violencia machista

La Policía Local se incorporará al sistema de control de la violencia machista

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, se ha reunido este martes con la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, en un encuentro que ha servido de primera toma de contacto entre la nueva Corporación municipal y la institución estatal. Ambos han apostado por mantener una relación fluida en asuntos clave como la seguridad o la violencia de género, sobre lo que han planteado que la Policía Local participe en el sistema VioGén de la Policía Nacional.

El sistema VioGén, puesto en marcha por el Gobierno de España en 2007, permite ejercer una labor de prevención y de medición de riesgo a las mujeres amenazadas por la violencia de género.

En Zaragoza, la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional vigila diariamente a unas 1.000 mujeres en riesgo.

Importancia de la Policía Local

Por ello, Carmen Sánchez ha calificado de “muy importante” que el Ayuntamiento de Zaragoza acepte esta colaboración y se la ha trasladado a Jorge Azcón “como ya hizo al anterior equipo de gobierno”.

“Es muy importante ir sumando, no solamente las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sino también la Policía Local”, ha defendido tras el encuentro.

Jorge Azcón, por su parte, se ha mostrado también a favor de mejorar la colaboración en la lucha contra la violencia de género y ha recordado que uno de los 50 puntos que firmó el equipo de gobierno de Partido Popular y Ciudadanos proponía llevar a cabo esta incorporación al sistema VioGén.

“Es algo que está en el programa de gobierno, en el programa del PP y en el programa de Cs y que llevábamos tiempo reclamando”, ha recordado el nuevo primer edil.

Cooperación

El alcalde de Zaragoza ha recordado también que entre ambas instituciones “históricamente ha habido una relación de colaboración” y ha dejado claro que en este primer encuentro han querido mantener esta buena sintonía.

Una cooperación que será necesaria en asuntos de relevancia como la Fiestas del Pilar, donde Ayuntamiento y Delegación forman parte de la Junta de Seguridad, o a la hora de llevar a cabo grandes infraestructuras.

En ese sentido, Carmen Sánchez ha querido poner como ejemplo de colaboración necesaria en los próximos cuatro años como la nueva Comandancia de la Guardia Civil o el Cuartel de General Mayandía.

Sada denuncia la violencia machista y defiende el autogobierno

El nuevo presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada, ha marcado distancias desde el principio con la ultraderecha que se ha estrenado este jueves 20 de junio en el Parlamento aragonés. Sada ha iniciado su discurso inaugural denunciando los últimos casos de violencia machista, que se ha cobrado ya la vida de más de mil mujeres en España y cuyo fin debe ser una prioridad, y ha reivindicado el autogobierno como tarea fundamental de la Cámara. Dos conceptos que los ‘ultras’ de Vox ponen en entredicho.

Tras su recuerdo a las mil mujeres víctimas de “asesinatos machistas, que es como hay que denominarlos, sin manipulaciones”, el nuevo mandatario socialista ha instado a defender el autogobierno, el Estatuto de Autonomía y la comunidad aragonesa como tarea fundamental del Parlamento autonómico, del que ha sido elegido presidente con 36 votos (los de los grupos de izquierda más el PAR), y con la certeza de que la respuesta será “siempre positiva”.

Sada ha tenido también un recuerdo para los dos diputados aragoneses fallecidos este año, Chesús Bernal, de CHA, y el popular Antonio Torres.

El papel de un presidente del Parlamento, ha aseverado Sada, es garantizar, facilitar, defender la importancia y el derecho al debate, aunque sea con vehemencia pero en los límites de la corrección, facilitar los medios para poder controlar e impulsar al gobierno, así como abrir cada día más la participación de los ciudadanos en las Cortes.

Acuerdos y consensos

Pero sobre todo, ha añadido Sada, crear los escenarios para propiciar “los máximos acuerdos y consensos” pensando en los aragoneses y que permitan “desarrollar” Aragón y mejorar la calidad de vida de sus gentes.

Y para ello ha enfatizado que Aragón tiene un formidable instrumento que es el autogobierno, al que abrió la puerta la Constitución de 1978 y que se desarrolló a través del Estatuto de Autonomía de Aragón.

El presidente de las Cortes ha asegurado que estas décadas de autogobierno le han sentado “muy bien a Aragón”, al tiempo que ha recalcado que la Comunidad no sería la que es “sin la posibilidad” que han tenido los aragoneses de “decidir su camino”.

