tardanza

Las mujeres aragonesas que sufren violencia machista tardan más de 12 años en denunciar a sus agresores

Aragón es la segunda comunidad en la que más tardan en denunciar las víctimas de violencia de género, 12 años y 6 meses, por encima de la media estatal, de 8 años y 8 meses, desde que comienzan a sufrir malos tratos y aunque los motivos de este retraso son muchos, el principal es el miedo al agresor.

Según el “Estudio sobre el tiempo que tardan las mujeres víctimas de violencia de género en verbalizar su situación” de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, la violencia que más tarda en denunciarse es la física: las mujeres necesitan una media de 14 años en pedir ayuda, mientras que en la psicológica esa cifra es de 7 años y 9 meses.

La Delegación del Gobierno ha hecho un estudio sobre los motivos que ralentizan la decisión de las víctimas de violencia de género de denunciar este maltrato o bien en solicitar apoyo a un servicio especializado, a partir de 1.220 encuestas.

La mitad de las encuestadas alegó que el miedo al agresor era el principal motivo por el que tardaron, mientras que un 45 % pensaba que podía resolverlo sola, un 36 % no se reconocía como víctima, un 36 % se sentía culpable y responsable y al 29 % le daba pena el agresor.

Otros motivos

La falta de recursos económicos (28 %), la vergüenza a contar lo sucedido (28 %), pensar que no podría salir adelante con sus cargas familiares (23 %), desconocer adónde dirigirse y cómo pedir ayuda (21 %), miedo y desconocimiento al proceso judicial (19 %), falta de apoyo familiar y social (18 %), miedo a la reacción de la familia (16 %), pensar que nadie podría ayudarla (15 %) o que no la iban a creer (13 %) y miedo a la reacción de los hijos (11 %) fueron otros motivos expuestos.

Las dos razones fundamentales que las llevaron a denunciar o a pedir ayuda fueron el mal estado psicológico en el que se encontraban (54 %) y las características concretas de la última agresión sufrida (41 %).

Casi una de cada tres mujeres lo hizo porque sus hijos empezaban a ser conscientes del maltrato, el 27 % porque contó con el apoyo de una persona de su entorno, el 21 % por la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el 9 % por la intervención de los recursos sanitarios, el 6 % porque sus hijos eran mayores y más autónomos, el 6 % por campañas en los medios de comunicación y un 1 % porque la situación económica de la unidad familiar mejoró.

El 89 % de las encuestadas padeció violencia psicológica, el 68 %, física, el 42 %, económica y el 23 %, sexual.

Casi la mitad sufrieron violencia de solteras

Casi la mitad, el 45 %, empezó a sufrir la violencia siendo soltera, el 37 % estaba casada, el 10 % era pareja de hecho del agresor, el 1 % se había separado, el 5 % divorciado y otro 1 % estaba en trámite de separación.

Según el estudio, el 98 % mantenía la situación de pareja tanto cuando comenzó a sufrir la violencia como cuando denunció.

El 74 % convivía con el agresor cuando empezó a padecer el maltrato, el 43 % vivía entonces con sus hijos, el 21 % sufrió violencia en la infancia y un 27 % fue testigo de ella. Además, una de cada cinco víctimas ha sido maltratada por más de una pareja.

Los datos reflejan que las mujeres denuncian antes cuanto más jóvenes son -las menores de 35 años son las que reaccionan antes mientras que las mayores de 65 son las que más tardan-, y también cuanto menores son los hijos, antes dan el paso.

Las casadas esperan más a denunciar

Además, las casadas esperan más antes de tomar la decisión de denunciar y el hecho de tener una hipoteca también amplía este tiempo. Las mujeres con estudios universitarios también tardan menos de la media en hacerlo (7 años y 1 mes).

La media española a la hora de denunciar o pedir ayuda es de 8 años y 8 meses, una cifra que varía de forma significativa entre distintas comunidades autónomas.

