teleasistencia

La DGA aprueba 11,8 millones para financiar los servicios sociales

El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes el convenio de colaboración entre el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) y el Ayuntamiento de Zaragoza en materia de servicios sociales generales para el cual el Gobierno de Aragón destinará 11.880.041 euros en 2019.

El consejero de Presidencia del Ejecutivo autonómico, Vicente Guillén, ha indicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que la cuantía global del convenio es 500.000 euros superior a la del año pasado, cuando se destinaron 11,3 millones de euros.

Según ha precisado, en 2015, esta partida fue de 5,3 millones; en 2016 de 7,6 y en 2017 se destinaron 10,4 millones de euros, lo que refleja el “avance” que ha experimentado esta legislatura.

En concreto, se destinarán 8,2 millones de euros a planes y programas de servicios sociales, 942.956 euros a otros planes y programas, 1,8 millones de euros a teleasistencia y 800.000 euros a pobreza energética.

Guillén ha precisado que a este convenio se suma el ya aprobado para financiar la encomienda de gestión al Ayuntamiento de Zaragoza de la ayuda a domicilio para dependientes y que tenía una partida de 5,9 millones de euros, de forma que en total el área de Ciudadanía y Derechos Sociales va a destinar al consistorio de la capital aragonesa más de 17 millones de euros.

Convenios con otras administraciones

El consejero ha precisado que el IASS firma anualmente con el Ayuntamiento de Zaragoza un convenio de colaboración en el que se incluye la cofinanciación del personal de los centros municipales de servicios sociales y el servicio de ayuda a domicilio y teleasistencia de naturaleza complementaria –para no dependientes–.

Igualmente, se recogen en esta colaboración las ayudas de urgencia para situaciones generales, el refuerzo de personal en los centros para la elaboración de los PIA –programa individualizado de atención para dependientes–, el servicio de teleasistencia de naturaleza esencial y las ayudas de urgencia destinadas al pago del consumo energético.

Desde el Gobierno de Aragón han detallado que el IASS tiene entre sus funciones el fomento de la colaboración con otras Administraciones públicas para consolidar el sistema público de servicios sociales de Aragón (en la imagen superior, oficina municipal en Zaragoza para atender a usuarios de Servicios Sociales).

Por su parte, los centros de servicios sociales constituyen la estructura administrativa y técnica de los servicios sociales generales cuya titularidad corresponde a las Administraciones locales, a quienes corresponde gestionar dichos servicios, así como determinados programas específicos.

Todos los mayores de 75 años que viven solos tendrán teleasistencia

Todos los zaragozanos mayores de 75 años que vivan solos o tengan a su cargo una persona dependiente dispondrán de servicio a domicilio de teleasistencia en el plazo de tres años. El Ayuntamiento de Zaragoza va a poner en marcha a partir de 2019 un plan dotado con 2,5 millones de presupuesto para poner en marcha el denominado “Plan de cuidado de nuestros mayores”.

El anuncio ha sido efectuado este jueves 29 de noviembre por el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, en su discurso dentro del debate sobre el estado de la ciudad, y posteriormente el portavoz de Zaragoza en Común (ZeC), Pablo Muñoz, ha aportado en rueda de prensa algún detalle más sobre el proyecto.

Muñoz ha precisado que el gobierno municipal va a iniciar la aplicación de la teleasistencia universal a partir del 1 de enero de 2019. Para ese año, en el que acaba la actual legislatura municipal en el mes de mayo, los gobernantes de ZeC prevén destinar medio millón de euros a la prestación de este servicio que se calcula que va a beneficiar a unas 23.000 personas.

Plan de acompañamiento

Para los dos años siguientes, el plan de teleasistencia universal será dotado con un millón de euros cada ejercicio, siempre que la nueva corporación surgida de las elecciones municipales decida continuar con este programa.

