violencia de género

Las mujeres aragonesas que sufren violencia machista tardan más de 12 años en denunciar a sus agresores

Aragón es la segunda comunidad en la que más tardan en denunciar las víctimas de violencia de género, 12 años y 6 meses, por encima de la media estatal, de 8 años y 8 meses, desde que comienzan a sufrir malos tratos y aunque los motivos de este retraso son muchos, el principal es el miedo al agresor.

Según el “Estudio sobre el tiempo que tardan las mujeres víctimas de violencia de género en verbalizar su situación” de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, la violencia que más tarda en denunciarse es la física: las mujeres necesitan una media de 14 años en pedir ayuda, mientras que en la psicológica esa cifra es de 7 años y 9 meses.

La Delegación del Gobierno ha hecho un estudio sobre los motivos que ralentizan la decisión de las víctimas de violencia de género de denunciar este maltrato o bien en solicitar apoyo a un servicio especializado, a partir de 1.220 encuestas.

La mitad de las encuestadas alegó que el miedo al agresor era el principal motivo por el que tardaron, mientras que un 45 % pensaba que podía resolverlo sola, un 36 % no se reconocía como víctima, un 36 % se sentía culpable y responsable y al 29 % le daba pena el agresor.

Otros motivos

La falta de recursos económicos (28 %), la vergüenza a contar lo sucedido (28 %), pensar que no podría salir adelante con sus cargas familiares (23 %), desconocer adónde dirigirse y cómo pedir ayuda (21 %), miedo y desconocimiento al proceso judicial (19 %), falta de apoyo familiar y social (18 %), miedo a la reacción de la familia (16 %), pensar que nadie podría ayudarla (15 %) o que no la iban a creer (13 %) y miedo a la reacción de los hijos (11 %) fueron otros motivos expuestos.

Las dos razones fundamentales que las llevaron a denunciar o a pedir ayuda fueron el mal estado psicológico en el que se encontraban (54 %) y las características concretas de la última agresión sufrida (41 %).

Casi una de cada tres mujeres lo hizo porque sus hijos empezaban a ser conscientes del maltrato, el 27 % porque contó con el apoyo de una persona de su entorno, el 21 % por la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el 9 % por la intervención de los recursos sanitarios, el 6 % porque sus hijos eran mayores y más autónomos, el 6 % por campañas en los medios de comunicación y un 1 % porque la situación económica de la unidad familiar mejoró.

El 89 % de las encuestadas padeció violencia psicológica, el 68 %, física, el 42 %, económica y el 23 %, sexual.

Casi la mitad sufrieron violencia de solteras

Casi la mitad, el 45 %, empezó a sufrir la violencia siendo soltera, el 37 % estaba casada, el 10 % era pareja de hecho del agresor, el 1 % se había separado, el 5 % divorciado y otro 1 % estaba en trámite de separación.

Según el estudio, el 98 % mantenía la situación de pareja tanto cuando comenzó a sufrir la violencia como cuando denunció.

El 74 % convivía con el agresor cuando empezó a padecer el maltrato, el 43 % vivía entonces con sus hijos, el 21 % sufrió violencia en la infancia y un 27 % fue testigo de ella. Además, una de cada cinco víctimas ha sido maltratada por más de una pareja.

Los datos reflejan que las mujeres denuncian antes cuanto más jóvenes son -las menores de 35 años son las que reaccionan antes mientras que las mayores de 65 son las que más tardan-, y también cuanto menores son los hijos, antes dan el paso.

Las casadas esperan más a denunciar

Además, las casadas esperan más antes de tomar la decisión de denunciar y el hecho de tener una hipoteca también amplía este tiempo. Las mujeres con estudios universitarios también tardan menos de la media en hacerlo (7 años y 1 mes).

La media española a la hora de denunciar o pedir ayuda es de 8 años y 8 meses, una cifra que varía de forma significativa entre distintas comunidades autónomas.

Melilla (2 años y 6 meses), Murcia (4 años y 5 meses), Asturias (6 años y 3 meses) y Andalucía (7 años, 4 meses) son las comunidades con los tiempos más bajos.