Melilla (2 años y 6 meses), Murcia (4 años y 5 meses), Asturias (6 años y 3 meses) y Andalucía (7 años, 4 meses) son las comunidades con los tiempos más bajos.

Por contra, donde las víctimas tardan más en denunciar o pedir ayuda es La Rioja (12 años y 7 meses), Aragón (12 años y 6 meses), Canarias (11 años y 9 meses), País Vasco (11 años y 7 meses), Extremadura (11 años y 3 meses) y Madrid (10 años y 1 mes).

La primera cita en los Centros de Servicios Sociales se reduce a 13 días

Los Centros Municipales de Servicios Sociales tienen una media de tiempo para una primera cita de trece días, lo que supone cuatro días de mejora respecto a los 17 días registrados en 2017, y diez días de mejora respecto a 2015. Las Delicias y San José son los barrios con los datos “menos satisfactorios”, tal y como ha reconocido la consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, en la Comisión del ramo.

Broto confía en que el desdoblamiento del centro de Las Delicias como otras medidas en más barrios “facilitarán que las citas y las resoluciones sean lo más rápidas posible”.

De los quince Centros Municipales de Servicios Sociales, siete (el 40%), tiene una demora de diez días o menos; doce (el 80%) lo hacen en menos de quince días; y sólo en San José se superan los 20 días. En el primer trimestre de 2017, el número de centros que atendía en menos de quince días era del 60%,

Respecto a las Ayudas de Urgente Necesidad, los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza tienen unos tiempos de resolución de 6,2 días de media, que se reducen 2,4 días de media en los casos de ayudas por alimentación ya que “tienen unos tiempos de resolución más rápido porque hay convenios con entidades comerciales y no tienen que solicitar facturas y presupuestos que siempre dilata los procesos”, ha explicado Broto.

Incremento de la partida de ayudas urgentes

Broto se ha mostrado “muy orgullosa” de haber podido incrementar un 27% la partida de ayudas urgentes. Y es que desde 2015 se han sumado dos millones a esta partida, que ya alcanza los 9,3 millones de euros en 2018 “para dotar suficientemente a las unidades familiares en desequilibrio de la ciudad y así asegurarle la cobertura básica de sus necesidades”, ha destacado Broto.

En este sentido, Broto ha hecho hincapié en que este es el primer mandato “en el que las ayudas de urgencia no se tienen que ampliar al final del ejercicio”, ha indicado la consejera, lo que demuestra, ha agregado, “que es la cuantía adecuada”, ha subrayado Broto, quien ha lamentado que aumenten los casos de familias “con situación de pobreza cronificada”.

Más de 20 minutos de espera en las paradas del tranvía por la huelga

Más de 20 minutos de espera en algunas de las paradas del tranvía son las consecuencias de la primera jornada de huelga de los conductores que ha comenzado este viernes y que se prolongará durante toda la semana de Fiestas del Pilar.

El Ayuntamiento ha fijado unos servicios mínimos del 50% de los convoyes para las horas de paro parcial de la mañana, entre las 11 y las 14:30 horas; por la tarde-noche, los servicios mínimos aumentan al 68% de la flota, entre las 18:30 y las 22 horas.

Con esos requisitos, el Consistorio calculaba que las esperas se alargarían entre 11 y 14 minutos por la mañana y serían de unos 7 minutos por la tarde. Pero las previsiones han sido superadas en el primer día de los paros parciales, con esperas bastante más prolongadas, según señalaban los paneles de la parada de plaza Aragón esta misma mañana (en la foto superior de cadenaser.com, los viajeros se acumulan en la parada de plaza Aragón a la espera de la llegada de un convoy).

Usuarios

Durante toda la jornada la actitud de los usuarios en las paradas iba desde el nerviosismo por la tardanza de los convoyes a la preocupación y a la indignación.

Una joven residente en Valdespartera explicaba en los andenes de plaza Aragón que debía tomar el tranvía cuatro veces al día para ir y venir del trabajo, “siempre coincidiendo con las horas de los paros”, con lo que la huelga le estaba afectando sobremanera.

