universitarios

Casi 28.000 universitarios empiezan curso, de los que el 53% cuentan con bonificación en la matrícula

Cerca de 28.000 estudiantes han comenzado este lunes 17 de septiembre el curso 2018-2019 en la Universidad de Zaragoza, de los cuales 6.000 son alumnos de nuevo ingreso y alrededor de 15.000 perciben algún tipo de bonificación en la matrícula, de acuerdo a los datos ofrecidos por el Gobierno de Aragón.  Asimismo, más de 2.000 alumnos se beneficiarán de una beca, de acuerdo con estos mismos datos.

Los estudiantes se han incorporado a las clases en un año académico que estará marcado por la reforma del la Facultad de Filosofía y Letras, una nueva oferta de másteres, la reestructuración de algunos servicios o la reducción de la deuda económica de la Universidad.

Una de las actividades que ya se ha desarrollado este primer día del curso académico ha sido la acogida de estudiantes por parte de la Oficina Universitaria de Atención a la Diversidad, a la que han asistido numerosas alumnas y alumnos (foto superior), a quienes se ha explicado, entre otras cosas, el nuevo “Plan Estratégico para el fomento del respeto, la diversidad y la igualdad” que ha puesto en marcha la Universidad de Zaragoza.

“Este curso va a ser un buen curso, con un número de estudiantes que se mantiene a pesar de que la natalidad va en dirección contraria”, ha expresado a los medios el rector, José Antonio Mayoral, minutos antes de participar en el acto de apertura en el edificio Paraninfo, al que también ha acudido el presidente de Aragón, Javier Lambán.

Dobles titulaciones

El máximo responsable de la institución ha explicado que en el próximo curso se va a poner el foco de nuevo en la puesta en marcha de dobles titulaciones, mientras que se va a realizar una “apuesta fuerte” por la internacionalización.

Entre las novedades, también figura una reorganización del servicio de inspección académica que permitirá centralizar distintos departamentos como el económico o el de ordenación docente para que los órganos de control estén más coordinados.

Se trata de una medida para fortalecer la transparencia de la Universidad de Zaragoza, después de un curso marcado por los escándalos en la manipulación de notas del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

“Imagínese que por un error médico en un hospital del sistema de salud público pusiéramos en tela de juicio un sistema del que todos los españoles estamos muy orgullosos”, ha defendido el rector.

Defensa de la universidad

En ese sentido, Mayoral ha asegurado que el sistema universitario español es “garantista” y que la tesis doctoral es el proceso “más participativo y abierto que existe”, debido a la forma de elección de los miembros del tribunal y a la defensa pública de los proyectos.

El rector ha recordado que la Universidad de Zaragoza ha subido 80 puestos en la última clasificación internacional QS de calidad académica, que incorpora variables como el nivel de la docencia o la opinión de los empleadores sobre los estudiantes egresados.

“El sistema universitario español es, después del alemán, el que más universidades tiene entre las 500 primeras”, ha subrayado Mayoral.

A ese discurso se ha sumado la consejera de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno de Aragón, Pilar Alegría, quien ha reivindicado la “profesionalidad” de todos los trabajadores públicos de Universidad de Zaragoza, así como el “esfuerzo” de los estudiantes y familias para llevar a cabo sus grados y másteres.

Consejo de Universidades

Asimismo, la consejera ha puesto en valor la “senda positiva” de diálogo que mantienen el Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza desde el año 2015 y que ha permitido aumentar la financiación económica de la institución, poner en marcha el sistema de becas autonómicas o comenzar las obras en Filosofía y Letras.

El rector ha participado este lunes en la reunión del Consejo de Universidades con los responsables del resto de universidades españolas, al que asiste por primera vez el nuevo ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque.

Mientras que el próximo 26 de septiembre acudirá al Congreso de los Diputados para debatir junto a rectores, agentes sociales y parlamentarios los estudios de reforma de la Ley Orgánica de Universidades.

Los ciclistas universitarios desayunan gratis por su compromiso ecológico

Los estudiantes, docentes y trabajadores públicos que este lunes 17 de septiembre se han desplazado en bicicleta hasta el campus de la Plaza San Francisco de la Universidad de Zaragoza han recibido como obsequio una pieza de fruta, en reconocimiento a su compromiso con la movilidad sostenible y con la conservación del medio ambiente.