Por contra, donde las víctimas tardan más en denunciar o pedir ayuda es La Rioja (12 años y 7 meses), Aragón (12 años y 6 meses), Canarias (11 años y 9 meses), País Vasco (11 años y 7 meses), Extremadura (11 años y 3 meses) y Madrid (10 años y 1 mes).

Casi 3.900 aragonesas fueron víctimas de violencia machista en 2018, un 1,4% más que en 2017

Un total de 3.864 mujeres fueron víctimas de la violencia machista en 2018, lo que supone un aumento de un 1,4% frente al año anterior. De estas, 2.629 eran españolas y 1.235 extranjeras. Estas cifras ponen de manifiesto que el porcentaje de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 en la comunidad fue de un 58,3%, es decir, un 1,3% más que las registradas en el año anterior.

Según los datos hechos públicos este viernes 8 de marzo por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género en Aragón, en 2018 el número de denuncias presentadas en los juzgados aragoneses de Violencia sobre la Mujer aumentó un 5% frente al año anterior.

Paralelamente, el porcentaje de renuncias de las mujeres (cuando se acogen a la dispensa para no declarar como testigo) descendió en un 8,3.

El número de sentencias condenatorias en los juzgados de Violencia sobre la mujer aumentó un 28,3 % y en los juzgados de lo Penal el 33,6%.

De las condenas dictadas por los juzgados de violencia, en el 36,7% de los casos se trataba de personas de nacionalidad española y en el 18,5% de hombres extranjeros. En los juzgados penales, aunque con cifras ligeramente inferiores, se siguen detectando incrementos siendo el 29,2% de los hombres de nacionalidad española y el 6,5% extranjeros.

Más enjuiciados

El número de personas enjuiciadas en los juzgados de Violencia sobre la mujer pasó de las 425 en 2017 a las 543 en 2018, lo que supone un incremento de 27,8% en tanto que en los juzgados penales el aumento del número de enjuiciados ha pasado de los 745 a los 804 en 2018, un 7,9% más.

Los juzgados de violencia sobre la mujer ingresaron el pasado año 3.974 asuntos penales en total, (un 15,7% más que el año precedente) y se abrieron 1.208 Diligencias Urgentes (6,2% más). Los mayores incrementos en estos juzgados se produjeron sin embargo en las Diligencias Previas con un incremento del 31,9% y en los juicios por delitos leves con un 30,2%.

Por su parte, los juzgados penales ingresaron 845 nuevos asuntos -523 fueron Procedimientos Abreviados y 322 Diligencias Urgentes-.

Por lo que a órdenes de protección se refiere, los juzgados de violencia sobre la mujer incoaron un total de 715 órdenes, de las cuales se adoptaron 589 y 126 fueron denegadas.

El Pleno municipal pide reforzar las medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado, por unanimidad, una moción del PSOE en la que se insta los grupos políticos con representación en las Cortes Generales a reforzar las medidas contenidas en Pacto de Estado en materia de violencia de género, con el objetivo de combatirla la visión machista de superioridad del hombre sobre la mujer.

Entre los apartados de la moción figura la repulsa del pleno del Ayuntamiento de Zaragoza a “todas las manifestaciones de dicha violencia, su compromiso con las víctimas y declarar tolerancia cero con los maltratadores”.

Asimismo, se ha aprobado rechazar cualquier posicionamiento político que propugne la eliminación o minoración de las medidas de protección de las mujeres frente a la violencia machista, así como el drama social y las consecuencias que tiene para las víctimas.

Rechazo

El último apartado recoge el rechazo a la adopción de cualquier tipo de acuerdo, explícito o implícito, con formaciones que plantean la supresión o reducción de las medidas de protección de las mujeres, “dando así cobertura a políticas irresponsables que suponen un altísimo riesgo de agravar el problema”, afirma el texto.

