tormentas

La lluvia será protagonista de la Semana Santa en Aragón

Cumpliéndose con titánica rigurosidad el refrán: en abril, aguas mil. Agradecidos estarán los campos de los chubascos que están por venir. No tanto los aragoneses. Nada alentador va a ser el tiempo en la Semana Santa de este año, porque los cielos de todas las provincias aragonesas llorarán prácticamente todos los días. Dependiendo de la hora y el lugar, quizá alguna afortunada procesión pueda salvarse de recorrer las calles sin pasarse por agua durante el Sábado Santo.

De hecho, para empezar las festividades, la Agencia Estatal de Meteorología ha activado el aviso amarillo por lluvias en la Ibérica zaragozana, Albarracín y Jiloca y el Gúdar y Maestrazgo. En estas zonas se prevé que caigan unos 40 litros/metro cuadrado entre las 12.00 horas del jueves y las 0.00 horas del viernes.

En Huesca, Jueves, Viernes y Sábado Santo y Domingo de Resurrección se verán envueltos de ambientes de tormenta, lluvia y temperaturas propias del mes de abril. Todas ellas oscilarán entre los 9 grados de mínima y los 24 de máxima. Aunque esta última tan solo se dará el sábado.

En Zaragoza, meteorología similar. De jueves a domingo se esperan chubascos de carácter moderado e intervalos nubosos casi ininterrumpidos. La única jornada más apacible será la del sábado, hasta el punto de que el claroscuro de los cielos pueda terminar abriéndose al sol. Las temperaturas oscilarán entre los 12 de mínima y los 24 de máxima.

En Teruel, las temperaturas serán más bajas, llegando incluso a los 7 de mínima. Las lluvias seguirán siendo las protagonistas de la Semana Santa turolense, y los pueblos de la Ruta del Tambor y el Bombo se verán obligados a soportar jornadas casi completas de tormentas. Y esto es solo el principio, porque la mala fortuna meteorológica alcanzará también al puente de San Jorge.

La alerta naranja por lluvias se amplía hasta el lunes

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene activa desde primeras horas de la madrugada de este domingo 14 de octubre en las tres provincias aragonesas la alerta naranja por lluvias que podrían descargar hasta 50 litros en una hora, una situación que se prolongará en la provincia de Huesca hasta la mañana del lunes.

La influencia del huracán Leslie, que ha tocado las costas atlánticas de Portugal, ha situado en situación de alerta naranja durante toda la jornada del domingo la provincia de Huesca, la Ribera de Ebro (Zaragoza) y el Bajo Aragón y la comarca de Gúdar y Javalambre, en Teruel.

Según informa el Organismo meteorológico, esta situación de inestabilidad, que se combinará con alertas amarillas por vientos y tormentas en las tres provincias aragonesas, se debe a la entrada del ciclón Leslie en las costas atlánticas de Portugal y de España.

En el caso de Huesca, este aviso se prolongará hasta las 06.00 horas de la madrugada del lunes, con acumulaciones estimadas de 80 litros en doce horas, y de hasta 20 litros en una hora en el Pirineo y en la zona centro de la provincia.

Vientos

La alerta amarilla por vientos fuertes, con rachas de hasta 70 kilómetros a la hora, se ha activado en toda la provincia de Huesca, en el Bajo Aragón turolense y en las Cinco Villas y en la Ribera del Ebro.

El aviso amarillo por lluvias estará activo en el Pirineo, donde se podrían acumular hasta 60 litros en doce horas, así como en las sierras de Albarracín y Jiloca y en las comarcas de las Cinco Villas e Ibérica zaragozana, con cantidades estimadas en ambos casos de 20 litros por metro cuadrado en una hora (en la imagen superior de @AEMET_Aragón, una de las tormentas que ha llegado en la jornada de este domingo a Zaragoza).

En las Cinco Villas, estas lluvias podrían prolongarse hasta las 06.00 horas del lunes.

La Aemet advierte, además, que la incertidumbre existente en relación a la evolución del ciclón Leslie podría propiciar que los avisos puedan ser modificados significativamente en las próximas horas.

Caen tormentas por todo Aragón y en el Pirineo pueden ser muy fuertes

La tormenta de este miércoles llegando a Calanda. Foto: Juanma Bernad

El Gobierno de Aragón ha activado el Plan Territorial de Protección Civil de Aragón (Platear) en fase de alerta debido a las previsiones de que en toda la Comunidad se produzcan este miércoles y el jueves 8 y 9 de agosto lluvias y tormentas intensas.  Las previsiones apuntan a que las precipitaciones pueden ser muy fuertes en el Pirineo, donde hay alerta naranja.

El martes por la tarde ya se produjeron tormentas fuertes, algunas acompañadas de granizo, en amplias zonas del Pirineo oscense (en la foto superior de Daniel Yeste @danitonski, granizo caído en una tormenta en el Valle de Benasque, con La Maladeta al fondo).