El alcalde ha destacado en su discurso la preocupación que suscita en el gobierno municipal la gran cantidad de personas mayores que viven solas y a las qaue se quiere ofertar un plan de atención especial para mitigar los riesgos psíquicos y físicos que entraña la vida en soledad para ellas y ellos.

Por ello, el plan de implantación del servicio de teleasistencia universal se complementará con el proyecto de redes comunitarias de cuidado y acompañamiento de mayores en los diversos barrios de la ciudad.

La iniciativa pretende que de forma coordinada los servicios municipales, entidades sociales y vecinos realicen un acompañamiento continuado y organizado de los mayores que viven solos de forma no deseada.

 

CHA pide más medios y el programa ‘Acompaña’ ante el aumento de personas que mueren solas

El portavoz del grupo municipal de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza, Carmelo Asensio, ha pedido aumentar la partida presupuestaria en ayuda a domicilio y teleasistencia, además de reforzar el programa ‘Acompaña’ ante el aumento de personas mayores que mueren solas, ya que en la primera quincena de agosto se han contabilizado nueve casos y hasta 20 en todo el 2018.

Ha apostado por aumentar los presupuestos de servicios municipales como la ayuda a domicilio y la teleasistencia y aunque ha reconocido que los pliegos se han licitado con un aumento del 25 por ciento ha apuntado que hay una lista de espera de más de 4.000 personas en ayuda a domicilio y de 976 en teleasistencia en la ciudad de Zaragoza.

Asensio ha propuesto que la mesa de trabajo para abordar este asunto se constituya en la primera semana septiembre y que sea abierta a las entidades, profesionales y el movimiento vecinal involucrado en la atención a las personas mayores.

Programa ‘Acompaña’

En rueda de prensa ha recordado que el programa ‘Acompaña’ surge en 2016, cuando se plantea implantarlo para atender las necesidades de mayores que viven solos en el barrio de Santa Isabel, en el que CHA preside la Junta de Distrito, pero ha abogado por que se extienda al resto de la ciudad.

“Además de dar una respuesta institucional hay que ser capaz de aprovechar recursos públicos y la red de entidades que trabajan con las personas mayores, implicar a comercios, farmacias y peluquerías, entre otros establecimientos para que hagan la labor de atención y prevención de los casos que se dan de personas que viven solas en sus casas”.

Asensio ha defendido que “tiene que ser de forma integral y de forma corresponsable porque no se puede permitir que vivan y mueran solas”. “Hay que tener voluntad política y tener entre todos responsabilidad porque una sociedad no puede abandonar a sus mayores”, ha enfatizado.

Reflexión colectiva y respuesta social

Los modos sociales y las condiciones sanitarias han cambiado y la gente vive más tiempo, lo que lleva aparejados problemas como una tasa de envejecimiento que en Aragón el del 20,7 por ciento por encima de los 65 años, que es la tercera del Estado español y de las más altas Europa.

Es un aspecto positivo que va acompañado de otro negativo como la “tremenda soledad en la que viven muchos mayores, porque muchos ancianos se ven desplazados de la unidad familiar”.

Hay 83.000 personas mayores de 65 años que viven solas en Aragón, la mayoría en Zaragoza, de las que solo el 12 por ciento está en residencias y el 88 por ciento en viviendas solas o con su pareja.

“Es grave lo que pasa y queremos hacer propuestas para evitar este problema, del que todos los datos se han dado en Zaragoza, y es curioso que donde todos vivimos físicamente más cerca se viva más lejos de los problemas de las personas mayores”, ha observado.

“Nos debe hacer reflexionar para que el Ayuntamiento pueda atender la demanda de estas personas porque su soledad no solo afecta a cubrir sus necesidades básicas, sino a un mayor nivel de riesgos de accidentes domésticos y el empeoramiento de sus enfermedades”, ha razonado.

