sinvergüenzas

FCC pasa al Ayuntamiento la factura de una comida de chuletón como gasto de Parques y Jardines

El concejal de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha denunciado este martes 19 de marzo que la empresa FCC está hinchando el coste del servicio de Parques y Jardines que tiene adjudicado, mediante facturas ajenas a la realización de los trabajos en zonas verdes. Como ejemplo, Cubero ha aportado una factura de una comida de tres comensales en un restaurante de Madrid por importe de 87,70 euros. Los servicios municipales están analizando toda la documentación aportada por FCC para tratar de justificar un incremento del 30% en el coste de los trabajos en zonas verdes.

La polémica factura mostrada por el citado edil a la prensa corresponde al restaurante Bamberg de la capital estatal, está fechada el 26 de septiembre de 2018 y el menú consistió en anchoas de Santoña y chuletón de ternera.

Cubero ha insistido en que FCC “son unos sinvergüenzas” por intentar que el Ayuntamiento asuma el pago de “facturas que nada tienen que ver con la realización de los servicios de mantenimiento de las zonas verdes de la ciudad. Los impuestos que pagan los zaragozanos no están para abonar anchoas y chuletón”.

Pagos paralizados

El gobierno municipal paralizó el pasado verano el pago de las obligaciones trasladadas por FCC por mantenimiento de zonas verdes, al sospechar que las facturas estaban hinchadas y exigió a la empresa una detallada información sobre gastos y mantenimiento. La empresa ha enviado este mes de marzo al Consistorio la documentación relativa a los meses de septiembre a diciembre de 2018, ha informado Cubero.

El concejal ha subrayado que la aparición entre esos informes de la factura del restaurante madrileño “y otras que estamos examinando en el área de servicios públicos, demuestran que FCC está hinchando de forma injustificada las certificaciones”.

La empresa sigue asumiendo el servicio de Parques y Jardines por el que cobra mediante reconocimiento de obligaciones desde hace más de un año en que venció la contrata, a la espera del nuevo pliego de condiciones, que la propia FCC ha recurrido cuatro veces al Tribunal de Contratos, por lo que Cubero le acusa de estar paralizando la nueva contrata porque incluye cláusulas sociales para la plantilla.

Imagen de la factura de la comida de chuletón

Un 30% de incremento

El concejal de Servicios Públicos y miembros de su gabinete han precisado que la facturación habitual de FCC por el servicio de Parques y Jardines suele ser de un millón de euros mensuales. Pero a partir de marzo de 2018 el coste se ha ido elevando hasta llegar por encima de los 1,3 millones al mes.

A este respecto han explicado que el 90% del monto del servicio corresponde a pago de nóminas y a mantenimiento de maquinaria. “Con la misma plantilla y la misma maquinaria, es muy extraño que en el 10% restante se produzca un incremento de costes por encima del 30%”, señalan los técnicos de Servicios Públicos.

El concejal y sus colaboradores han insistido en que se han detectado otras facturas sospechosas respecto a mantenimiento de la maquinaria, pero también algunas “relativas a cuestiones que en principio no parece que tengan nada que ver con el cuidado de zonas verdes”, ha indicado Cubero.

Pagar lo que corresponda

El concejal de ZeC ha apuntado que “si FCC es capaz de presentar estas facturas a un gobierno municipal que se ha mostrado especialmente escrupuloso con el control de las contratas, no quiero pensar lo que han estado haciendo en todos los años que llevan asumiendo servicios públicos con gobiernos locales que apenas las han controlado”.

Pese a la aparición de estas aparentes irregularidades, Cubero ha dicho que el Ayuntamiento abonará a FCC “lo que corresponda a trabajos de mantenimiento de Parques y Jardines. No se ha pagado nada todavía desde agosto porque no habían pasado la justificación de gastos. Ahora la estamos examinando y sólo pagaremos lo que corresponda al servicio”.

A esto ha añadido que se exigirá a la empresa que solucione su conflictividad laboral, “porque los trabajadores tienen razón”, ha asegurado Cubero. Precisamente estos días los trabajadores llevan a cabo movilizaciones para reclamar la aplicación del convenio de empresa. Hoy mismo han protagonizado una concentración a las puertas del Ayuntamiento (foto superior de Daniel Marcos).

También ha añadido Cubero que a tenor de lo que está ocurriendo con las empresas que detentan importantes contratas municipales, “está claro que debemos apostar por la gestión pública de estos servicios, aunque sólo sea por decencia”.

Concejal Cubero: “FCC son unos sinvergüenzas y no vamos a tolerar ni un chantaje más”

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, ha calificado de “sinvergüenzas” a los responsables de la empresa FCC, a la que ha advertido que no le van a tolerar “ni un chantaje más a la ciudad de Zaragoza”.

Así lo ha manifestado Cubero en rueda de prensa después de que la empresa que gestiona el servicio de parques y jardines de la margen derecha, en reconocimiento de obligación al haber finalizado el periodo de vigencia del contrato, advirtiera de que las nóminas de los trabajadores corrían peligro si el Ayuntamiento no abona las cantidades que adeuda.

El consejero ha recalcado que FCC no va a cobrar “ni un solo euro” hasta que no presente y acredite todas las facturas, tal y como el Gobierno de la ciudad lleva reclamándole desde agosto.

Sospechas de sobrecostes

Se ha reafirmado en que tiene “enormes sospechas” de que la empresa estaría tratando de cobrar 300.000 euros de más y ha anunciado que no tiene intención de negociar con FCC el cumplimiento de sus obligaciones.

“En todo caso, me reuniré con los trabajadores”, ha agregado Cubero, quien ha mostrado su apoyo a los paros parciales que están convocando.

“No se lo cree nadie que les preocupan los derechos laborales y el cobro de las nóminas”, ha espetado.

Empresa conflictiva

La contrata del servicio de Parques y Jardines venció el 31 de diciembre de 2017 y desde entonces el Ayuntamiento paga conforme a las certificaciones de servicio, ya que los nuevos pliegos de licitación de la futura contrata están recurridos por la propia empresa ante el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (TACPA).

Precisamente, esta semana los trabajadores de FCC, que están realizando paros parciales para que la empresa cumpla el convenio colectivo, se concentraban ante el TACPA para pedir una pronta resolución de las alegaciones presentadas por la compañía a las cláusulas sociales de los pliegos de la nueva contrata.