Otros viajeros alertaban de las especiales consecuencias lesivas que iban a tener los paros en plenas fiestas y algunos de ellos recriminaban al Ayuntamiento que no hubiera tomado cartas en el asunto y propiciado un entendimiento entre empresa y trabajadores para evitar la huelga.

Postura municipal

A ese respecto, el consejero de Servicios Públicos de Zaragoza, Alberto Cubero, ha considerado que en estos momentos es “muy difícil” que se pueda desconvocar la huelga del tranvía, que ha comenzado este viernes y que se prolongará hasta el 13 de octubre.

“No vamos a engañarnos, estamos en unos momentos en los que es muy difícil que se pueda desconvocar la huelga, pero si se desconvocara tendría que hacerse desde el margen de la negociación colectiva”, ha manifestado Cubero en una rueda de prensa, ante los paros que están convocados hasta el 13 de octubre (exceptuando el 12, día del Pilar).

El consejero ha manifestado que si la huelga se desconvoca tendrá que ser con el acuerdo de ambas partes- Sindicato Ferroviario y empresa- algo que tiene que suceder en la mesa de la negociación colectiva, de “donde ayer se levantaron y donde no tienen cita para volver a sentarse”.

En cuanto a los servicios mínimos, el concejal de Servicios Públicos ha recordado que son fruto de la propuesta realizada por los técnicos de Movilidad, que han valorado las necesidades y los derechos tanto a huelga como al transporte público.

Por otro lado, Cubero ha recordado que los accesos para el Espacio Zity Valdespartera se han reforzado con los autobuses V1 y V4.

Los bomberos precisarán 15 días más para retirar las ramas caídas por la tormenta del domingo

El consejero municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Muñoz, ha estimado que los bomberos necesitarán quince días más, hasta final del mes de agosto, para retirar las ramas de los árboles caídas por la fuerte tormenta de agua y viento del pasado domingo cuando se registraron 22,4 litros por metro cuadrado en unos minutos y rachas de viento de más de 100 kilómetros por hora.

Además, Muñoz ha recordado que el parque del Tío Jorge permanecerá cerrado al público hasta el jueves, 23 de agosto, porque hay 28 árboles que generan peligro y tienen que ser talados. El nivel freático en esta zona verde está muy cercano y origina que las raíces sean pequeñas al no profundizar para buscar el agua creando un riesgo mayor de caída de los ejemplares.

“Estamos teniendo un verano catastrófico en este tema”, ha observado Muñoz, para contar que primero hay que retirar los árboles y luego la madera y la previsión es que se extienda hasta el día 23 de agosto, ha abundado.

En rueda de prensa, ha explicado que la tormenta de anoche no ha provocado incidencias en el arbolado, pero ha generado 51 llamadas por inundaciones de calles y los bomberos han tenido que achicar agua. “Todavía siguen en El Cachirulo, que tienen los transformadores desconectados, y en las calles Acacias y Lagos de Corona”, ha apostillado.

Servicios con poco personal

Todos los servicios trabajan muy intensamente y están “debilitados por que hay poca gente. La no cobertura de vacantes durante tanto tiempo por el bloqueo en la tasa de reposición, al cubrirse sólo el 50 por ciento de las jubilaciones, ha conllevado que se hayan perdido unas cien plazas anuales. Ahora estamos en proceso de oposiciones en todos los servicios”, ha expresado.

Ante las críticas de CCOO por hacer la convocatoria a finales de año en lugar de al principio, Muñoz ha contestado que “se acomete en el primer momento en el que Personal hizo el esfuerzo de empezar por las escalas inferiores ante falta de oficiales y ahora se está en la convocatoria de escalas superiores y hay en marcha una oposición de ingenieros, arquitectos y bomberos”.

Ha agregado que “todos los servicios reclaman personal. Yo en concreto preciso de ingenieros en Urbanismo y también hay problemas por falta de arquitectos”.