La iniciativa, denominada Desayunos Ciclistas, está programada dentro de las actividades de la Semana Europea de Movilidad, que tiene como objetivo concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de reducir el tráfico de las ciudades y fomentar nuevas formas de transporte sostenible (en la foto superior, varios estudiantes ciclistas reciben una fruta por su compromiso con la movilidad sostenible).

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha asegurado que este proyecto responde a una “apuesta clara” del equipo de Gobierno municipal por mejorar la movilidad urbana, que se ve reflejada en políticas como la peatonalización de la ciudad o el impulso del transporte ecológico, a través de la implantación de autobuses híbridos y eléctricos.

Banco de pruebas

“La movilidad eléctrica va a ser un gran banco de pruebas en Zaragoza y la bici es clave para la buena salud en una ciudad tan plana como la que tenemos”, ha explicado a los medios el primer edil.

Por su parte, el vicerrector de Prospectiva, Sostenibilidad e Infraestructuras de la Universidad de Zaragoza, Alberto Gil, ha puesto en valor esta colaboración con el Ayuntamiento porque les permite seguir formando a “los dirigentes del futuro” en materia de movilidad.

“Queremos trabajar todo lo que tiene que ver con sostenibilidad, viabilidad y universidad saludable”, ha añadido el vicerrector, que ha anunciado que habrá más proyectos universitarios sobre ecología a lo largo del curso.

Simulador online para calcular el coste de la matrícula universitaria

El Gobierno de Aragón ha puesto en marcha un simulador online para que los estudiantes universitarios beneficiarios del programa de bonificaciones 50×50 puedan calcular de forma aproximada el importe de su matrícula para el próximo curso académico.

Estas ayudas se otorgan automáticamente a todos los alumnos que hayan superado al menos la mitad de los créditos del curso anterior y supone una reducción de hasta un 50 % del coste de la matrícula, según ha informado la consejera de Innovación, Investigación y Universidad del Ejecutivo Autonómico, Pilar Alegría, en rueda de prensa.

El portal web que ha comenzado a funcionar este jueves 9 de agosto permite a los estudiantes conocer cuál es el descuento que van a percibir en función de sus resultados académicos, aunque no contempla los importes de las tasas universitarias ni las reducciones por criterios como pertenecer a una familia numerosa.

Beneficiarios

La consejera prevé que cerca de 15.000 estudiantes puedan beneficiarse de esta iniciativa, que implicará una inversión cercana a los seis millones de euros que el Gobierno de Aragón abonará a la Universidad de Zaragoza de forma completa entre los meses de febrero y marzo de 2019.

Estas cifras son previsiones aproximadas que podrían alterarse a lo largo del curso en función del número de estudiantes que decidan matricularse el próximo año, así como de aquellos que accedan a alguna de las becas universitarias del Gobierno Central, que son incompatibles con el programa 50×50.

Alegría ha puesto en valor este proyecto que permite “incentivar el esfuerzo y el rendimiento académico” de los estudiantes aragoneses, que verán traducidos sus resultados en una importante bonificación económica (en la foto superior, estudiantes en una biblioteca de la Universidad de Zaragoza).

Ejemplo

Por ejemplo, para un alumno que curse Medicina en la Universidad de Zaragoza y que haya superado con éxito todas las asignaturas del curso, las bonificaciones podrían ascender a cerca de 700 euros de los 1.400 que cuesta la matrícula.

En su comparecencia, la consejera también ha hecho balance sobre el resto de programas de becas universitarias que cerraron el pasado 2 de julio su periodo de convocatoria y de las que se beneficiarán cerca de 2.300 alumnos a lo largo del curso en tres modalidades distintas.

Según los datos que ha ofrecido el Gobierno de Aragón, se han registrado un total de 1.632 solicitudes para optar a una beca de movilidad, 436 para acceder a la financiación del programa Erasmus Plus y 331 para financiar alguno de los másteres estratégicos que se imparten en la comunidad.

