tasas

El Gobierno de Aragón mantiene los precios de las tasas universitarias

El Consejo de Gobierno extraordinario del Ejecutivo aragonés ha aprobado hoy el decreto por el que se fijan los precios públicos para la prestación de servicios académicos universitarios para el curso 2019-2020, que no contemplan subidas en los títulos.

En concreto, se mantienen los precios relativos a los títulos de Grado, másteres universitarios oficiales, enseñanzas de doctorado o los relativos a evaluaciones, pruebas, expedición de títulos o suplementos y derechos de secretaría. En este cuadro puede verse el coste de los grados el presente curso, que será el mismo para el próximo, en las diferentes carreras universitarias.

El decreto recoge también la exención en el pago de matrícula para los estudiantes que tengan la consideración de refugiados o víctimas de violencia de género.

Por lo que respecta a las enseñanzas de Grado, el importe de las materias se calculará de conformidad con el número de créditos ECTS asignados (Sistema Europeo de Transferencia de Créditos), dentro del grado de experimentalidad en la que se encuentren dichas enseñanzas y según el orden de matrícula de que se trate.

El alumnado, en el primer periodo de matrícula (julio o septiembre/octubre) tendrá derecho a elegir la forma de efectuar el pago de los precios establecidos para los diversos estudios universitarios, bien de una sola vez al comienzo de curso o de forma fraccionada: el 50% al formalizar la matrícula; el 30 % en la primera semana de septiembre y el 20 % restante en la primera semana de marzo.

Bonificaciones

El alumnado de las enseñanzas oficiales de Grado podrá, como el año pasado, beneficiarse de una bonificación en el importe de la matrícula del curso 2019-2020.

Para ello deberá haber estado matriculado durante el curso académico 2018-2019 en estudios oficiales de Grado en un centro de la Universidad de Zaragoza; haber superado al menos el 50 % de los créditos en primera matrícula de los que se haya matriculado en el curso académico 2018-2019 y la totalidad de los que se haya matriculado en segundas y sucesivas matrículas en el curso académico 2018-2019 y poseer la vecindad administrativa aragonesa con una antigüedad mínima de un año a 16 de septiembre de 2019.

Esta bonificación consistirá en una reducción aplicada sobre el importe de la primera matrícula del curso académico 2019-2020 en enseñanzas oficiales de grado equivalente al 50 % del importe resultante de multiplicar el precio de los créditos establecido para la primera matrícula en el decreto por el número de créditos correspondiente a asignaturas superadas en primera matrícula en estudios oficiales de grado en el curso anterior y en la misma titulación.

La Universidad de Zaragoza ofrece matrícula gratuita a las personas refugiadas

La Universidad de Zaragoza ha incluido en su propuesta de precios públicos para el curso 2019-2020 la exención de tasas de matrícula en grado o máster para personas que hayan adquirido la condición de refugiados o que ostenten el derecho a la protección subsidiaria.

Así lo ha indicado la institución académica en una nota de prensa, donde ha precisado que con esta medida “mantiene y refuerza” su compromiso de actuar como agente de acogida con las personas que necesitan protección internacional y refugio ofreciéndoles la exención del pago de tasas de la matrícula en sus titulaciones de grado y máster.

El rector de la UZ, José Antonio Mayoral, ha presentado su propuesta al Consejo Social de la institución, órgano de participación de la sociedad en la universidad, que ha dado luz verde al documento y ahora lo trasladará al Gobierno de Aragón, que ostenta la competencia para fijar los precios públicos por la prestación de servicios académicos universitarios.

Igualdad de oportunidades

En su propuesta, Mayoral también incluía mantiene los importes del curso 2018-2019, a pesar del incremento del 1,5 por ciento del IPC interanual ya que tanto el rector como de su Consejo de Dirección apuesta por garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la universidad mediante tasas no disuasorias y un sistema de ayudas.

Desde la institución han esgrimido que una de las misiones de la Universidad de Zaragoza es ser un “elemento de transformación” que lidere los procesos de cambio “y, además, debe defender y promocionar la justicia social”.

La UZ ha añadido que en la actual sociedad globalizada no puede permanecer ajena a los problemas civiles y sociales que ocurren más allá de sus fronteras y por eso el campus público aragonés “refuerza el compromiso que ya tenía de ser agente de acogida con la propuesta de gratuidad de tasas para los estudios de máster y grado”.