Imagen del tornado que se ha formado en las cercanías de Alcañiz. Foto: Meteo Aragón

En la tarde del miércoles también han sido frecuentes las tormentas. En Zaragoza ha llovido unos minutos, en torno a las 20 horas, con escasa intensidad.

Pero en zonas como el Bajo Aragón han descargado fuertes tormentas, en algunos casos acompañadas de granizo, como puede observarse en el vídeo de más abajo que muestra la tormenta en la localidad de Castelserás. El granizo ha causado daños en la agricultura, sobre todo en el melocotón de Calanda.

Además, en las inmediaciones de Alcañiz se ha producido un tornado que ha cruzado parte de la comarca del Bajo Aragón, hacia Urrea de Gaén..

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha emitido aviso de nivel amarillo por lluvias y tormentas a partir de las 14.00 horas, aunque el mayor riesgo comenzará la próxima madrugada en el Pirineo oscense, donde se ha elevado el aviso al nivel naranja desde las 00.00 horas.

El nivel naranja significa que se esperan tormentas muy organizadas y generalizadas y, además, es posible que se puedan registrar lluvias localmente muy fuertes, vientos localmente muy fuertes, granizo superior a 2 cm, rayos y posibles inundaciones.

En concreto, en la zona pirenaica se esperan entre 30 y 40 litros en una hora y 80 litros en 24 horas.

Fuertes precipitaciones en el norte el jueves

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncia para este jueves chubascos y tormentas fuertes en la mitad norte e incluso muy fuertes en el Pirineo durante la primera mitad del día en el tercio norte cielo nuboso o cubierto con lluvias y chubascos generalizados, que pueden ser fuertes o muy fuertes en el Pirineo de Huesca.

A partir de la tarde, se abrirán claros en el tercio norte. En el resto poco nuboso sin descartar alguna nube de evolución con algún chubasco aislado en la Ibérica occidental.

Temperaturas en descenso, más acusado en las máximas del cuadrante noroeste. Oscilarán entre 27 y 16 grados en Huesca, entre 33 y 14 en Teruel y entre 28 y 17 en Zaragoza.

Viento flojo a moderado de sur, sureste y este de madrugada, tendiendo a noroeste moderado en el Valle del Ebro, y flojo en el resto.

Previsiones para próximos días

El viernes 10 de agosto se prevé cielo poco nuboso con intervalos matinales de nubes bajas y nubosidad de evolución diurna en el Pirineo e Ibérica, donde serán probables chubascos dispersos.

Temperaturas mínimas en descenso; máximas en descenso en el sur de Huesca y Teruel y sin cambios o en ascenso en el resto. Viento del noroeste flojo, con intervalos de moderado en el valle del Ebro al principio tendiendo a variable flojo.

El sábado, 11 de agosto habrá predominio de cielo poco nuboso, con intervalos de nubes bajas matinales y nubes de evolución diurna en zonas de montaña. Chubascos con tormenta por la tarde en la Ibérica este de Teruel que serán probables también en el Pirineo.

Temperaturas en ascenso. Viento variable flojo tendiendo a sureste flojo con intervalos de moderado.

El domingo, 12 de agosto el cielo estará poco nuboso con intervalos de nubes altas y nubes de evolución diurna generalizados con probables chubascos y tormentas.

Temperaturas en ascenso, especialmente las mínimas. Viento variable flojo.

Avisos a ayuntamientos, comarcas y campamentos

Respecto a la activación del Platear en fase de alerta, se identifica con la existencia de informaciones procedentes de servicios de previsión y alerta o de los servicios ordinarios de intervención que, por evolución desfavorable, pudieran generar una emergencia en la que haya que aplicar medidas de protección civil.

Protección Civil ha alertado a todos los alcaldes, presidentes de comarcas, cuerpos operativos y directores de las acampadas activas en el territorio aragonés que pueden verse afectados por este episodio para que extremen las precauciones.

Y se ha enviado a los municipios una serie de consejos básicos de autoprotección, entre ellos mantenerse informados a través de los medios de comunicación de las predicciones meteorológicas y del estado de la situación, permanecer en casa, revisar la vivienda y limpiar las bajantes y canalizaciones, mantenerse alejado de alambradas, verjas y objetos metálicos, evitar el uso de bicicletas y motos, cerrar las ventanas para evitar corrientes de aire que puedan atraer rayos, o desconectar los aparatos eléctricos para evitar que sean dañados por subidas de tensión.

En el caso de estar en el exterior, se recomienda evitar permanecer en lo alto de las colinas, no se refugiarse bajo árboles y alejarse de las zonas bajas de laderas y, si empieza a llover de forma torrencial, pensar que pueden producirse inundaciones y se tomen medidas.