4.200 personas esperan atención a domicilio y 967 teleasistencia, pese al aumento de las prestaciones

Un total de 4.200 personas están a la espera de recibir ayuda a domicilio y otras 967 personas aguardan para contar con el servicio de teleasistencia. Pese al incremento presupuestario municipal para atender estos servicios, las listas de espera se mantienen constantes en los últimos años por un incremento de la demanda, que los responsables municipales atribuyen al aumento de personas que viven solas, sobre todo mayores, y que otras muchas se apuntan en el registro nada más jubilarse, pese a que no necesiten cuidados, por motivos de previsión.

La vicealcaldesa de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha subrayado este martes 20 de febrero en la Comisión de Derechos Sociales que no se está produciendo un incremento de población dependiente, sino que la persistencia de las esperas tiene que ver sobre todo “con un efecto llamada generado por la prestación de esos servicios para personas dependientes”.

La responsable municipal ha destacado que el incremento presupuestario para estas prestaciones es de 4,2 millones (1,4 millones de origen municipal y 2,8 millones correspondientes a la encomienda de gestión suscrita con el IASS). “La dotación financiera no lo es todo, pero pone de manifiesto una voluntad política decidida para tender esta demanda social”, ha indicado Broto.

Una demanda que pese al incremento de medios humanos y materiales para atenderla sigue generando una amplia lista de espera. La vicealcaldesa ha precisado que durante el año 2017 se han registrado 7.326 usuarios de atención a domicilio, un servicio en el que están dadas de alta 5.960 personas (algunas con varios miembros atendidos). En total se han producido 1.371 asistencias más que en 2016.

En lo que respecta a teleasistencia, la demandaron 11.340 personas el pasado año (8.997 familias inscritas), lo que representa un incremento de 1.189 personas más.

Listas de espera constantes

En cuanto a listas de espera, Broto ha explicado que su cuantía no se reduce y sigue siendo de 4.200 personas respecto a la asistencia a domicilio, cuando en 2015 la cola era de 4.500 usuarios, mientras la de teleasistencia se cifra en 967 personas, similar igualmente a ejercicios precedentes.

La vicealcaldesa ha precisado que la lista es mucho mayor en asistencia domiciliaria porque la prestación de ese servicio exige de una valoración previa por parte de técnicos especializados, lo que dilata su prestación efectiva, mientras que la teleasistencia se presta de forma automática en cuanto la demanda alguna persona dependiente.

La situación existente “no nos deja contentos”, ha puntualizado la vicealcaldesa, quien ha insistido en la voluntad de su gobierno de reducir el listado. Algo que no se produce, según interpreta Broto, porque la demanda se incrementa por “el efecto llamada ocasionado precisamente por la correcta prestación de estos servicios” y porque “muchas personas en cuanto cumplen 65 años y se jubilan, se inscriben en la solicitud de atención domiciliaria o teleasistencia porque saben que hay cola y por previsión quieren estar apuntadas para ser atendidas cuanto antes, pese a que quizá no necesitan todavía atención”.

En cuanto al tiempo medio de concesión de las ayudas, que ha demandado quien ha formulado la pregunta, el concejal de CHA Carmelo Asensio, la vicealcaldesa se ha excusado y ha dicho que no podía facilitar los datos relativos al tiempo medio de respuesta porque variaba mucho de un barrio a otro.

En este sentido ha precisado que los distritos de Delicias, San José y Las Fuentes, por población y envejecimiento de la misma, registran mayor demanda de atención y por tanto las listas de espera son mayores y la concesión de ayudas se demora más.

Personas solas

El mantenimiento de las listas de espera de atención a domicilio se explica también por el incremento de personas mayores que viven solas y buena parte tienen algún grado de dependencia, una circunstancia sobre la que también ha preguntado el edil aragonesista Carmelo Asensio en relación con las medidas que prevé el equipo de gobierno para afrontar esta realidad.

La vicealcaldesa Broto ha confirmado que en Zaragoza se está produciendo un descenso en el número de hogares y en paralelo un incremento de hogares formados por una sola persona.