El Pleno municipal confirma la congelación de las tasas y la rebaja del IBI en 2019

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza, con los votos favorables de ZeC, PSOE, C’s y CHA, y con la abstención de PP, ha dado luz verde este viernes 21 de diciembre a las ordenanzas municipales para 2019, que contemplan una reducción del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) al 99% de la población y la congelación, por cuarto año consecutivo de las tasas municipales de agua, vertidos o cementerio, entre otras.

El concejal de Economía, Fernando Rivarés (ZeC), ha resaltado la congelación de las tasas , la rebaja del IBI generalizada como principales logros de las ordenanzas, aunque ha lamentado no haber incrementado el impuesto a viviendas y locales con valor catastral por encima de 750.000 euros (el PSOE se opuso a rebajar el umbral por debajo del millón de euros).

Rivarés ha destacado que el IBI de Zaragoza es “el más bajo” de las grandes ciudades españolas y ha defendido el objetivo de los impuestos municipales de “reforzar la caja común que debe sostener el bien común”.

Alabanzas de PSOE y CHA

Los portavoces de los grupos socialista y aragonesista han alabado también las virtudes de los planes recaudatorios municipales para 2019, subrayando la disminución de entre un 4% y un 12% del IBI a todos los inmuebles valorado en menos de un millón de euros, por lo que afecta a la práctica totalidad de la población y de los locales comerciales de pymes y autónomos.

A este respecto, el portavoz de CHA, Carmelo Asensio, ha lamentado que la reducción de ese impuesto debería haber sido mayor, pero ha calificado las ordenanzas fiscales como “acertadas”.

En parecidos términos se ha expresado la portavoz de Ciudadanos, Sara Fernández, aunque por motivos bien distintos, ya que su grupo defendía la rebaja o congelación del IBI también a propietarios de inmuebles por encima del millón de euros de valor catastral, y ha insistido en que las ordenanzas deberían servir para la promoción del empleo y la actividad económica en la ciudad.

El concejal del PSOE Javier Trívez ha expresado el respaldo de su grupo a las ordenanzas, a las que ha calificado de “satisfactorias”, porque “mantienen la presión fiscal, no la incrementan e incluso disminuye para la práctica totalidad de la población”.

Trívez ha resaltado también la introducción, a propuesta socialista, de mayores bonificaciones para los vehículos eléctricos o híbridos.

Críticas del PP

Por su parte, la concejala del PP María Navarro ha sido muy crítica con la finalidad que, a su juicio, atribuyen las fuerzas de izquierda a las ordenanzas fiscales como “mera herramienta recaudatoria” y ha negado que el IBI se haya reducido en la presente legislatura porque, según sus datos, la recaudación es ahora 12 millones más elevada que en 2015, aunque no ha tenido en cuenta que la rebaja a la práctica totalidad de la ciudadanía ha venido acompañada estos años con incrementos a viviendas y locales de mayor valor catastral, lo que ha propiciado un aumento de la recaudación.

Pese a sus críticas, Navarro ha precisado que el PP no podía oponerse a una rebaja del IBI y por tanto se iba a abstener respecto a las ordenanzas.

El Ayuntamiento congela también para 2019 las tasas de agua

La sociedad Ecociudad Zaragoza congelará sus tasas para el año 2019, lo que sitúa en 68,98 euros el gasto medio anual por persona en el recibo del ciclo integral del agua y la recogida y eliminación de residuos urbanos de la capital aragonesa.

El vicepresidente de Ecociudad y consejero de Servicios Públicos en el Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, y el portavoz del Gobierno municipal, Fernando Rivarés, han anunciado este viernes 5 de octubre esta medida, después de que en su reunión del Gobierno dieran luz verde a los presupuestos para el año que viene de la sociedad municipal que se ocupa de la gestión del agua.

Rivarés ha manifestado en la rueda de prensa que “el aumento tremendo” en el recibo de las aguas que podrán notar los zaragozanos corresponde al Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA), en relación a la publicación del periodo voluntario del pago del polémico tributo del Gobierno de Aragón que desde ZeC consideran “injusto” y que está en pleno debate en las Cortes.