Campaña municipal contra violencia machista centrada en los jóvenes

El Ayuntamiento de Zaragoza ha puesto en marcha la campaña “De igual a igual”, desarrollada con cargo al presupuesto recibido del Pacto de Estado de violencia de género y dirigida especialmente a la población joven.

La concejala de Educación e Inclusión en funciones, Arantza Gracia, ha aprovechado para expresar que espera que estas medidas contra la violencia machista no sean “las últimas” que lleva a cabo el Ayuntamiento, dado que hay “algunos partidos” que se reúnen con otros que “niegan” la existencia de esta lacra, en referencia a Vox.

El objetivo de esta campaña, que está dentro del II Plan de Igualdad de Zaragoza 2018-2021, es lanzar un mensaje positivo sobre la necesidad de erradicar estas violencias desde edades tempranas, además de dar a conocer los recursos municipales existentes.

Dado que el foco fundamental de “De igual a igual” es el público joven, las acciones se centrarán en buena medida en la red social Instagram con mensajes como “El amor es confianza y no control”, “El sexo, solo si queremos y disfrutamos los dos” o “¡No te aísles! Las amistades y la familia también importan”.

Del mismo modo, el Servicio Municipal de Igualdad ha publicado una guía sobre violencia de género en lectura fácil para mejorar la accesibilidad e insiste en las recomendaciones a los medios de comunicación para que no culpabilicen a las víctimas o hablen de mujeres que “mueren” en lugar de que son “asesinadas”.

Carteles y pegatinas de la campaña

Otras acciones

Además de esta campaña, el Consistorio zaragozano ha llevado a cabo otras acciones con cargo al Pacto de Estado, como la contratación de dos profesionales -una psicóloga y una técnica medio sociocultural- por la necesidad de contar con más personal municipal en esta materia.

Se ha elaborado también un nuevo sistema para conocer el nivel de satisfacción de la usuarias del servicio de atención integral a la violencia de género para identificar los espacios de mejora, así como sesiones de formación para el equipo municipal que trabaja en este ámbito.

Gracia ha destacado también la celebración de distintos talleres grupales para la mejora de la salud de estas mujeres y de sus hijos o la continuación de la campaña “No es no”, que nació en 2015 y sigue creciendo.

En este momento se intenta que se sumen más establecimientos de ocio a los que 40 que ya están adheridos a los protocolos de actuación en los momentos que se dé algún tipo de violencia contra las mujeres, algo “fundamental” ya que muchas de estas agresiones se dan en bares o conciertos.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha recibido, en total, 120.000 euros procedentes del Pacto de Estado, que se suman así a los más de 300.000 que tenía ya consignados para esta tarea.

La violencia machista se incrementa un 3,3 % en Aragón

El número de víctimas de violencia machista ha aumentado en todas las comunidades entre 2017 y 2018, salvo en Extremadura, donde ha habido 14 menos, y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, donde también se ha reducido el número, mientras que en Aragón ha subido un 3,3 %.

Según informa el Instituto Nacional de Estadística (INE), más de tres de cada mil mujeres de 20 a 39 años están reconocidas como víctimas de violencia machista, un total de 31.286, un 7,9 % más que en 2017, según la Estadística de Violencia Doméstica y Violencia de Género (EVDVG) que elabora el INE.

La Rioja, con un crecimiento del 47,1 % de las mujeres inscritas por violencia machista, y Canarias, con un 24,8 %, son las dos comunidades donde más ha aumentado este registro.

En números absolutos, Andalucía es la comunidad que más víctimas ha registrado, 7.047, seguida de la Comunidad Valenciana, con 4.794 y Madrid, con 3.656 casos.

También aumentaron en Murcia, un 18,4 % más, en Baleares, un 14,3 % y en Cataluña, 14,1 %, mientras que en Ceuta se redujo en un 12,2 % (de 74 a 65 personas) y en Melilla un 16,2 % (de 74 a 62).

Aumentan los denunciados

Este registro contabiliza las víctimas que tienen órdenes de protección frente a sus agresores o bien a estos se las han impuesto medidas cautelares tras haberlas agredido.

En cuanto a las personas denunciadas, el aumento anual fue del 7,8 %, lo que arroja un total de 31.250 hombres.

En el siguiente cuadro se recogen los datos de víctimas de violencia machista por comunidades en 2017 y 2018, y la tasa de variación entre estos dos años, según los datos proporcionados por el INE.