La responsable municipal ha insistido en que era una tendencia a nivel mundial y que se está consolidando también en nuestra ciudad, por lo que exige aplicar políticas concretas.

En ese sentido, Broto ha indicado que su gobierno apuesta por las acciones sociales que fomenten “barrios más cercanos, con mayor convivencia entre sus vecinos gracias a la promoción del comercio de proximidad, de los centros de convivencia y en general por constituir una ciudad más amigable”.

También se ha referido al programa experimental “Nos gusta hablar” que se ha puesto en marcha en el centro de mayores de Santa Isabel para fomentar la conversación y el intercambio de pareceres y experiencias.

Asimismo se ha referido al incentivo de proyectos concretos en centros comunitarios para “luchar contra la soledad no sólo a base de juegos de mesa”.

Por su parte, Carmelo Asensio ha sugerido poner el acento en propuestas habitacionales que representen “proyectos de convivencia que eviten los hogares unipersonales con personas mayores”. A este respecto ha destacado el proyecto de viviendas comunitarias emprendido en Las Fuentes y ha abogado por extender acciones de ese tipo en los demás barrios de la ciudad.

Refuerzo de la atención a domicilio y teleasistencia con un millón más

La partida de prestaciones domiciliarias y teleasistencia aumenta un millón de euros (hasta los 18.450.000) en el proyecto de presupuestos elaborado por el gobierno municipal de ZeC. El incremento para la ayuda a domicilio permitirá  la gestión, por primera vez, de personas con dependencia grado 1.

“Es una apuesta política con proyección a ocho años vista y los servicios técnicos apuntan que cada vez hay más personas nonagenarias que necesitan apoyo y las medidas que se apliquen redundarán en futuro de la ciudad”. Así lo ha manifestado la vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, que este martes 14 de noviembre ha presidido la IX reunión del Consejo Sectorial de Acción Social, donde ha informado del aumento del 4 por ciento del presupuesto de 2018 en el ámbito de la acción social para llegar a los 104 millones, que “es el mayor de la historia”.

La vicealcaldesa ha destacado también el impulso que se le tiene previsto imprimir a la teleasistencia porque “es uno de los servicios mejor valorados por la ciudadanía con necesidades de apoyo”.

Ayudas urgentes

Por lo que respecta a las ayudas de urgente necesidad “son una apuesta programática para garantizar la suficiencia económica de las familias”, ha indicado Broto. En 2018 se llega a 9,4 millones tras un aumento de 400.000 euros, una cantidad establecida tras las proyecciones efectuadas por los técnicos de la concejalía de Derechos Sociales, “que incrementaremos o reduciremos en función de la demanda”.

No obstante, Broto ha expresado su convicción de que la cifra se ajustará a las solicitudes, puesto que los cálculos se basan sobre todo en una una proyección sobre lo detectado en consumos energéticos, que suelen ofrecer cifras bastante estables.

La vicealcaldesa ha vuelto a insistir en que se aprecia un cambio en la petición de estas ayudas urgentes porque se sufragan para el acceso a becas de comedor y vivienda, pero hay una mayor población que acuden puntualmente a estos servicios lo que revela que “hay trabajadores precarios que no eran usuarios y ahora acuden a solventar determinados picos de necesidad como ayuda a la calefacción ante la llegada del frío o el pago del alquiler o hipoteca”, ha manifestado.

El Plan de lucha contra la pobreza infantil contiene 150 medidas y además hay una apuesta por abrir una ludoteca en el barrio de Delicias al ser una demanda histórica.

También se continuará con la convocatoria anticipada de subvenciones, como el año pasado, para resolverla antes del verano. El objetivo es que se establezca como norma esa periodicidad y así las entidades tendrán a la mayor celeridad la convocatoria para gestionar sin problemas. Para ello “no es necesario que esté aprobado el presupuesto”, ha recordado Broto.