“Anunciamos que se congelan estas tarifas hoy, 5 de octubre, día en el que Lambán vuelve a girar este impuesto injusto”, ha señalado Rivarés.

Aumento de presupuesto

En cuanto al presupuesto, para el año que viene las inversiones aumentarán un 62,55 % con respecto a este año, con un total de aproximadamente 6,5 millones de euros.

Parte de esas inversiones se destinarán a la renovación de colectores del barrio de Las Flores de Montañana, calle Matheu en El Rabal y paseo Ruiseñores en Universidad.

Además, se renovarán las conducciones de la acequia que atraviesa la calle La Sagrada de Garrapinillos y se acometerá la primera fase de las obras vinculadas al Plan Director del parque Tío Jorge.

Inversiones en depuradoras

En depuradoras, se invertirán más de 2 millones de euros en la de La Cartuja y 750.000 para la de la Almozara, para reparar el digestor primario que se colapsó el pasado mes de enero.

Desde el Gobierno de Zaragoza en Común han destacado que el presupuesto presentado supone una reducción del gasto corriente gestionado a través de las contratas de casi un 10 %, gracias a la próxima contratación de seis trabajadores.

“Con esta medida continuamos con la apuesta de la gestión pública”, ha manifestado el vicepresidente de Ecociudad, Alberto Cubero.

En cuanto al pago de las tarifas municipales del agua, el Ejecutivo ha recordado que se siguen manteniendo las bonificaciones con bajos ingresos, de las que se benefician unos 3.600 hogares, y que pueden llegar al 99 % en agua y al 100 % en basuras.

Ecociudad

El mismo que día que Lambán cobra una vez más un ICA injusto para tapar sus pufos, el Gobierno de Zaragoza hemos decidido congelar la tarifa de saneamiento.Además hemos anunciado que en Ecociudad aumentamos un 60% las inversiones para el año 2019 y a la vez reducido un 10% las externalizaciones, a través del aumento de la plantilla con trabajadores públicos. Mientras Lambán externaliza hasta el cobro del ICA.Estas son algunas de las diferencias entre el Gobierno de Aragón y el de Zaragoza que no te contarán las empresas de comunicación.

Publicada por Alberto Cubero en Viernes, 5 de octubre de 2018

Tasas, concurso o limitaciones para regular nuevos vehículos urbanos

El Ayuntamiento de Zaragoza estudia tres formas diferentes de regular la pujante movilidad urbana en la ciudad, que ya cuenta desde hace un año con un servicio de motos compartidas, al que se han sumado recientemente dos más de patinetes y bicicletas.

Tal y como ha explicado hoy la concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, el consistorio contempla tres escenarios: la limitación de vehículos, los concursos de licitación para el uso de la vía pública o una nueva tasa.

“Existe la posibilidad de hacer una limitación de vehículos, lo mismo que han lanzado en Barcelona y muy parecido a los taxis; sacar a licitación los concursos relacionados al uso de la vía pública de este tipo de instalaciones, como en Madrid; o la tercera posibilidad de regularlas mediante el pago de tasas”, ha detallado la edil.

Según Artigas, en la revisión del Plan de Movilidad Urbana Sostenible detectaron la necesidad de estudiar la regulación de estos sistemas en la ciudad, por lo que ahora están haciendo un análisis “pormenorizado” para detectar cuál podría ser el más idóneo para Zaragoza, contando con experiencias en otras ciudades.

“En estos momentos no hay una autorización para que estas empresas funcionen y es interesante que podamos ver qué tal están funcionando en Zaragoza a la hora de establecer una regulación de estos sistemas, que son muy novedosos”, ha manifestado la consejera.

Además, ha hecho hincapié en el interés de nuevas empresas por incorporarse a la red privada de movilidad urbana, en concreto, de coches compartidos y otras de bicicletas y de patinetes, “entendiendo que Zaragoza es una ciudad de mucho dinamismo y que es muy interesante para este tipo de iniciativas”, ha concluido.

Transporte, agua y basura cuestan lo mismo en 2018, pero sube el IBI a las grandes empresas

Las subidas en el recibo de los peajes, la luz y del gas complicarán la cuesta de enero de 2018 a muchos zaragozanos. Sin embargo, las tasas e impuestos municipales se congelan, por lo que el billete del transporte público, es decir, tranvía y autobús urbano, no variará, y seguirá costando 1,35 euros.