La suma de los tres programas, así como el convenio de colaboración que une al Gobierno de Aragón y a la Universidad de Zaragoza, eleva la cifra de inversión pública en esta materia hasta los 3,2 millones de euros.

Aragón multiplica por 12 las becas universitarias respecto a 2015

El Gobierno de Aragón ha destinado para este ejercicio 3,2 millones en concepto de becas para la universidad, mientras que en 2015 esta partida fue de 270.000 euros. También crece el número de beneficiarios: de 223 en 2015 a más de 2.000 en 2018. Son datos de la Consejería de Pilar Alegría antes de reunirse con el ministro Pedro Duque.

Las cifras suponen que se ha multiplicado por 12 el presupuesto para becas universitarias si se comparan los ejercicios de 2018 y de 2015.

Son datos aportados por la Consejería de Universidad que preside Pilar Alegría, quien ha asistido este lunes a la sede del Partido Socialista en la calle Ferraz para reunirse por primera vez con el ministro del ramo, Pedro Duque, y con el resto de consejeros de Educación que representan las siglas de esta formación.

La consejera espera que el nuevo ministro actúe en defensa del “derecho de la educación” y se “vuelva a hacer realidad lo que ya fue en otros tiempos, que las becas fueran un derecho y no una exclusividad, como ya pasó con el Gobierno de Rajoy”.

Reforma de la Ley de Universidades

Y es que, según Alegría, Aragón ha creado “casi un sistema propio autonómico de becas”, como las de movilidad, de másteres estratégicos o con la Universidad de Zaragoza, puesto que “el Gobierno (central) no cubre la totalidad” de estas ayudas, que son “competencia estatal”.

“Esperamos que con este gobierno se puedan ampliar los márgenes de renta de las familias para que sean más los beneficiarios”, ha dicho Alegría en comparación con “las últimas reformas del exministro Wert, que redujeron muchísimo la renta familiar o endurecieron esos requisitos académicos”.

Al margen de las becas, la consejera ha dicho estar “convencida” de que próximamente el ministro presentará una nueva Ley de Universidades. “Toca reforma y renovación, fundamentalmente porque la última ley es de 2011 y se ha quedado obsoleta en torno a las figuras de profesorado. Si la regulación estatal no soluciona este problema, las CCAA difícilmente podemos encontrar salvaguardas legales en la legislación autonómica”, ha dicho Alegría (en primer plano en la foto superior de Aragón Press, con el ministro Duque y otros dirigentes socialistas, al fondo).

Estos temas podrían entrar a formar parte del orden del día de la próxima Conferencia Sectorial de Universidades que mantendrán el ministro y los consejeros del ramo.

Aragón Press

La DGA pagará el 50% de la matrícula de los universitarios que superen la mitad de los créditos

El Gobierno de Aragón asumirá a partir del próximo curso el pago del 50 por ciento de la matrícula de los alumnos aragoneses que estudian un grado en la Universidad de Zaragoza y que hayan superado el año anterior la mitad de los créditos en los que se hayan matriculado, siempre que estos sean, al menos, 42, y con independencia de la renta familiar.

La consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, arropada por el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha presentado hoy esta medida, pionera en España, ante los medios de comunicación.

Dentro de su apuesta por la educación pública superior y por crear una sociedad “igualitaria, pero también meritocrática”, según Lambán, el Gobierno ha establecido esta medida que a partir del curso 2018-2019 podría beneficiar a 15.000 estudiantes, siempre que estos tengan vecindad administrativa aragonesa (es decir, que lleven al menos dos años empadronados en la comunidad) y que estudien en la Universidad de Zaragoza y sus centros adscritos (Escuelas de Enfermería de Huesca y Teruel, Escuela Universitaria Politécnica de La Almunia y Escuela de Turismo).

La medida generará, según la consejera, una “verdadera igualdad de oportunidades” y ayudará a las familias que “es esfuerzan” por la educación de sus hijos a lo largo del curso académico.

Miles de alumnos beneficiados

Con un presupuesto que podrían rondar entre cinco y seis millones de euros, se estima que 15.000 de los 27.000 alumnos de grado de la Universidad de Zaragoza podrían beneficiarse de la medida, ya que hay que descontar a los 5.000 de primer curso y a los 6.000 que disfrutan de una beca del Ministerio de Educación o de una de las llamadas Becas Rectos, que conceden la Universidad de Zaragoza y el Gobierno de Aragón.