Reforma del albergue

Broto ha contado que se hará un plan de equipamientos hasta 2019 y 2020 que contempla la reforma integral del albergue municipal. Dentro de esta actuación, en los próximos días se va a iniciar la instalación un mecanismo de silla ‘salvaescaleras’ para que personas con movilidad reducida puedan acceder a ciertas estancias de este centro a las que ahora no pueden llegar. El presupuesto es de 8.000 euros y está previsto que esté instalada la primera semana de enero.

Respecto al proyecto global de reforma del albergue Broto ha informado de que “está cerrado y se trabaja en la estrategia de personas sin hogar que viven en la calle con sus animales”, para apuntar que habrá habitaciones individuales atendiendo demandas habitacionales del siglo XXI.

La previsión es compatibilizar las obras con el funcionamiento del centro para no dejar sin servicio a las/os numerosas/os usuarias/os que lo frecuentan. Broto ha insistido en que “debemos dignificar este espacio que en su día fue pionero, pero que se ha quedado desfasado”.

Otros proyecto del presupuesto es la reforma para mejorar la atención a los usuarios de los Centros Municipales de Servicios Sociales (CMSS) de Delicias, San José, Arrabal, Magdalena y Torrero, además de acometer la climatización de la Casa Amparo, con 400.000 euros.

 

Inyección de 4,4 millones para ayuda a domicilio, lo mismo para urgencia y 4,7 millones para centros sociales

El Boletín Oficial de Aragón (BOA) publica este martes 12 de septiembre el convenio suscrito por el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza en materia de servicios sociales para este año 2017, que, entre otras cosas, supone la inversión de 4,4 millones de euros en prestaciones de ayuda a domicilio para la población general zaragozana y otros 4,4 millones para ayudas de urgente necesidad. El convenio contempla también 4,7 millones para centros municipales de servicios sociales.

La financiación de esas partidas la realizarán al 50% el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) y la Corporación zaragozana. El abono de otras actuaciones corresponde en su totalidad al IASS. De hecho, el presupuesto global del convenio es de casi 18 millones de euros, de los cuales el IASS aporta 10,42 millones y el Ayuntamiento 7,48 millones.

El acuerdo suscrito por ambas instituciones que ahora entra en vigor se inscribe dentro de su política coincidente para ampliar y reforzar la atención social en Zaragoza y que fue refrendado este verano por la consejera de Derechos Sociales de la DGA, Mariví Broto, y por la concejala de Derechos Sociales, Luisa Broto.

Centros municipales de servicios sociales

El convenio precisa que “son funciones fundamentales” de los centros municipales de servicios sociales “la prevención y detección; la información, orientación, valoración, diagnóstico y asesoramiento; el tratamiento social; la evaluación de situaciones de necesidad social; la gestión de los servicios sociales generales; la gestión de prestaciones económicas de urgencia; y la intervención en los núcleos familiares o de convivencia en situación de riesgo social, especialmente si hay menores”.

También se precisa que para atender esas funciones los centros deben disponer al menos de un/a director/a técnico/a; un/a trabajador/a social por cada quince mil habitantes; un/a educador/a social, familiar y/o Unidad de Infancia por cada veinte mil habitantes; un/a psicólogo/a por cada sesenta y cinco mil habitantes; y un auxiliar de servicios sociales (técnico medio y auxiliar sociocultural/de promoción, administrativo, auxiliar administrativo) por cada treinta mil habitantes.

Por ello, ambas instituciones garantizan la financiación del personal necesario para los centros zaragozanos, que requieren de 14 directores/as técnicos/as, 44 trabajadores/as sociales, 34 educadores/as, 10 psicólogos/as y 22 auxiliares.