           CC.AA.                2017    2018  % de variación
	   Andalucía            6.982   7.047              0,9
	   Aragón                 822     849              3,3
	   Asturias               611     614              0,5
	   Baleares               874     999             14,3
	   Canarias             1.339   1.671             24,8
	   Cantabria              450     494              9,8
	   Castilla y León      1.428   1.452              1,7
	   Castilla-La Mancha   1.506   1.667             10,7
	   Cataluña             2.770   3.160             14,1
	   C. Valenciana        4.196   4.794             14,3
	   Extremadura            720     706             -1,9
	   Galicia              1.255   1.306              4,1
	   Madrid               3.552   3.656              2,9
	   Murcia               1.150   1.362             18,4
	   Navarra                295     309              4,7
	   País Vasco             685     742              8,3
	   La Rioja               225     331             47,1
	   Ceuta                   74      65            -12,2
	   Melilla                 74      62            -16,2
	   TOTAL               29.008  31.286              7,9

Las mujeres aragonesas que sufren violencia machista tardan más de 12 años en denunciar a sus agresores

Aragón es la segunda comunidad en la que más tardan en denunciar las víctimas de violencia de género, 12 años y 6 meses, por encima de la media estatal, de 8 años y 8 meses, desde que comienzan a sufrir malos tratos y aunque los motivos de este retraso son muchos, el principal es el miedo al agresor.

Según el “Estudio sobre el tiempo que tardan las mujeres víctimas de violencia de género en verbalizar su situación” de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, la violencia que más tarda en denunciarse es la física: las mujeres necesitan una media de 14 años en pedir ayuda, mientras que en la psicológica esa cifra es de 7 años y 9 meses.

La Delegación del Gobierno ha hecho un estudio sobre los motivos que ralentizan la decisión de las víctimas de violencia de género de denunciar este maltrato o bien en solicitar apoyo a un servicio especializado, a partir de 1.220 encuestas.

La mitad de las encuestadas alegó que el miedo al agresor era el principal motivo por el que tardaron, mientras que un 45 % pensaba que podía resolverlo sola, un 36 % no se reconocía como víctima, un 36 % se sentía culpable y responsable y al 29 % le daba pena el agresor.

Otros motivos

La falta de recursos económicos (28 %), la vergüenza a contar lo sucedido (28 %), pensar que no podría salir adelante con sus cargas familiares (23 %), desconocer adónde dirigirse y cómo pedir ayuda (21 %), miedo y desconocimiento al proceso judicial (19 %), falta de apoyo familiar y social (18 %), miedo a la reacción de la familia (16 %), pensar que nadie podría ayudarla (15 %) o que no la iban a creer (13 %) y miedo a la reacción de los hijos (11 %) fueron otros motivos expuestos.

Las dos razones fundamentales que las llevaron a denunciar o a pedir ayuda fueron el mal estado psicológico en el que se encontraban (54 %) y las características concretas de la última agresión sufrida (41 %).

Casi una de cada tres mujeres lo hizo porque sus hijos empezaban a ser conscientes del maltrato, el 27 % porque contó con el apoyo de una persona de su entorno, el 21 % por la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el 9 % por la intervención de los recursos sanitarios, el 6 % porque sus hijos eran mayores y más autónomos, el 6 % por campañas en los medios de comunicación y un 1 % porque la situación económica de la unidad familiar mejoró.

El 89 % de las encuestadas padeció violencia psicológica, el 68 %, física, el 42 %, económica y el 23 %, sexual.

Casi la mitad sufrieron violencia de solteras

Casi la mitad, el 45 %, empezó a sufrir la violencia siendo soltera, el 37 % estaba casada, el 10 % era pareja de hecho del agresor, el 1 % se había separado, el 5 % divorciado y otro 1 % estaba en trámite de separación.

Según el estudio, el 98 % mantenía la situación de pareja tanto cuando comenzó a sufrir la violencia como cuando denunció.

El 74 % convivía con el agresor cuando empezó a padecer el maltrato, el 43 % vivía entonces con sus hijos, el 21 % sufrió violencia en la infancia y un 27 % fue testigo de ella. Además, una de cada cinco víctimas ha sido maltratada por más de una pareja.

Los datos reflejan que las mujeres denuncian antes cuanto más jóvenes son -las menores de 35 años son las que reaccionan antes mientras que las mayores de 65 son las que más tardan-, y también cuanto menores son los hijos, antes dan el paso.

Las casadas esperan más a denunciar

Además, las casadas esperan más antes de tomar la decisión de denunciar y el hecho de tener una hipoteca también amplía este tiempo. Las mujeres con estudios universitarios también tardan menos de la media en hacerlo (7 años y 1 mes).