La defensora de esta moción, la concejal del PSOE Lola Campos, ha aportado el dato de que se han asesinado a 976 mujeres desde que se contabilizan las cifras y hay 150.000 denuncias anuales. “En este tiempo se han encendido las luces de alarma tras la irrupción de una formación que venido a poner en duda la palabra de las mujeres”, ha agregado.

Campos también ha dicho que han sido 47 las mujeres asesinadas en 2018 y esta pasado mes de enero una de las asesinadas tenía 95 años y otra 17. “Es un problema interclasista e intergeneracional que debería afectar a todos, incluso a los que solo tienen en la cabeza prejuicios y machismo”, ha opinado.

Devaluar el debate

El portavoz del grupo municipal de CHA, Carmelo Asensio, ha abundado en que “debe ser un compromiso de todos la lucha contra la violencia de género”. “Parece mentira que hablemos de esto porque haya grupos que se cuestionen estos datos”.

Ha precisado que no se trata de ideología de género, sino de un asunto que atañe a todos y cuestionarlo “supone atacar las libertades de la mitad de la población”.

La concejal del grupo municipal de Ciudadanos (Cs), Cristina García, ha subrayado el compromiso de “siempre” contra la violencia machista y la protección a las víctimas de esta lacra social.

Ha recordado que con la aprobación de la Ley de medidas de protección integral contra la violencia de género se comprometieron mil millones en cinco años y ha pedido la evaluación de los programas de dicho pacto. “Está muy bien comprometer presupuesto, pero que sea una realidad y que los 200 millones anuales sean para que cada año haya menos violencia machista”.

“No queremos extremos: ni unirnos a grupos que cuestionan la violencia de género, ni tampoco a los que no quieren la unidad de España”, ha dicho García.

Esta frase ha suscitado las críticas de la socialista Lola Campos porque es “devaluar” el debate. “Hoy estamos de mujer y del peligro que supone romper el consenso en la lucha contra el maltrato porque negociar con machistas es introducir elementos de duda”, ha sentenciado la socialista.

“Sin igualdad, no hay democracia y queremos respeto educación en igualdad y que lo conquistado no nos lo va a quitar nadie, al menos, mientras lo podamos impedir”, ha enfatizado Lola Campos.

Pacto insuficiente

La concejal de Educación e Igualdad, Arantza Gracia, ha tildado de “oportunista e insuficiente” el Pacto contra la Violencia de Género porque las 200 medidas que buscan concretar la ley “no se han puesto en marcha”.

“Es cojo y es oportunista porque a la mas mínima oportunidad se cuestionan los derechos de las mujeres para conseguir un puesto en la Junta de Andalucía”, ha apuntado.

Arantza Gracia ha advertido de que el feminismo no es una moda “es una ideología que ha venido a transformar de raíz esta sociedad que es en el fondo donde está la violencia machista; el camino lo estamos andando de la mano de muchos compañeros y a los políticos que intentan quitarnos los derechos a las mujeres no les vamos a dejar mercadear con nuestros derechos”.

La concejal del grupo municipal del PP, Patricia Cavero, ha pedido que el presupuesto que se apruebe se ejecute y ha reiterado que el PP defiende “siempre lo mismo”.

Ha recordado que el Pacto contra la violencia de género, de hace tres años, contiene 214 medidas y recogía el compromiso de más de 408 millones de euros el primer año para todo el territorio estatal.

El 7,6% de las mujeres mayores en Aragón sufren violencia machista

El 7,6 por ciento de las mujeres aragonesas mayores de 65 años sufre violencia de género, pero sólo un 2,7 % de ellas la identifica como tal, y desde 2003 el 24 por ciento de las 25 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas tenían esa edad. Así se contiene en el informe “La violencia de género contra las mujeres mayores en la población aragonesa”, un estudio pionero elaborado por el Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), del que se desprende que solo el 15 % de las mujeres que denuncian violencia de género son mayores de 65 años, y que poco más del 50 % del entorno de las víctimas en esa franja de edad les animan a denunciar.

El objetivo principal del estudio, presentado este jueves 3 de enero de 2019 por la directora del IAM, Natalia Salvo, tiene como objetivo identificar la violencia machista que sufren estas mujeres en el seno de una relación afectiva y conocer sus características, además de establecer recomendaciones para la intervención.

