuperación por el Ayuntamiento. El PSOE tiene intención de mantener su postura contraria a la municipalización, lo mismo que C’s. Queda la incógnita del PP, que todavía no se ha pronunciado oficialmente, aunque todo indica que también se opondrá a la recuperación del servicio.

Tras la reunión fallida del pasado lunes entre ZeC, CHA, PSOE y C’s para acercar posturas sobre la municipalización, Cubero ha explicado este martes 17 de octubre que los grupos municipales ya habían valorado el expediente y tenían una posición sobre el mismo (PSOE y C’s habían reclamado tiempo para revisar la propuesta y los documentos que la acompañan), por lo que se convocaba la comisión extraordinaria para el miércoles.

En esa reunión el gobierno municipal de ZeC va a incorporar otro informe en el que se contienen propuestas de mejora del servicio planteadas por los diferentes grupos municipales para el caso de que el 010 fuera municipalizado, además de un informe adicional sobre el coste real del servicio.

A este respecto Cubero ha precisado que “se estima que el coste actual del 010 es de 324.000 euros anuales. Si se rechaza la municipalización y se reactiva el servicio, el coste ascendería a 424.000 euros; si se municipaliza, el coste pasaría a 221.000 euros, puesto que a las trabajadoras se les reabsorbería de acuerdo a su actual convenio de telemarket. Una vez incorporadas al convenio municipal y aplicadas las mejoras que se pretenden introducir en el servicio municipalizado, su coste ascendería a 442.000 euros”.

Mejoras

Respecto a esas mejoras una vez municipalizado el servicio y subrogada su plantilla, el concejal ha indicado que se trataría de que las trabajadoras del 010 pudieran utilizar la base de datos fiscal, algo que la normativa sólo deja en manos de los empleados municipales, para que pudieran domiciliar recibos o realizar otro tipo de actividades relacionadas con el pago de tributos o sanciones.

También se contemplan en esas mejoras la implantación del telepago a través del 010. “Ahora, los ciudadanos pueden dirigirse por teléfono a Recaudación y dar sus datos para abonar multas o tributos. Si eso se incorpora al 010, se amplía el horario a las tardes y a fines de semana y festivos”, ha explicado Cubero.

Asimismo se incorporaría la posibilidad de atender consultas ciudadanas sobre el barómetro de opinión de la ciudad a través del 010 o la implantación de lenguaje de signos para personas con discapacidad.

El concejal ha reconocido que “es posible que el servicio desaparezca si no se municipaliza”, puesto que muy pocas empresas estarían interesadas en acudir al concurso si tienen que asumir la deuda de Pyrenalia (actual gestora del 010) con sus empleadas, “pero ese es el camino de la externalización de los servicios públicos”, ha lamentado Cubero.

Una cuestión “humana”

El concejal de ZeC sostiene que la cuestión del 010 ya no es política, “sino humana, se trata de tener en cuenta la situación de las 14 trabajadoras el 010, que pueden ir al paro. Se trata de algo más de si el servicio es público o privado, una vez despejadas las dudas técnicas”.

Su comentario aludía de forma velada a los grupos de PSOE y C’s, a los que ha solicitado que den vía libre a la municipalización del 010, si no mediante el voto favorable, sí con su abstención, lo que permitiría llevarla adelante con los votos de ZeC y CHA.

En caso de que estos grupos sigan reticentes a la municipalización, lo cual es casi seguro, el Ayuntamiento sacará de nuevo a concurso la gestión del servicio, con los pliegos de condiciones ya aplicados en la anterior legislatura, a los que se añadiría la obligación de las empresas concurrentes de hacerse cargo de la actual deuda de Pyrenalia con sus empleadas, un requisito que puede ahuyentar a casi todas las compañías inicialmente interesadas en gestionar el servicio.

El PSOE se opone a municipalizar

A este respecto, la concejala del PSOE Lola Campos ha insistido a Ten! Zaragoza en que su grupo mantiene la postura de no municipalizar el 010 y defiende sacar el servicio de nuevo a concurso, para lo que ofrece al equipo de gobierno “toda nuestra ayuda para presentar lo más rápido posible un nuevo pliego de condiciones, porque ha cambiado la situación y no se puede ir con el anterior”.

La concejala socialista ha señalado que entre las nuevas medidas a incorporar, el PSOE sugiere modificar la adscripción laboral de las trabajadoras a otro sector cuyo convenio pueda ofrecerles sueldos más altos, dando por hecho que el nuevo pliego incluya una cláusula de subrogación de las actuales trabajadoras de Pyrenalia por parte de la compañía que se adjudique finalmente el concurso.

A este respecto, el grupo socialista plantea también la posibilidad de que el Ayuntamiento asuma la deuda de la actual empresa con las empleadas, a las que no paga salarios desde hace cuatro meses, para evitar que la obligación de arrogarse ese lastre deje el concurso desierto.

También sugieren desde el PSOE plantear un pliego con “flexibilidad temporal”, de modo que su duración se establezca en función de las necesidades y conveniencias para trabajadoras y Ayuntamiento.