Para obtener la bonificación, a partir del segundo año del grado, los estudiantes deben aprobar, en primera matrícula, el 50 por ciento de los créditos en los que se hayan matriculado el año anterior, independientemente de la nota (en la foto superior, un grupo de unioversitarios zaragozanos asisten a un máster sobre comercio exterior).

Así, como es obligatorio que en primero el alumnado se matricule en 60 créditos de los 240 que componen la totalidad de un grado, para obtener la ayuda debería aprobar 30. En años consecutivos, el número de créditos en los que se debe matricular el alumno no puede bajar de 42 y, por lo tanto, tiene que aprobar 21 para obtener la ayuda.

Como ejemplo, Alegría ha explicado que un alumno que se matricule en primero en 60 créditos de Medicina, Arquitectura o Bellas Artes tendrá que pagar en torno a 1.400 euros, pero si aprueba 30, al año siguiente solo pagaría 700 euros por la matrícula.

Alumnos de la Universidad de Zaragoza consultando unos apuntes. Foto: Europa Press

Bonificaciones entre 700 y 440 euros

Existen cuatro niveles de experimentación en los grados universitarios, cuyo precio, referido a esos sesenta grados, está entre los citados 1.400 y 880 euros, con lo que las bonificaciones oscilarán entre 700 y 440 euros.

La medida entrará en vigor independientemente de que el Parlamento consiga aprobar los presupuestos de 2019 porque “hay cabida” en unas cuentas prorrogadas, ha dicho Alegría.

El presidente, por su parte, ha enfatizado que se pretende estimular “la actitud, el compromiso personal, el estudio, el talento y el esfuerzo” de los estudiantes, para lograr que las “limitaciones de la cuna” se eliminen gracias a políticas públicas como esta.

La consejera ha agregado que la “apuesta” por la educación superior de su Gobierno es “estratégica” desde el primer momento de la legislatura, y que esta se ha demostrado con el acuerdo para incrementar la financiación básica de la Universidad de Zaragoza desde los 143 millones de euros en 2015 a los 158 de este año, que serán 160 en 2020.

A ello se suman los 2,5 millones de euros anuales presupuestados para infraestructuras, el arreglo de la Facultad de Filosofía o las becas autonómicas, que han pasado de tener 225 beneficiarios y una cuantía de 275.000 euros en 2015 a afectar a más de 2.000 alumnos con 3,2 millones de euros en 2018.

El PSOE vuelve a bloquear el proyecto de viviendas en Pontoneros

El concejal de Vivienda y Deporte del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Híjar, ha calificado de “mazazo” que el PSOE haya “bloqueado” el proyecto de rehabilitación y construcción de 63 apartamentos con usos comunes, algunos para estudiantes universitarios, en el antiguo cuartel de Pontoneros, en el distrito del Casco Histórico, y ha alertado de que la actitud de los socialistas “marca un antes y un después” en la relación con el equipo de gobierno.

De las tres plantas del edificio, el equipo de gobierno plantea dedicar la tercera a estudiantes universitarios de postgrado, pero el PSOE defiende que sea todo el edificio para ese uso, con la participación de la Universidad de Zaragoza, y que se integre como un equipamiento singular en la línea de convertir a Zaragoza en una ‘Smart City’.

En el consejo de administración de la sociedad municipal Zaragoza-Vivienda, este punto del orden del día ha decaído al contar solo con el apoyo de Zaragoza en Común (ZeC) y CHA, mientras que se han posicionado en contra el PSOE, PP y Ciudadanos.

Híjar ha justificado el rechazo a la propuesta del PSOE porque “no es competencia municipal” realizar edificios para universitarios y en tal caso que, al menos, sea con el concurso de la Universidad y el Gobierno de Aragón, por lo que en aras al acuerdo se ha propuesto que un tercio sea para residencia de estudiantes al ser la opción intermedia.