En esta franja de edad, la violencia psicológica de control es la más extendida, que afecta al 17,9 % de las víctimas, mientras que el 15,2 % ha sufrido violencia psicológica emocional; el 9,5 % violencia económica; el 7,4 % miedo, y el 6,1 % violencia sexual, aunque esta última continúa siendo un “terreno oculto”.

Natalia Salvo, durante la presentación del informe. Foto: Gobierno de Aragón

Violencia continuada en el tiempo

El estudio, más que ofrecer datos estadísticos, ha pretendido hacer un análisis global de la violencia que sufren estas mujeres, y demuestra que la violencia de género en mujeres de más de 65 años es continuada en el tiempo y generalmente se inicia en el noviazgo, lo que genera una cronicidad que dificulta la atención y provoca a las víctimas problemas para salir de esa relación violenta.

De hecho, según el informe, solo el 32 % de las mujeres de más de 65 años consigue hacerlo, frente al 73 % de las menores de esa edad que sí que lo logra.

Por otro lado, tienen un importante sentimiento de culpabilidad, también por sus hijos, y además luego deben de asumir la tarea de cuidar a su agresor.

Salvo ha reconocido que existe una normalización de la violencia generada por la tradición y la costumbre, así como por la resignación.

A ello contribuye que apenas un 53 % del entorno de las mujeres mayores de 65 les animan a denunciar, frente al 84 % que lo hace cuando se trata de mujeres menores de esa edad.

El estudio muestra que la violencia de género en estas mujeres tiene un carácter estructural e instrumental que sirve para someter su voluntad y limitar su autonomía y en el caso de estas mujeres mayores, “la violencia se articula como una continuación de la sociedad patriarcal en la que se socializaron”.

Recomendaciones

La información recogida en el informe ha sido extraída de datos estadísticos del IAM, de la Delegación del Gobierno y del Instituto Nacional de Estadística, de grupos de discusión y de testimonios de diecisiete mujeres, seis de las cuales han sufrido violencia.

Con ella se han redactado una serie de recomendaciones, algunas de ellas generales, como la necesidad de “dar valor” a la palabra de las mujeres mayores; dejar atrás los paternalismos; evitar la revictimización y potenciar su autonomía.

Así, en el ámbito interinstitucional se recomienda fortalecer protocolos y procedimientos, o garantizar el acceso de las víctimas a una residencia pública, y se exhorta a incorporar la perspectiva de género a todos los recursos sociosanitarios, fomentar el trabajo de las asociaciones de mujeres y comprender las barreras que tienen para revelar situaciones de violencia.

Además, se recomienda buscar soluciones económicas para las mujeres de más de 65 años que deciden denunciar; posibilitar que permanezcan en su hogar y buscar soluciones habitacionales para los agresores, y agilizar la eficacia del sistema judicial.

El IAM, para fomentar la erradicación de la violencia contra mujeres mayores, ha realizado diferentes acciones esta legislatura, como la formación del 500 profesionales sanitarios y de trabajadores de hogares de mayores en la detección de casos de violencia; se ha dado prevalencia en el acceso a residencias a las víctimas; se ha impulsado un nuevo decreto de ayudas específicas, y se ha lanzado la campaña en redes sociales llamada “Yo me comprometo en la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres mayores”.

Casi mil mujeres atendidas ya este año por violencia machista

El Programa de Atención Integral para Víctimas de Violencia de Género del Ayuntamiento de Zaragoza ha asistido a 922 mujeres en lo que va de año, de las cuales 672 han sido nuevos casos. Estos datos representan una media mensual de 92 mujeres atendidas en la Casa de la Mujer, según han explicado este viernes 16 de noviembre la concejala de Educación e Inclusión, Arantza Gracia, y la jefa del Servicio de Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza, Ana Gaspar.

Este programa de atención ofrece apoyo social, psicológico, educativo, jurídico, laboral y de alojamiento y se gestiona- junto a programas de sensibilización y promoción de la igualdad- con una partida anual de 1,1 millones de euros.