La media española a la hora de denunciar o pedir ayuda es de 8 años y 8 meses, una cifra que varía de forma significativa entre distintas comunidades autónomas.

Melilla (2 años y 6 meses), Murcia (4 años y 5 meses), Asturias (6 años y 3 meses) y Andalucía (7 años, 4 meses) son las comunidades con los tiempos más bajos.

Por contra, donde las víctimas tardan más en denunciar o pedir ayuda es La Rioja (12 años y 7 meses), Aragón (12 años y 6 meses), Canarias (11 años y 9 meses), País Vasco (11 años y 7 meses), Extremadura (11 años y 3 meses) y Madrid (10 años y 1 mes).

La DGA aprueba dos nuevas líneas de ayuda para entidades que luchan contra la violencia machista

El Consejo de Gobierno ha aprobado en su sesión de hoy dos convocatorias de subvenciones del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), ambas compatibles entre sí, orientadas a la sensibilización, prevención y erradicación de la violencia sobre la mujer y las que sufren discapacidad intelectual física, psíquica y/o sensorial.

El IAM concederá ayudas por una cuantía total de 58.000 euros en el primer caso y de 50.000 en el segundo orientadas a financiar las actuaciones con dichos fines realizadas desde el 16 de noviembre de 2018 hasta el 15 de noviembre de 2019.

Podrán ser beneficiarias de esta línea de ayudas las entidades que tengan entre sus finalidades la sensibilización, prevención y erradicación de cualquier tipo de violencia que sufran las mujeres.

Entre los requisitos figuran carecer de ánimo de lucro, ser de utilidad social, tener sede social en Aragón, tener su ámbito de actuación en Aragón, disponer de la estructura y capacidad suficiente para garantizar el cumplimiento de los objetivos y establecer mecanismos de control de la actuación que se lleve a cabo.

Cuantías

La cuantía máxima de la subvención para cada una de las entidades beneficiarias será de 25.000 euros.

Entre los aspectos valorables están la viabilidad económica de los proyectos presentados, el fomento de la participación social y voluntariado y la adecuación de recursos humanos.

El plazo para la presentación de las solicitudes para cualquiera de las dos líneas de subvenciones será de 10 días hábiles a contar desde el día siguiente de la publicación de la convocatoria en el Boletín Oficial de Aragón.

Las paredes de la estación de Delicias dan voz a víctimas de la violencia machista

El interior de la estación Zaragoza Delicias acoge desde este miércoles y hasta el 24 de abril la exposición ‘Paredes que hablan’, una innovadora iniciativa que pretende dar voz a víctimas de violencia de género para concienciar a la sociedad sobre la necesidad de romper el silencio y proteger a las mujeres y a sus hijos e hijas, víctimas también de esta lacra.

La exposición está promovida por la Fundación Mujeres y el Fondo de Becas Soledad Cazorla, con la colaboración del Servicio de Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza, la agencia TBWA y Adif, que cede el espacio como parte de su Programa Estación Abierta.

Dicho programa pone a disposición de las organizaciones sin ánimo de lucro e instituciones públicas, espacios en las estaciones para la realización de exposiciones, conciertos, campañas de difusión y sensibilización en valores y todo tipo de actividades.

Recientemente se ha exhibido en la estación de Madrid Puerta de Atocha y tiene previsto hacerlo más adelante en otras grandes ciudades como Valencia, Barcelona o Sevilla (en la imagen superior de Miguel Gracia, varias mujeres escuchan a las paredes parlantes).

Paredes parlantes

Cuatro paredes cuentan, en formato audio, historias reales con la voz de las víctimas de la violencia de género. Para conseguirlo, la pared se convierte en una superficie que vibra como si fuera la membrana de un altavoz, permitiendo escuchar las historias al acercar la oreja a la pared.

Son paredes reales de hogares donde vivían familias hoy truncadas por el brutal asesinato de una madre, una hermana, una hija a manos de su pareja, muchas veces delante de sus hijos o hijas.

Cada una de las historias puede conocerse y escucharse en la web La web www.lasparedeshablan.com, ha señalado el Ayuntamiento de Zaragoza.

A la inauguración han asistido la concejala de Educación e Inclusión del Ayuntamiento de Zaragoza, Arantza Gracia, la directora de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, y Joaquín Tagar, promotor del Fondo de Becas Fiscal Soledad Cazorla Prieto.