Los ciudadanos seguirán pagando lo mismo en agua, recogida de basuras, saneamiento y servicios de cementerio. A modo de ejemplo, una familia media zaragozana pagará aproximadamente unos 52 euros al mes en impuestos y tasas municipales.

Las ordenanzas de este año congelan el IBI a todas las viviendas, pero lo sube a más de mil grandes empresas, aquellas que tienen un valor catastral superior al millón de euros. Además, suspende la plusvalía en los casos con una disminución del valor del inmueble.

Además, los impuestos aprobados por la izquierda en el Ayuntamiento de Zaragoza aumentan hasta el 95% la bonificación para herencias de vivienda habitual y negocios familiares con un valor catastral de hasta 150.000 euros; es decir, para el 97,4%. Actualmente esa reducción se aplicaba sólo a inmuebles de hasta 100.00 euros y de 100.000 a 150.000 tenían una bonificación del 50%.

Plusvalía

De forma paralela, se suspende la plusvalía para todos los casos en los que el ciudadano demuestre que se ha producido una disminución del valor del inmueble. Actualmente esta suspensión ya se aplica cuando la persona presenta una reclamación por la plusvalía liquidada. Ahora lo que se propone es reflejar la suspensión de forma expresa y adaptar los formularios de liquidación. La medida sería transitoria hasta que el Gobierno de España apruebe la nueva normativa que debe regular el impuesto.

El proyecto de ordenanzas también introduce novedades en las tasas de licencias urbanísticas. A partir de 2018 quienes realicen obras en su vivienda, comercio o negocio relacionadas con la seguridad, la eficiencia energética o la salubridad pueden beneficiarse de una bonificación del 50%. Esta se aplicaría a quienes tengan ingresos familiares inferiores a 1,5 veces el salario mínimo interprofesional.

Las tasas urbanísticas y el impuesto de construcciones también continúan congelados. Pero, eso sí, el Consistorio subirá los impuestos a los municipios que vierten basura en el Centro de Tratamiento de Residuos de Zaragoza. Con estas ordenanzas, el Ayuntamiento espera recaudar 3,6 millones de euros más que el año pasado.

Ampliado el plazo de ayudas para impuestos municipales

El Ayuntamiento de Zaragoza ha ampliado el plazo, hasta el 24 de noviembre, para solicitar las ayudas al pago de tributos municipales como el IBI de la vivienda habitual, el de circulación, las tasas del cementerio o las de ocupación de dominio público.

Fuentes municipales apuntan que la finalidad de esta convocatoria es promover la equidad y paliar las situaciones de desventaja económica y social que se han producido por la crisis económica y sus efectos persistentes en muchos vecinos de Zaragoza.

Es el segundo año de esta iniciativa que surgió tras una enmienda a los presupuestos de 2016 de Chunta Aragonesista y el Partido Socialista y que es una de las acciones prioritarias del Plan Estratégico de Subvenciones del Ayuntamiento de Zaragoza, aprobado el 1 de abril de 2016.

Gracias a ella, se reembolsará el 50 por ciento de los tributos municipales correspondientes al año 2017 ya pagados.

Este año se cuenta con un presupuesto de 1.196.000 euros, con la finalidad de ampliar el alcance de posibles beneficiarios.

Condiciones de las ayudas

Se han modificado los niveles de ingresos según el número de miembros de la unidad de convivencia, de manera que sea más progresivo y, en el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, se incrementa en un nivel el tipo de vehículos beneficiarios de la ayuda.

También se ha establecido que la vivienda habitual tendrá un valor máximo de 120.000 euros.

Para beneficiarse de estas ayudas todos los miembros de la unidad de convivencia deben de estar empadronados en Zaragoza, en el domicilio que constituye la vivienda habitual, y tener un máximo de ingresos brutos de 13.759 euros para una o dos personas; de 16.511 euros para tres; de 19.262 para cuatro; de 22.014 para cinco; de 24.766 para seis; de 27.518 para siete, y de 30.270 para ocho.

El impreso de solicitud de la ayuda puede encontrarse en www.zaragoza.es/ayudastributos, las Juntas Municipales de Distrito, los Centros Municipales de Mayores, los Centros Municipales de Servicios Sociales, las sedes del Ayuntamiento de Zaragoza (Plaza del Pilar y Seminario) y en la Casa de Los Morlanes.