“Es muy difícil dar ese paso, por lo que lo primero es acogerlas, protegerlas, ayudarles a recomponerse y encontrar esa fuerza para luego poder seguir avanzando”, ha explicado la concejala sobre el programa de trabajo social, que comienza con un diagnóstico personalizado.

Refuerzo de plantilla

Gracia ha anunciado que de la mano del nuevo Plan de Igualdad 2018-2021, el Ayuntamiento reforzará la plantilla del servicio con 19 puestos más, que se incorporarán gradualmente en un plazo de cuatro años al equipo actual de 50 personas.

El objetivo es dotar a este servicio de más capacidad para la atención directa a las necesidades de la población y para implementar políticas de igualdad.

De las 922 personas atendidas hasta octubre de este año, 672 acudieron al servicio por primera vez, mientras que 250 iniciaron la atención en el año anterior o proceden de un proceso reabierto.

Desde el servicio se gestionan otros recursos relacionados como el dispositivo de tele-alarma para mujeres en situaciones de riesgo, utilizados por 78 supervivientes de violencia machista, o el servicio de asistencia y orientación jurídica, que ha recogido 480 consultas relacionadas con violencia contra las mujeres.

Para el alojamiento de mujeres supervivientes de violencia de género el consistorio propone la acogida provisional en centro de emergencia, casas y pisos tutelados, un sistema que han utilizado 47 mujeres y 41 menores.

La concejala Arantza Gracia (derecha) y la jefa del servicio de Igualdad, Ana Gaspar, explican los datos de atención a mujeres víctimas de violencia machista. Foto: zaragoza.es

Pisos de acogida e inserción laboral

Como solución a largo plazo o definitiva, desde Zaragoza Vivienda se dispone de cinco pisos de un año de estancia, en los que se han alojado cinco mujeres y diez menores, y seis pisos de acceso extraordinario a la bolsa de alquiler social, en los que se han alojado seis mujeres y quince menores.

Otras de las acciones que se desarrollan desde el servicio son la inserción laboral (93 mujeres con 8 contrataciones conseguidas), atención educativa (196 mujeres y 186 niños) y actividades en grupo, como cursos de biodanza y de defensa personal, con más de 100 asistentes.

En cuanto a la necesaria atención psicológica, la intervención se realiza a nivel individual y a través de grupos terapéuticos que proporcionan a las mujeres la posibilidad de validar su experiencia y proveerles de apoyo social.

“Estar viviendo y haber vivido una situación de violencia es un acontecimiento vital estresante que tiene sus repercusiones emocionales y psicológicas: ansiedad, depresión sentimientos de culpabilidad, baja autoestima…”, ha expresado la jefa del área sobre este servicio de atención, que en lo que va de año ha prestado ayuda a 343 mujeres y 10 niños.

Para tener acceso a estos recursos, cualquier persona puede acudir a la sede de la Casa de la Mujer, ubicada en la calle Don Juan de Aragón número 2 o contactar por teléfono (976 72 60 40) o correo electrónico (casamujer@zaragoza.es).

Mujeres libres

Desde el servicio, la responsable ha recordado que las supervivientes de violencia machista necesitan tiempo para “reconstruirse, mejorar, verse de otra forma y empoderarse”.

“Queremos lanzar el mensaje de que las mujeres son fuertes y salen porque es importante ver que a lo largo del proceso estas mujeres están viviendo en libertad, de forma amable y sintiéndose bien con ellas mismas”, ha señalado.

Este balance se ha dado a conocer en el marco del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el 25 de noviembre, en torno al cual se llevarán a cabo actividades tanto culturales como de debate y de reflexión.

En la Casa de la Mujer, el ciclo “Zaragoza contra la violencia de género” acogerá ponencias y mesas redondas sobre medidas legislativas, nuevos roles para la igualdad, experiencias de prevención en el ámbito educativo y nuevas masculinidades, entre otros asuntos.