Aragón recibirá 4,7 millones del Pacto contra la violencia machista

Aragón recibirá 4,7 millones de euros procedentes del dinero del Pacto de Estado contra la Violencia de Género que el Gobierno de España repartirá entre las comunidades autónomas en 2019.

El reparto de esta partida ha sido el punto principal de la reunión de la Conferencia Sectorial de Igualdad que este miércoles ha tenido lugar en Moncloa, presidida por la secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo, y a la que ha asistido la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales de Aragón, María Victoria Broto.

A estos 4,7 millones de euros se sumarán otros 500.000 euros para atención a víctimas de violencia de género y sus hijos y de agresiones sexuales, informan fuentes del Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

María Victoria Broto ha destacado “la importancia” del Pacto contra la Violencia de Género que fue apoyado por todos los grupos parlamentarios, pero tras el acuerdo, ha reconocido que “hacía falta su financiación”.

Reparto de la partida

Ha recordado que la partida de 2018 fue transferida a las Comunidades el verano pasado por el Gobierno actual y ha destacado que se haya acordado un reparto de la partida de 2019 lo que permitirá “dar continuidad y afianzar los programas” que ya estaban en marcha, ha dicho.

Para la consejera es importante que el Gobierno les haya convocado y, por otra, que todos hayan sido capaces de llegar a un acuerdo respecto al reparto.

Otro de los puntos abordados en esta reunión ha sido el de la aprobación de una acreditación de la situación de violencia de género, recogida en la Ley de 2004 de Medidas de Protección Integral frente a la violencia de género.

Esta acreditación será válida para todo el país y evitará que las víctimas de violencia de género tengan que iniciar una nueva tramitación cada vez que cambian de Comunidad Autónoma.

Casi 3.900 aragonesas fueron víctimas de violencia machista en 2018, un 1,4% más que en 2017

Un total de 3.864 mujeres fueron víctimas de la violencia machista en 2018, lo que supone un aumento de un 1,4% frente al año anterior. De estas, 2.629 eran españolas y 1.235 extranjeras. Estas cifras ponen de manifiesto que el porcentaje de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 en la comunidad fue de un 58,3%, es decir, un 1,3% más que las registradas en el año anterior.

Según los datos hechos públicos este viernes 8 de marzo por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género en Aragón, en 2018 el número de denuncias presentadas en los juzgados aragoneses de Violencia sobre la Mujer aumentó un 5% frente al año anterior.

Paralelamente, el porcentaje de renuncias de las mujeres (cuando se acogen a la dispensa para no declarar como testigo) descendió en un 8,3.

El número de sentencias condenatorias en los juzgados de Violencia sobre la mujer aumentó un 28,3 % y en los juzgados de lo Penal el 33,6%.

De las condenas dictadas por los juzgados de violencia, en el 36,7% de los casos se trataba de personas de nacionalidad española y en el 18,5% de hombres extranjeros. En los juzgados penales, aunque con cifras ligeramente inferiores, se siguen detectando incrementos siendo el 29,2% de los hombres de nacionalidad española y el 6,5% extranjeros.

Más enjuiciados

El número de personas enjuiciadas en los juzgados de Violencia sobre la mujer pasó de las 425 en 2017 a las 543 en 2018, lo que supone un incremento de 27,8% en tanto que en los juzgados penales el aumento del número de enjuiciados ha pasado de los 745 a los 804 en 2018, un 7,9% más.

Los juzgados de violencia sobre la mujer ingresaron el pasado año 3.974 asuntos penales en total, (un 15,7% más que el año precedente) y se abrieron 1.208 Diligencias Urgentes (6,2% más). Los mayores incrementos en estos juzgados se produjeron sin embargo en las Diligencias Previas con un incremento del 31,9% y en los juicios por delitos leves con un 30,2%.

Por su parte, los juzgados penales ingresaron 845 nuevos asuntos -523 fueron Procedimientos Abreviados y 322 Diligencias Urgentes-.

Por lo que a órdenes de protección se refiere, los juzgados de violencia sobre la mujer incoaron un total de 715 órdenes, de las cuales se adoptaron 589 y 126 fueron denegadas.