Aprobadas ordenanzas fiscales que prevén recaudar 3,5 millones más por subida de IBI a grandes empresas

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza, con los votos favorables de ZeC, PSOE y CHA (y de C’s salvo en el IBI) ha aprobado este martes 17 de octubre la modificación de las Ordenanzas Fiscales para el año 2018, que suponen una congelación de impuestos y tasas para el 99% de la población y un aumento de la recaudación en 3,5 millones de euros, básicamente por el incremento tributario del IBI a grandes empresas. Los grupos de izquierda las han defendido por aportar más justicia social y redistribución de la riqueza, mientras la derecha ha insistido en que se subían los impuestos y perjudican a quienes generan empleo y riqueza en la ciudad.

El concejal delegado de Economía, Fernando Rivarés, ha sentenciado que las ordenanzas aprobadas “son muy buenas para la población” y ha destacado que los incrementos en el IBI (el único impuesto que sube en algunos de sus tramos) apenas afectaban “al 2% de la ciudadanía”.

El portavoz de CHA, Carmelo Asensio, ha corroborado que se mantiene la presión fiscal a la ciudadanía zaragozana “y avanzamos en los criterios de la izquierda de progresividad fiscal”.

Compensación por el ‘catastrazo’

Tanto CHA como PSOE y ZeC han insistido en que los incrementos del IBI en los últimos años, que les ha reprochado la concejala del PP María Navarro, se debían a las modificaciones de los valores catastrales decretadas en 2013 por el Gobierno del Estado el PP. “Eso se tiene que compensar”, ha sentenciado Asensio, “por eso se rebaja un 5,5% el IBI al 99% de los zaragozanos”, mientras el aumento de ese impuesto “se reduce a 300 grandes empresas de las más de 38.000 que hay censadas en la ciudad”.

Los partidos defensores de la modificación de las Ordenanzas (ZeC, PSOE y CHA) se han esforzado por resaltar, en especial el portavoz socialista, Javier Trívez, que las bonificaciones, congelaciones y rebajas en la mayoría de las tasas suponía un descenso de la recaudación global de en torno a 2,5 millones de euros, pero eso se compensaba con la subida entre el 4% y el 7% del IBI a grandes empresas, con lo que el Ayuntamiento obtendrá finalmente 3,5 millones más “para desarrollar políticas sociales”, ha subrayado Rivarés, quien ha insistido en que “defendemos a los 283.000 declarantes del IRPF que cobran menos de 1.000 euros al mes, unos sueldos basura que les pagan esas empresas que ustedes defienden”.

Pero no todo han sido coincidencias entre los grupos defensores de las nuevas ordenanzas. El socialista Trívez se ha felicitado por el acuerdo alcanzado con ZeC y CHA para a continuación matizar que desde la firma del pacto se han producido diversas acciones del gobierno municipal, entre las que ha citado la recuperación de zaragoza@desarrolloexpo, los recortes al estudio de la línea 2 del tranvía, el incumplimiento de los compromisos sobre ejecución presupuestaria y las declaraciones del concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, “quien declinó toda negociación con nosotros, con un grupo que les apoya en el gobierno. Hasta que no pida excusas, el PSOE ni tiene nada que hablar en adelante con ZeC”.

Esta contundencia verbal del representante socialista hacia ZeC contrastó en otro momento de su intervención al dirigirse hacia C’s y PP como “la oposición”, situándose implícitamente en el lado del gobierno, cuando el PSOE acordó con los grupos de derecha las ordenanzas de 2016 y ha coincidido en numeras votaciones con ellos para frenar iniciativas del equipo de gobierno de ZeC, lo cual le recordó la portavoz de C’s, Sara Fernández.

La representante liberal también echó en cara a los socialistas y a CHA que ahora justificaran la subida del IBI en los últimos años (que el PP cifró en 43 millones desde 2010) por el ‘catastrazo’ de Rajoy en 2013, “cuando en ese momento, en que gobernaban PSOE y CHA, el concejal de Hacienda, Fernando Gimeno, reclamó su aplicación inmediata”.

