tuberías

Los 132.000 kg anuales de toallitas por el inodoro atascan tuberías y cuestan 60.000 euros en limpieza

El Ayuntamiento de Zaragoza ha emprendido una campaña de divulgación para luchar contra el problema de las toallitas en la red de saneamiento, que supone solo en la depuradora de La Cartuja la retirada anual de 132.000 kilos de estos residuos, lo que supone a las arcas municipales un gasto de 60.000 euros anuales.

El consejero de Servicios Públicos, Alberto Cubero, y el gerente de la sociedad municipal que se encarga del saneamiento del agua, Joaquín García Lucea (Ecociudad), han presentado en el consistorio la iniciativa “WC no es papelera”.

“Zaragoza es una ciudad con muy poca pendiente por lo que cualquier cosa tan consistente como una toallita tiende a quedarse y entorpecer el recorrido de los vertidos”, ha relatado el gerente de Ecociudad.

El responsable ha resaltado que la campaña se extiende a todo “vertido irresponsable” e incluye no tirar compresas, artículos de higiene íntima o pañales, algo que se puede evitar con el simple gesto de colocar una papelera en el cuarto de baño.

Costes de limpieza y daños en instalaciones

Retirar los 132.000 kilogramos de restos de toallitas húmedas que se desechan por el inodoro solo en la depuradora de La Cartuja- que trata la mayor parte de las aguas residuales en la ciudad- supone a las arcas municipales un gasto de más de 60.000 euros anuales.

De hecho, según estimaciones del consistorio los atascos en la red tienen un coste aproximado de 400 euros por tonelada, a los que se suman gastos de emergencia como el de 300.000 euros para limpiar el digestor que se rompió a principios de este año por un atasco de estas características.

Los anuncios para concienciar contra el problema de las toallitas, con una inversión de 25.000 euros, se emitirán en los medios de comunicación y a través de redes sociales y ha sido elaborada en colaboración con la Asociación Española de Operadores de Agua Pública.

El interventor y técnicos municipales descartan enmiendas del PSOE al presupuesto de 2018

El interventor municipal ha señalado en un informe que no se puede suprimir del proyecto de presupuesto para 2018 la partida de casi 800.000 euros para la reforma de los antiguos de Pignatelli, tal y como pretende el PSOE, porque la licitación de esa actuación ya está en marcha. Por otro lado, técnicos de Urbanismo han asegurado que no se podrán gastar en 2018 los 2,5 millones que los socialistas quieren dedicar a renovación de la red de abastecimiento de agua. Estas dos enmiendas y la relativa a la subvención al Real Zaragoza bloquean la negociación entre ZeC y PSOE para lograr un acuerdo sobre las cuentas del próximo año.

Socialistas y progresistas han mantenido varias reuniones a lo largo de esta semana sobre el proyecto de presupuesto municipal de 2018, pero siguen en desacuerdo sobre esas tres modificaciones exigidas por el PSOE: Pignatelli, tuberías y Real Zaragoza.

El próximo 3 de enero tienen previsto un nuevo encuentro para tratar de desencallar las conversaciones y poder llevar un acuerdo a la comisión de Economía prevista para el 8 de enero, en la que se quiere dar una aprobación provisional al documento financiero para refrendarlo definitivamente en el Pleno municipal de finales de enero.

Trabas socialistas al proyecto del Pignatelli

El plan de reforma de los antiguos depósitos del Pignatelli (foto superior) en un gran centro cívico de ocio, cultural y social vio el visto bueno definitivo en el Pleno municipal del pasado 30 de octubre. Para ello fue necesario que ZeC y CHA, impulsores del proyecto, transigieran con la exigencia socialista de dedicar parte del terreno a promoción de vivienda libre para financiar la actuación, a cambio de votar favorablemente la propuesta.

Ahora, el PSOE ha ido un paso más allá al pedir en una de sus enmiendas al proyecto presupuestario del equipo de gobierno de ZeC la supresión de una partida de 796.603,16 euros destinada al plan del Pignatelli. Fuentes socialistas explican que la pretensión se ajusta a su  tesis de que la iniciativa no se financie con fondos municipales.

ZeC rechazó desde el primer momento la enmienda y ahora se escuda en un un informe del propio interventor municipal, que en otras ocasiones ha echado por tierra proyectos de la plataforma, el último, el de la municipalización del servicio de Parques y Jardines.

El citado informe del interventor, al que ha tenido acceso Ten! Zaragoza, señala que a finales de octubre el Gobierno de Zaragoza aprobó el expediente de contratación de las obras de adecuación de los antiguos depósitos de Pignatelli “y dado que dicho expediente se encuentra en fase de apertura de plicas no puede admitirse dicha supresión” (la de la partida presupuestaria exigida por el PSOE).

Las tuberías, otro escollo

Otro asunto que empantana las negociaciones ZeC-PSOE es el del ambicioso plan plurianual de modernización de la red de abastecimiento de agua propuesto por los socialistas. Estos exigen que el presupuesto de 2018 incluya una partida de 2,5 millones de euros para iniciar la actuación, que continuaría con partidas millonarias en presupuestos subsiguientes.

El concejal de Economía, Fernando Rivarés (ZeC), explicó hace algunas semanas que su grupo estaba de acuerdo con el proyecto de renovación de tuberías, pero veían excesivo dedicar una partida de 2,5 millones en 2018 “porque no va a haber tiempo de ejecutarla. Entre redacción y exposición de proyectos, nos iremos al inicio de obras a casi octubre”, aseguró Rivarés. El concejal y su grupo proponían habilitar una partida más reducida en 2018 y actuaciones por 3 millones en cada uno de los años siguientes.

Ahora, un informe de técnicos del área de Conservación y Explotación de Infraestructuras les da la razón. En dicho informe, al que ha tenido acceso Ten! Zaragoza, se explica que incluso gestionando los proyectos por el más ágil y rápido sistema de proyección, contratación y ejecución de las obras “es casi imposible que el contrato pueda estar en vigor hasta después del verano del año que viene, por lo que en el mejor de los casos se dispondría de 4 meses para renovar tuberías y lo más adecuado sería poner en el presupuesto de 2018 una partida plurianual con una anualidad de 1 millón de euros en 2018 y de 3 millones el resto de los años”.

Y el Real Zaragoza…

Respecto a la propuesta del PSOE de introducir una partida en el presupuesto de 2018 de 800.000 euros para un convenio con el Real Zaragoza de “promoción de la ciudad”, ZeC se ha mostrado totalmente opuesto a la misma y este viernes 29 de diciembre ha lanzado una alternativa consistente en acordar con el Real Zaragoza un plan de promoción del fútbol base, dotado con 200.000 euros.

En el seno de ZeC hay concejales que consideran rotas las negociaciones presupuestarias por el empeño del PSOE de sacar adelante estas tres enmiendas, aunque tanto el concejal Rivarés como el propio alcalde y su círculo de ediles más próximo consideran que en la próxima reunión todavía es posible limar diferencias y alcanzar un acuerdo de mínimos con los socialistas.

El entendimiento con el PSOE garantizaría los votos necesarios para salvar el proyecto presupuestario de ZeC, que hace más de quince días llegó a un acuerdo con CHA, el otro grupo municipal dispuesto a apoyar el proyecto presupuestario de la plataforma progresista, tras asumir ésta las principales enmiendas defendidas por los aragonesistas.