La lucha contra la violencia de género también tiene un peso especial en la agenda cultural, con propuestas de teatro (‘Pasar por el aro’, ‘La noche estrellada’), cine (‘Maudie: el color de la vida’), café literario con María Frisa y Cristina Grande y exposiciones como ‘Creadoras’.

Un año más, el día 23 de noviembre el Salón de Recepciones del consistorio acogerá el acto de reconocimiento a las mujeres que luchan por salir de la violencia y el día 25, la plaza España será el escenario del grito de la sociedad por la eliminación de la violencia contra las mujeres.

Casi un millar de mujeres han sido víctimas de violencia machista en Aragón en el 2º trimestre del año

Hasta 997 mujeres sufrieron de delitos de violencia sobre la mujer en Aragón entre los meses de abril y junio. Este número supone un incremento del 2,8% frente a las 970 víctimas durante este periodo en 2017. Así lo muestran los datos estadísticos hechos públicos este miércoles por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género.

En este segundo trimestre de 2018, los juzgados de Violencia sobre la Mujer de Aragón recibieron un total de 1.051 denuncias, 167 solicitudes de órdenes de Protección y se enjuició a 379 personas en toda la Comunidad.

El 82,22% de los casos tramitados por los juzgados de violencia sobre la mujer acabaron con condenas para los acusados y solo el 2,3% fueron absueltos.

Este porcentaje es aún mayor en el caso de la Audiencia Provincial de Zaragoza donde las condenas fueron del 100% y del 54,13% en los juzgados de lo Penal.

El 70% de las denuncias, por la propia mujer

En el 69,3% de los casos las denuncias fueron presentadas por la propia mujer víctima ante la policía y en el 22,6% las denuncias se presentaron por intervención directa de la policía. Solo en el 1,8% de las denuncias presentadas en nuestra comunidad lo fueron por algún familiar.

De las 167 solicitudes de Órdenes de Protección recibidas en los juzgados de Violencia sobre la Mujer tramitaron en el segundo trimestre del año, el 75% de ellas fueron adoptadas (126) y el 25% (41) fueron denegadas.

Durante este periodo, los juzgados de Violencia sobre la Mujer en la Comunidad ingresaron 1.137 nuevos asuntos penales, recibieron otros 281 más procedentes de otros órganos judiciales y reabrieron 46 casos. Al finalizar el trimestre se habían resuelto 1.536 expedientes.

El Instituto Aragonés de la Mujer dobla su presupuesto para luchar contra la violencia de género

La reunión de la Conferencia Sectorial de Igualdad, celebrada en Moncloa, ha realizado este martes el reparto de fondos del Pacto de Estado contra la violencia de género. Aragón recibe por este concepto 4.731.000 euros, una cantidad que duplica los fondos destinados al Instituto Aragonés de la Mujer.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, ha expresado al finalizar la reunión su satisfacción, subrayando que “el tema de la violencia de género es un tema de Estado, está en el corazón de la política y no puede ser motivo de confrontación”.

Además, ha recordado que el objetivo principal es “dar seguridad a las mujeres a través del consenso y los acuerdos”. Unos fondos que se destinarán a las medidas recogidas en el Pacto de Estado, como campañas de educación, sensibilización y prevención; al apoyo de programas de inserción laboral de las mujeres víctimas; al mantenimiento y mejora de las redes de recursos y servicios sociales, prestando especial atención a colectivos vulnerables como discapacitadas o mayores; mejora de protocolos de colaboración y coordinación; sistemas de acompañamiento; asistencia a menores; refuerzo de Puntos de Encuentro Familiar; y actuaciones de formación para profesionales, entre otras.

Criterios

En esta ocasión, el Estado ha tenido en cuenta, además, criterios a la hora del reparto que favorecen a Aragón, como son el número de mujeres del padrón, el envejecimiento y la población rural, ha indicado el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa.

Según la consejera, así se refuerza el papel en el medio rural, “son medidas de importancia que tienen que llegar a los municipios de Aragón, grandes y pequeños, y con incidencia especial con las mujeres mayores a las que les ha costado mucho denunciar y que ya siendo mayores deciden separarse por padecer la violencia”.