No obstante, Fernández precisó que su grupo iba a aprobar todas las modificaciones de las tasas municipales, salvo la del IBI, porque “va contra el tejido productivo de la ciudad”.

Por su parte, la concejal del PP María Navarro ha recriminado a ZeC que sólo recaudaran más subiendo impuestos, cuando “no han hecho nada contra el fraude fiscal, ni por cobrar la deuda de la DGA, ni ejecutan sus presupuestos”. “Dejemos de asfixiar a los zaragozanos. Aquí estamos para mejorar su calidad de vida”, ha reclamado Navarro.

A ese respecto, tanto PP como C’s, recriminaron aque en las nuevas ordenanzas se introdujera el concepto separado de ‘almacén’ para el cobro del IVA y aseguraron que esa medida perjudica a numerosos vecinos, “porque ahí se incluyen garajes y trasteros”. A ese respecto, el socialista Trívez opuso que “en la ciudad hay 139.536 almacenes y se aumenta el IBI a 191”.

 

IBI no subirá en viviendas, pero sí en empresas y centros comerciales

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha anunciado este miércoles, 30 de agosto, su intención de “congelar” el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en todo tipo de viviendas, para lo que continuará con la “negociación de las ordenanzas”. No obstante, el Ayuntamiento tiene previsto incrementar este tributo para inmuebles dedicados a otro tipo de actividades diferentes a vivienda y de valor catastral superior a los 800.000 euros.

ZeC mantiene la filosofía de que “pague más quien más tiene”, de ahí que la recaudación por el IBI se repercutirá a los inmuebles empresariales con un valor catastral por encima de los 800.000 euros, mientras que se congela en el resto y se introducen nuevas bonificaciones a las viviendas por debajo de los 150.000 euros de valor catastral.

Fuentes municipales precisaron que las subidas afectarán sólo a las grandes empresas y centros comerciales, porque el IBI también se congelará para comercios y oficinas enclavados en edificios de viviendas.

Las mismas fuentes indicaron que la propuesta que se está barajando respecto al IBI pretende una rebaja o congelación de este impuesto para todas las viviendas y compensar así “la fuerte subida automática que implicaría la Ley estatal del PP, en torno al 5 % ó 6%”. El gobierno municipal de ZeC quiere anularla y rebajar el IBI por tercer año consecutivo, salvo para las grandes empresas que sufrirían “un leve aumento”.

El alcalde zaragozano ha considerado que mientras el Gobierno central “no se plantee unas vías decentes de financiación de la administración local”, los ayuntamientos deberán “buscar recursos para atender las demandas de la gente”.

Tasas del ecovertedero

Por otro lado, Santisteve ha apostado por que los municipios que utilizan el vertedero de la capital aragonesa “paguen lo mismo que los zaragozanos”. De esta forma, se equipararían “las tasas de pago por recogida de residuos”, ya que en la actualidad existe “una subvención encubierta”, ha señalado.

Estas localidades sufrirán un aumento en estas tasas, que irá desde los diecisiete euros que pagan en la actualidad, hasta los treinta euros por tonelada que abonan los habitantes de la capital. El alcalde ha estimado que dicho aumento se producirá al año que viene y, por el momento, se impondrá una subida hasta los 26-27 euros.

“No podemos sostener la subvención encubierta que existe porque nuestro vertedero se va a colmatar y necesitamos dinero para pensar en futuras ampliaciones”, ha concluido Santisteve.

Fuentes municipales precisaron que  hasta ahora, las localidades que traen aquí sus residuos para tratamiento están pagando 17 euros/tonelada, mientras que Zaragoza paga 31 euros/tonelada que es el coste real.

A esto añadieron que, de acuerdo con un convenio suscrito por el Ayuntamiento con la Diputación Provincial de Zaragoza, en 2018 se pretende mantener una parte de esa subvención, para que los municipios del entorno paguen 21 euros/tonelada, y que en 2019 se pague ya el precio real que cuesta tratar la basura, es decir, los mismos 31 euros por tonelada que paga Zaragoza.

En la actualidad. “la diferencia de esa subvención son unos 600.000 euros que pierde la ciudad”, indicaron las mismas fuentes.