Riesgo de exclusión

Dentro de ese apartado de centros de servicios sociales se contempla la atención a personas en situación de exclusión o en riesgo de estarlo, a través de la gestión del Ingreso Aragonés de Servicios Sociales (IAI) o, en su momento, de la Renta Social Básica (RSB), para lo que el convenio contempla una aportación de algo más de 900.000 euros, financiados íntegramente por el IASS.

En cuanto al refuerzo de los centros municipales de servicios sociales para atender a personas en situación de dependencia, DGA y Ayuntamiento han acordado que el IASS aportará de forma íntegra los 862.328 euros de costes salariales que suponen los 25 profesionales encargados de cubrir el servicio: 14 trabajadores/as sociales, 9 técnicos auxiliares y 2 auxiliares administrativos.

Y respecto a la ayuda a domicilio de carácter esencial que se asume desde los citados centros, el IASS financia también con 100.104 euros el coste salarial de los 3 trabajadores/as sociales y 3 técnicos/as auxiliares o categoría asimilable encargados de realizarla.

Ayuda a domicilio y teleasistencia

Por lo que respecta al servicio de ayuda a domicilio de carácter complementario para la ciudadanía zaragozana en general y dirigido para facilitar el desarrollo de las actividades básicas de la vida diaria a aquellas personas con limitaciones de autonomía personal, el convenio contempla un importante refuerzo, con una dotación de 4,4 millones de euros.

La teleasistencia para dar cobertura de situaciones de necesidad social, como la soledad, aislamiento social, desarraigo geográfico y social y aquellas otras situaciones consideradas de riesgo por el estado de salud, discapacidad o avanzada edad, también está contemplada en el acuerdo institucional.

El objetivo es ofrecer teleasistencia de naturaleza complementaria a 8.750 zaragozanas/os, con un presupuesto de 1,6 millones de euros. Mientras que la teleasistencia esencial atiende a 1.700 personas en situación de dependencia desde el 1 de enero hasta el 30 de junio y a 2.245 personas en situación de dependencia desde el 1 de julio hasta el 31 de diciembre, con un presupuesto de 377.774  euros.

Por lo que respecta a las ayudas de urgente necesidad, que se financian con una importante dotación de 4,4 millones de euros, las mismas se complementan con una partida específica de 700.000 euros, destinada a ayudas para el pago de consumo energético.

 

 

Todos los dependientes reconocidos en Aragón dispondrán de teleasistencia gratuita

El Gobierno de Aragón extenderá la telasistencia gratuita a partir de este mes de julio a todas las personas que tengan la dependencia reconocida y lo soliciten. Así lo ha anunciado el presidente de Aragón, Javier Lambán, con motivo de una visita a la Residencia-Hogar de Mayores Doz de Tarazona, donde ha informado de que esta medida se incluirá en una orden de modificación de las prestaciones de dependencia que se publicará este mes.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto ha explicado que el servicio se pondrá en marcha una vez esté aprobada la Orden en la que el Gobierno va a regular diferentes aspectos relacionados con la dependencia.

En cuanto a la telesasistencia, Broto ha precisado que en el momento en que una persona sea valorada como dependiente dispondrá del servicio “inmediatamente”.

Se trata, ha dicho, de un servicio complementario a otro tipo de ayudas y que quiere ponerse en marcha a partir de julio, una vez aprobada dicha Orden.

Quince personas al día

Por su parte, el presidente de Aragón ha insistido en el orgullo que le produce el funcionamiento del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), que el viernes 30 de junio conmemoró en la Sala de la Corona del Edificio Pignatelli su veinte aniversario.

Lambán ha reiterado que “donde más se demuestra la fibra moral de un gobierno es en la gestión y atención de los servicios sociales” y ha puesto como ejemplo que el IASS cuenta este año con el presupuesto “más alto de su historia”.

El titular del Ejecutivo autonómico ha informado de que el pasado mes de junio se han incorporado al sistema 655 personas, lo que supone desde principios de año 15 personas al día, 7.000 más desde el principio de legislatura.