La lucha contra la violencia de género, en palabras de la vicepresidenta Carmen Calvo, es una prioridad del Estado, no hacerlo sería “una situación indigna para la democracia”, ha dicho. Y en ese sentido ha anunciado también que los fondos aumentarán en 2019.

Más fondos para los ayuntamientos

Los fondos de las entidades locales se duplicarán el año que viene, con 40 millones de euros. Además, el próximo viernes, el Consejo de Ministros aprobará también cambios legislativos para devolver competencias de políticas sociales a los ayuntamientos.

Antes de final de año se llevarán a cabo otras reformas legislativas en torno al Pacto de Estado basadas en el consenso y la participación del resto de grupos políticos y buscando el mayor consenso posible.

En la reunión de este martes (foto superior de Gobierno de Aragón) se ha incluido el reparto de otros fondos. Aragón recibe para planes de atención a menores 313.000 euros; 71.000 euros para planes personalizados de atención y 121.000 euros para el apoyo a víctimas de agresiones sexuales.

El nuevo protocolo local sobre violencia machista considera a los menores víctimas directas

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado este jueves 26 de julio el nuevo protocolo de Coordinación Interinstitucional para la Prevención de la Violencia de Género y Atención a las Víctimas en Aragón, finalizado en 2017 y que debía ser actualizado este año.

El portavoz del Gobierno de la ciudad, Fernando Rivarés, ha señalado en rueda de prensa que este nuevo documento actualiza el anterior, de 2008, y es fruto del consenso entre las administraciones e instituciones implicadas.

Entre sus novedades, ha destacado que contempla específicamente a los menores como víctimas de la violencia sufrida “siempre directamente”.

Asimismo, ha indicado que se contemplan todos los ámbitos, como el sanitario, el judicial, el de las fuerzas y cuerpos de seguridad, el de los servicios sociales, el de los servicios de igualdad autonómico y municipal.

Ámbito educativo

A ellos, esta actualización incorpora el educativo, donde se va a trabajar por presentar a las mujeres víctimas como capaces de empoderarse, y visibiliza a las mujeres víctimas con diversidad funcional.

El objetivo de este protocolo es establecer criterios de coordinación en la actuación de las administraciones implicadas en la prevención, persecución de los actos de violencia machista y en la asistencia a las víctimas para asegurar una actuación global e integral.

En el ámbito municipal, el protocolo describe el Programa de Atención Integral a la Violencia de Género del Ayuntamiento de Zaragoza y aborda la atención social, psicológica y educativa a las víctimas y a sus hijos, así como las distintas modalidades de alojamiento que se ofrecen -casas de acogida, pisos tutelados, pisos de emergencia y pisos de alquiler social.

Frenar la violencia machista y la despoblación, claves para la nueva delegada del Gobierno en Aragón

La lucha contra la violencia de género, la apuesta por la igualdad y las políticas contra la despoblación serán dos de las claves de la gestión de la nueva delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez Pérez, quien ha prometido su cargo en un acto celebrado este jueves, al que han asistido el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, acompañado de algunos consejeros, y el delegado saliente, Gustavo Alcalde, entre otros.

“Esta casa va a ser un espacio abierto a todos”, ha aseverado Sánchez, quien ha apostado por luchar contra la lacra de la violencia de género, que “nos avergüenza a toda la sociedad”, y se ha comprometido a trabajar para conseguir que se inviertan en Aragón todos los fondos previstos para la Comunidad Autónoma en el Pacto de Estado sectorial para que “sea una realidad”.

Despoblación

Ha llamado la atención sobre el papel de la Administración de Justicia y las Fuerzas de Seguridad del Estado, afirmando que todos “estamos llamados a hacer un frente común”, recordando “la entrega” de la Policía. Asimismo, ha reconocido la labor de los Ejércitos de Tierra y Aire, presentes en Aragón, y en general “el trabajo y la vocación” de los funcionarios del Estado.

Por otra parte, se ha comprometido a tomar “cualquier medida” que permita “revertir” el proceso de despoblación y ha alertado de la existencia de un “valiosísimo patrimonio” cultural y natural en el territorio.