Las familias con escasos recursos podrán acceder con más facilidad a exenciones fiscales

Folleto sobre las exenciones tributarias

El Ayuntamiento de Zaragoza ha acordado en el Pleno de este miércoles 26 de julio modificar el reglamento para acceder a exenciones en tributos municipales por parte de familias en situación económica complicada, con el objetivo de que las rebajas impositivas puedan alcanzar a 21.600 familias más. El pasado ejercicio sólo hubo 728 solicitudes de exenciones tributarias (fueron aprobadas, total o parcialmente, 596, un 76,21 por ciento), lo que se atribuye al excesivo rigor de los requisitos para acceder a ellas y a la falta de difusión de las mismas.

La concejal responsable de Derechos Sociales, Luisa Broto (ZeC), ha explicado que el pasado año el resultado de estas medidas de exenciones tributarias para familias con problemas económicos no fue el esperado. La partida estaba presupuestada con 2,8 millones de euros, pero finalmente sólo se concedieron 66.218 euros.

Este ejercicio de 2017 la cuantía presupuestaria se ha reducido a 1.196.000 euros y al mismo tiempo se ha modificado el reglamento para “abrir el espectro” de las familias con posibilidades de acceso a las exenciones, ha señalado Broto.

Las exenciones se aplican en tributos que “gravan el hogar”, según reza el propio reglamento, entre los que se encuentran el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI), siempre que se trate de la vivienda habitual, el Impuesto sobre vehículos de tracción de mecánica, las tasas por ocupación de dominio publico y las tasas por prestación de los servicios de abastecimiento de agua, recogida, tratamiento de residuos, mantenimiento de cementerios y tarifas por prestación de servicios de saneamiento municipal.

Más familias con acceso potencial

La principal modificación para el establecimiento de los baremos de acceso hace referencia a la posibilidad de que familias de sólo dos miembros puedan disponer de las mismas bonificaciones que antes se reservaban a familias de cuatro miembros o más.

Los baremos se van a establecer según los niveles de ingresos de acuerdo con el número de miembros de la familia, de manera que sea más progresivo.

En el reglamento en 2016 se establecía que las unidades familiares eran de entre uno y cuatro miembros y la cantidad se incrementaba un 25 por ciento por cada miembro adicional desde el quinto en adelante.

Este año se considera que la unidad familiar es de uno o dos miembros y aumenta un 20 por ciento por cada miembro adicional, del tercero en adelante.

Además, se han rebajado las cautelas respecto al precio de mercado de las viviendas que ocupen las familias solicitantes.

Además, se han suprimido algunos otros requisitos. E el caso del impuesto sobre vehículos de tracción mecánica se incrementa en un nivel el tipo de vehículos beneficiarios de la ayuda, que serán para coches hasta un máximo de 15,99 caballos fiscales y para motocicletas el máximo pasa de 125 a 250 centímetros cúbicos. Esto supone unos incrementos económicos de 31,15 a 68,65 euros en coches y de 4,40 a 7,57 euros en motos. Esta ayuda corresponde al 50 por ciento del coste del impuesto.

Otro de los cambios es que el beneficiario deberá estar al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones con la Hacienda Local del Ayuntamiento de Zaragoza “en el momento en que se realice la solicitud de estas ayudas” y no de forma previa a que se dicte la resolución de concesión como establecía el reglamento en 2016.

Emergencia social

Las modificaciones, que han sido aprobadas con los votos favorables de ZeC, PSOE y CHA, la abstención de C’s y el voto en contra de PP, pueden permitir el acceso potencial a las bonificaciones de 21.600 familias más, ha señalado el concejal de CHA Carmelo Asensio, quien ha solicitado una potente y eficaz campaña de promoción de estos beneficios fiscales, centrada sobre todo en los colectivos sociales más susceptibles de requerirlas.

Desde el PP, la concejal Reyes Campillo ha criticado que estas exenciones “subvencionan la propiedad”, a lo que la vicealcaldesa Luisa Broto ha respondido que de lo que se trata es de habilitar una herramienta para favorecer a familias con economías precarias, “que en su día accedieron a una propiedad y ahora tienen dificultades para mantenerla”.

Broto ha agregado que las bonificaciones son necesarias porque sigue habiendo emergencia social y porque es cada vez más habitual la figura de los trabajadores precarios, “personas que teniendo un empleo y unos ingresos regulares no pueden llegar a final de mes”.