La mujer aragonesa, con muy poca presencia en política municipal o en estudios de ingeniería e informática

La política municipal y la educación son dos de los ámbitos donde se plasman mayores diferencias entre hombres y mujeres en Aragón. Sólo el 18,5 % de los alcaldes elegidos en 2015 son mujeres, cifra que se eleva hasta el 29,6 % al hablar de concejalas. Respecto a estudios universitarios, la presencia femenina en Magisterio de Educación Infantil (94,5%), Psicología (83,3%) o Enfermería (81,4%) es abrumadora, mientras en las diversas Ingenierías e Informática (por debajo del 15,8%), en Deporte (15,4%) o en Marketing (19%) es mínima. Lo mismo ocurre en las diversas ramas de FP. Por otro lado, respecto a violencia machista, 1.011 mujeres contaban con protección policial por violencia de género en Aragón en 2018, tres veces más que en 2015.

Las referencias están contenidas en el informe “Datos Básicos de las Mujeres” y que publica este viernes el Instituto Aragonés de Estadística (IAEST) con motivo del Día Internacional de la Mujer.

En su introducción el informe indica que, “a pesar del gran avance hacia la igualdad hecho en nuestra sociedad, los datos reflejan una sociedad desigual que asigna a las mujeres la responsabilidad del ámbito doméstico y a los hombres la del ámbito público, basándose en una muy desigual valoración y reconocimiento económico y social”.

Política

Esa desigualdad resulta especialmente flagrante en el ámbito de la política municipal, donde el número de concejalas no alcanza el 30% y el número de alcaldesas se sitúa por debajo del 20%.

En las diputaciones provinciales, la representación femenina no llega al tercio del total, mientras que en las Cortes de Aragón sí que se alcanza una paridad casi total: 32 diputadas frente a 35 diputados.

El Senado es la única institución donde hay una paridad exacta, pues de los 14 senadores aragoneses 7 son mujeres, algo que no ocurre en el Congreso, donde trabajan 3 diputadas aragonesas frente a 10 diputados.

Educación

En estudios universitarios son las mujeres las que tienen mayor presencia con 15.809 matriculadas en el curso 2016/17, frente a los 13.879 chicos. Pero su distribución por áreas de conocimiento es muy desigual.

Ellas son mayoría en Educación (77,4%), Salud y Servicios Sociales (71,4%), Artes y Humanidades (60,9%) o Agricultura, Ganadería, Silvicultura, Pesca y Veterinaria (65,7%).

Pero las chicas representan una minoría en Informática (9,4%) o Ingeniería, industria y construcción (24,6%), mientras en Ciencias el porcentaje de hombres y mujeres está equilibrado (54,2% frente a 45,8%).

También resulta llamativo en el informe que son las mujeres las que ocupan la mayor parte de las plazas destinadas a la Formación Adulta en todos los tramos de edad salvo de los 18 a los 20 años, destacando el tramo de mayores de 65 años, donde estudian 4.646 mujeres frente a 927 hombres, cinco veces más.

Violencia machista

El informe del Instituto Aragonés de Estadística revela igualmente un importante incremento de las medidas de protección para mujeres víctimas de violencia machista, lo que muestra que ésta sigue por desgracia muy vigente en la sociedad aragonesa, aunque las mujeres están denunciando más y reclaman mayor protección.

Un total de 1.011 mujeres contaban con protección policial por violencia de género en Aragón en 2018, tres veces más que en 2015, cuando el número de protegidas por el sistema de seguimiento integral VioGén de la Policía Nacional era de 332.

El informe indica también que existen en la comunidad aragonesa un total de 1.690 casos activos de violencia de género por la Policía.

Además, 208 mujeres en 2018 eran usuarias del servicio Atenpro de telelocalización que les permite pedir ayuda en situaciones de emergencia.

Los Juzgados de Violencia sobre la Mujer de Aragón recibieron un total de 3.860 denuncias, 3.258 en la provincia de Zaragoza, 402 en la de Huesca y 200 en la de Teruel.

Ámbitos económico y deportivo

En el ámbito económico, el documento revela que las mujeres pensionistas en Aragón cobraron de media en 2017 12.127 euros al año, 5.751 euros menos que los hombres, brecha que a nivel estatal se cifra en 4.892 euros.

El informe también recoge que solo un 22 % de las licencias federadas pertenecen a mujeres, cifra que se reduce en algunos deportes como el fútbol (4,9 %), el ajedrez (1,2 %) o la caza (0,6 %), frente a otros en el que ellas son la mayoría como la montaña y la escalada (60 %), el patinaje (89,4 %) o la gimnasia (90,1 %).

De los 1.308.728 habitantes que residen en Aragón según el Padrón de 2018, un 49,3 % son hombres frente al 50,7 % de mujeres.