urgente necesidad

Las ayudas urgentes van sobre todo a personas con sueldos precarios con los que no cubren necesidades

La mayor parte de las/os perceptoras/es de las 26.419 ayudas de urgente necesidad facilitadas por el Ayuntamiento de Zaragoza en lo que va de año son personas en situación de pobreza crónica, con trabajos y salarios precarios, que necesitan de forma reiterada esos apoyos para cubrir su necesidades básicas.

Así lo ha explicado la vicealcaldesa y responsable municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, quien ha precisado en la comisión municipal de Servicios Sociales que el número de ayudas otorgadas este año es similar a las de 2016, y que son mayoría quienes repiten en la solicitud de apoyos frente a quienes los demandan por primera vez.

Tal y como informó Ten! Zaragoza este verano, Broto ha insistido en que se ha producido un cambio de paradigma en los perceptores de ayudas y la estabilización de los demandantes “es preocupante”.

La vicealcaldesa ha subrayado que la acción social no puede resolver por si misma las situaciones de pobreza estructural, que ha cifrado en torno a un 20% de la población.

“La situación se debe abordar de forma multidisciplinar desde varios ámbitos. Los servicios sociales recogen demandas cuyo origen se encuentra en áreas como el empleo, la sanidad o la vivienda y su solución pasa por aplicar políticas igualitarias en esos y otros sectores”, ha recalcado Broto, quien ha precisado que esa estrategia no sólo debe ser de ámbito local, sino también de país y de Estado.

Objetivo cumplido

Al margen de esas consideraciones, la vicealcaldesa ha expresado su satisfacción de “estar cumpliendo nuestro objetivo programático de cubrir las necesidades básicas de la ciudadanía sin necesidad de recortar en otros servicios”.

También ha precisado que el importe económico de las ayudas concedidas, a fecha de 30 de septiembre, supera los 6,7 millones de euros, el 75% del presupuesto, lo que indica que se ha realizado una predicción acorde con la realidad, “ya que estamos en el tercer trimestre del año y todo apunta a que se llegará a la previsión”.

Por conceptos, las ayudas a la alimentación suponen el 60% de las solicitudes. Broto lo explica por el hecho de que son “las más ágiles de tramitación y respetan más la privacidad”, frente, por ejemplo, a las ayudas para afrontar el alquiler de vivienda, que “implican más trámites administrativos y las familias deben solicitar, entre otros, documentos al titular de la vivienda”.

Broto también se ha referido al incremento de las ayudas para el comedor escolar que han subido un 20,5%. En este sentido, ha hecho hincapié en que la cuantía de partida para ayudas de comedor y material escolar ha aumentado un 245% en el periodo comprendido entre 2014 y 2016.

Por lo que respecta a las ayudas para el pago de suministros, la concejala ha precisado que suponen, aproximadamente, un 11% del total.

Inyección de 4,4 millones para ayuda a domicilio, lo mismo para urgencia y 4,7 millones para centros sociales

El Boletín Oficial de Aragón (BOA) publica este martes 12 de septiembre el convenio suscrito por el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza en materia de servicios sociales para este año 2017, que, entre otras cosas, supone la inversión de 4,4 millones de euros en prestaciones de ayuda a domicilio para la población general zaragozana y otros 4,4 millones para ayudas de urgente necesidad. El convenio contempla también 4,7 millones para centros municipales de servicios sociales.

La financiación de esas partidas la realizarán al 50% el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) y la Corporación zaragozana. El abono de otras actuaciones corresponde en su totalidad al IASS. De hecho, el presupuesto global del convenio es de casi 18 millones de euros, de los cuales el IASS aporta 10,42 millones y el Ayuntamiento 7,48 millones.

El acuerdo suscrito por ambas instituciones que ahora entra en vigor se inscribe dentro de su política coincidente para ampliar y reforzar la atención social en Zaragoza y que fue refrendado este verano por la consejera de Derechos Sociales de la DGA, Mariví Broto, y por la concejala de Derechos Sociales, Luisa Broto.

Centros municipales de servicios sociales

El convenio precisa que “son funciones fundamentales” de los centros municipales de servicios sociales “la prevención y detección; la información, orientación, valoración, diagnóstico y asesoramiento; el tratamiento social; la evaluación de situaciones de necesidad social; la gestión de los servicios sociales generales; la gestión de prestaciones económicas de urgencia; y la intervención en los núcleos familiares o de convivencia en situación de riesgo social, especialmente si hay menores”.

También se precisa que para atender esas funciones los centros deben disponer al menos de un/a director/a técnico/a; un/a trabajador/a social por cada quince mil habitantes; un/a educador/a social, familiar y/o Unidad de Infancia por cada veinte mil habitantes; un/a psicólogo/a por cada sesenta y cinco mil habitantes; y un auxiliar de servicios sociales (técnico medio y auxiliar sociocultural/de promoción, administrativo, auxiliar administrativo) por cada treinta mil habitantes.

Por ello, ambas instituciones garantizan la financiación del personal necesario para los centros zaragozanos, que requieren de 14 directores/as técnicos/as, 44 trabajadores/as sociales, 34 educadores/as, 10 psicólogos/as y 22 auxiliares.

Riesgo de exclusión

Dentro de ese apartado de centros de servicios sociales se contempla la atención a personas en situación de exclusión o en riesgo de estarlo, a través de la gestión del Ingreso Aragonés de Servicios Sociales (IAI) o, en su momento, de la Renta Social Básica (RSB), para lo que el convenio contempla una aportación de algo más de 900.000 euros, financiados íntegramente por el IASS.

En cuanto al refuerzo de los centros municipales de servicios sociales para atender a personas en situación de dependencia, DGA y Ayuntamiento han acordado que el IASS aportará de forma íntegra los 862.328 euros de costes salariales que suponen los 25 profesionales encargados de cubrir el servicio: 14 trabajadores/as sociales, 9 técnicos auxiliares y 2 auxiliares administrativos.

Y respecto a la ayuda a domicilio de carácter esencial que se asume desde los citados centros, el IASS financia también con 100.104 euros el coste salarial de los 3 trabajadores/as sociales y 3 técnicos/as auxiliares o categoría asimilable encargados de realizarla.

Ayuda a domicilio y teleasistencia

Por lo que respecta al servicio de ayuda a domicilio de carácter complementario para la ciudadanía zaragozana en general y dirigido para facilitar el desarrollo de las actividades básicas de la vida diaria a aquellas personas con limitaciones de autonomía personal, el convenio contempla un importante refuerzo, con una dotación de 4,4 millones de euros.

La teleasistencia para dar cobertura de situaciones de necesidad social, como la soledad, aislamiento social, desarraigo geográfico y social y aquellas otras situaciones consideradas de riesgo por el estado de salud, discapacidad o avanzada edad, también está contemplada en el acuerdo institucional.

El objetivo es ofrecer teleasistencia de naturaleza complementaria a 8.750 zaragozanas/os, con un presupuesto de 1,6 millones de euros. Mientras que la teleasistencia esencial atiende a 1.700 personas en situación de dependencia desde el 1 de enero hasta el 30 de junio y a 2.245 personas en situación de dependencia desde el 1 de julio hasta el 31 de diciembre, con un presupuesto de 377.774  euros.

Por lo que respecta a las ayudas de urgente necesidad, que se financian con una importante dotación de 4,4 millones de euros, las mismas se complementan con una partida específica de 700.000 euros, destinada a ayudas para el pago de consumo energético.