“Vengo de la política local y me siento muy orgullosa”, ha dicho Carmen Sánchez, alcaldesa de la localidad zaragozana de Used durante los últimos 15 años y hasta ahora presidenta de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP).

Así, ha elogiado a los políticos locales, alcaldes y concejales, mencionando su trabajo “sin recompensa” y su “sentido común”, tras lo que ha proclamado que “hasta el pueblo más pequeño” es un lugar donde vivir si se quiere. Ha citado a las mujeres de su familia y a quienes luchan por “un mundo más justo e igualitario”, así como a los vecinos de Used (en la foto superior de Europa Press, la nueva delegada durante su discurso).

Ilusión y esperanza

Carmen Sánchez ha destacado que el nuevo Gobierno de España del socialista Pedro Sánchez “ha generado ilusión y esperanza” por su “compromiso con la igualdad”, poniendo de relieve los numerosos nombramientos de mujeres “por capacidad y valía”, tras lo que ha recordado las movilizaciones feministas del 8 de marzo pasado.

Ha traído a colación la acogida de inmigrantes del barco Aquarius y ha resaltado “la sensibilidad” de Pedro Sánchez con “las personas más vulnerables”, indicando que la gestión que está realizando el Ejecutivo central “marca la diferencia” respecto a otros gobiernos “de uno y otro lado del Atlántico”. También ha aludido al apoyo del presidente a colectivos como los pensionistas y las familias.

La delegada del Gobierno en Aragón ha aseverado que estas medidas tienen su “precedente” en la gestión del Ejecutivo aragonés de Javier Lambán y se ha dirigido al jefe del Gobierno territorial para destacar su “lealtad institucional” y que su prioridad sea “la defensa de los derechos de los aragoneses”.

Becas para mujeres víctimas de violencia

La directora del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), Natalia Salvo, ha firmado este martes 24 de abril sendos convenios de colaboración con el Colegio Oficial de Graduados Sociales de Aragón, para la prestación de asesoramiento laboral a mujeres, y con el Centro de Formación Adams, para la concesión de 30 becas de formación para mujeres víctimas de violencia.

Mediante el convenio con el Centro de Formación Adams, ambas entidades se comprometen a desarrollar medidas y estrategias que apoyen la inserción sociolaboral de las mujeres víctimas de violencia de género.

Por su parte, el Centro de Formación Adams concede 30 becas de formación para mujeres víctimas de cualquier violencia, mediante las cuales podrán realizar cursos a distancia y on line, impartidos por el propio centro de forma gratuita.

El centro elaborará los programas formativos de los cursos con el fin de que estos ayuden a la inserción sociolaboral de las mujeres y nombrarán una tutoría que les sirva de apoyo durante el desarrollo de los mismos. Estas becas consistirán en la gratuidad de la matrícula con todos los conceptos que esta incluya. La duración dependerá del curso elegido.

Por su parte, el IAM propondrá los criterios que deberán emplearse para la concesión de las becas de formación, seleccionará las mujeres víctimas de violencia de acuerdo a los criterios establecidos y difundirá este convenio en todo Aragón.

Asesoramiento laboral

Además, Natalia Salvo ha firmado un convenio de colaboración con el Colegio Oficial de Graduados Sociales de Aragón para la prestación del servicio de asesoramiento laboral a mujeres en las comarcas de Ribera Alta del Ebro, Cinco Villas, Comunidad de Calatayud y La Litera. Este convenio tiene como fin principal favorecer la inserción de las mujeres en el mercado laboral y el asesoramiento laboral del empresariado en estos ámbitos territoriales.

El Colegio Oficial de Graduados Sociales se compromete, con la firma de este convenio, a poner a disposición del IAM los profesionales necesarios para atender dicho servicio, los cuales tendrán una experiencia de al menos, dos años. El Colegio prestará asesoramiento laboral, presencial y telefónicamente, tanto a mujeres ocupadas como desempleadas, sobre aspectos sociolaborales y jurídico laborales.