Bloqueo al gobierno

En tono enérgico ha recordado que es la segunda votación efectiva y una vez más Pontoneros queda bloqueado en el consejo de administración y “esto es un antes y un después”, ha alertado para criticar el “mal uso” de los consejos de administración que se utilizan para el “bloqueo de las propuestas del equipo de gobierno”.

La inversión prevista son 6,5 millones de euros que forman parte de los acuerdos de presupuestos de 2016 y 17. Tras el rechazo el proyecto queda en espera y los más de 2,5 millones de euros en transferencias a Zaragoza-Vivienda quedan paralizadas.

“El edificio corre prisa rehabilitar porque se puede caer y esperamos que sea posible sacarlo adelante. No será un edificio al cien por cien residencia universitaria y no da más de si la negociación. El PSOE no está interesado en sacarlo adelante, sino que acabe el mandato sin iniciarlo y bloquean una inversión importante y un espacio simbólico”, ha detallado Híjar.

Explicación del PSOE

La concejal del grupo municipal del PSOE, Lola Campos, ha insistido en que el proyecto de Pontoneros sea un edificio singular y se convierta en un centro simbólico, dirigido a estudiantes, que albergue “retorno del talento y la inteligencia”, en la línea de convertir a la ciudad en una ‘Smart city’ y que cuente con la participación de la Universidad de Zaragoza.

Campos ha rechazado la propuesta del equipo de gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) de que se destine a este uso solo una de las tres plantas que tendría el edificio rehabilitado del antiguo cuartel de Pontoneros, en el Casco Histórico, mientras que las otras dos plantas serían apartamentos de alquiler social.

“Híjar ha venido a por guerra porque sabía que no iba a contar con el apoyo del PSOE y a pesar de eso lo ha sometido a votación” ha afeado Campos la decisión del concejal de Vivienda y Deporte.

“Híjar ha hecho un streptease de la negociación con el PSOE y le hemos replicado que la contraoferta de una planta para estudiantes era poco y le hemos pedido tiempo y hablar con la Universidad de Zaragoza para saber hasta qué punto le podría interesar y esa cita todavía no se ha producido”, ha sintetizado.

“Es verdad que el proyecto lleva retraso, pero se le puede dar la vuelta”, ha opinado para preguntar qué problema hay en dejarlo hasta concretar un “buen proyecto del agrado de todas las partes”. Ha abundado en que Híjar ha preferido “meter velocidad” y le ha dicho: “nuestros tiempos son distintos y también los enfoques y la forma de funcionar”.

La DGA resuelve casi mil becas para alumnos universitarios aragoneses

El Boletín Oficial de Aragón publica estos días las resoluciones de las 955 becas de movilidad, las ayudas de másteres estratégicos y las complementarias de Erasmus+ que se han concedido finalmente.

Por un lado, se han concedido 474 becas de movilidad, dotadas con un presupuesto de 400.000 euros para este ejercicio y que contemplan tramos de ayuda: entre 40 y 100 kilómetros de distancia entre el municipio de residencia familiar y el campus, 750 euros; entre 101 y 200 kilómetros, 950 euros; y más de 200 kilómetros, 1.150 euros.

El objetivo es contribuir al esfuerzo de gastos que las familias deben realizar por la distancia existente entre su municipio de residencia y el del campus universitario en el que está matriculado el estudiante, informan fuentes del Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

Ayudas para másteres

En cuanto a las ayudas para másteres estratégicos, se han concedido 235 y aparecieron publicadas en el BOA del 26 de diciembre.

Estas ayudas contaban este año con un presupuesto de 1’2 millones, cofinanciadas con cargo al Fondo Social Europeo. La ayuda, de 4.770 euros, compensa la dedicación al estudio contribuyendo a financiar las necesidades básicas de sostenimiento, manutención o desplazamiento de los estudiantes, pero no hace frente al coste de la matrícula.

Además, la semana pasada se publicó la resolución de las ayudas complementarias para las Erasmus+. Una ayuda que aumentó su cuantía este 2017 y que llega a 246 beneficiarios, cubriendo un total de 1.505 meses de estancia (6’11 por beneficiario). Este año, el presupuesto para las Erasmus+ aumentó hasta los 376.250 euros.